Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1179 al 1198 
AsuntoAutor
Mensaje de Kofi An Buena Vo
Los Portales del T CLARIDAD
A los pies del Mae CLARIDAD
Introduccion al Bu CLARIDAD
Nuevo Enlace de Lu CLARIDAD
Los Portales del T CLARIDAD
A los pies del Mae CLARIDAD
Los Portales del T CLARIDAD
A los pies del Mae CLARIDAD
Invitacion Seminar CLARIDAD
Kryon - La celebra Juan Ang
A los pies del Mae Juan Ang
A los pies del Mae Juan Ang
Nuevo Enlace de Lu CLARIDAD
Curso Dobladores d CLARIDAD
LLAMADO URGENTE A OROMU Ba
Prueban que en la CLARIDAD
El Amor Transmutad CLARIDAD
AFIRMACIÓN PARA PR CLARIDAD
Los Portales del T Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1781     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Los Portales del Tiempo (1)
Fecha:Viernes, 31 de Enero, 2003  20:20:25 (-0300)
Autor:CLARIDAD <juan33 @.................com>

BOLETIN  CENTRO ESCUELA CLARIDAD Centro de Educación para el Crecimiento y Transformación del Ser Humano

 

CENTRO ESCUELA CLARIDAD
Centro de Educación para el Crecimiento y Transformación del Ser Humano

Mensajes de Luz: Union Global de Luz, Tri-Unidad, Enlace de Luces, Red Pleyadiana de luz.

Al Servicio de la Fraternidad Blanca Universal

 

Solicitud Importante: Copyright 1999/2003 Ediciones Claridad. El siguiente material fue extraido de la Biblioteca del Centro Escuela CLARIDAD, la misma esta registrada en derecho de autor. Cada individuo es conminado a usar su discernimiento interior para validar o desechar cualquier información. Estos mensajes pueden ser distribuidos libremente, sin fines comerciales, con la condición de que no se modifiquen y que se incluya la siguiente información: Centro Escuela CLARIDAD, República Argentina, Web site: http://ar.geocities.com/claridad_ar/Index.htm e-mail: claridad@arnet.com.ar  Si deseas recibir más información como esta, puedes suscribirte a nuestro servicio gratuito enviando un correo en blanco a Unión Global de Luz: union_global_de_luz-alta@eListas.net Ayúdanos a distribuir información de vanguardia. Reenvia este correo a todas las personas potencialmente interesadas.


Unidad Didactica CLARIDAD
LOS PORTALES DEL TIEMPO
Familia de Luz


Saludos, queridos amigos. Es un gran placer para nosotros volver a participar de nuevo en vuestra realidad y viajar con vosotros durante algún tiempo por la ruta de la aven­tura y del auto-descubrimiento. Con toda la razón del mundo preguntaréis: "¿Qué viaje?", ya que aparentemen­te os estáis moviendo en círculos y la idea de que en vues­tras vida pueda aparecer la oportunidad de una gran aven­tura os parecer nada más que un anhelo o un sueño muy alejado de vuestra verdad cotidiana y de las inexorables cargas de la vida con las que lucháis. Pero a pesar de ello, permitidnos que os acompañemos durante un rato, como compañeros, ofreciéndoos entretenimiento y animando vuestro paso mientras os mostramos los lugares de interés y los símbolos que hay en el camino que estamos a punto de recorrer.

 

Lo mejor, siempre es empezar con la verdad. De hecho –si es que tal cosa existe- lo mejor también es finalizar con la verdad. Diréis: "¿Y qué pasa en el intermedio y a lo largo del camino?" Pues bien, la verdad es una parte esen­cial mientras dure todo este viaje; no obstante, las conti­nuas paradojas tienen que ver, invariablemente, con vues­tro punto de vista. Recordadlo siempre. Somos viajeros en el tiempo y esta es la mejor manera de describirnos a no­sotros mismos: Nos auto-denominamos Pleyadianos, aun­que respondemos a muchos nombres y apodos. Somos tan reales como vosotros creéis ser reales. Cuando nos reu­nimos con vosotros, estamos situados en un estrecho es­pacio del tiempo, ubicado, según vosotros, en el mundo de la tercera dimensión. Sentimos fascinación por voso­tros y, quizás, cuando lleguemos al término de nuestro viaje en común y de nuestros relatos, también vosotros pensaréis lo mismo de vosotros mismos. Pero ahora debe­mos comenzar con nuestra tarea.

 

Nosotros compartimos nuestro punto de vista con vosotros por muchas razones. Desde la Tierra, nuestro hogar en las Pléyades parece estar muy lejos, parece una mera mancha, un racimo de luces centelleantes. Somos siete aunque hay quien afirma que somos ocho y que la Tierra es parte de nuestra hermandad, parte de nuestro conocimiento común. Todo ello parece ser cierto según lo que muestran nuestras crónicas y lo que nos han transmitido nuestros antepasados. Vosotros estáis conectados con nosotros por medio de un li­naje muy y muy antiguo.

