Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1141 al 1160 
AsuntoAutor
Panorama del 2003 CLARIDAD
¡Despertad, Hijos CLARIDAD
CURSO MASAJE ATLAN CLARIDAD
Invitacion Seminar CLARIDAD
¡Despertad, Hijos CLARIDAD
Pautas energeticas CLARIDAD
Herramientas para Daniel B
El Librito Azul - CLARIDAD
Conexion con el An CLARIDAD
El Librito Azul - CLARIDAD
El Impacto de un R CLARIDAD
El Librito Azul - CLARIDAD
El Librito Azul - CLARIDAD
Invitacion Activid CLARIDAD
Capricornio 2003 - Daniel B
El Librito Azul - CLARIDAD
El Librito Azul - CLARIDAD
El Amante CLARIDAD
Compartiendo Compr CLARIDAD
Todo lo maravillos CLARIDAD
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1756     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Capricornio 2003 - La Carga del Futuro
Fecha:Martes, 21 de Enero, 2003  19:00:42 (-0300)
Autor:Daniel Barrantes <bvr @..........ar>

Mensaje

 

 

Festival de Capricornio – Londres – Enero 2003

 

 

La Carga del Futuro*

 

Por: Cristina Morgan

 

Nos encontramos en un tiempo de creciente tensión mundial, con la civilización y cultura de muchas naciones obstaculizadas por fundamentalistas religiosos fanáticos o destrozadas por señores de la guerra que reinan a punta de pistola, donde el problema de Medio Oriente sigue sin resolver y donde abundan los estados que hacen pillaje.  Y aún así, con todas estas crisis llega la oportunidad, debido a que el oeste está comenzando a comprender que no puede continuar ingresando a un futuro de materialismo y lujo, a expensas de los que nada poseen, ya sea en el suelo propio, o en el de otros países.  Capricornio es el más materialista, ambicioso y terreno de los signos, y esta influencia se verá en todas partes.  Afortunadamente, también está su influencia superior, y la energía de la iniciación está elevando la vanguardia de la humanidad hacia la luz, y cuyo brillo traerá una nueva era de un compartir creativo, reorientando a la humanidad hacia un futuro iluminado, y expulsando la oscuridad y el materialismo del pasado.

 

Básicamente, la iniciación no es más que un fresco impulso de energía, ya sea éste aplicado mediante un cetro de iniciación por el hierofante, o uno aplicado por sí mismo mediante el esfuerzo hacia un nuevo campo de pensamiento y de actitud.  Al seguir la energía al pensamiento, nuestro pensamiento puede traer una energía iniciadora a nuestro entorno mental, estimular a los que nos rodean, y aumentar la vitalidad de la vibración mundial un poco más.  La mente mundial está alcanzando una masa crítica de correcto pensar, que moverá el platillo de la balanza a favor de aquello que es espiritualmente progresivo; cuando esto ocurra, rápidamente habrán cambios;  recordemos, por ejemplo, cuán súbita e inesperadamente colapsó el Muro de Berlín, pese a que esto no fue más que el efecto de una larga y sostenida presión subjetiva, que de pronto prorrumpió a través de los éteres hacia el plano físico.

 

El iniciado es aquel que puede usar un tipo específico de energía, que otros aún son incapaces hasta de percibir, y los grados de iniciación que leemos en los estudios esotéricos, son simplemente indicadores del poder y cualidad de la energía que el iniciado puede manejar. Es debido a esta entrada en, y al manejo de nuevos poderes, que se dice que el iniciado es la causa, y no el efecto, del proceso evolutivo.  Podemos imaginarnos, entonces, que el vasto aumento del número de hombres y mujeres que han pasado, o que están actualmente pasando, a través de la primera y segunda iniciaciones, están causando muchos trastornos y cambios en el mundo, mientras que la presión de nuevas potencias traen destrucción a las ya débiles estructuras del pasado pensamiento Pisceano.  Es como si la era Acuariana estuviera introduciendo una nueva signatura, y lo que no puede ajustarse al nuevo ritmo, está acelerándose hasta el punto de ebullición  y explotando como una vieja máquina a merced de un conductor fanático.

