Inicio > Mis eListas > redanahuak > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2760 al 2799 
AsuntoAutor
Antonio Velasco Pi Red de C
Activismo Sagrado Red de C
Vision de Vencedor Red de C
Foro sobre Chamani Red de C
Entrevista a Juan Red de C
VISITA LA EXPOSICI Ricardo
La artritis de los Ruben Pe
Me cai del mundo y Red de C
Crear un movimient Red de C
Fw: Mayas no profe Miguel A
FW: Fw: Ra鷏 Cru
SOA Watch Encuentr Red de C
Mafia altas finanz Red de C
Desde Argentina: M OscarPer
Food Inc Red de C
Video Evo en Mexic Red de C
Ceremonia Maya en javier r
Aurora M. Ocampo: Red de C
Organiza tu DIA MU Red de C
Facing the KKK -- Red de C
Jose Vasconcelos / Red de C
Regiones Indias, E Red de C
Tareas sociales fr Red de C
Are we good, silen Red de C
UNAM pronostica gl Red de C
Food Inc. Red de C
Leed a Da Jandra / Red de C
Psicologia y relig Red de C
Death of the BEES: Red de C
Las Sociedades Sec Red de C
La transa del agua Red de C
II CONGRESSO LATIN Red de C
Re: Psicologia y r Miguel A
Necesario pacto so Red de C
RE: Re: Psicologia Esther
El quinto acuerdo. Joel
Las deudas como me Red de C
Guia de economia s Red de C
La verdadera histo Red de C
Las mujeres que no Red de C
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
RED ANAHUAK
P醙ina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2872     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[redanahuak] Jose Vasconcelos / Raza Cosmica / Por mi Raza hablara el Espiritu / Febrero 28 nacimiento 128 aniversario 1882
Fecha:Sabado, 27 de Febrero, 2010  00:37:36 (-0600)
Autor:Red de Consciencia <lacasadelared @.....com>

Las elecciones a steward de la Fundaci贸n Wikimedia para el 2010 han comenzado. Vota por favor.
[Contraer]
[Ay煤danos traduciendo.]

Jos茅 Vasconcelos Calder贸n

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Jos茅 Vasconcelos
Jos茅 Vasconcelos Calder贸n

9 de junio de 1920聽鈥撀12 de octubre de 1921
Precedido por Balbino D¡valos Balkim
Sucedido por Mariano Silva y Aceves

1921聽鈥撀1924
Precedido por Rub茅n Valenti
Sucedido por Bernardo Gast茅lum

Datos personales
Nacimiento 28 de febrero de 1882
Bandera de M茅xicoM茅xico, Oaxaca
Fallecimiento 30 de junio de 1959, 77聽a帽os
Bandera de M茅xicoM茅xico, Ciudad de M茅xico
Profesi贸n Abogado, pol铆tico, escritor, educador, funcionario p煤blico y fil贸sofo

Jos茅 Mar铆a Albino Vasconcelos Calder贸n (Oaxaca, 28 de febrero de 1882 - ciudad de M茅xico, 30 de junio de 1959) fue un abogado, pol铆tico, escritor, educador, funcionario p煤blico y fil贸sofo mexicano. Autor de una serie de novelas autobiogr¡ficas que retratan detalles singulares del largo proceso de descomposici贸n del porfiriato, del desarrollo y triunfo de la Revoluci贸n mexicana y del inicio de la etapa del r茅gimen post-revolucionario mexicano que fue llamada "de construcci贸n de instituciones"..

Fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional de M茅xico y por las de Chile, Guatemala y otras latinoamericanas. Fue tambi茅n miembro de El Colegio Nacional y de la Academia Mexicana de la Lengua.[1]

Contenido

[ocultar]

Los or铆genes [editar]

Nacido en Oaxaca, ciudad capital del mismo estado, el 28 de febrero de 1882 (algunas fuentes citan que naci贸 el 27 de febrero del mismo a帽o), fue el segundo de los nueve hijos que procrearon Ignacio Vasconcelos Varela y Carmen Calder贸n Conde. Particularmente importante para su desarrollo personal fue la oportunidad que tuvo de realizar estudios de educaci贸n primaria en escuelas ubicadas en la frontera entre los Estados Unidos y M茅xico, especialmente en la frontera entre Eagle Pass en Texas y Piedras Negras, Coahuila. M¡s adelante, por causas familiares de 铆ndole econ贸mica, debi贸 continuar su educaci贸n en el Instituto Cient铆fico de Toluca, Estado de M茅xico, y en el Instituto Campechano, benem茅rito colegio de la actual ciudad de San Francisco de Campeche, capital del estado de Campeche. Luego de la prematura muerte de su madre, ingres贸 en la Escuela Nacional Preparatoria (actualmente parte de la UNAM) y posteriormente en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, donde obtuvo el t铆tulo de licenciado en derecho en 1907.

A los dos a帽os de haber concluido sus estudios, Vasconcelos participa con otros j贸venes mexicanos cr铆ticos de los excesos de la educaci贸n positivista impuesta por Justo Sierra, ministro de Instrucci贸n P煤blica del gobierno de Porfirio D铆az, en la fundaci贸n del Ateneo de la Juventud Mexicana, m¡s adelante conocido como el Ateneo de M茅xico. Lo novedoso del Ateneo radica, sin embargo, no en su disposici贸n a criticar los excesos del porfiriato, sino en la calidad de las cr铆ticas adelantadas por la generaci贸n de j贸venes intelectuales que le dieron vida. La m¡s importante de ellas tiene que ver con el rechazo del determinismo y mecanicismo del positivismo comtiano y spenceriano y el llamado para que se dotara a la educaci贸n de una visi贸n m¡s amplia, que rechazara el determinismo biol贸gico del racismo y que encontrara una soluci贸n al problema de los costos de los ajustes sociales generados por grandes procesos de cambio como la industrializaci贸n o la concentraci贸n urbana.

Aunado a ello, frente a la posici贸n oficial de Sierra y los funcionarios del porfiriato, llamados "cient铆ficos" de manera despectiva en el habla popular mexicana, de promover una visi贸n 煤nica del pensamiento filos贸fico (positivista y determinista), Vasconcelos y la generaci贸n del Ateneo propon铆an la libertad de c¡tedra, la libertad de pensamiento y, sobre todo, la reafirmaci贸n de los valores culturales, 茅ticos y est茅ticos en los que Am茅rica Latina emergi贸 como realidad social y pol铆tica. Aqu铆 es importante destacar que una de las caracter铆sticas del porfiriato, para algunos el lado oscuro de 茅ste, es justamente un cierto desd茅n por lo nacional mexicano, su fascinaci贸n con lo europeo, lo franc茅s, lo alem¡n o, si nada de esto era posible, con lo estadounidense, como alternativa viable para alcanzar el progreso.

Vasconcelos y la generaci贸n del Ateneo sientan las bases para una ambiciosa recuperaci贸n de lo nacional mexicano y de lo latinoamericano como una identidad que, adem¡s de real, fuera viable en el futuro, y sobre todo que no dependiera de lo extranjero para un progreso sostenido, como de hecho ocurri贸 con el modelo econ贸mico del porfiriato y otros experimentos latinoamericanos similares, como la Rep煤blica de los Coroneles en Brasil, M茅xico y estados unidos.

Primeros pasos en la pol铆tica [editar]

Jos茅 Vasconcelos (izquierda) con Jos茅 Urquidi, Rafael Zubir¡n y Peredo.

Invitado por Francisco I. Madero en 1909, se uni贸 a la campa帽a presidencial del coahuilense. Gracias a su dominio del ingl茅s, represent贸 al entonces Club Antirreeleccionista ante el gobierno de Estados Unidos. Un a帽o despu茅s, el Club se convirti贸 en el Partido Nacional Antirreeleccionista, con Madero como candidato presidencial y Jos茅 Mar铆a Pino Su¡rez como candidato a la vicepresidencia. Madero y Pino Su¡rez se enfrentaron a Porfirio D铆az y a Ram贸n Corral en la muy debatida elecci贸n presidencial de 1910. Cuando 茅sta termin贸 en un escandaloso fraude, Madero convoc贸 a un alzamiento pol铆tico-militar con el as铆 llamado Plan de San Luis, que inici贸 la Revoluci贸n de 1910.

