Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2271 al 2290 
AsuntoAutor
El Ashrama de Sínt Buena Vo
EL JARDINERO CELES Escuela
LECCIÓN DE ASCENSI Escuela
El Ashrama de Sínt Buena Vo
El Ashrama de Sínt Buena Vo
El Ashrama de Sínt Buena Vo
Mensaje de los Art Escuela
AÑO NUEVO MAYA 12 OroMu-Ba
El Ashrama de Sínt Buena Vo
¿Mision Imposible? Escuela
Vigilia Día Mundia Buena Vo
Proximo Enlace de Escuela
Carta de los Andes Escuela
Primer Aterrizaje Escuela
Meditacion del 8 d Escuela
El tránsito de Ven Escuela
Carta de los Andes Escuela
Plenilunio de Gemi Escuela
ENTRE LOS ESPEJOS Escuela
Dia Mundial de Inv Buena Vo
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2892     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] ENTRE LOS ESPEJOS por Sally Barbosa
Fecha:Miercoles, 26 de Mayo, 2004  19:49:22 (-0300)
Autor:Escuela Claridad <claridad @.........com>

ENTRE LOS ESPEJOS

por Sally Barbosa

 

 

Venus, la dama de los espejos, coqueteará con su amante, el Sol, el Martes 8 de Junio de este año 2004. Venus se verá desde la Tierra durante seis horas como un pequeño punto negro desplazándose frente al astro rey. Ante nuestros ojos Venus es el objeto más brillante del cielo, después del Sol y la Luna. A este planeta se le llama el lucero del alba cuando aparece por el Este al amanecer y el lucero de la tarde cuando está situado al Oeste al atardecer. En la antigüedad, al lucero de la tarde se le llamaba Hesperus y al lucero del alba Phosphorus o Lucifer. Debido a las distancias de las órbitas de Venus y la Tierra desde el Sol, Venus no es visible nunca más de tres horas antes del amanecer o tres horas después del ocaso.

 

Los tránsitos de Venus frente al Sol son raros y tienen lugar de dos en dos en intervalos de poco más de un siglo. El próximo tránsito o eclipse de Venus será el 2012. Venus y la Tierra tienen similar tamaño, masa, densidad y volumen. Ambos se formaron más o menos al mismo tiempo y se condensaron a partir de la misma nebulosa. Cuando los dos planetas están más cerca, siempre Venus da la misma cara para la Tierra.

 

Sin embargo, Venus es muy diferente a nuestro planeta. Venus está cubierto de nubes y tiene una atmósfera densa. Venus gira muy lentamente sobre su eje y la dirección es retrógrada (contraria a la de la Tierra) pues rota del Este hacia el Oeste. La temperatura de su superficie, de unos 482° C., resulta abrasadora debido a un aplastante efecto invernadero causado por la pesada atmósfera y el dióxido de carbono. La luz solar atraviesa su atmósfera para calentar la superficie del planeta. El calor es radiado de nuevo hacia el exterior pero es atrapado por la densa atmósfera y no puede escapar hacia el espacio.

 

Astrológicamente el planeta Venus se representa con un espejo. Un espejo puede ser la superficie de cualquier material bruñido o cristal, azogado por la parte posterior, para que se reflejen en él los objetos que tenga delante o todo el cuerpo de quien se mira en él.

 

La topografía del planeta Venus está compuesta por vastas llanuras cubiertas por ríos de lava y montañas o mesetas deformadas por la actividad geológica. Sus mesetas se extienden a lo largo de casi la mitad del ecuador. Las imágenes de la sonda Magallanes de las mismas, tomadas desde una altura de 2.5 kilómetros, son inusualmente brillantes, lo que es propio de suelos húmedos. Sin embargo, el agua líquida no existe en la superficie del planeta y por lo tanto no puede ser la causa del brillo.

 

Una teoría sugiere que este material brillante podría estar constituido por compuestos metálicos. Diversos estudios muestran que el material podría ser pirita de hierro. El material podría ser también algún tipo de material exótico que produciría los mismos resultados pero en concentraciones menores. Sea como sea, en momentos dados, cósmicamente Venus sirve de espejo a los habitantes del planeta Tierra.