 

El nuevo grupo de servidores del mundo (NGSM), o “creativos culturales”, como a veces son hoy llamados, está ocasionando el descenso de los fuegos celestiales de la iniciación hacia el mundo, en la forma de nuevas ideas y maneras de pensar.  Podremos, por lo tanto,  ver que suceda la creación y la destrucción, cada vez más rápidamente en los entrantes tiempos inmediatos.  La violencia de la confrontación entre lo viejo y lo nuevo, podrá ser de algún modo compensado, si los pensadores adelantados trabajan en el mundo del significado para efectuar los necesarios cambios de conciencia.  De otro modo, las fuerzas descendentes tomarán impulso, y para cuando desciendan al plano físico, no podrán ayudar, pero infligirán desolación.  Si se gana la batalla en los planos internos, el pensamiento mundial mismo preparará el camino para los cambios necesarios en el plano físico, de un modo mejor dispuesto, controlado y por lo tanto, de una manera menos dolorosa.

 

Antes de proseguir, podríamos tomar unos 5 minutos para reflexionar sobre el trabajo de esta noche, y para aumentar el acopio de energía en el plano mental con el cual debemos trabajar.  Diremos, entonces, juntos el Gayatri:

 

“Oh Tú, Quien sostiene el universo,

y de Quien todas las cosas proceden,

y a Quien todas las cosas retornan,

Descúbrenos la faz del verdadero sol espiritual,

Oculto tras un disco de luz dorada,

A fin de conocer la verdad y cumplir nuestro deber,

Al encaminarnos hacia Tus sagrados pies.”

                                                                            OM

 

La ceremonia de la iniciación sirve para estabilizar la conciencia del discípulo, que ha penetrado en una nueva esfera de energía,  debido a su propio trabajo fuerte y esfuerzo.   La victoria ya ha sido ganada, pero la aplicación del cetro de poder eléctrico, por el iniciador, estimula los fuegos latentes y la actividad vibratoria de un centro en el cuerpo del candidato, para que pueda mantener  la conciencia permanentemente en este nuevo campo de percepción.  Las primeras dos “iniciaciones en el umbral” son conducidas por el Instructor del Mundo, cuyo Cetro de Iniciación yace oculto en “el corazón de la sabiduría”, esto es, en Shamballa.  Las posteriores iniciaciones se efectúan en presencia del Señor del Mundo, el Iniciador Uno, cuyo Cetro está oculto en “el Este”, una ubicación definida planetaria.  Más allá del planeta, existen otros cetros – el Cetro del Logos solar, por ejemplo, que se dice que está oculto en el “corazón del sol”, siendo nuestro sol físico un escudo envolvente que cubre a esta misteriosa y subjetiva esfera.

 

Probablemente todos hemos experimentado la iniciación.  Ciertamente, no hay nada espectacular en la primera iniciación, que significa que una persona ha dado vuelta a la rueda del renacimiento y, al haber despertado a la naturaleza ilusoria de la vida fenoménica, está ahora retornando a la fuente espiritual de la existencia manifestada.  El trabajo continúa en la tenuemente iluminada caverna del nacimiento espiritual, donde se emprende durante mucho tiempo y esfuerzo, la búsqueda de la divinidad interna y su revelación en el plano físico, mediante una vida espiritual. El trabajo del nuevo iniciado es ahora elevar las energías inferiores de la personalidad hacia la luz, mientras que simultáneamente trata de anclar las energías superiores a la expresión corporal.  Se nos ha permitido una visión del futuro, que penetra y luego  reorienta a todo el ser hacia la luz.

 

Existe una bella cita del Antiguo Comentario sobre esto, y dice así:

 

Cuando el Cetro de la Iniciación desciende y toca la parte inferior de la espina dorsal, hay una elevación; cuando se abren los ojos a la luz, aquello que debe ser descendido a la forma,  puede ahora percibirse.  La visión es reconocida.  La carga del futuro es afectada.  La cueva se ilumina y el nuevo hombre emerge.”

 

La carga del futuro indica la importancia del entrenamiento del discípulo, pues aquellos que han tenido un vislumbre del Plan, están sujetos automáticamente a la presión de las energías que están esperando descender.  Se ha abierto un canal con aquello que se ha contactado mediante los sentidos internos, y ahora la tarea por venir aparece plena en la conciencia.  Agregado a esto, está la percepción inadecuada de los vehículos de la personalidad para retener y transmitir estas fuerzas.  En esta etapa, es vital un sentido de proporción y de perspectiva – la conservación de la energía y su dirección hacia el próximo paso a dar es una importante lección, y pueden malgastarse fácilmente preciosos recursos por asumir más de lo que estamos listos, porque apuntamos demasiado alto.