Es de este primer per铆odo de la vida p煤blica de Vasconcelos del que ha surgido, como una suerte de leyenda, la idea de que fue 茅l quien acu帽贸 el lema m¡s c茅lebre del maderismo: "Sufragio Efectivo, No Reelecci贸n". Este lema, hasta la fecha la r煤brica de los documentos oficiales signados por funcionarios del gobierno federal mexicano, tiene su origen, sin embargo, en el Plan de La Noria, encabezado por Porfirio D铆az contra Benito Ju¡rez, en 1871. El genio de Vasconcelos radic贸, sin embargo, en haber rescatado esa frase usada originalmente por el joven Porfirio como un ariete contra el anciano Ju¡rez, cuando 茅ste insist铆a en prolongar su permanencia en el poder.

Conocido el resultado oficial de esa elecci贸n, las simpat铆as al Plan de San Luis se multiplicaron. Esto dej贸 claro al anciano caudillo que no estaba en condiciones de mantenerse al frente del gobierno, a menos que deseara llevar a M茅xico por la ruta de una guerra civil o que las ambiciones norteamericanas, ya demostradas, pusieran en peligro nuevos territorios nacionales. D铆az renunci贸, y el gobierno provisional instalado al efecto convoc贸 a nuevas elecciones presidenciales en las que Madero triunf贸 en 1911.[2]

La Revoluci贸n [editar]

Tras producirse el golpe de estado de Victoriano Huerta y F茅lix D铆az, Vasconcelos tuvo que exiliarse en Estados Unidos, donde recibi贸 el encargo del gobernador de Coahuila y primer jefe del Ej茅rcito Constitucionalista Venustiano Carranza, de buscar, como agente confidencial, el reconocimiento de Inglaterra, Francia y otras potencias europeas, impidiendo que Huerta fuera reconocido u obtuviera apoyo econ贸mico. Cuando Vasconcelos logr贸 el reconocimiento de Carranza como presidente de facto, 茅ste volvi贸 a nombrar a Vasconcelos director de la Escuela Nacional Preparatoria. Pero discrepancias pol铆ticas con Carranza llevaron una vez m¡s al exilio a Vasconcelos, que regres贸 para tomar la cartera de Instrucci贸n P煤blica durante la breve gesti贸n de Eulalio Guti茅rrez Ortiz como presidente de la Convenci贸n Nacional. Durante este periodo, Vasconcelos no pudo en realidad desarrollar sus ideas en materia de educaci贸n p煤blica, pues las pugnas internas de los revolucionarios de la Convenci贸n de Aguascalientes y la derrota de Francisco Villa ante 脕lvaro Obreg贸n, hicieron imposible cualquier ejercicio de funciones de gobierno.

Al proclamarse el Plan de Agua Prieta en 1920, Vasconcelos se aline贸 con 脕lvaro Obreg贸n contra Carranza. Tras la muerte de Carranza, el presidente interino Adolfo de la Huerta le encarg贸 el Departamento Universitario y de Bellas Artes, cargo que inclu铆a la rector铆a de la Universidad Nacional de M茅xico.

Rector de la Universidad Nacional [editar]

Fue rector de la Universidad Nacional del 9 de junio de 1920 al 12 de octubre de 1921.

Su esp铆ritu iberoamericano, expresado en su obra literaria, queda tambi茅n reflejado en la propuesta al Consejo Universitario, en abril de 1921, del escudo que la UNAM ostenta hasta la fecha y en el que plasma su convicci贸n de que los mexicanos deben difundir su propia patria con la gran patria hispanoamericana como una nueva expresi贸n de los destinos humanos. La leyenda que propone para dicho escudo constituye hasta ahora el lema de la Universidad Nacional: "Por mi Raza Hablar¡ el Esp铆ritu".

