Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1061 al 1080 
AsuntoAutor
La Transformacion Juan Ang
¡Despertad, Hijos Juan Ang
¡Despertad, Hijos Juan A.
Enlaces de Luces y Juan A.
Concierto de Músic Juan Ang
MENSAJE DEL ARCANG Juan A.
Invitacion Seminar Juan A.
¡Despertad, Hijos Juan Ang
El Despertar de lo Juan A.
¡Despertad, Hijos Juan Ang
Agua Diamantina Juan Ang
12:12 LAGO IPACARA Juan Ang
Manifiesto de Cara Juan A.
Marea Negra en Eur Juan A.
LGI: Piedra Angula Buena Vo
Acerca de Anclar l Juan A.
El Espíritu de la Juan A.
AVISO IMPORTANTE.. Juan Ang
Que Dios este Pres Juan A.
El Comenzar Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1676     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] LGI: Piedra Angular de la Nueva Humanidad.
Fecha:Domingo, 8 de Diciembre, 2002  11:21:22 (-0300)
Autor:Buena Voluntad Rosario <bvr @..........ar>

Gran Invocacion

 
Subject: Piedra Angular de la Nueva Humanidad.

 

 

 

LA GRAN INVOCACIÓN

 Piedra Angular de la Nueva Humanidad.

 

Material para la reflexión de los Aspirantes y Discípulos Mundiales, durante el Plenilunio de Sagitario – Diciembre 19 del 2002 – 16.11 hs. en la Argentina.

 

Introducción

 

En el anterior plenilunio de Escorpio, iniciamos el envío de varios artículos sobre la Gran Invocación. Con ellos, aportaremos nuevos elementos para la reflexión y estímulos para orientar la acción individual y grupal de los Aspirantes y Discípulos en todos sus grados de evolución, hacia la aplicación efectiva del contenido de la Gran Invocación, en nuestra vida diaria y en los asuntos mundiales que gravitarán en el destino de la humanidad.

 

La Gran Invocación – Piedra Angular de la Nueva Humanidad – está dirigido a quienes verán al próximo plenilunio de Sagitario y a los siguientes, como alternativas valiosas para incorporar nuevos conocimientos y expandir sus conciencias, y a la vez, como oportunidades concretas, para trabajar por la instauración de los valores y principios que caracterizarán a la Nueva Humanidad.

 

En éste y en los próximos artículos, insistiremos sobre la necesidad de comprender el extraordinario mensaje implícito en La Gran Invocación y en la perentoriedad de pasar, del mero enunciado de su contenido, a una aplicación consciente y efectiva de sus múltiples orientaciones prácticas, en todos los campos del pensamiento y la acción humana, en todas las comunidades y culturas que pueblan y enriquecen la vida en el Planeta y en todos los asuntos que condicionan la vida de la humanidad.

 

¿Para qué?. Para que no ocurra con ella, lo que ocurrió con el Mantram de la Era de Piscis.

¡Durante dos mil años! la mayoría de la población mundial, ha repetido el Padrenuestro de la misma forma como lo hubiera hecho un papagayo, sin reparar en su contenido y sin comprometerse con su aplicación. Simplemente lo repitió. Simplemente no lo comprendió. Simplemente hizo lo opuesto a lo que debía.

 

ü        Sólo una minoría Lo reconoció – sin verlo – como el origen de todo lo conocido y lo no conocido.

 

ü        Sólo una minoría ha santificado Su nombre.

 

ü        Sólo una minoría ha sintonizado con Su reino.

 

ü        Sólo una minoría ha dado prioridad a Su Voluntad, respecto de sus propias y pequeñas voluntades.

 

ü        Sólo una minoría ha expresado Gratitud por recibir el Pan de cada día, ha utilizado la medida justa y lo ha compartido.

 

ü        Sólo una minoría ha demandado Perdón por sus ofensas, de la misma manera que lo ha prodigado.