 

Se está aprendiendo esta lección rápidamente hoy día, y está maravillosamente demostrada mediante muchas personas de buena voluntad, de todas las tierras, quienes trabajan sin cesar para servir a la humanidad en algún área de necesidad.  Vemos en acción mucha pericia y el enfoque de la atención en alguna área particular de experiencia.  A pesar de los tremendos imprevistos que surgen en contra de ellos, cuando comprenden su parte en el trabajo, y se enfocan en ese servicio, no obstante la aparente futilidad ante la panorámica mayor,  efectúan un tremendo bien y pueden lograr milagros.

 

Entre otras cosas, Buena Voluntad Mundial busca dar importancia a este tipo de servicio, y un ejemplo extraordinario de este trabajo se efectúa con los refugiados, frecuentemente con riesgo de los mismos servidores.  El Boletín de Buena Voluntad Mundial recientemente llamó la atención del terrible sufrimiento de los refugiados y emigrantes, recordándonos que todo lo que ocurre  en el plano físico es tanto un efecto como un símbolo de un estado interno de conciencia.  Mientras que hayan personas que se vuelven refugiadas debido a muchas formas de tiranía, muchas están simplemente tratando de escapar de la tiranía de la pobreza.  Mientras la humanidad entera está preparándose para pasar por la primera iniciación, es muy significativo en estos tiempos, que la provisión de las necesidades materiales básicas para su existencia sea un horroroso problema en muchas partes del mundo.  La primera iniciación se llama la “casa del pan”, e indica que el iniciado ya no busca alimentarse solo, pero se convierte en “el Pan de Vida” para el sustento espiritual de otros.

 

Actualmente, dos de los mayores problemas mundiales son el alimentar a aquellos quienes físicamente se están muriendo de hambre, y aquellos quienes están espiritualmente hambrientos.  Y en la solución  del último problema yace la solución del primero.  Mientras más van despertando al hecho de que el sendero de la espiritualidad yace en el servicio a los demás, podrá ocurrir una revolución económica.   Existen ya suficientes personas en el mundo quienes están listas para hacer de esto un hecho, si  llega a ellas enseñanza espiritual.  El Tibetano comenta que “el desarrollo de la vida Crística –como  resultado de la presencia y de las actividades del segundo aspecto divino de amor– dará fin al temor económico, y ‘la casa del pan’ se convertirá en la ‘casa de la abundancia’.  El pan – como un símbolo de la necesidad material humana – eventualmente será controlado por un vasto grupo de iniciados de la primera iniciación – por aquellos cuyas vidas están comenzando a ser controladas por la conciencia Crística, que es la conciencia de la responsabilidad y del servicio.   Existen miles de estos iniciados hoy en día;  estarán presentes por millones para cuando llegue el tiempo del año 2025.”

 

Pareciera que todo el mundo estuviera moviéndose estos días; aparte de los refugiados, millones de personas emigran, viajan y se mezclan.  Mientras que las razones externas podrían ser  la búsqueda de beneficios materiales y presumiblemente una mejor calidad de vida, la búsqueda en sí indica desasosiego en lo más profundo del alma de la humanidad.  Esta es la primera indicación de ese descontento divino que permanece con nosotros hasta que reconozcamos nuestra identidad con la Vida Una, y mediante ella,  los unos con los otros.  Desde la perspectiva esotérica, cada encarnación es una emigración desde el mundo del alma, un viaje de ricas experiencias, y luego, una emigración de regreso al Hogar del Padre, en Shamballa.  Y mientras que la Iniciación puede ser una imaginativa visión, lejos de las preocupaciones inmediatas de un mundo lleno de ansiedad, sufrimiento y enfermedad, cada iniciación representa la carga de otra unidad de electricidad en la gran progresión de luz, que es la historia de la evolución.  El voltaje es una medida de presión eléctrica, y cada persona tocada por el cetro de la iniciación toma la carga de esta presión y debe liberarla al mundo mediante la luz.