 

Como Familia de Luz tenéis muchas oportunidades: po­déis uniros con seres multidimensionales a través del tiempo; podéis aprender a mover las manecillas de vuestra conciencia. Y, aunque una mano tenga varios dedos está conectada con algo más grande, un cuerpo y este cuerpo, a su vez, está co­nectado con algo aún más grande. Como Familia de Luz, vuestro reto consiste en hacer visible este cuerpo invisible al que estáis conectados. Es decir, todos los seres humanos estáis conectados, pero no os dais cuenta de ello. Mucha gente piensa que no es más que un cuerpo sólido y, consecuentemente, sólo busca aquello que apoya su forma física. Estáis convencidos de que vuestros antepasados lucharon de esta manera. Pero, tal vez, las historias que os han contado sobre el pasado no son del todo correctas. Vuestros antepasados, vuestro linaje de sangre, probablemente funcionaban a un nivel muy superior al que os imagináis. Ciertamente vivían en un tiempo con menos facilidades tecnológicas aunque por otro lado, las tiranías eran igual de duras.

 

Siempre ha existido una lucha por el control de la mente humana, pero esta pelea sólo refleja una disputa mayor que está sucediendo en un ámbito multidimensional donde se libra una batalla por vuestra alma. Vuestras his­torias cristianas hablan del Demonio y de Cristo, el Hijo de Dios, que vino para salvaros y a no ser que seáis lo sufi­cientemente avispados para poner en duda estas historias, creeréis que tenéis que ser “salvados”. Como ya hemos apuntado, os encontráis en medio de un dilema, la deca­dencia de vuestra civilización, porque habéis abdicado de vuestra libertad de pensar, discernir y decidir lo que que­réis. Este derrumbe también está sucediendo porque os da miedo sentir. Vuestros sentimientos son ilimitados y to­dopoderosos, sin embargo, para algunos de vosotros no son más que una cruz vergonzante. No obstante, gracias a vuestros sentimientos podéis distinguir lo que valoráis.

 

Para poder saber lo que queréis en vuestras vidas, lo que valoráis como humanos, tenéis que cuestionar el “Siste­ma”. El Sistema os recompensa cuando seguís sus mensajes y reglas: saltáis cuando tocan sus campanas, dispuestos, sin pensarlo dos veces, a jugar su juego por un sueldo, unas vacaciones, prestigio y “estatus”. Al consentirlo, abdi­cáis de vuestra habilidad de pensar por vosotros mismos. La prueba que os espera tiene que ver con el poder y por ello examinaremos algunos de los aspectos positivos –y otros no tan positivos- del poder, ya que no existe un poder de escapatoria. Vuestro valor y vuestro poder han sido minados. A lo mejor os han enseñados que sois ma­culados o que los dioses tienen que interceder en vuestro favor. Pues bien, los dioses, cuyo baile por los Cielos se ha convertido en un pasacalle cósmico, aparecerán en todas partes durante los próximos quince años y estos dioses, a lo mejor, os ofrecen salvaros con su tecnología.

 

Por lo tanto, mientras intentáis comprender las incohe­rencias de estos tiempos, cuidad lo que es importante y aplicad vuestros valores con criterio propio. Uno de los mensajes más importantes que tenemos para vosotros es:

 

Vuestro linaje de sangre es rico. Ponderad nuestras pala­bras por un momento y luego examinad lo siguiente:

 

“¿qué podría haber en mis genes?” Imaginaos una compu­tadora con bancos de datos, llenos de información alma­cenada. Si apretáis el botón correcto podéis disponer de una tremenda cantidad de datos; sin embargo, una com­putadora sólo contiene los datos que fueron introducidos anteriormente. En muchos aspectos vosotros sois mucho más avanzados que cualquier computadora que podríais crear jamás en la tercera dimensión. Sois construcciones biológicas vivas con un magnífico linaje, capaces de vivir una existencia perfecta. Pero aún así, hacen falta algunos ajustes para despertaros y poneros en marcha; hace falta una percepción de la esencia que pocas veces es compren­dida por los humanos.

