Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2121 al 2140 
AsuntoAutor
Agenda de Marzo Claridad
Espiritualidad y L Buena Vo
VIRUS ALERTA Claridad
Invitacion Meditac Claridad
Meditación Planeta Buena Vo
Seminario de MAGNI Claridad
El Viaje de Jack - Claridad
EL LENGUAJE VIVO D Claridad
Enlace Mundial - M Claridad
Invitacion Meditac OroMu-Ba
VIAJE AL MÁGICO CH Claridad
La Gran Ascensión Claridad
Proyecto de Sanaci OroMu-Ba
¿Qué es la Red? Claridad
DOS BEBES EN UN PE Claridad
Curso formacion de Claridad
Meditaciones para Rosa Góm
La Matriz Develada Claridad
SOLIDARIDAD Claridad
¿Qué aprender de l Claridad
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2730     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] El Viaje de Jack -Kryon
Fecha:Sabado, 6 de Marzo, 2004  11:23:23 (-0300)
Autor:Claridad - Argentina <claridad @.........com>

De: <coordinacion_ashtar@fibertel

EL VIAJE DE JACK – Kryon

 

 

 

 

LES ENVÍO UNA METÁFORA LLAMADA "EL VIAJE DE JACK" CANALIZADO POR CAULDRE DE TOBÍAS. LES ENVÍO ESTA METÁFORA PORQUE ASÍ TAL VEZ COMPRENDAN LO QUE SIGNIFICA LA UNIÓN ENTRE LA LLAMADA "LUZ" Y LA LLAMADA "OSCURIDAD" DOS ASPECTOS DE NOSOTROS MISMOS.

 

EJE FUNDAMENTAL DE ESTA LISTA.

 

MIENTRAS NO PODAMOS UNIR DENTRO NUESTRO ESOS DOS ASPECTOS Y LOGRAR EL BALANCE, NO PODREMOS AVANZAR HACIA EL SIGUIENTE ESCALÓN, ESO SE LLAMA COMPASIÓN, COMPASIÓN ES ACEPTAR EL VIAJE Y LA EXPERIENCIA QUE CADA SER ELIGE, INCLUSO LAS NUESTRAS, NO HAY UN DIOS QUE NOS VA A RETAR O CULPAR POR NUESTRAS ELECCIONES O EXPERIENCIAS. ES HORA DE MADURAR Y ASUMIR LA RESPONSABILIDAD DE NUESTRA PROPIA VIDA. Y NO TRANSFERIRLA AL EXTERIOR DE NOSOTROS MISMOS. UN ABRAZO A TODOS. LEONARDO.

 

            En el Reino todo era Uno. Todo era en singular en el Reino. Pero en algún punto, esta Unidad, en el amor y la felicidad de Casa, Espíritu, Todo Lo Que Es, El Eterno, Dios, supo que era tiempo de explorarse interiormente. Era tiempo para Todo Lo Que Es, de hacer un recuento de Sí Mismo, de toda la creación y de todo lo que se había hecho. Hasta ese punto todo había sido una expresión singular hacia el exterior.

 

            En ese mismo momento, el Espíritu también contemplaba mirarse interiormente, incluso contemplaba mirarse en el espejo a Sí Mismo, lo que era uno se convirtió en dos.

 

            Dios tenía ahora la capacidad de mirarse a Sí Mismo. Lo que había sido una energía singular en el Reino, ahora se convertía en el Rey y la Reina. Se convirtió en lo que ustedes llamarían una energía “masculina” y una energía “femenina”. Y hubo un “matrimonio” entre las dos. Había unidad todavía, había singularidad aún. Pero ahora, como el Espíritu había decidido mirarse interiormente y contemplarse a Sí Mismo, instantáneamente se creó una especie de dualidad, diferente a la que tienen aquí en la Tierra, pero que creó dos energías que nosotros llamamos el Rey y la Reina, la Madre y el Padre.

 

            Para aquellos que en esta vida caminan por la Tierra en una biología femenina, apreciarán el hecho de que en el Reino, sentada en el trono, hay una energía predominantemente “femenina”. No está balanceada al 50/50, masculina y femenina. Según su forma de pensar, el Espíritu y Todo lo que Es, es predominantemente femenino. Y una vez más les advertimos. Estamos utilizando términos que faciliten la comprensión.

 

            La energía femenina, como saben, es la que da a luz. Es creativa. Está llena de amor y sustento. El Reino es predominantemente nutritivo, predominantemente creativo, predominantemente productivo. Por consiguiente decimos que la energía de Casa es predominantemente femenina.

 

            ¿No les parece interesante que en su sociedad, ustedes se refieran a Dios y al Espíritu como “Padre”? ¡Debería ser Madre!. Y por eso estamos hablando de esto en esta energía. Es tiempo de hacer una limpieza. Es tiempo de hacer un cambio de energía. La nueva energía, queridos amigos, a la que se están trasladando, tiene una energía dominante “femenina”. Está balanceada, pero se revierte a lo que ustedes conocieron en el Reino.

 

            En el Reino había una unidad que se convirtió en dos. Eran el Rey y la Reina. En el momento en que se miraron a los ojos, vieron su gran amor mutuo y por todo lo que habían creado. En el momento en que se miraron mutuamente el corazón, supieron lo que era el amor, de una manera que el Espíritu no hubiera podido entender antes. Esta es la historia original del amor.

 

            El Rey y la Reina, al poder ahora mirarse mutuamente, se enamoraron y al hacerlo, la Reina dio a luz un hijo al que hemos llamado Jack. Esta es la trilogía del Padre, Madre e Hijo que incluso ustedes, como humanos en la Tierra, manejan.

 

            Esta creación, producto del amor del Rey y de la Reina, era de energía masculina por muchas razones. La energía masculina es – y una vez más utilizamos metáforas y símbolos - la energía masculina es una energía que se mueve. Busca y viaja. Incluso en el Reino, la energía masculina era la que tenía la fuerza, la estabilidad y era la que se movía. Así el Rey y la Reina dieron a luz a un hijo, uno de energía masculina, para que pudiera viajar en beneficio de todos.

 

            Ahora, literalmente, ¿era ésta biológicamente masculina? No. Estamos utilizando términos que puedan ayudarlos a comprender, que puedan usar para enseñar a otros y ayudarlos a entender. El fruto del amor entre el Rey y la Reina fue un hijo que sería el viajero. El Rey y la Reina sabían que Jack, algún día dejaría el Reino. Esto era parte del plan de amor. Ellos lo sabían aunque Jack no lo supiera.

 

            Ellos sabían que un día el cruzaría eso que nosotros llamamos “El Muro de Fuego”. Dejaría el Hogar. Dejaría el Primer Círculo e iría a un vacío, donde nada existía. El Rey y la Reina no tenían ni concepto ni idea alguna de lo que existía fuera del Primer Círculo, la creación original del Espíritu. Pero su único hijo concebido iría allá. En cierta forma, esto los atemorizaba, pues no sabían que pasaría con su propia descendencia. Por otra parte, entendían las implicaciones de amor que había tras el viaje.

 

            Cada uno de ustedes es Jack. Cada uno de ustedes es el viajero que dejó el Reino, que fue más allá y más allá. Ustedes salieron al exterior de Todo Lo Que Es. Todavía no alcanzan a entender las implicaciones, aunque hemos hablado de esto desde hace bastante tiempo. Pero, queridos amigos, esto era y es, un increíble viaje, que ustedes y Jack hicieron. Ustedes salieron de Todo Lo Que Es.