 

ü        Sólo una minoría ha evitado caer en tentaciones y se ha librado del mal.

 

ü        Sólo una minoría ha cumplido con el único mandamiento impartido y Ama como Él lo hizo.

 

¿Repetiremos la historia y nos daremos por satisfechos con la simple repetición de palabras, sin asumir compromiso alguno por su aplicación a la vida real, postergando con ello nuestra evolución durante veinte siglos más, o aprehenderemos el contenido y el significado profundo de La Gran Invocación como lo que realmente es; La Piedra Angular de la Nueva Humanidad y lograremos que se refleje en nuestras vidas íntimas, privadas y públicas y en la evolución familiar, organizacional y social, en todo el mundo?.

 

De esta respuesta, que es personal e intransferible, depende la calidad de nuestra vida y la de los sub-reinos con los cuales compartimos el Planeta, así como nuestro propio destino como humanidad.

 

Le invitamos a ser parte activa de la mayor transformación humana, organizacional y social de todos los tiempos, comprendiendo y aplicando con claridad, determinación y efectividad, el contenido de La Gran Invocación, tanto en nuestros pequeños asuntos personales como en las grandes cuestiones colectivas, sean estas comunitarias, nacionales o mundiales.

Le invitamos a reflexionar juntos, a compartir nuestras conclusiones y propuestas y a dar testimonio de nuestras acciones, de modo tal que mes a mes y en forma cada vez más diversa y concreta, podamos pasar de la intención a la realidad, en la búsqueda y el logro del restablecimiento del Plan en la Tierra.

 

¿O qué otra finalidad superior podría tener la aplicación del contenido de La Gran Invocación a nuestra vida diaria y a los asuntos mundiales?

 

Si nosotros nos transformamos, es la humanidad la que se transforma.

Si nosotros aplicamos el contenido de La Gran Invocación a nuestras vidas,

es la humanidad la que lo aplica a los asuntos mundiales.

 

Este modo de pensar y actuar, es uno de los tantos que caracterizan a los precursores de la Nueva Humanidad.

 

Ellos saben que nada bueno ocurrirá, si dejan su destino en las manos de “los representantes de la voluntad popular”.

 

Ellos saben que la transformación de una nación o la de la propia humanidad, comienza “en casa” y que lo que ellos no estén en condiciones de realizar por el Bien Común, en la pequeña escala de sus asuntos personales, familiares o comunitarios, tampoco será posible realizarlo en la gran escala de lo social, ya que allí impera el interés por el bien particular, que es el que de momento condiciona y degrada toda forma de vida en el Planeta.

 

Es decir, ellos han comprendido que pasar del bien particular al Bien Común – como lo propone La Gran Invocación – sólo será posible a través de millones y millones de pequeños ejemplos personales, familiares y grupales, mientras que de ninguna manera será posible lograrlo como se intenta una y otra vez, con resultados cada vez más adversos y con mayores alcances y consecuencias irreversibles, desde los partidos políticos, desde las religiones, desde los organismos internacionales o desde los gobiernos, ya que todos esos campos de actividad están gobernados por las fuerzas regresivas, que oprimen y esclavizan a la humanidad.

 

Es preciso que cada vez más personas, comprendan que existen dos planes para la humanidad y que asuman el compromiso de trabajar por el que más les satisfaga, con todas las consecuencias que ello implica, ya que en momentos de caos generalizado como en el presente, sólo existen dos únicas opciones; trabajar alineados con las Energías de la Luz o con las fuerzas de la oscuridad.

 

Los dos planes de vida por los que la humanidad deberá optar, son:

 

a)       El Plan de Luz y Amor que guía y custodia la Jerarquía Planetaria, y cuyo responsable por su manifestación es la humanidad, orientado al logro del mayor Bien para el mayor número posible de personas en todo el mundo.

 

b)      El plan de dominio y esclavitud de la mayoría, diseñado y ejecutado por una minoría codiciosa, materialista y totalitaria, que domina todos los asuntos clave del quehacer de la humanidad.

