Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1728 al 1747 
AsuntoAutor
Invitacion Charla Escuela
¿Está creciendo el Escuela
El Sueño Escuela
PARA TODOS AQUELLO Escuela
Arathia Maitreya - Escuela
Veamos las cosas t Escuela
Los ángeles están Escuela
Solidaridad Juan Mol
Mensajes del Maest Escuela
COMPARTIENDO COMPR Escuela
DOÑA MARIA ISABEL OroMu-Ba
Ascensión - Ashtar Escuela
De la Sociedad de Escuela
Vicente Beltrán An Buena Vo
Vigilia Día Intern Buena Vo
Importante Escuela
Compartiendo Compr Escuela
METATRON HABLANDO Escuela
Mensaje de Miguel Escuela
SANACION COSMICA Leonel L
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2320     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Veamos las cosas tal como son (Parte 1)
Fecha:Jueves, 4 de Septiembre, 2003  22:07:22 (-0300)
Autor:Escuela Claridad <claridad @.........com>

Apreciados amigos:

Observo con plena consciencia los esfuerzos que realizan día con día por llevar información de calidad y utilidad a aquellos buscadores que incansablemente permanecen en sí mismos, poniendo su atención adelante y hacia arriba.

Por esta razón me permito, desde el simple lugar de un aspirante más, recordar o rescatar las palabras del Maestro Djwhal Khul, cuando se refería a los momentos que actualmente nos toca vivir. Durante años he estudiado su trabajo, tanto el que le encomendara a H. P. Blavatsky, como a Alice A. Bailey. Por consiguiente, respondo con mi absoluta responsabilidad por las citas que les acerco, en un intento por despertar al mayor número posible de conciencias, que en un instante de reflexión, quieran escuchar este mensaje que aún permanece vigente y vivo, para dar una respuesta en plena consciencia a la Humanidad que nos reclama.

Sinceramente.

Claudia.

 

"No aceptes nada que sea irrazonable

pero no rechaces nada, como irrazonable

sin adecuado examen."

Buddha.

En nuestra historia planetaria nunca existió un período en el que la oportunidad haya sido tan grande, o la humanidad haya hecho contacto y utilizado tanta luz y fuerza espirituales.

La primera indicación de esta masiva y disponible energía produjo la coordinación del nuevo grupo de servidores del mundo en el plano físico.

La segunda indicación produjo una pronunciada separación entre las fuerzas del mal y las Fuerzas de la Luz; esta separación trajo como resultado la guerra mundial (1914-1945) e inició el hirviente desorden emocional y síquico, en el que se encuentra actualmente la humanidad.

La tercera indicación fue la liberación de la energía atómica y el descubrimiento del proceso para trasmutar la energía en materia y la materia en energía.

Por lo tanto, las energías espirituales en forma impersonal y con la "vívida dirección de la intención pura", vinieron desde el punto más elevado del propósito espiritual y penetraron en el aspecto inferior de la materia, el átomo, demostrando así la verdad del enunciado de que la materia es espíritu, en su punto más bajo, y el espíritu es materia en su punto más alto, y que la aparente dualidad es sólo unidad esencial.

La concentración de fuerzas espirituales en, y por intermedio del nuevo grupo de servidores del mundo, la producción de un conflicto mundial, con su resultado destructor y al mismo tiempo unificador, y la liberación de ciertas energías impresionantes que posee la materia misma, para beneficio de todas las cosas creadas sobre la Tierra, constituyen los resultados inmediatos de la presión ejercida por los recursos espirituales influyentes.

Estas fuerzas afectaron a las personas espirituales y a los humanitarios del mundo, fusionándolos en un solo grupo en los planos internos (aunque esto siga permaneciendo externamente incomprendido), asestaron así un golpe mortal a la gran herejía de la separatividad. Eso más adelante se evidenciará indefectiblemente. Dichas fuerzas hicieron surgir el mal a la superficie en tal forma, que el conflicto entre el bien y el mal se evidenció con toda claridad y se reconocieron en forma nueva y más aguda las causas del sufrimiento humano; ahora no se puede negar que el género humano tiene este conocimiento y sabe cuál es su responsabilidad. También hicieron posible el empleo de la energía aprisionada en la sustancia misma, la cual si es correctamente empleada puede cambiar y cambiará totalmente la actitud del hombre hacia la vida, su sentido de valores y su empleo del tiempo.