 

            Ahora los estamos contemplando. Ni siquiera entienden las implicaciones de lo que ustedes han hecho en beneficio de Todo Lo Que Es. Dejaron el Reino para viajar más allá, para descubrir algo para el Espíritu, algo para toda la creación, lo que no podría haberse realizado sin ustedes. Ustedes, que piensan que su vida es pequeña, no saben lo verdaderamente grande que es. Todavía no entienden por qué nosotros nos acercamos a ustedes con tanto respeto. Tal vez empiecen a entender ahora lo que hicieron en beneficio del Todo.

 

            Así pues, hubo un Rey y una Reina que concibieron un hijo llamado Jack. Algún día Jack asumiría el trono. Pero antes de que Jack pudiera hacerlo, había cosas que era necesario experimentar. Había cosas que era necesario expandir y equilibrar. Y sí, ¡ah sí, sus propios científicos y físicos están empezando a ver el camino energético que ustedes emprendieron para llegar aquí!. Ellos están empezando a ver los inicios de la creación de su universo. Ellos están empezando a entender los tonos vibratorios básicos que fueron enviados cuando ustedes llegaron volando a través del Muro de Fuego. Van a continuar observando y ponderando estas cosas, pero queridos amigos, tarde que temprano entenderán que esto no fue un acontecimiento único - un sólo big-bang. Más bien se trató de un hecho que tuvo lugar cuando todos ustedes que son los Jack, atravesaron el Muro de Fuego y aparecieron en el vacío. No fue un simple bing-bang, fueron múltiples bing-bangs que ocurrieron cuando ustedes y todos los demás dejaron el Reino.

 

            Nuestra historia esta noche es acerca de un joven príncipe llamado Jack. Verán, Jack vivía en un reino magnífico, y era príncipe. Su madre era la reina, y su padre era el rey – y este es un punto importante. Ahora, este joven príncipe no era más que un chico, y gustaba jugar en el reino. Tenía muchos amigos y compañeros de juego, y todos los que se encontraban con Jack le honraban y amaban. Él llevaba una muy buena vida como príncipe en el Reino de sIAM.

 

            Al pasar Jack a través de sus días de infancia, tenía un ansia de experimentar cosas nuevas. Tenía un ansia de jugar. Tenía un ansia de aprender, y aquellos que veían al joven príncipe sacudían sus cabezas y decían, "Él es el creador, el magnífico creador. Él es el que ama viajar y ama experimentar. Su alma es siempre juguetona. Siempre se mueve hacia adelante". Oh, este joven Príncipe Jack no podía mantener sus pies en dos sitios al mismo tiempo. Al volverse adolescente, sus viajes le llevaron más y más lejos a través de las tierras del reino, hacia los más lejanos confines, hasta las villas que estaban fuera del centro del reino. Y allí conoció personas que eran parte del reino pero eran nuevas y distintas.

 

            Jack hizo viajes más y más largos, a menudo ausentándose por días e incluso semanas a la vez. Amaba lo que estaba aprendiendo. Amaba los nuevos tipos de animales y árboles que veía en los confines del reino. Amaba las nuevas tierras y nuevos cielos que veía. Amaba su viaje. El joven príncipe Jack nunca descansaba, siempre, siempre siguiendo adelante en un nuevo viaje, siempre encontrando un lugar en el que nunca había estado antes, siempre haciendo amigos a lo largo del camino.

            Al alcanzar el joven Príncipe Jack la hombría temprana, supo que muy pronto estaría gobernando el reino. Sabía que estaría sentado al trono. Pronto sería rey. Así que tomó una decisión. Dijo, "Antes de que sea el rey y deba permanecer en el castillo en el trono todo el día para gobernar el reino, decido ir a una experiencia final, a un largo viaje hacia un lugar al que nunca antes he ido, hacia un lugar que es emocionante y retador".

 

            El joven príncipe decidió no llevar el contingente real que normalmente le acompañaba en sus viajes. Decidió escabullirse tarde en la noche con sólo un pequeño bolso empacado para su largo viaje. Así que se escapó y empezó a viajar más allá de los lugares a los que había ido antes. Pasó por las villas que había visitado en el pasado. Siguió viajando más y más lejos hasta que llegó a territorios por los que nunca había caminado antes. Y la tierra era nueva y diferente y emocionante, pero aún estaba dentro de las fronteras del reino de SIAM.

 

            Al seguir avanzando en su viaje, el cual ya se había tomado meses y meses de tiempo, llegó al borde de la tierra. Llegó al agua, un océano como el que nunca había visto antes. Él había visto lagos, y había visto ríos, pero nunca había visto algo como esto antes. Él había oído de grandes océanos en las tradiciones de su reino. Había oído del lugar donde terminaba la tierra. Había oído que no se debía viajar más allá de ese punto. Había oído que allí era donde terminaba el reino, y que no era apropiado pasar de allí. El joven príncipe Jack se sentó toda la noche considerando si dar el próximo paso o no. Debatió consigo mismo si debía hacerse a la mar... o regresar a casa.

           

            ¡Oh, y como ustedes saben, él era demasiado inquieto como para regresar a casa! Así que el día siguiente empezó a construir un barco, un bote pequeño que lo llevaría en su viaje. Jack trabajó en ello por días y días y días, hasta que estuvo satisfecho con el bote. Entonces, con un nudo en su garganta y un vacío en el estómago, sintiendo como si quizás estuviese rompiendo un regla sagrada, como si quizás estuviese yendo hacia donde no debía aventurarse, se hizo a la mar.

 

            La corriente lo llevó rápidamente mar adentro. Navegó por un buen número de días. Las aguas eran calmadas. El viento era gentil. El sol era brillante, y todas las cosas se sentían bien. Pero había una intranquilidad. Había una intranquilidad en el ser de Jack. El nudo en su garganta se hizo mayor. El vacío en su estómago se hizo más repulsivo. Sabía que algo estaba por venir.

 

            Una tarde tranquila – algo fastidiosa para los estándares de Jack – vio una gran muralla de fuego elevándose en el océano en frente de él. Comenzó a remar hacia atrás, tratando de evitar esa gran muralla de fuego. Pero por más que intentó, no pudo vencer las fuerzas de la gran muralla de fuego. Estaba succionándolo, halándolo más y más cerca. Podía sentir el calor, y podía sentir el alboroto. Podía sentir el alboroto dentro de esa muralla de fuego. Jack empezó a gritar mientras remaba, tratando de regresar al reino de sIAM. Pero la muralla lo halaba. Lo halaba hacia el fuego.

 

            Lo que pasó a continuación, Jack no lo recuerda. Sólo supo que se despertó, sintiéndose exhausto y vacío y sin memoria. Se despertó en las costas de una tierra extraña. No podía recordar su nombre, ni de dónde venía. Pero había algo dentro que le decía que él era alguien, pero no podía recordar. Era, de una forma, una amnesia.

 

            Cuando Jack abrió sus ojos, vio una nueva tierra, distinta de cualquier cosa que hubiese visto antes. Sabía que era tiempo de levantarse y empezar a explorar. Exploró esta nueva tierra día y noche, descubriendo cosas que eran nuevas para él y para su alma. Todo el tiempo estaba buscando, explorando esta nueva tierra… todo ese tiempo sentía una intranquilidad una vez más. Sentía que había algo que debía saber o recordar pero que no podía, como si estuviese tratando de poner el dedo en algo, pero ese algo no estuviera allí. Estaba tratando de recordar su pasado.

 

            Después de mucho tiempo explorando esta nueva tierra, un día se encontró a una mujer. Hablaron, y se regocijaron al verse el uno a la otra. Parecía haber un vínculo familiar, pero no sabían de dónde. Ella lo llevó de vuelta a una villa en donde había otros. En esta villa estaban construyendo edificios. Estaban teniendo niños. Estaban creando una nueva civilización, pero ninguno en esta villa podía recordar de dónde venían. No podían recordar quiénes eran. Sólo sabían que era tiempo de seguir adelante. Era tiempo de seguir con sus vidas.