 

¿De qué manera podrán colaborar los Aspirantes y Discípulos Mundiales,

con la Jerarquía Planetaria que guía y custodia el Plan Evolutivo Universal,

para que el bien Común prepondere sobre el bien particular?.

 

La siguiente enumeración de posibilidades, de ninguna manera es exhaustiva y sólo pretende estimular la reflexión individual y grupal y aportar pautas concretas, para pasar del discurso a la acción.

 

a)       ¿De qué forma podemos iluminar nuestra mente con la Luz Divina?

 

b)      ¿En qué hechos concretos de  nuestra vida íntima, podrá reflejarse tal iluminación?

 

¿Cómo se podrá reflejar esa Luz en las relaciones que mantenemos con nuestra familia, con nuestros compañeros de actividad y con las personas con las que nos relacionamos en el día a día?

 

¿Cómo podremos demostrar que esa Luz, está presente en nuestras relaciones humanas internas en la vida empresarial, comercial o profesional y en la relación externa con nuestros clientes, proveedores y demás personas con las que concurrimos y coincidimos en nuestras actividades diarias?

 

¿Qué hechos reales y concretos, demostrarán que esa Luz preside las consideraciones y las acciones, que nuestra nación adopta cuando se relaciona con otras naciones?

 

c)       ¿De qué forma podemos inundar nuestro corazón con el Amor Divino?

 

d)      ¿En qué hechos concretos de nuestra vida íntima, podrá reflejarse semejante Amor?

 

¿Cómo podrá expresarse de la manera más concreta y efectiva, ese amor, en las relaciones que mantenemos con nuestra familia, con nuestros compañeros de actividad y con las personas con las que nos relacionamos en el día a día?

 

¿Qué hechos incontrovertibles demostrarán, que ese amor cualifica y condiciona nuestras relaciones   humanas internas, en la vida empresarial, comercial o profesional y las relaciones externas con nuestros clientes, proveedores y demás personas con las que nos relacionamos?.

¿Qué evidencias concretas, demostrarán que ese Amor, guía el discurso y la acción adoptados por nuestra nación, en sus relaciones internacionales?

 

e)      ¿Qué podemos hacer nosotros, para que esa Luz descienda a la Tierra, es decir, sea conocida, gozada e irradiada, por cada vez más millones de seres en todo el Planeta?

 

f)        ¿De qué modo concreto, nosotros podemos ayudar a crear las condiciones idóneas para que Cristo retorne a la Tierra, no entendiendo semejante acontecimiento como la aplicación de su propia Voluntad para que ello ocurra, sino y fundamentalmente, como la manifestación de la poderosa Energía Crística, inherente a la constitución de cada ser humano, aplicada al logro del predominio de nuestra Alma, sobre nuestra personalidad?

 

g)      ¿Qué expresiones abstractas y concretas, podremos manifestar nosotros, para realizar una conexión efectiva con el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida, comprender el Propósito que los Maestros conocen y sirven y convertirlo en la Guía a la cual subordinar nuestras pequeñas voluntades?

 

h)      ¿De qué forma podrá colaborar cada uno de nosotros, desde los hechos concretos de cada día, en nuestra vida íntima, privada y pública, con la responsabilidad grupal que tiene la humanidad que integramos, de realizar el Plan de Amor y de Luz y de sellar la puerta donde se halla el mal?

 

¿Cómo podremos decodificar su contenido e identificar lo que ese Plan de Amor y de Luz, realmente significa para la humanidad hoy y muy especialmente, lo que nos corresponde hacer a cada uno de nosotros, en privado y en público, para que dicho Plan se cumpla, ahora mismo y no en un futuro distante e impreciso?