 

En lugar de aplicar las herramientas para vivir, habéis sido engatusados para apartaros del aspecto más valioso de vosotros mismos. Os han echado el anzuelo y os lo habéis tragado. Viendo vuestra historia parece que habéis tenido que luchar por muchas libertades y pelear por el derecho de pensar. De hecho, gran parte de la tiranía que ha existi­do en vuestro mundo occidental fue diseñada para con­trolar la difusión del conocimiento. Uno de los mayores censores del conocimiento han sido las organizaciones religiosas de vuestro mundo. Para poder seguir en el poder aprobaron el secuestro de tierras, bienes, vidas y literatura. Miles de personas fueron quemadas en las piras y muchas grandes bibliotecas, repletas de conocimiento, también fueron entregadas al fuego para eliminar los misterios. ¿Cuáles eran los misterios que las organizaciones religio­sas, intentando mantenerse en el poder, querían hacer de­saparecer con tanta vehemencia? ¿Por qué vuestra historia está llena de cruzados y misioneros que viajaron por todo el mundo? ¿Fueron enviados para salvar a los paganos? Puede que detrás de estas campañas se escondan historias más interesantes. La energía que nosotros aportamos os permitirá hojear las páginas del tiempo del antes y del des­pués de vuestro Ahora. No son las páginas que se encuentran en las bibliotecas del mundo que aún no se han que­mado; la literatura que todavía está disponible apenas contiene un hilo de verdad. Contiene aquello que los ga­nadores quieren que sepáis, lo que aquellos que ostentan el poder quieren que creáis. La manipulación y el engaño, la matanza, la traición y la herejía han sido blanqueadas y cubiertas con una capa de pintura o convertidas en algo tan aburrido, atiborrado de datos y hechos, que vuestra historia se lee como un conglomerado cargado de sin-sentidos.

 

Para conoceros realmente a vosotros mismos, co­menzad con una profunda respiración y sentid vuestro cuerpo: sed quienes sois y descubriréis que estáis muy vivos y que estáis aquí para vivir. Estirad ahora vuestra imaginación para visualizar a vuestros antepasados: vues­tros padres, abuelos, tatarabuelos y así hacia atrás en el tiempo; os retamos a encontrar un final de vuestro linaje de sangre. Si lo encontraseis no podríais estar aquí ¿ver­dad? Y al examinar vuestro linaje, reflexionad sobre vues­tra sangre ancestral y todos los códigos genéticos que deben estar almacenados en vuestros cuerpos en este mismo instante. Los genes que protegemos son extraordi­nariamente valiosos. ¿Qué no habrá pasado por vuestros genes a lo largo del tiempo? ¿Hasta dónde conseguís llegar cuando retrocedéis en el pasado?

 

Cuando transmitimos nuestra energía, tanto a vosotros como a vuestro mundo, ¿sois capaces de imaginaros que tenemos un Libro al que también vosotros podéis tener acceso? Utilizad vuestra imaginación y permitios experi­mentar la auténtica multidimensionalidad de vuestro ser. Leed nuestras palabras y observad al mismo tiempo cómo las realidades se despliegan desde el núcleo de vuestro ser. Nuestra voz viene de muchas direcciones y lugares y habla a vuestro ser multidimensional. Os ofrecemos bocaditos de conocimiento, verdades, para animaros a seguir ade­lante y comenzar a hilar vuestras memorias sabiendo lo que ocurrió en la Tierra puesto que recordáis haber estado aquí. Todo vuestro entrenamiento de los últimos miles y miles de años no os servirá de ayuda precisamente. Hace dos mil años, en la Tierra prevaleció otro tiempo repleto de oportunidades, un tiempo en el que el cambio de esta­ción suponía desplazarse de una fase a otra. Nos referimos a la Era de Piscis y como siempre, Familia de Luz estaba allí para anunciarla. Las Eras marcan el comienzo de las estaciones, cada una con su propio sabor; de hecho, las Eras señalan dónde van a ocurrir las cosas.


En Gratitud, Unidad, Orden, Luz y Amor...

¡Bendiciones Multiplicadas en todos los planos!

Juan Angel Moliterni
Astrólogo Humanista Dhármico

e-mail: claridad@arnet.com.ar

 

Si esta información resuena contigo y deseas interiorizarte más sobre el tema y participar de las Actividades del Centro Escuela CLARIDAD, solicita información y/o inscripción, dirigiéndote al mail: claridad@arnet.com.ar Se dictan Cursos, Talleres y Seminarios, Transmutación Kármica y Ascensión; Charlas libres y gratuitas; se realizan Meditaciones Grupales; Arte de la Nueva Era de Acuario: Arteosofía; y además se dispone de una amplia Literatura de vanguardia. Se atienden consultas de orientación abierta, Cartas Natales Kármicas, Cartas Natales Dhármicas.


RED GLOBAL DE LUZ (Oficial): CENTRO ESCUELA CLARIDAD (Argentina), GRUPOS DE ACTIVACION PLANETARIA (GAP), GRUPO LUX (México), GRUPO METATRON (España), RED AMERICANA DE LUZ, RED ANAHUAK (México), RED ARGENTINA DE LUZ, RED IBERICA DE LUZ, RED IBEROAMERICANA DE LUZ, RED LATINOAMERICANA DE LUZ, RED LUMITOILE (Francia), OPERACIÓN PLANETA AMOR (OPA), ORDEN DE LA ROSA MULTIPLE (Oro*Mu), TERRALUZ (Venezuela), TERRA OASIS (Costa Rica).