 

            Ahora, queridos amigos, no hay un final en particular para esta historia, porque no ha sido escrito aún. Y como ustedes probablemente sepan ya, esta historia de Jack y los otros con quienes él se consiguió en esa otra tierra es la historia de ustedes. Ustedes, los que fueron ángeles exploradores y aventureros. Ustedes fueron los que salieron a explorar todo el reino de Dios en el primer círculo. Ustedes fueron los príncipes y las princesas, los que heredarían el trono.

            Ustedes fueron los incansables y los que querían explorar. Ustedes fueron hasta los confines y límites mismos del reino. Ustedes fueron los que se hicieron a la mar y fueron más allá del primer círculo. Terminaron en el lugar que ahora llaman Tierra, que está conformado por un universo que ustedes están ayudando a crear, incluso mientras estamos sentados aquí esta noche. Ustedes son los que están construyendo la nueva villa, creando las nuevas vías, descubriendo cosas nuevas que posiblemente no podrían haber descubierto en el reino viejo. Ustedes son los que están creando los patrones para la segunda creación. Ustedes son los que están intentando recordar de dónde vinieron, cuáles son sus raíces, cuáles son sus orígenes.

 

            Los ángeles al otro lado del velo son los que salieron en su búsqueda cuando ustedes se fueron en su largo viaje aquella noche. Nosotros somos a quienes el rey y la reina pidieron que fuésemos a buscarles. Nosotros somos quienes seguimos sus pasos a través del reino de sIAM, hasta las arenas del océano.

 

            Cuando llegamos a ese lugar, queridos amigos, supimos que ustedes se habían ido hacia las aguas fabulosas, más allá del Todo Lo Que Es. Y nos regocijamos cuando llegamos allí, porque nadie más que supiéramos en ese tiempo había hecho eso jamás. Nos regocijamos por saber que ustedes se preocupaban tan profundamente y amaban el Espíritu tanto que eligieron ir en ese largo viaje por algo que nos serviría a todos.

 

            Los ángeles se paran ante la muralla de fuego, incapaces de atravesarla. Ellos pueden ver dentro de la muralla de fuego. Pueden ver las imágenes de su vida en la Tierra proyectadas en la muralla de fuego. En esa pantalla, pueden ver las cosas que ustedes están haciendo. Ellos pueden sentirles, pero no pueden cruzar por ahora.

 

            Como ustedes, la muralla de fuego está cambiando. En un período relativamente corto de tiempo, será posible para los otros del reino atravesarla. Y en ese punto, queridos amigos, las fronteras del reino de sIAM se expandirán. El reino se expandirá más allá de la gran muralla de fuego. Se expandirá hacia ese nuevo lugar que ustedes han creado. Vendrá el día, que la mayoría de ustedes experimentará, cuando el resto del reino vendrá hasta ustedes. Ustedes reconocerán a los ángeles, y entonces recordarán su Hogar. Y entonces coexistiremos con ustedes. El reino de sIAM será un lugar mayor gracias al trabajo que ustedes han hecho en la Tierra.

 

            Esta es de verdad una historia, pero es una que retrata su viaje. Es una de la que hablamos todo el tiempo – sus viajes, sus experiencias y sus descubrimientos. Queridos amigos, hay mucho honor por lo que ustedes están haciendo. Hay mucho honor por lo que han asumido. Por eso es que el de la familia de Sananda viene aquí esta noche, en particular, para agradecerles y para recordarles de su familia.

 

            Antes de su venida a este lugar de la Tierra, ustedes siempre habían estado en el modo de “unidad”, el modo singular. Todas sus creaciones eran hechas dentro de un marco de unidad. Cuando cruzaron a través de la muralla de fuego, tomaron los atributos de la dualidad. Esta fue la experiencia de Jack. Esto fue lo que Jack quiso sentir y experimentar. Y de hecho lo hizo. ¡Y de hecho todos ustedes lo hicieron!

 

            Ahora esto nos lleva a continuar la historia de Jack, el Príncipe de sIAM (SYOSOY). Queridos amigos, cuando hablamos en la última reunión, les contamos la historia de Jack quien era el príncipe del reino del Primer Círculo. Él disfrutaba viajando por todas partes del reino donde conoció a muchos, aprendió mucho y experimentó mucho. Visitó nuevo pueblos dentro del reino. Compartió con otros dentro del reino, y ayudó a crear muchas cosas nuevas. Esta es una parábola que compartimos con ustedes, para ayudarles a comprender cómo fue que vinieron a la Tierra.

 

            Ciertamente cada uno de ustedes es Jack. Ahora, lo que no les mencionamos en la última reunión fue lo que ocurrió con Jack cundo llegó al lugar donde la Tierra terminaba. Él empujó su bote dentro del gran mar, que estuvo calmado por varios días. Y allí fue cuando Jack se sintió aburrido. Vamos a hablar mas lentamente ahora, enfatizando en estas metáforas, porque ellas son puntos clave de lo que ustedes tendrán que enseñar. Rendimos honores a ustedes, los maestros que están aquí esta noche.

 

            Un día cuando Jack andaba a la deriva sobre las aguas, buscando nuevas aventuras, vio un gran muro de fuego. Esto lo asustó tremendamente. Empezó a remar hacia atrás, hacia la tierra de donde había venido, hacia el reino que había sido su hogar. Pero el muro de fuego lo halaba sin remedio. Él estaba muy asustado, aterrorizado, y el muro lo halaba de una forma que él no podía impedir. Después de atravesar el muro de fuego, Jack se despertó en las costas de una nueva tierra, en este lugar llamado La Tierra. Allí se encontró con otros que eran como él. Juntos comenzaron a construir los poblados. Así crearon la arquitectura y los patrones de energía para la nueva tierra.

 

            Ahora vamos a regresar por unos momentos y hablar de lo que aconteció durante ese período cuando Jack atravesó el muro de fuego. No nos enfocamos mucho sobre esto en la última reunión, porque queríamos hablar específicamente de ello en esta noche. Esto fue una experiencia traumática para Jack ? y para ustedes. Por primera vez él sintió que no tenia las cosas bajo control, cuando este muro de fuego lo haló, y él grita dentro de sí.

 

             Esta fue la primera vez que Jack sintió el terror. Esta fue la primera vez que Jack sintió partirse en dos dentro de su propio ser. Había sido siempre un príncipe, el heredero del trono. Siempre antes había tenido la libertad de crear lo que él escogiese. Pero ahora el muro de fuego cambió todo aquello para él. Mientras atravesaba el muro de fuego, éste le quemó el mero centro de su propio ser, y ello despertó en su interior el conflicto y el dolor y el pesar y el sufrimiento ? cosas todas éstas que nunca antes había experimentado mientras estaba en el reino.

 

            Despertó también en su interior algo llamado culpa. Mientras daba tumbos en el pavoroso muro, mientras se preguntaba qué habría hecho, sintió la culpa por haberse ido tan lejos. Sintió que debía haberse quedado en casa en el reino donde todas las cosas eran buenas y correctas. Mientras estaba dentro del muro de fuego, éste lo volvió añicos, queridos amigos. Destrozó la unicidad que él había sido, podría decirse que creó una guerra en su interior. Hubo experiencias que él tuvo en ese breve momento mientras atravesaba el muro de fuego que parecieron durar una eternidad. El Príncipe Jack, aquél que era un creador allá en su reino, tuvo experiencias dentro del muro de fuego que fueron llenadas con el más profundo de los pesares, que fueron llenados con rabia y con odio.