 

El Martes 8 de Junio del 2004, Venus transitará frente al Sol y  la humanidad en pleno entrará  al Gran Salón de los Espejos, enfrentándose consigo misma para mirarse y analizar su comportamiento con los demás, con la naturaleza y con el planeta donde reside. Sin embargo, dado la oposición de Venus en Géminis y Plutón en Sagitario, las imágenes reflejadas en el Salón de los Espejos estarán arregladas de manera tal que el que se encuentre entre ambos pierda la noción entre la realidad y lo que ve reflejando imágenes distorsionadas y falsas de la luz del mundo. Entre el eclipse de Venus al Sol del 2004 y el que se sucederá en Junio de 2012, cada ser humano tendrá ocasión para levantar el último de los velos ilusorios que aun empañan su mirada y ver que simplemente es el reflejo del otro.

 

En el universo hay dos clases de fuerzas que unen las cosas. Una es la coercitiva o involuntaria que intenta unirlas independientemente de su naturaleza intrínseca, creando un conflicto cuando estos elementos se resisten. Dicha fuerza debe mantenerse o los elementos se separaran recuperando su libre expresión. La segunda es voluntaria, brota del interior de los entes como expresión de su naturaleza y no de la violación de esta. Se unen porque sus diferencias se complementan, formando una totalidad superior, más perfecta, completa y estable. Este tipo de fuerza se manifiesta en la naturaleza de diversas formas: en la unión de las partículas subatómicas, átomos, moléculas, etc. También en la atracción electroestática, en la gravitación etc. Venus es el símbolo astrológico de este tipo de unión y concretamente del amor, la belleza y la creación.

 

El Sol representa la energía Yang o masculina. Es la energía que hace posible la existencia. Simboliza la estructura básica del Ser. Representa el movimiento, la voluntad, el poder y el deseo, así como la vitalidad física y mental, y el liderazgo. Venus representa la energía Yin o femenina. Es el planeta del amor y la expresión no verbal de los sentimientos. Las atracciones espontáneas, la armonía y los placeres sensuales están regidos por Venus. La belleza y el placer estético que provoca el arte son también producto de este planeta. Su acción es suave y armoniosa mientras que la del Sol es dinámica y activa.

 

Los mayas consideraban los tránsitos de Venus frente al Sol los “espejos cósmicos” donde se ve reflejada la Humanidad Terrestre. El 8 de Junio del 2004, la entrada en pleno de la Humanidad de la que somos parte, está marcada por una oposición de Plutón, transitando por Sagitario, a Venus y al Sol, ambos en Géminis, incrementando en nosotros la tendencia a proyectar motivos plutonianos al exterior, es decir, el intento de algunos de controlar o utilizar a otros. La naturaleza dual de los Terrícolas se manifestará con mucha mayor fuerza durante los ocho años a transcurrir ente uno y otro pasaje de Venus frente al Sol.

 

El peligroso rasgo de ocultarnos en las profundidades de la oscuridad, representadas por Plutón, el regente de Escorpio, uno de los más temidos planetas del sistema solar, continuará desencadenando una secuela de odios, venganzas y discriminación. El ataque entre países, la falta de respeto a los derechos humanos, la imposición de cultos y religiones, la poca compasión entre los seres humanos se convertirán en una amenaza para algunos. Mientras Plutón cumple con su tarea transmutadora, Urano y Saturno, ambos transitando por signos de agua, continuarán purificando la Tierra con inundaciones, derrumbes, sequías, accidentes en mares, ríos, lagos y otros fenómenos de la naturaleza.

 

La Cruz Ansata o Cruz Egipcia es el símbolo de Venus, la diosa del amor. Proviene de la época de Egipto, data de aproximadamente 150.000 años de antigüedad, y representa la resurrección del espíritu que escapa de su prisión de la materia, el triunfo de la vida sobre la muerte, del espíritu sobre la materia. Precisamente por eso la mayoría de la Humanidad buscará la fuerza y la luz para orientarse en el mundo espiritual comprendiendo y aceptando que somos seres espirituales viviendo un proceso humano. El ínter-actuar armónico de unos con otros nos llevará a reflejarnos conscientemente entre nosotros mismos, fuera de lo que conocemos como tiempo/espacio, en el presente ETERNO donde somos UNO. ¡Nos habremos renovado, la historia habrá cambiado y seremos libres!