 

Sabiendo que la expresión “sellar la puerta donde se halla el mal” incluye acciones que están más allá de lo que la humanidad puede conocer y realizar – y por ende constituyen una responsabilidad directa de la Jerarquía Planetaria;

 

¿Cómo podremos determinar lo que realmente significa “el mal” en los asuntos humanos y una vez logrado ello, qué hacer para asegurarnos que en lo que a cada uno de nosotros concierne, esa puerta permanecerá sellada?

 

Si coincidimos que la síntesis de lo que el mal significa en las relaciones entre las naciones:

 

ü        ¿Qué iniciativas podríamos promover o apoyar, para que la economía de la muerte, se convierta en la economía de la vida?

 

ü        ¿Qué acciones podríamos emprender, para que desaparezca la corrupción, la inmoralidad y la incompetencia, en los asuntos profesionales, comerciales y gubernamentales, con su ominosa secuela de desempleo, destrucción de empresas y comercios, destrucción familiar, inseguridad y violencia social, pobreza creciente, desnutrición y muerte, que inevitablemente le acompañan?

 

ü        ¿Qué está a nuestro alcance realizar, para que la transformación de la educación se produzca cuanto antes, a todo nivel y pase de ser una educación para la explotación y la esclavitud a una educación para la Libertad y la Vida?

 

ü        ¿Cómo podríamos canalizar, las energías y los recursos que se destinan a modificar un sistema económico y social, que degeneró de modo irreversible, y lograr orientarlos hacia la creación de un Nuevo orden Social sin excluidos?

 

ü        ¿Cómo se podría recuperar la Libertad y la Democracia, hoy inexistentes en la mayoría de las naciones, ya que el poder financiero concentrado en unas pocas familias y corporaciones, controla y domina, para su propio e insaciable apetito por beneficios económicos y poder, a todos los centros de decisión mundiales, convirtiendo al Planeta entero, en un gran campo de explotación y degradación de la vida en todas sus expresiones y a la humanidad, en un rehén sometido a vejámenes y privaciones cada vez más extremas y dolorosas?

 

ü        ¿Qué podemos hacer ahora mismo y hacer todo lo que sea necesario, para que la inmensa cantidad de recursos mundiales que se dedican a la guerra y a la destrucción, sea canalizada hacia obras destinadas al Bien Común y hacia la restauración de la calidad de vida, en las decenas y decenas de naciones, en las que miles de millones de seres, nacen ¿viven? y mueren como auténticos esclavos?. Eso pondría fin al imperio del mal en las relaciones humanas y comunitarias y a sus principales efectos concretos y permitiría que los recursos del mundo, que pertenecen a la humanidad como individuo, realmente estén distribuidos según el Propósito Divino y no según los designios de la minoría depredadora que la domina y explota en su beneficio.

 

ü        ¿Qué está a nuestro alcance realizar, ahora mismo, para una Nueva Civilización; Mixta, abierta, espiritual, inofensiva, solidaria, participativa y creadora, nazca, se desarrolle y consolide, dando lugar cuanto antes, a las expresiones de Unidad, Orden y Belleza, que representan nuestro derecho evolutivo y no un sueño vago y de dudosa concreción.

 

Éstas, son sólo veintitrés de los centenares de preguntas que podremos realizar y responder, los hombres y las mujeres que consciente o inconscientemente, pero con toda claridad y responsabilidad, hemos decidido que nuestras vidas sólo estarán justificadas en su vastedad y magnificencia, si somos capaces de trabajar con la determinación subjetiva de seguir la Guía de nuestro Gigante Interno y el compromiso objetivo de trabajar con Unidad de Propósito Grupal, alineados con todos los Aspirantes y Discípulos Mundiales, en la tarea de lograr que la Luz, el Amor y el Poder, restablezcan el Plan en La Tierra.

 

Le invitamos a participar en un Movimiento Universal, inclusivo, inofensivo e impersonal, que convierta cada estrofa de La Gran Invocación, en decenas y centenares de acciones innovadoras y efectivas, para lograr el Mayor Bien

para el mayor número posible de personas en todo el mundo.