 

            Oh, sabemos que algunos de ustedes han tenido un momento fuerte escuchando esta parte. Pero todo ello era apropiado. Tenía que ocurrir. Y todo esto, lo verán en su finalidad, fue llenado con lo más grande del amor. Les estamos contando unas metáforas muy importante en esta noche. Hay muchas metáforas que serán muy importantes en la enseñanza que ustedes trasmitirán. El Príncipe Jack pasó una eternidad en la zona del muro de fuego. Éste lo destrozó en pedazos. Esos pedazos, en un sentido, se reorganizaron a sí mismos en dos áreas. Una pequeña porción de los pedazos se reconectó y cayeron en el universo en un lugar llamado La Tierra. Se resucitaron a sí mismos en un cuerpo humano. En este cuerpo humano, Jack estaba destinado a caminar sobre La Tierra muchas, muchas veces, y repetir los ciclos de vida, para ganar experiencia para algo en una escala muy grande. Parte de Jack, la parte más grande de Jack que estaba destrozada, paso un poco más de tiempo en la zona del muro de fuego.

 

            Los pedazos de Jack pasaron un tiempo de confusión y dificultades dentro del muro de fuego. Pero luego volvieron a juntarse. Se encontraron el uno al otro. Encontraron la vibración de cada uno. Volvieron a juntarse. Luego se envolvieron con un grueso manto de energía para protegerse. Podríamos llamar a esto un capullo. Y dentro de ese capullo, la parte mayor de Jack que había regresado ya juntada se puso a dormir, protegida por un capullo energético, protegida por muchos otros tipos de invisibles pero amorosas fuerzas. Mientras los pedazos de Jack dormían en el capullo, ellos buscaron hacia adentro. Jack había sido siempre un creador hacia lo externo, el aventurero, el que buscó nuevas tierras. Jack siempre había sido una expresión hacia fuera, pero ahora la mayor parte de Jack yacía dentro del capullo, profundamente dormida, buscando hacia adentro. Eso no se había hecho nunca antes. Era una necesidad de parte de Espíritu, a través de Jack, buscar adentro, para poder ver desde una nueva perspectiva, en lugar de crear hacia fuera. Ahora de regreso a Jack, el humano, quien vivió muchas vidas y olvidó quién era y se olvido de sus orígenes angélicos. Él llegó a pensar y a creer que él era solamente un humano.

 

            Oh, y hasta se olvidó de que ha tenido vidas pasadas en La Tierra. Comenzó a creer que su existencia era simplemente nacer, vivir y morir. Olvidaría de una vida a otra vida a otra vida quién eral él realmente. Y su nombre cambiaría de vida en vida. Su género cambiaría ocasionalmente. Él tuvo muchísimas experiencias. Un día, en una de sus vidas, comenzó a preguntarse ?¿por qué??. Comenzó a preguntar quién era él. Comenzó a preguntar quién era su padre realmente. Y las palabras que le fueron respondidas no permanecieron mucho tiempo dentro de él. Las palabras que él escuchó de aquellos en las iglesias y de aquellos que controlaban las doctrinas espirituales no resonaron dentro de su ser. Él sabía que había algo más, y buscó para encontrarlas. Buscó reunirse con algo que él sabía que estaba allí, pero no pudo lograrlo. No pudo definirlo. Jack pasó un buen número de sus vidas buscándose a sí mismo. Pasó estas vidas en soledad y aislamiento. Pasó estas vidas buscando y batallando y rompiéndose la cabeza contra la pared. Después de muchos intentos y tribulaciones, y después de pasar por muchos dolores del cuerpo, de la mente y del espíritu, Jack finalmente un día se rindió. No le importaba si moría o vivía nuevamente como humano.

 

            Él amaba a su familia y aquellos que había conocido a lo largo de su camino, pero ya no se preocupaba mucho de esto. Ya no le importaba o tenía la pasión por ser un humano. Y esto no era una cosa triste, queridos amigos. Esto no era una cosa triste. Ya era el tiempo. Ya era el tiempo de desprenderse de ser humano, de mantener las creencias humanas, de mantener la condición humana. Los demás pensaron que Jack se había vuelto loco. Se preocuparon por él, y hablaban entre sí, comentando que Jack se podría suicidar, y que Jack estaba sencillamente fuera de sus cabales. Pensaban que Jack debería conseguir un trabajo sencillo, haciendo cosas simples y no preocupándose de grandes cosas como encontrarse a sí mismo nuevamente. Jack finalmente detuvo su búsqueda externa. Se sentó tranquilamente y comenzó a aceptar. Comenzó a realmente escuchar y no seguir otra voz que no fuese la suya propia. Puso a un lado sus libros. Puso a un lado lo que los otros le decía y puso a un lado las batallas que estaban ocurriendo en su mente y en su corazón.

 

            Sólo entonces comenzó Jack a entender lo que realmente estaba ocurriendo. La mayor parte de él que yacía en el capullo, buscando hacia adentro, había ahora concluido su sueño. Había finalizado su mirada introspectiva y estaba lista para despertar. Queridos amigos, cuando la parte mayor de Jack que estaba en el capullo decidió despertar, era como un infante. Oh, ¿piensan ustedes que el Verdadero Yo es como sus padres o sus madres? No, es simplemente como un niño. En cuanto despierta, la primera cosa que busca es reunirse con ustedes. En cuanto el Verdadero Yo está despertando y saliendo de su capullo, enseguida los está buscando. Cuando lo hace, queridos amigos, es lo que llamamos el despertar de la Conciencia Crística que está dentro de ustedes.

 

            Ahora Jack se sentó tranquilamente y escuchó por un largo tiempo. Al principio él trató de escuchar de la manera que otros le habían dicho que había que escuchar. Esto no funcionó muy bien. De pronto se encontró a sí mismo buscando afuera nuevamente, aún cuando él trataba de estar tranquilo y quieto, buscando afuera en su mente, probando cuál era la técnica o e proceso correcto. Cuando finalmente se rindió con eso, cuando él finalmente comenzó a permitir y a escuchar solamente a su propia manera y no a la de nadie más, comenzó entonces a escuchar la energía, el amor, el anhelo y la pasión de la parte que había dejado atrás. Luego Jack comprendió algo que ni siquiera nosotros podemos explicárselo aquí.

 

            Escogimos que no porque ello será único para cada uno de ustedes. No hay un proceso desde este punto en adelante que Jack pudiera haber leído en un libro. Es tan único y personal para ustedes, es algo que no puede ser esbozado. Oh, ciertamente podemos hablarles a ustedes de ser creadores. Podemos hablarles de cómo llegaron allí. Podemos hablarles de cosas que están experimentado en estos momentos. Pero el proceso del despertar de su divinidad es tan profundamente personal dentro de ustedes que nosotros no podríamos comenzar a definirlo. Ustedes llegarán a comprenderlo así.

 

            Queridos amigos, Jack se sentó tranquilamente y escuchó dentro de sí mismo y se dejó fluir a los niveles más profundos. Se dejó fluir a aquellos niveles que significan el total desprendimiento de sí mismo o relajación profunda. Finalmente comenzó a escuchar y finalmente comenzó a comprender. Finalmente comenzó a integrarse con todo lo que él era, lo que ustedes llaman el Yo Verdadero. Esto es lo que algunos de ustedes confunden con sus guías, lo que algunos confunden con una energía externa, ya sea Sananda o Joshua Ben Joseph. Esos son aquellos que vinieron a guiarlos y a trabajar con ustedes y a darles amor, pero queridos amigos, la integración y el descubrimiento interior son algo mucho más grande.

 

            Hablaremos más de esto más adelante, pero lo que queríamos era adelantarnos un poco más con la historia de Jack. Es la historia de ustedes. Cuando dejaron el reino y se fueron a través del gran muro de fuego, mucho de ustedes fue dejado atrás. Mucho de ustedes pasó por una confusión muy difícil de describir y difícil para ustedes de entender aún dentro de su ser interior. Una pequeña parte de su energía total vino a este lugar llamado La Tierra donde ha caminado por muchas, muchas vidas. Pero la parte de ustedes que fue dejada atrás ? su Yo Verdadero ? está ahora despertando.