 

Todas las formas de vida son, esencialmente, células eléctricas que viven y se mueven y tienen su ser dentro del cuerpo del Logos planetario.  Cuando un gran sistemático Centro de Iniciación fue aplicado a nuestro Logos, 18 millones de años atrás, activó ciertos centros, despertando la conciencia mental del hombre-animal, y su habilidad de pensar en sí mismo como una identidad auto-consciente.  Ahora, mediante la aplicación de un cetro menor de iniciación por el Cristo, las personas de todas partes están siendo atraídas hacia relaciones grupales para expresar la energía del corazón planetario.  La iniciación es un medio de progresión eléctrica, cada cual llevando una sintonía de vibración hacia nuevas relaciones dentro de la Mente Universal, y agregándole mayor luz.  Es algo trillado, sin embargo verdadero decir que la luz no tiene gran importancia sin la oscuridad dónde brillar, y mientras que la luz crece en el iniciado, puede permanecer como un faro de esperanza para aquellos que luchan en el lado oscurecido.  En la tercera iniciación, la conciencia se transfigura completamente y se hace la afirmación de Capricornio: “Estoy perdido en la Luz Suprema y a esa Luz doy la espalda”.

 

Miles están pasando por la iniciación en este tiempo, pero como es una experiencia subjetiva y ocurre en la conciencia superior, muchos no recuerdan la experiencia.  Sin embargo, el hecho de la iniciación está actualmente penetrando en la conciencia humana, y no es coincidencia que exista ahora tanta popularidad por la magia ritualista.  Aquello que las religiones han fracasado en satisfacer, se está buscando mediante  imaginativos cuentos de magia y de fantasía.  Y aquellos que han estudiado la Sabiduría de las Edades saben que hasta la fantasía de ficción más maravillosa empalidece en comparación con la realidad.

 

La varita mágica tan amada por los magos y las brujas, por ejemplo, pareciera ser un reflejo distorsionado de esos cetros de iniciación que son usados por las grandes Vidas, responsables de vigilar las variadas etapas del proceso evolutivo, sean en una cadena de planetas, un sistema solar o más allá del nivel cósmico.  El cetro planetario del poder, por ejemplo, se aplica en un punto de los éteres de toda nación del mundo,  y este “Diamante Flameante” crea un “punto magnético” alrededor del corazón y del carácter de una nación, para que ésta se desarrolle.  Generalmente la nación es construida alrededor de su principal ciudad, aunque no siempre es el caso.

 

En relación con los puntos focales magnéticos, el Tibetano advierte que “toda organización en el plano físico –gubernamental, religiosa o cultural– es el resultado de las fuerzas internas y de las causas y, antes que aparezcan definidamente en la manifestación física, ocurre una focalización de estas influencias y energías en los niveles etéricos... cuando los discípulos inician un movimiento de relativa pequeña escala, el Maestro con Quien trabajan puede similarmente asistirlos, y aunque no empuñe ningún Cetro de Poder, Él tiene métodos mediante los cuales puede estimular y unir el pequeño esfuerzo de los fieles seguidores.  Así son usados, en todos los departamentos de la vida humana, los Cetros de la Iniciación y las palabras de Poder.   Todo el gobierno mundial funciona bajo la ley y el orden, y todo el esquema es interdependiente.

 

Este tema de la Ley y el Orden nos trae de vuelta al portal de Capricornio, cuyo regente es Saturno, el planeta de la Ley, de la Oportunidad y del Karma, tanto en el aspecto forma como en el aspecto alma.  En la cumbre de la montaña de Capricornio, la visión ha sido concedida, y ésta debe  manifestarse ahora en los planos de la tierra, mediante el manejo de una ley planetaria coincidente con la oportunidad y con el karma de la raza humana.  La carga del futuro es conferida firmemente sobre los hombros de cada discípulo, quien, como una célula de fuerza dentro del Logos planetario, se une a la Hermandad Blanca, para ayudar a soportar la presión eléctrica de Su luz.  Como dice un viejo comentario de las enseñanzas de la sabiduría:  “”Vuelve su rostro hacia la oscuridad y, entonces, los siete puntos de luz dentro de sí mismo transmiten la luz que irradia hacia el exterior y, he aquí que los rostros de los que huellan el sendero oscuro reciben esa luz.  Para ellos ya el camino no está oscuro.  Detrás de los guerreros, entre la luz y la oscuridad, resplandece la luz de la Jerarquía.”

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Traducción al español: Nila Tadic de Ossio - nilatadic@hotmail.com - Unidad Boliviana de Servicio - Cochabamba

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------                            

* Alocución en la Sede de Londres de la Escuela Arcana.

 
 

Mail distribuido por:  Buena Voluntad Rosario -  www.sabiduriarcana.org  -  bvr@ciudad.com.ar