"Yo no vengo a trabajar por la Universidad, sino a pedir a la Universidad que trabaje por el pueblo". Estas palabras del discurso del rector Vasconcelos signan lo que fue su prop贸sito en la rector铆a de la UNAM.

Ap贸stol de la educaci贸n [editar]

Tras reorganizar la estructura de la Universidad Nacional, Vasconcelos fue nombrado secretario de Instrucci贸n P煤blica, y desde esa posici贸n inici贸 un ambicioso proyecto de difusi贸n cultural en el pa铆s, con programas de instrucci贸n popular, edici贸n de libros y promoci贸n del arte y la cultura. El objetivo era integrar a M茅xico de manera m¡s amplia en las grandes transformaciones que siguieron al fin de la primera Guerra Mundial. Vasconcelos, un personaje carism¡tico y capaz de entusiasmar a sus colaboradores, hizo de los maestros rurales un ej茅rcito de paz y de cada profesor, seg煤n su propia met¡fora de ra铆z cat贸lica, inspirada en el sacrificio de los misioneros del per铆odo colonial, un "ap贸stol de la educaci贸n". Al trabajo de los maestros rurales sum贸 el apoyo, nunca antes visto en M茅xico, de la edici贸n masiva de algunas de las m¡s grandes obras del pensamiento europeo y occidental, que fueron distribuidas por todos los rincones del pa铆s en lo que Vasconcelos no dud贸 en calificar como Misiones Culturales.

Adem¡s, inici贸 un ambicioso programa de intercambio educativo y cultural con otros pa铆ses americanos, las llamadas "embajadas culturales", que llevaron a algunos de los m¡s brillantes estudiantes mexicanos de la 茅poca a entrar en contacto a edad temprana con sus pares de Argentina, Brasil, Colombia, Per煤 y otros pa铆ses de Am茅rica Latina.

Apoy贸, adem¡s, a multitud de artistas e intelectuales. A algunos de ellos los convenci贸 para que se establecieran en M茅xico y --con ellos-- ide贸 nuevas f贸rmulas de expresi贸n art铆stica, masiva, que a pesar de sus tintes pol铆ticos y propagand铆sticos tienen un valor est茅tico exento de duda. Tal fue el caso de muralistas como David Alfaro Siqueiros, Jos茅 Clemente Orozco y Diego Rivera. El apoyo de la Secretar铆a de Instrucci贸n P煤blica de Vasconcelos no se limit贸, sin embargo, a los artistas mexicanos, como lo demuestra su relaci贸n con la chilena Gabriela Mistral, ni tampoco al campo de lo art铆stico; un ejemplo entre otros muchos es su relaci贸n con el pol铆tico peruano V铆ctor Ra煤l Haya de la Torre.

Constructor de instituciones [editar]

Estatua de Jos茅 Vasconcelos en el Colegio de San Idelfonso.

Un aspecto clave de su gesti贸n, fue la reconstrucci贸n o construcci贸n de edificios de uso p煤blico para la difusi贸n de la cultura, como el Estadio Nacional, escuelas publicas de diferentes niveles, bibliotecas y, de manera m¡s general, los edificios destinados a albergar el aparato burocr¡tico del sistema educativo a lo largo y ancho de la naci贸n.

Vasconcelos, sin embargo, encontr贸 dif铆cil conciliar su condici贸n como pensador independiente con las exigencias de los cargos de gobierno que ejerci贸. Adem¡s, su relaci贸n con 脕lvaro Obreg贸n y Plutarco El铆as Calles estuvo siempre mediada por la desconfianza que le inspiraban los mexicanos del norte de la rep煤blica. H¡bil para acu帽ar punzantes aforismos, frases c茅lebres o para ridiculizar a sus adversarios en debates o en intercambios epistolares, en m¡s de una ocasi贸n expres贸, con un dejo de desd茅n, que en M茅xico la civilizaci贸n terminaba donde empezaba el consumo de carne asada,[3] en obvia referencia a las regiones del norte de M茅xico, de donde proven铆an Obreg贸n y Calles.