 

            Eso es lo que está ocurriendo ahora dentro de ustedes. Es por esto que están sintiendo las cosas que siente en sus cuerpos y mentes. Por eso es que nos reunimos aquí. Por eso es que nosotros los honramos. Recuerden queridos amigos, esto no es alguna entidad externa. Su Yo Verdadero no es algo como un ángel con alas. Son ustedes mismos. Son ustedes mismos, y viene de su propio interior. Si revisan algunas de las metáforas que hemos utilizado en esta parábola, comprenderán mucho más. Viene de su propio interior.

            Ahora, la de hoy es la Lección Sexta del la Serie del Creador. Les pedimos a cada uno de ustedes que se pongan cómodos por unos momentos, porque sabemos que se sienten tensos. (risitas entre dientes) Aquellos que están esta noche visitándonos se han sentado a escuchar en el círculo externo, escuchando como ustedes han escuchados las historias alrededor del fuego en los campamentos. Están totalmente fascinados, escuchando la historia de Jack, a sabiendas de que es la de ustedes. Tienen sus bocas abiertas, por así decirlo. Hay honor para ustedes.

 

            Jack era un príncipe en el reino de sIAM (sYoSoy). Era un gran viajero, un gran explorador y un gran creador. Se aburría muy fácilmente. Viajó hasta los confines del reino desde donde zarpó a navegar sus aguas. Jack llegó hasta el Muro de Fuego, que significaba el borde de toda la creación como era conocida. Esto lo atemorizó. Trató de regresar al reino pero la no-energía, el vacío, y la succión del Muro de Fuego lo haló hacia adentro. El período de tiempo que permaneció dentro del Muro de Fuego pareció una eternidad. Su ser que hecho trizas, roto en muchos, muchos, muchos pedazos. Algunos de estos pedazos fueron a parar a una especie de ?capullo? para entrar en un largo sueño, para entrar a una experiencia interior. Jack siempre había sido un creador y un ser de los que miran hacia fuera.

 

            Parte de la energía de Jack no fue a para a ese capullo, la energía de la introspección. Parte de él continuó el viaje. Ahora, Jack no fue directamente a la Tierra. Hubo un período interino. Esto es algo dificultoso de describir, pero intentaremos comunicarlo trabajando estrechamente con Cauldre. Mas allá del Muro de Fuego no había nada, un vacío, total oscuridad. Era el vacío que luego se convertiría en el universo físico de ustedes. Cuando Jack cruzó el vacío, no había estrellas. No había galaxias. No había energías presentes. Era simplemente la nada. Energéticamente, Jack no estaba en su cuerpo de luz que él conocía desde el reino, y tampoco estaba en una forma física densa. Su energía estaba girando más rápido que los humanos en la Tierra tal como ustedes los conocen, pero significativamente más lento que cuando él estaba en la Primera Creación.

 

            No estamos hablando de las vibraciones o del coeficiente de amor. Jack no estaba sólido. Jack no era no ?ligero?. Estaba entremedio (risitas entre dientes), en lo que podría pensarse como un estado gaseoso. Cuando Jack (ustedes) estalló en el Muro de Fuego, él vio a su opuesto. Él vio su espejo. Comenzó a tener experiencias, primero consigo mismo y luego con otras entidades. Estas primeras experiencias crearon una energía que brotó de sí mismo (ustedes) y luego estableció estructuras y patrones de energía en el universo que había previamente un vacío. Jack (ustedes) estaba pasando por experiencias que luego creaban oleajes de energía, tapices, cimientos que luego se convertirían en sus estrellas y sus galaxias y su sistema solar. Este fue un período muy interesante para Jack (ustedes).

 

            A través de sus experiencias, Jack comenzó a tomar una nueva identidad. Comenzó a agruparse con otras energías similares de entidades que también habían cruzado el Muro de Fuego. Comenzó a vincularse con otros, formando ?grupos? de energía. Estas familias de grupos de energías viajaron, y en un sentido, residieron en ciertas partes del universo. Como ustedes mismos sabrán por sus experiencias con familias, llegaron las peleas internas. Jack y los otros comenzaron a pelear. Llegaron las guerras. Los grupos que se habían formado se fracturaron y separaron.

 

            Este fue un tiempo caótico. Jack estaba todavía aprendiendo a ajustarse a su transición por el Muro de Fuego. Nunca antes había sentido algo como eso. Estaba tratando de recordar y descubrir quién era él, pero él estaba adquiriendo nuevos atributos que ni siquiera podía relacionar. Estaba empezando a adquirir extraños sentimientos y vibraciones acerca de su propia energía. Donde Jack había sido una vez solo luz, él estaba empezando a tomar un espesor, una pesadez en el ser que luego se convertiría en un cuerpo. A Jack no le gustó mucho esto. No le gustó sentir la baja de su energía, el descenso de su concepto de luz al de electricidad. No le gustó para nada.

 

            Pensó en salir de allí, pero no sabía cómo. Se estaba convirtiendo en más y más sólido. Mientras pasaba por esto, el universo también se volvía más y más sólido. Los planetas comenzaron a tomar forma y a tomar masa. Oh, queridos amigos, Jack ? ustedes ? no gustaba nada de esto. Ustedes sintieron como que estaban cayendo y cayendo y cayendo. Sus energías y vibraciones se estaban haciendo más lentas. Lucharon contra esto. Sentían que a un cierto punto nunca recordarían quiénes eran, o de dónde habían venido. Trataban desesperadamente de mantener la vibración del reino. ¡Maldijeron haber cruzado el Muro de Fuego!

 

            Estaban en un caos. Había guerras terribles en su universo. Fue un tiempo en el que los conceptos de asesinatos y muerte comenzaron a aparecer. Tenían rabia hacia otros y hacia ustedes mismos. Había grupos que deambulaban en ese universo en solidificación, tratando de tomar el poder de otros. Pensaban que si ellos tomaban el poder y la energía de otros seres, eso aumentaría sus vibraciones y podrían regresar al hogar del reino. Comenzaron a viajar en grupos, algunos grupos grandes, otros pequeños. Mientras hacían esto... y ustedes, en un sentido, se agarraban de las manos y compartían sus energías, vino a formarse alrededor de ustedes una energía?nave?.

 

            Vivieron dentro de aquello y por todos lados y tuvieron muchas, muchas experiencias. Fue interesante, porque podían viajar muy bien en los corredores de energía que se estaban desarrollando en su universo. Sabían como trasladarse de una parte a otra, lo que podía ser distancias de millones o hasta billones de años luz, usando sus sistemas actuales de medición. Tomaba sólo un momento. Fueron muy proficientes en esto. Pero todo este tiempo, cada uno de ustedes estaba resistiéndose a hacerse más lentos, resistiéndose a la solidificación que estaba tomando lugar en ustedes, en su universo entero.

 

            Comenzaron a tener extrañas experiencias. ¡comenzaron a estrellarse contra las cosas! Ya no podían pasar a través de los objetos. La energía no podía atravesar a la energía. Las cosas se tornaban tan sólidas, tan lentas, que ustedes se podían encontrar a ustedes mismos estrellándose contra las estrellas y planetas y meteoros y asteroides. Esto los sorprendía y los deprimía. Las guerras continuaron. Las batallas se intensificaron. Este no era un tiempo bueno. Había focos de aquellos que trataban de encontrar la manera de regresar a casa, trataban de encontrar su propia vibración, descubriendo cosas acerca de las energías del amor y la luz. Pero en su mayor parte, las cosas fueron desparramadas. En algún punto llegó, como lo hemos dicho antes, un impasse. Las cosas no podían ir más allá. Los conflictos, las batallas entre lo ustedes llamarían la luz y la oscuridad llegaron a un punto muerto.