Todo esto ha sido creado por lo que podríamos llamar con exactitud la primera precipitación. Sus efectos fueron masivos en gran medida, y afectaron a los trabajadores espirituales y a los hombres de buena voluntad, produciendo los fuegos purificadores del dolor y la agonía por medio de la guerra, poniendo también la esencia a disponibilidad del mundo material. Me he esforzado por expresar, de distintos modos, la majestuosidad de los recientes acontecimientos, a fin de plasmar en ustedes la estupenda naturaleza de lo ocurrido.

La segunda precipitación debe producirla en forma más consciente la humanidad y para facilitar esto, se ha dado la nueva Invocación, razón por la cual debe ser ampliamente distribuida.

Tal precipitación debe producirse gestando gradualmente la idea divina en la conciencia humana. Por encima de todo, lo que más se requiere en la actualidad es reconocer al mundo de significados y a Quienes complementan los asuntos mundiales y dirigen los pasos que guiarán al género humano hacia su meta destinada, además del reconocimiento progresivo masivo del Plan. Estos tres reconocimientos deben ser evidenciados por la humanidad y afectarán el pensamiento y a la acción humanos si se quiere evitar la total destrucción del género humano. Deben constituir el tema de toda propaganda llevada a cabo durante las próximas décadas -hasta el año 2025-, en realidad un breve espacio de tiempo para producir cambios fundamentales en el pensamiento, el conocimiento y la dirección humanos, pero -al mismo tiempo- algo muy posible, siempre que el nuevo grupo de servidores del mundo y los hombres y mujeres de buena voluntad realicen una tarea concienzuda. La puerta donde se halla el mal no ha sido sellada todavía. Tampoco se ha logrado la difusión de la conciencia crística, ni se ha reconocido la Presencia de Cristo entre nosotros. El Plan no se ha desarrollado suficientemente para que su estructura sea universalmente aceptada. El mal fue rechazado; numerosas personas son conscientes de la posibilidad de la iluminación divina y de la interdependencia (la base del amor) para formar un poderoso núcleo, siempre que sea vencida, repito, la inercia tan prevaleciente entre las personas espirituales. Existe un indicio divino de los acontecimientos venideros y un progreso planificado para enfrentarlos, y esto despierta ya interés entre los pensadores de muchos países. Sin embargo, no se ha planificado la respuesta necesaria.

Discipulado en la Nueva Era, Tomo II, pág. 149-150

DE LA EXISTENCIA DE LA JERARQUÍA

"...Aquellos Que vienen como Reveladores del amor de Dios llegan desde ese centro espiritual que el Cristo ha denominado "el Reino de Dios". Allí moran los "espíritus de los hombres justos, hechos perfectos"; allí se encuentran los guías espirituales de la raza, y allí los Ejecutivos espirituales de los planes de Dios, viven, trabajan y supervisan los asuntos de los hombres y planetarios. Muchas personas denomina a este reino con diversos nombres. Se habla del mismo como la Jerarquía espiritual, la Morada de la Luz, el centro donde residen los Maestros de Sabiduría, la Gran Logia Blanca. De allí vienen los que actúan como mensajeros de la sabiduría de Dios, Custodios de la verdad como está en Cristo y en Aquellos Cuya tarea es salvar al mundo, impartir la siguiente revelación y demostrar la divinidad. Todas las Escrituras del mundo dan testimonio de la existencia de ese centro de energía espiritual. Esta Jerarquía espiritual ha ido acercándose constantemente a la humanidad a medida que los hombres se hacían más conscientes de la divinidad y más aptos para establecer contacto con lo divino.

Detrás de ese centro espiritual de Amor y de Luz, se encuentra otro centro, innominado para Occidente, pero que Oriente le da el nombre de Shamballa. Quizás el nombre occidental sea Shangri-Lha - que se está reconociendo en todas partes y representa un centro de felicidad y propósito. Shamballa o Shangri-Lha, es el lugar donde la Voluntad de Dios está enfocada, y desde el cual son dirigidos Sus propósitos divinos.

La Exteriorización de la Jerarquía, págs. 339

"...Durante millones de años (los Maestros) trabajaron detrás de la escena, empleando las mentes, los cerebros y el equipo físico de Sus discípulos, a fin de llevar a cabo Sus propósitos benéficos. Estos trabajadores inspirados jerárquicamente, no son de ninguna manera médium, sino que establecieron una correcta relación con sus propias almas y con el Maestro de su ashrama. Responden a la impresión jerárquica; conocen los planes que los Maestros se fuerzan por llevar a cabo y colaboran voluntaria y conscientemente; tienen plena libertad para trabajar como creen conveniente - después del debido reconocimiento de la información y la inspiración dadas."

Idem, pág. 537

 

Click AQUI para mßs informaci¾n