Es por eso por lo que, luego de su brillante inicio como funcionario p煤blico, Vasconcelos decidi贸 retirarse del ejercicio de los cargos p煤blicos, para dedicarse a satisfacer su pasi贸n por la escritura, el an¡lisis filos贸fico y la pol茅mica. A pesar de ello, tuvo una participaci贸n destacad铆sima en las luchas por obtener la autonom铆a de la Universidad Nacional, al lado de Antonio Caso, Manuel G贸mez Mor铆n y otros personajes destacados de la d茅cada de los veinte.

Candidato presidencial [editar]

No s贸lo eso, consciente de los excesos de los que Plutarco El铆as Calles era capaz en temas tan delicados como el de las relaciones Estado-Iglesia, y que prefiguraban el desarrollo del maximato y uno de sus precursores, de la as铆 llamada Guerra Cristera, en 1929 decidi贸 postularse como candidato a la presidencia de la rep煤blica. Eso lo llevar铆a a enfrentarse al candidato de Calles, Pascual Ortiz Rubio en una desigual campa帽a que record贸 a muchos la que Madero desarroll贸 en 1909 contra Porfirio D铆az, no s贸lo por el apoyo del aparato del Estado al candidato Ortiz Rubio, sino tambi茅n por la violencia que muchos vasconcelistas debieron padecer en carne propia.

Apoyado por algunos de los m¡s l煤cidos intelectuales y artistas de la 茅poca, como Antonieta Rivas Mercado, Gabriela Mistral, Manuel G贸mez Morin, Alberto V¡squez del Mercado y Miguel Palacios Macedo, Vasconcelos desarroll贸 una ambiciosa campa帽a electoral que despert贸 las ilusiones de muchos.

En campa帽a acaece el asesinato de l铆deres vasconcelistas emprendido por diputados y asesinos de paga disfrazados de polic铆as; el propio Vasconcelos sobrevivi贸 a varios atentados en su contra. El mismo d铆a de las elecciones se abre fuego contra los votantes en diversas poblaciones del pa铆s.

Los resultados oficiales de la elecci贸n arrojan un 93 por ciento de los votos para Ortiz Rubio y el resto para Vasconcelos y otros. Los resultados, sin valor alguno para la mayor铆a de los historiadores del periodo, dejaban ver--sin embargo--el claro mensaje que Calles y su grupo enviaban a Vasconcelos: no se respetar铆an elecciones democr¡ticas, sino sucesi贸n presidencial previamente acordada por el jefe de Estado, lo que se convirti贸 en modelo pol铆tico mexicano tocante al tema de la sucesi贸n presidencial a lo largo del siglo XX.

Para muchos de sus seguidores, como Miguel Palacios Macedo, Jos茅 Vasconcelos ser铆a recordado como "el pol铆tico m¡s grande de M茅xico".

Frente a los resultados, Vasconcelos busc贸 reproducir el patr贸n seguido por Madero 20 a帽os antes, invitando a la poblaci贸n a sumarse a una revoluci贸n, la cual al triunfar lo llamase para tomar el lugar que merec铆a, porque 茅l se exiliaba a los EE.UU. El llamado a la insurrecci贸n fue deso铆do por una sociedad mexicana cansada de poco m¡s de 10 a帽os de guerras civiles (siete de la Revoluci贸n Mexicana y tres de la cristiada) y comprada por una estabilidad forzada con el agregado de enfrentar los efectos devastadores de la crisis global de 1929. No s贸lo eso. Para Vasconcelos implic贸 el inicio de un doloroso, pero altamente productivo, exilio por Estados Unidos y Europa, que le permiti贸 dedicarse de lleno al an¡lisis filos贸fico (lo que le permiti贸 adentrarse en el an¡lisis del pensamiento filos贸fico hind煤), a escribir su monumental autobiograf铆a, un referente obligado para comprender el M茅xico del siglo XX, y una serie de art铆culos y comentarios sobre temas diversos. Durante su paso por Estados Unidos, Vasconcelos se convirti贸 en una "estrella" del entonces naciente circuito de oradores destacados que las universidades estadounidenses invitan para informar sobre lo que sucede en otros pa铆ses, pero que tambi茅n le permiti贸 a Vasconcelos, por otra parte, satisfacer sus m¡s elementales necesidades econ贸micas, pues a su paso por el servicio p煤blico no acumul贸 riquezas.