 

            El universo, como ustedes lo conocieron, paró de crecer. En ese punto hubo una decisión, un consenso, un acuerdo para ir a ese lugar llamado Tierra, y de una vez por todas cruzaron el velo final. Acordaron cruzar la barrera final, para literalmente tomar la muy densa forma humana, para que su ser pasara a la forma que conocen como su cuerpo. Acordaron vivir en completa amnesia de quiénes eran, caminar en los ciclos de la vida y la muerte, y lo que ustedes llaman karma, dando la vuelta completa al círculo, para recordar quiénes realmente fueron antes de haber cruzado el muro de fuego. ¡Por eso es que están aquí! Por eso es que han estado aquí por cientos y cientos y cientos de vidas. Han estado caminando el ciclo de vidas en la Tierra bajo un acuerdo de dar la vuelta completa al círculo. Es un acuerdo para sanar el pasado, para sanar ese tiempo transcurrido en atravesar el Muro de Fuego, para sanar ese tiempo de construcción del vacío, la creación de su universo, tal como lo conocen. Han caminado todas esas vidas para sanar y redescubrir.

 

            Ahora, esta noche continuaremos discutiendo un poco acerca del viaje del príncipe llamado Jack. Este también es el viaje de ustedes. De hecho ustedes son Jack. Utilizamos esta parábola para poder explicar el largo viaje que han estado realizando. Como saben, Jack era un príncipe en el reino. Hacía largos viajes para satisfacer su necesidad de crear, de expandir, de aprender más, y de permitir que su amor se vertiera hacia afuera. En uno de esos largos viajes, Jack llegó al final de la tierra. Llegó al gran océano. En ese momento se planteó una pregunta ? continuar o regresar al reino. Pero, como saben, Jack no podía resistir la tentación de un viaje. Se echó al agua, sobre este nuevo tipo de energía que nunca antes había experimentado, esa energía que metafóricamente llamamos agua. Y navegó y navegó hasta que llegó al Muro de Fuego, una metáfora que describe en final del Primer Círculo. Era el fin de la creación tal como se conocía. Trató de devolverse. Trato de no ser atraído hacia el Muro de Fuego, pero de hecho lo fue, de hecho lo fue.

 

            Cuando Jack entró al Muro de Fuego se desintegró en billones y billones de fragmentos. Este resultó ser un evento muy traumático para él. Cuando apareció del otro lado del Muro de Fuego, era diferente. La mayor parte de su energía y su conciencia se retiró hacia un ?cocuyo?. Se mantuvo envuelta en un ?cocuyo de energía? en donde tendría un largo sueño. El propósito de eso era experimentar un viaje interior. Hasta ese momento Jack nunca había hecho introspección. Siempre había sido una expresión externa, pero después de atravesar el Muro de Fuego, una nueva visión interior ocurría dentro del cocuyo. Sin embargo, una parte de Jack no quedó dentro del cocuyo. Parte de su ser continuaba más allá del Muro de Fuego y pasó hacia un espacio vacío. Pasó a la nada, hacia la oscuridad total. Cuando Jack abrió los ojos del otro lado del Muro de Fuego, vio una imagen espejo de sí mismo. Vio su opuesto. Vio la dualidad.

           

            Por primera vez Jack ya no era una extensión de la unidad. Ahora era ?dos?. Y este fue el comienzo de la dualidad como la conocen ustedes. A medida que la dualidad tomó forma en el vacío, se desataron grandes guerras. Hubo muchas batallas entre las entidades que habían cruzado el Muro de Fuego hacia el vacío. Estaban ustedes y Jack y muchos, muchos otros. Se desató la lucha por regresar al Hogar. En un esfuerzo desesperado por regresar al Hogar en el reino, ustedes trataban de tomar la energía de los otros. Hubo guerras, en las que algunos trataban de capturar la energía de otros. Hubo guerras, en las que algunos trataban de capturar la energía de otros, pensando que esa era la forma de regresar al Hogar, pensando que se trataba de un tipo de combustible.

 

            Las batallas le dieron poder a esas cosas que ustedes ahora llaman dualidad. Las batallas se intensificaron e hicieron que la dualidad ? la energía de dos ? fuese más grande y más fuerte. Durante ese periodo de grandes guerras, el vacío se transformaba en una nueva realidad. Se creaba su universo físico con todas sus estrellas y galaxias. Las batallas se volvieron arrolladoras. Ningún lado lograba dominar o ganar, usando sus términos. Así que en cierto momento, queridos amigos, se llegó a un estancamiento, un alejamiento. Se supo que las batallas no podían continuar. Algo debía cambiar para que Jack y ustedes y los demás pudiesen avanzar.

 

            En esa época, había muchas, muchas entidades en su nuevo y creciente universo y el estancamiento llegó a tal punto que ninguno de los lados, ninguna de las energías de la dualidad podía funcionar o moverse. La energía dejó de expandirse, porque en el centro de todas las cosas siempre existe el deseo de expandirse. Esto contradecía todo lo que el Espíritu sabía y todas las cosas que alguna vez supo Jack. Hablamos con muchas metáforas esta noche. Queridos amigos, los muchos grupos que existían en su universo discutían. No se trataba de entidades con formas físicas como las que ustedes creen conocer. Se trataba de entidades que tenían una energía y vibración definida, pero no habían descendido a la materia física. Muchos de ellos se reunían para discutir la necesidad de verdaderamente comprender la naturaleza de la dualidad.

 

            Mientras se reunían y discutían, se dieron cuenta que las batallas en ambos lados habían demostrado muy poco. Había llegado el momento de acabar con ellas. Llegó la hora de seguir adelante y expandir con la siguiente parte del viaje. Muchas entidades se reunieron. Así se formaron lo que ustedes conocen como los concejos o familias de energía, las familias celestiales. Se reunieron, y en el nivel más elevado de las familias, se acordó descender, disminuir la vibración de ciertas entidades, ciertos ángeles, que representaran a ambos lados de la dualidad. En este nivel menor de vibración las entidades tomarían lo que ustedes conocen como cuerpos biológicos. Manifestarían la masa. En parte, la razón de esto fue desacelerar la creación, para que no fuese tan rápida como antes. Se desaceleraría. Habría oportunidades para vivir la experiencia. Habría oportunidades para evaluar y ayudar a equilibrar.

 

            Cuando ustedes eran ángeles en su universo recién en creación, creaban casi a la velocidad de pensamiento. A veces se les escapaba de las manos. A veces, queridos amigos, ¡no sabían de qué lado estaban! No sabían como evaluar apropiadamente su propia energía y las cosas parecían fuera de control. Se decidió disminuir la velocidad de la energía al colocar su espíritu dentro de la masa. También se decidió que no recordarían el viaje que los había llevado hasta ese momento. No recordarían las batallas. No recordarían haber atravesado la Pared de Fuego. No recordarían el reino de donde venían. Sería un nuevo comienzo. Les permitiría a ustedes y al Espíritu realmente comprender la naturaleza de la dualidad y la naturaleza del ?dos?. Hasta ese momento en el que cruzaron el Muro de Fuego, el Espíritu siempre había sido una expresión del ?uno?. Venir sin recuerdos dentro de una forma física a la Tierra, les permitiría verdaderamente comprender la dualidad. Había muchas, muchas entidades angelicales en su nuevo universo en esa época, y por supuesto, la mayoría de ellas quería ser parte del nuevo lugar en la Tierra. Cuando se solicitaron voluntarios, queridos amigos, ustedes estaban entre los primeros.