 

Si usted decide trabajar con alguna o con la totalidad de estas veintitrés primeras preguntas, de los centenares que formularemos en esta serie de artículos sobre La Gran Invocación y sobre la responsabilidad de los Aspirantes y Discípulos Mundiales, para lograr que con su trabajo unificado, se pueda convertir cada palabra contenida en su enunciación, en hechos nuevos y constructivos para toda la humanidad, lo invitamos a compartir sus resultados, sus reflexiones, sus preguntas y sus respuestas, en dialogos@umcit.net 

 

En breve, toda esa información relevante, estará disponible en nuestra página web, para consulta permanente de quienes estén interesados y para que sirva de estímulo e inspiración, para que cada vez más personas en cada vez más comunidades y naciones, no sólo reciten La Gran Invocación, tantas veces como puedan, sino y fundamentalmente, que incorporen sus extraordinarias sentencias, a las acciones pequeñas y grandes, personales y grupales, triviales y trascendentes, de cada día.

 

Ése es el verdadero sentido con el cual fue impartida.

 

Ésa y no otra es la vía para convertir su ilimitada potencialidad en latencia y a ésta, en gratas realidades.

 

Eso y no otra cosa, esperaba la Jerarquía desde el mismo momento en que fue presentada en 1945. Esa y no otra cosa, espera ese grupo sublime de Almas liberadas, que trabaja en forma continua por el progreso de la humanidad.

 

Ése y no otro, es el verdadero compromiso que asume libre y responsablemente, cada individuo que se consagra al servicio del Plan Evolutivo Universal y su manifestación directa en la vida de cada ser humano.

 

Eso que seguramente le parecerá distante y poco factible, a cualquier individuo dominado por sus vehículos inferiores, les resultará tan cercano como realizable, a cada Aspirante o Discípulo cuando  evidencien conocer y practiquen, en cada uno de los actos de sus vidas, las Leyes Universales del Amor, del Sacrificio y del Servicio.

 

Breves reflexiones para finalizar este artículo.

 

El Movimiento Universal que impulsamos, en favor de la mayor difusión y práctica posibles del contenido de La Gran Invocación, en todos los ambientes, en todas las culturas y comunidades y en todos los asuntos mundiales, no es propiedad de ningún individuo o grupo de personas, y no está ni estará vinculado a ningún grupo sectario; económico, financiero, militar, político, filosófico, psicológico, religioso o de cualquier otro origen, existente o a ser creado.

 

Nos sentidos profundamente hermanados – a la vez que eludiremos con toda determinación, cualquier relación de competencia o de dependencia – con todos los Grupos Evolutivos que trabajen para que el Bien Común prepondere sobre el bien particular.

 

Trabajamos para que la Luz, el Amor y el Poder, restablezcan el Plan en la Tierra y para que la Humanidad, en cumplimiento de su responsabilidad para con dicho Plan, evolucione, hasta manifestar y gozar de la Unidad, el Orden y la Belleza, propios de los Arquetipos Superiores.

Si coincidimos en la intención y en la acción ¡Enhorabuena!.

 

Desde ya, agradecemos la atención que brindará al presente y le saludamos muy cordialmente.

 

                                                                        Walter Maverino 

 

PD Este artículo, forma parte del material de trabajo que utilizaremos durante el próximo Retiro en Plenilunio de Sagitario. Recomendamos su utilización para reflexionar y determinar qué acciones emprender, a todas aquellas personas que por razones personales, familiares, laborales o de cualquier otra índole, no puedan disponer del tiempo requerido para participar en ese u otro de los retiros que se realizan en todo el mundo.

 

 

retiros@umcit.net  Capilla del Monte, Pcia de Córdoba, Argentina

 

 

 

 

 

                                                                                         

 

 


Mail distribuido por:  Buena Voluntad Rosario -  www.sabiduriarcana.org  -  bvr@ciudad.com.ar