En 1940, la guerra en Europa y la pol铆tica de reconciliaci贸n nacional seguida por Manuel 脕vila Camacho le permitieron regresar a M茅xico, donde fue nombrado director de la Biblioteca Nacional. De esta etapa de su vida lo menos recordado es su contradictoria admiraci贸n por los resultados obtenidos por los reg铆menes fascistas en Europa, que incluy贸 la direcci贸n de un peri贸dico patrocinado por la embajada Alemana de entonces. Vasconcelos admiraba de esos reg铆menes su capacidad para movilizar y organizar a grandes grupos de ciudadanos que, de otra manera, se encontraban sumidos en crisis profundas que le recordaban la situaci贸n que M茅xico viv铆a. Vasconcelos, por cierto, no estaba solo en estas simpat铆as, como lo atestiguan las ediciones de distintos diarios de la capital de la rep煤blica, especialmente las ediciones vespertinas del diario Exc茅lsior, llamadas 脷ltimas Noticias de la Ma帽ana y 脷ltimas Noticias de la Tarde, que abiertamente expresaban sus simpat铆as por la Alemania nazi. Hay quienes consideran que fueron estas simpat铆as fascistas las que le impidieron permanecer en Estados Unidos y le obligaron a regresar a M茅xico. Sin embargo, cuando se conocieron detalles sobre los excesos cometidos en los campos de concentraci贸n y en el tratamiento de los prisioneros de guerra, Vasconcelos expres贸 su repudio a los excesos del nacionalsocialismo alem¡n y del fascismo italiano.[4]

Una vez concluida la guerra, Vasconcelos continu贸 como director de la Biblioteca Nacional, cargo que combin贸 con una activa carrera como profesor universitario y polemista. El destino, sin embargo, le ten铆a reservada una 煤ltima satisfacci贸n: en diciembre de 1958 ver铆a a uno de sus disc铆pulos y organizador de su campa帽a presidencial en 1929, el mexiquense Adolfo L贸pez Mateos, convertirse en presidente de M茅xico.

Muri贸 en el barrio de Tacubaya, en la ciudad de M茅xico, el 30 de junio de 1959. Fue encontrado su cuerpo reclinado sobre el escritorio, en el cual trabajaba en una de sus 煤ltimas obras literarias: 芦Letan铆as del atardecer禄 publicada inconclusa p贸stumamente. Mereci贸, por sus cualidades de pedagogo y su decidido apoyo a la cultura latinoamericana, que la Federaci贸n de Estudiantes de Colombia lo nombrara Maestro de la Juventud de Am茅rica, t铆tulo que a menudo se abrevia como 芦maestro de Am茅rica禄.

Legado [editar]

Biblioteca Jos茅 Vasconcelos.

Su obra dej贸 una marca profunda en la vida cultural mexicana. Su doctrina filos贸fica lo caracteriza como cercano a Arthur Schopenhauer y Miguel de Unamuno. El humanismo vasconcelista tiene perspectiva vivencial en su monumental serie autobiogr¡fica Ulises Criollo (1935), La tormenta (1936), El desastre (1938), El proconsulado (1939) y La Flama. Los de Arriba en la Revoluci贸n. Historia y Tragedia (1959). La Raza C贸smica (1925) adelanta la m¡s poderosa cr铆tica hasta ahora del racismo con el que, desde el siglo XVI, se ha tratado de justificar la sumisi贸n de los pueblos de Am茅rica Latina frente a Europa y la Am茅rica sajona. Se trata en su conjunto de una obra que ha sido influyente para la conformaci贸n del pensamiento filos贸fico, humanista y pol铆tico en Latinoam茅rica, que recorri贸 y cultiv贸 intelectualmente como se atestigua en las narraciones de 芦La raza c贸smica禄.