 

            Ustedes estaban entre los primeros. Ustedes vinieron a la Tierra primero sin forma física. Cambiaron su energía con la ayuda de muchas, muchas entidades del otro lado. Cambiaron su energía de tal forma que les permitiese entrar en la dimensión de energía de la Tierra. Visitaron la Tierra en su forma angelical mucho tiempo antes de venir en su forma biológica. Ustedes y otros vinieron para establecer los formatos y las redes de energía. Vinieron para armar los tejidos y las bases. Visitaron este lugar para aclimatarse, así como para ayudar a armar la energía. Había mucha ayuda por parte de los ángeles que no harían el viaje con ustedes. Hablaremos de eso un poco más en nuestras próximas sesiones. En cierto momento, queridos amigos, cada uno de ustedes descendió a la Tierra y eventualmente adoptaron el cuerpo humano. Comenzaron su ciclo de encarnaciones. Comenzaron a caminar sobre la Tierra en muchas formas diferentes, formas físicas. Caminaron sobre la Tierra en una vida como hombres, en otra como mujeres. Caminaron de muchas formas para experimentar esa cosa llamada dualidad.

 

            Ahora, aquellos de ustedes que están aquí y que se conectan con el Círculo Carmesí interdimensionalmente, ustedes son los que están culminando su ciclo sobre la Tierra. Ustedes son los que han llegado lejos. Ustedes son los que se preparan para reunirse con Todo Lo Que Son. Ustedes son los que se quedarán en la Tierra para ser los maestros de los que están atravesando

 

            Los retos por los que están atravesando ahora se relacionan con la primera vez que cruzaron el Muro de Fuego. Ahí sufrieron un gran trauma. Ahí se movió todo lo que creían que eran. Cuando Jack cruzó el Muro de Fuego, como ya hemos dicho en tantas otras oportunidades, resultó ser una experiencia muy traumática para él. Cuando Jack cruzó ese muro de la Primera Creación hacia el vacío, todo cambió, cambió todo. Cuando Jack estaba en el reino todas las cosas eran uno, todas las cosas eran uno. Había un único propósito, había una dirección única y había una Única Voluntad. Todas las cosas emanaban hacia fuera desde el centro del reino. Era maravilloso, era paz y amor, y así eran las cosas dentro del primer círculo en la primera Creación. Eran como uno, como una voluntad. Cuando Jack cruzó a través del Muro de Fuego hacia el vacío de pronto tenía un nuevo atributo y éste se llamó Libre Albedrío.

 

            Es un poco difícil de explicar esto en palabras humanas, pero continuaremos. Cuando Jack cruzó, entonces tenía el atributo del Libre Albedrío. Ya no se trataba de una única expansión de Todo Lo Que Es. Entró en una nueva dimensión. Jack siempre había sido príncipe, hijo del rey y la reina, el que algún día aceptaría el trono. Pero ahora experimentaba algo totalmente diferente -- el Libre Albedrío. Realmente no sabía muy bien como manejar eso, porque siempre pensó que comprendía su Misión, su propósitto y su contrato dentro de la voluntad única del Reino. Pero ahora, todo estaba disponible y todo era posible. No había un patrón o un camino preestablecido.

 

            El viaje de Jack es el viaje de ustedes. Cada uno sintió lo que era salir de una Voluntad Única al Libre Albedrío. Esto provocó varias experiencias interesantes para ustedes. Hizo que ustedes sean creadores libres en muchas formas y todo esto es apropiado. Todo esto ha sido bendecido por el Espíritu. Porque al darles Libre Albedrío ? ustedes y Jack y todos los otros ángeles y todos los humanos ? al darles Libre Albedrío, ustedes son capaces de expandir la creación de formas y maneras en las que jamás se había hecho. ¿Comprenden el impacto de esto? Ustedes tenían una Voluntad única ? amorosa, bendita ? pero era singular en la Creación inicial. Cuando atravesaron el muro se les dio Libre Albedrío.

 

            Cuando Jack vino a la Tierra y se adaptó a la biología, aún tenía Libre Albedrío, pero ahora también tenía algo llamado velo. El velo evitaba que Jack supiera conscientemente lo que pasaba de una vida a otra. El velo evitaba que Jack comprendiese que su viaje lo había llevado desde el Reino hacia el vacío, para ayudar a crear la energía y los modelos de su Universo. Combinen estos dos poderosos elementos ? el Velo y el Libre Albedrío ? y hay una energía muy potente ahí. Es la energía con la que cada uno de ustedes ha vivido. Ustedes tienen el Libre Albedrío de hacer lo que escojan. Pero, también tienen el velo para que no recuerden mucho acerca de sus decisiones y sus experiencias. Ahora, aquí están, Shaumbra, completando su propio ciclo de vidas sobre la Tierra. Llegan a la finalización de su viaje, llegan a las aclaratorias finales que les permitirán una nueva comprensión.

 

            Como les dijimos anteriormente, no están regresando al hogar desde aquí. Continúan hacia delante. Continúan expandiéndose, pero llegará la hora en que su velo quede libre, cuando sí comprendan su viaje, y tendrán una mejor comprensión de quienes son y de porqué están aquí. Mientras tanto, están pasando por varios cambios en su vida, enfrentando muchos retos. Esperan que este proceso de ascensión sea de una forma y es de otra. ¡No es lo que ustedes esperaban! A medida que completan el círculo, queridos amigos, algo interesante sucede. Ustedes toman un paso. Un paso que les traemos hoy. Desde su interior, ustedes saben lo que viene, pero se les debe informar desde afuera para que lo confirmen. Este paso es bastante sencillo. Para pasar a la nueva energía para ser los creadores que realmente son, necesitan apartar su Libre Albedrío y entrar en la Voluntad Divina. Lección Número Diez de la Serie del Creador: Entren En Su Voluntad Divina. Es un paso sencillo pero poderoso.

 

            Es un paso que al principio parece obvio, pero cuando comienzan a pensar sobre ello con su mente humana, les podría asustar, porque como ya se dan cuenta, se les pide - ¡Cauldre si que discute con nosotros sobre este punto! ? se les pide liberar su Libre Albedrío y moverse hacia la Voluntad Divina. Ahora, hablemos un poco sobre la diferencia entre estas dos cosas. Cauldre dice, ?¿¡Oh, Tobías, qué es lo que has desatado este día!?? Hmmm. (risa de la audiencia). Lección Número Diez: Entren En Su Energía Divina. Cuando ustedes llegaron a la Tierra con su Libre Albedrío y asumieron la dualidad, su Libre Albedrío les permitió ver los espejos, los reflejos de quienes eran. El Libre Albedrío les permitió ver la luz y ver la oscuridad. Les permitió ver el arriba y el abajo, pero como se habrán dado cuenta, el Libre Albedrío con un velo es muy limitado. Muchos de ustedes hasta se han cuestionado SI REALMENTE tuvieron un Libre Albedrío o si sencillamente eran marionetas de los ángeles o del Espíritu. Pero no, de hecho sí tenían Libre Albedrío todo el tiempo. Cuando pasan a la Voluntad Divina, trascienden la dualidad y la separación que han llevado con ustedes desde el Muro de Fuego. Trascienden la separación del Espíritu que experimentaron cuando dejaron el Reino. Cuando se mueven hacia la Voluntad Divina hablamos de la Voluntad Divina que viene de su interior. Se conecta y se integra con el Espíritu en los niveles más profundos de quienes son. Cuando pasan a la Voluntad Divida trascienden la humanidad que han llevado consigo.

 

            Trascienden la dualidad que ha sido parte de quienes son desde que están sobre la Tierra. Pasan del dos hacia lo que nosotros llamamos el Todo. Dentro de la Voluntad Divina encontrarán soluciones que nunca habían estado allí. No habían podido atravesar el Libre Albedrío y la dualidad. Dentro de la Voluntad Divina no es tanta la consideración por ustedes mismos, sino que hay una mayor compasión y comprensión por Todo Lo Que Es. La Voluntad Divina no es propiedad de algo externo a ustedes. Está en su interior. Cuando pasan a la Voluntad Divina, cuando liberan el viejo Libre Albedrío, de nuevo hacen una conexión con el Espíritu. Una conexión consciente y una comprensión consciente que hace eones de tiempo que no sienten. La Voluntad Divina no está sentada esperando por Dios, por el Espíritu, para decirles qué tienen que hacer. Es una comprensión que ya es parte de ustedes. Comprenden que el Espíritu está allí, que no hay voces afuera que deban escuchar, que el Espíritu y Dios y la Divinidad y la Conciencia Crística ya están dentro de ustedes. La Voluntad Divina estucha esta profunda y apasionada voz interior.

 

            Cuando comiencen a trabajar con esta lección, se preguntarán, ?¿Qué es esta Voluntad Divina?? o, ?¿Es mi cerebro loco el que me está hablando otra vez?? Y quizá se paralicen hasta cierto punto para tomar la decisión. Pero les decimos, cuando esto ocurra, simplemente estén dentro de la paz y digan, ?YO SOY la Voluntad Divina?. Comprendan que lo que se manifiesta es la Voluntad Divina. Están acostumbrados a los viejos atributos del Libre Albedrío o la Voluntad Dual, como era antes. Había un reto continuo y una lucha constante dentro de su mente. A medida que pasan hacia su Voluntad Divina, les llegarán soluciones que están más allá de lo que han experimentado hasta entonces. No sentirán que son las dos viejas voces de su viejo ser humano peleando continuamente como ocurría con tanta frecuencia. (sonrisas) Cuando pasen a la Voluntad Divina sentirán y quizá escuchen una respuesta diferente que viene del Todo. ¡Pero comprendan ? y esto lo enfatizamos ? que proviene de su interior! Si buscan estas respuestas fuera de ustedes, si creen que existe una entidad fuera de ustedes que comenzará a decirles qué hacer, ¡están buscando en el lugar equivocado! Están buscando en un lugar de energía equivocado. La Voluntad Divina emana desde su interior. La Voluntad Divina está dentro de ustedes en este momento. Como les hemos dicho anteriormente, y sonreímos al recordarlo, vemos esta luz dentro de ustedes aún cuando ustedes no la ven aún.

 

            Regresemos ahora al viaje de Jack. Las energías de Jack y de todos ustedes han sido predominantemente masculinas. Esta energía masculina era necesaria para viajar fuera del Primer Círculo, del Reino. Cada uno de ustedes trajo consigo una fuerte energía masculina, aún cuando su biología sea femenina. Es tiempo de sanar. Es tiempo de volver a equilibrar. Al trasladarse a la nueva energía, tendrán mucho más de ese balance femenino en su ser.

 

            Esos hombres que se convertirán en padres en la nueva energía durante los próximos años –los que nosotros llamamos padres limpios, porque no habrá muchos de los atributos de la vieja energía – ellos tendrán una nueva fuerza y un nuevo equilibrio. Estos nuevos padres limpios, tendrán una relación de amor más cercana y fuerte con sus propios hijos biológicos. Pasarán más tiempo jugando con sus hijos que los padres del pasado. Ayudarán a criarlos y a cuidarlos porque tendrán mejor equilibrio al interior de su ser. Tendrán mejor equilibrio masculino-femenino.

 

            ¿Quiénes son ustedes? ¿Quiénes son ustedes? Ustedes son los que dejaron el Hogar hace mucho, mucho tiempo para hacer un largo viaje. Dejaron el Hogar. Dejaron la comodidad del Reino. Dejaron su familia original hace tanto tiempo. Cuando dejaron la creación y Todo Lo Que Es, atravesaron la pared de fuego. Como les hemos dicho en muchas ocasiones anteriores, esto los fragmentó en millones de pedazos. Fragmentó su viejo ser y conciencia en un millón de pedazos. Cuando estos pedazos se reunieron, estaban fuera de Todo Lo Que Es. Estaban fuera del Hogar y del Reino y de Todo Lo Que Es. Estaban en el vacío, en la nada. Era tal la nada que ni siquiera existía el negro, ni el vacío ? nada ? el vacío en el que despertaron. Despertaron allí, queridos amigos, y no llevaban nada del Hogar.            

 

            La metáfora sería que no llevaban equipaje. No tenían pertenencias. No tenían recuerdos reales. Despertaron en la nada. Eso era parte de su nuevo viaje. Era parte de su nueva aventura. Y por eso sintieron una tremenda soledad y separación y culpa y rabia. Cuando despertaron en el vacío después de dejar el Hogar, después de dejar la creación original, no había nada. Los sentimientos de soledad, separación, culpa, rabia y tristeza y el querer regresar a la totalidad y lo completo han estado con ustedes desde entonces. Por eso lloran en la noche de la forma en que lo hacen. Nosotros los escuchamos. Comprendemos lo que se siente. Pero ustedes estaban de viaje, un gran viaje que los llevó desde el Hogar y el Reino hasta llegar finalmente aquí a este lugar de la Tierra. Tuvieron muchas aventuras en el camino, allí afuera en lo que ustedes llaman el universo.

 

            Esto no existía cuando ustedes despertaron. No había nada. Fueron ustedes. ¡Ustedes han creado mucho! Finalmente vinieron a la Tierra. Vinieron a la Tierra para aprender algo nuevo. En sus muchos viajes, queridos amigos, no existía un recuerdo real del Hogar. Las batallas y las guerras que lucharon en su universo, eran una forma de tratar de regresar al Hogar. Era una forma de tomar energía de otros, otras entidades y otros ángeles. Lucharon contra ellos, con la esperanza de absorber suficiente energía de ellos para llevarlos de regreso al Hogar. Pero como saben, eso no funcionó. Por eso han existido las batallas. Por eso ha habido conflictos. Por eso aún tienen conflictos acá en la Tierra. Las personas aún tratan de tomar energía los unos de los otros, intentan tomar cosas, información, amor... aún tratan de encontrar el camino de regreso al Hogar, aún con una profunda tristeza, aún intentan reconectarse. Por eso es por lo que sienten tanta tristeza a veces, y el profundo, profundo deseo de regresar al Hogar. Y queridos amigos, con la conciencia que ustedes han creado, ahora es posible que una parte del Hogar venga a este espacio sagrado, que venga a visitarlos a ustedes en este día, en este momento. ¡El Hogar viene hasta ustedes!

 

            Les pedimos que respiren profundamente. Inhalen esta energía del Hogar hacia sus seres, este amor, el amor del Espíritu, del rey y la reina, de la creación original. Viene a amarles, a darles las gracias y honrarles por el trabajo que han realizado. Lo que han hecho en su viaje es crear algo nuevo. Hemos dicho que sólo ha habido una creación anterior a su partida del Hogar. Aunque les suene extraño, sólo había una creación. Dentro de esa creación, dentro de ese Reino, todo era uno. Todo era una expresión singular. Por el trabajo que realizaron al marcharse e irse en sus muchos viajes, ayudaron a crear la segunda creación para el Espíritu. Sí, ustedes... ustedes, Shaumbra... ustedes, Trabajadores de la Luz... ustedes han hecho algo que el Espíritu no podría haber hecho por su cuenta. Hicieron el viaje. Ustedes son los que hicieron esto. Es por eso por lo que los honramos. Por eso el Kryon lava sus pies. Por eso nos impresiona quienes son.

 

Tobias.