Vasconcelos, hombre de gran capacidad intelectual ensombreci贸, empero, su propia imagen al escribir los tomos de su biograf铆a arriba mencionados, en los cuales despotric贸 contra todos aquellos personajes de la Revoluci贸n mexicana y la pol铆tica que tuvieron m¡s 茅xito que 茅l. Las alusiones a personajes trascendentes con apodos rid铆culos hacen de la obra de Vasconcelos un libelo de esc¡ndalo.

Ensayos y tratados escritos a lo largo de su vida dan cuenta de su pensamiento, del cual puede decirse que cambi贸 y evolucion贸 desde un esp铆ritu idealista a uno tortuoso; pero siempre dotado de una luminosidad t铆picamente latinoamericana, que sale a relucir en su mordaz cr铆tica filos贸fica hacia autores existenciales europeos como Soren Kierkegaard, lo que en cierta manera constituye una profec铆a autocumplida de su propia tesis filos贸fica racial expuesta en 芦Raza c贸smica禄 acerca de los temperamentos humanos, sus caracter铆sticas y potencial.

Su filosof铆a est¡ contenida en 芦Pit¡goras, una teor铆a del ritmo禄 (1916), 芦El monismo est茅tico禄 (1918), 芦Tratado de metaf铆sica禄 (1929), 芦脡tica禄 (1932) y 芦Est茅tica禄 (1935) que es considerada por estudiosos de su pensamiento como la mejor de sus obras; al respecto dice Antonio Castro Leal, en el pr贸logo de su obra compilatoria 芦Jos茅 Vasconcelos: P¡ginas Escogidas禄 (M茅xico, 1940, Ed. Botas) lo siguiente: 芦La Est茅tica, libro de los m¡s importantes en la literatura filos贸fica iberoamericana, recoge y rectifica temas tratados en los cuatro libros anteriores, y tiene esa audacia de inspiraci贸n que sorprendi贸 en sus primeros ensayos. Es una est茅tica propiamente dicha y una metaf铆sica; es, en realidad, una metaf铆sica est茅tica.禄 (cf. ibid. p. 15).

Uno de sus principales logros es la literatura de g茅nero divulgativo, lo que logra con 芦Estudios indost¡nicos禄 (1921), 芦Historia del pensamiento filos贸fico禄 (1937), 芦Manual de filosof铆a禄 (circa 1945) y 芦Breve historia de M茅xico禄 (1956). Es notable que casi la totalidad de sus escritos fueron publicados en primera o segunda edici贸n por Editorial Botas (M茅xico), cuyo director recib铆a los manuscritos de primera mano.

Vasconcelos se aventur贸 en las aguas de la ficci贸n literaria con obras en diversos g茅neros. En el rubro de la cr铆tica destacan sus Divagaciones literarias (1919), en materia de drama su Prometeo vencedor (1916), en materia de relatos est¡ La sonata m¡gica (1933), adem¡s de la obra pol铆tica que complementa a la autobiogr¡fica, como en el caso de Cartas pol铆ticas (1959), publicadas de manera p贸stuma por el Fondo de Cultura Econ贸mica, la instituci贸n que ahora tiene la titularidad de los derechos de sus Obras Completas.

En homenaje a tan prominente figura hist贸rica mexicana, el presidente Vicente Fox (2000-2006) inici贸 el proyecto de la Biblioteca Jos茅 Vasconcelos, que tras varios retrasos en la conclusi贸n del mismo, finalmente abri贸 sus puertas al p煤blico el 1掳 de diciembre de 2008.

Referencias [editar]

  1. Esbozo hist贸rico de la Academia Mexicana de la Lengua禄. Consultado el 16 de noviembre de 2009.
  2. (cfr: Vera Esta帽ol, Historia de la Revoluci贸n Mexicana, Ed. Porrua, M茅xico, 1976. V茅ase tambi茅n P茅rez Herrero, Porfirio D铆az, Ed. Qu贸rum, Madrid, 1987).
  3. Verdadera historia de Vasconcelos y la carne asada
  4. Acosta, 2004: p.72

Bibliograf铆a [editar]

  • Acosta Rico, Fabi¡n. El pensamiento pol铆tico de Jos茅 Vasconcelos. M茅xico: Secretar铆a de Cultura del Gobierno del Estado de Jalisco, 2004. ISBN 978-970-6243-76-8
  • Bar Lewaw, Itzhak. Introducci贸n Cr铆tico-Biograf铆a a Jos茅 Vasconcelos. Madrid: Ediciones Latinoamericanas, 1965.
  • ---. Jos茅 Vasconcelos. M茅xico: Cl¡sica Selecta Editora Librer铆a, 1965.
  • Carballo, Emmanuel. Diecinueve protagonistas de la literatura mexicana del siglo XX. M茅xico: Empresas Editoriales, SA, 1965; v茅ase esp. 17-47.
  • De Beer, Gabriela. "El ateneo y los atenistas: un examen retrospectivo". Revista Iberoamericana 148-149, Vol 55 (1989): 737-749.
  • Molloy, Sylvia. "First Memories, First Myths: Vasconcelos' Ulises criollo". En At Face Value: Autobiographical Writing in Spanish America. Cambridge: Cambridge University Press, 1991, pp. 186-208.
  • Torres, Pilar. Jos茅 Vasconcelos.Editorial Planeta. M茅xico 2006.
  • Vasconcelos, Jos茅. Obras Completas, Fondo de Cultura Econ贸mica, M茅xico.
  • Ward, Thomas. "Jos茅 Vasconcelos y su cosmolog铆a de la raza". En La resistencia cultural: la naci贸n en el ensayo de las Am茅ricas. Lima: Editorial Universitaria URP, 2004, pp. 246-254.


Predecesor:
Rub茅n Valenti
Secretario de Educaci贸n P煤blica
1921 - 1924
Sucesor:
Bernardo Gast茅lum
Predecesor:
Balbino D¡valos
Rector de la Universidad Nacional Aut贸noma de M茅xico
1920 - 1921
Sucesor:
Mariano Silva

Enlaces externos [editar]


--
RED GLOBAL DE CONSCIENCIA
RED IBEROAMERICANA DE LUZ
Todos los recursos:
www.casadelared.org
www.redesdeluz.blogspot.com
www.encuentrosdeluz.blogspot.com
www.calendarioespiritual.blogspot.com
www.lacasadelared.blogspot.com
III ENCUENTRO ARGENTINO DE LUZ
Abierto al mundo!
Equinoccio Salta 2010 - Marzo 18-21
www.redluzargentina.webs.com
www.egrupos.net/grupo/redluzargentina
Inscripciones, registro de actividades e informes: compartiendoluz@gmail.com
DIA DE LA TIERRA 2010
Organiza una actividad!
www.nuestramadretierra.org
www.diadelatierra.blogspot.com
RECURSOS EN EL ESTADO DE MORELOS
www.civi-circuitovirtualmorelense.blogspot.com
FUNDACION PUNTO VERDE, AC.
www.fundacionpuntoverde.blogspot.com
RED DE RECICLADORES
googlegroups.com/group/recicladoresenred
SIGUENOS EN OTRAS REDES SOCIALES Y ENTERATE PRIMERO DE NUESTROS ENLACES, NAVEGACIONES, VIDEOS Y FOTOS:
www.facebook.com/redluz
www.twitter.com/redluz
www.redluz.hi5.com
www.youtube.com/RedLuz1
www.sonico.com/redconciencia
ARCHIVOS PESADOS
www.4shared.com/dir/9645745/8ccbfdb1/sharing.html
HEMEROTECA
www.yahoogroups.com/group/redluz/messages
www.elistas.net/lista/redluz/archivo
---






Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com