Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2291 al 2310 
AsuntoAutor
Agenda de Activida Escuela
Nuevo Seminario de Escuela
Guía para la trans Escuela
Encuentro Mexico e Escuela
Revisión de los Si Escuela
Finalizando el Cic Escuela
OroMu Argentina In OroMu-Ba
Importante Escuela
Resumen del Encuen Escuela
OroMu Argentina In OroMu-Ba
SE BUSCAN MENTES S Escuela
Vigilia Día Mundia Buena Vo
Invitacion Seminar Escuela
Mensaje Importante Escuela
2005 Comienzo del Escuela
COMPARTIENDO COMPR Escuela
Invitacion Seminar Escuela
Iniciacion Solar d OroMu-Ba
Sobre guardar Sile Escuela
El Milagroso Tráns Escuela
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2899     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Finalizando el Ciclo de la Venganza - Drúnvalo
Fecha:Lunes, 31 de Mayo, 2004  14:46:10 (-0300)
Autor:Escuela Claridad <claridad @.........com>

Anita Manase < estrellam@sion

Finalizando el Ciclo de la Venganza

Por Drúnvalo Melchizedek – MAYO 29, 2004

Anita Manase < estrellam@sion.com >

Traducción: Paloma Fernández - <artesyoficios@arnet.com.ar>

http://www.spiritofmaat.com

 

 

 

            Billones de años de evolución, y la auténtica supervivencia de la humanidad y de toda la vida en este planeta nos han conducido a la pregunta, que se contesta con un sí o un no, de si podemos acabar con el ciclo de la venganza. Si podemos, tenemos una oportunidad; podemos reparar el ambiente del globo y sanar el dolor de la humanidad. Hacerlo no supondrá que todos debamos dedicarnos a esto. Sólo necesitamos de unos pocos. Una "masa crítica." Les necesitamos. Pero, incluso más allá de este elevado ideal, necesitamos perdón para nosotros mismos.

 

Les presento una historia real que ilustra lo que quiero decir: fue en un taller sobre el manejo de la ira. "Rick" estaba en la palestra, con los ojos cerrados, contactando con su subconsciente y examinando los resultados. Todo se debía a lo siguiente: se había caído años atrás y se había lastimado la espalda. Desde entonces, había estado visitando a un médico tras otro, pero nadie podía encontrar ninguna anomalía. Ahora, cojeando acosado por el dolor constante, estaba indignado con toda la profesión médica. El hecho de que él hubiera sido el causante de su propia condición por un descuido, de alguna manera se le había vuelto invisible. El facilitador del taller le dijo, "Muy bien, Rick, permíteme hacerte una pregunta. Si pudieras desembarazarte completamente del dolor sólo con perdonar a los médicos, ¿querrías hacerlo? Revisa sinceramente en tu interior y mira si te gustaría cerrar ese trato". Rick "revisó" dentro de sí durante largo rato, después sacudió su cabeza y dijo suavemente: "No". Y después, beligerantemente y con gran determinación, dijo "¡NO!". Podría uno preguntarse si Rick se daría cuenta alguna vez de cuánto sirvió al grupo ese día.

 

Todos lo captaron. El perdón es por nosotros mismos. ¿Qué le importaba a la profesión médica la hostilidad de Rick? Así, si aprender a perdonar "para cambiar nuestro mundo" les parece ahora mismo una tarea demasiado grande, ¡háganlo por ustedes mismos! Si quieren, esto les inspirará y ayudará. En estas páginas, aprenderán las "buenas nuevas": si quieren elevar su conciencia a un lugar de compasión y perdón, estarán muy lejos de sentirse solos. Y habrán ayudado. Hay muchas, muchas personas para alumbrar su camino, gente asombrosa por todas partes que buscan soluciones, que experimentan con lo viejo y lo nuevo, cambiando y sanando al mundo mediante la manera en que están viviendo sus vidas y los audaces programas que están creando.

 

Leerán sobre el bello trabajo de grandes personas como Ibrahim Abuelhawa, un musulmán palestino, y Eliyahu McLean, un judío Israelí, que son amigos y conviven en paz aunque sus culturas estén violentamente en guerra, y que viajan juntos por el mundo para contarnos que los horrores en nuestro medios de comunicación no son la historia importante. Honro a estos hombres. Sus corazones saben la verdad de la vida.

 

Aprenderán de Bob DeSena, que perteneció a una pandilla y se vio involucrado en un crimen violento, pero que ahora se presenta en las pandillas urbanas y en las escuelas para que comprendan el poder de la unidad, del afecto y de la familia; Barbarba Marx Hubbard, la futurista que una vez se postulara para Presidente de los Estados Unidos y que continúa su búsqueda de respuestas en los corazones humanos; Gene Knudsen Hoffman, cuya programa Escucha Compasiva es utilizado por pueblos y gobiernos de todo el mundo para entender las dos partes de un conflicto y llevarlo a una solución pacífica; y el Instituto Heartmath, que nos estudia para sugerirnos herramientas que podemos usar para acceder a la sabiduría del corazón y salir del ciclo de la venganza.

 

En el fin, personalmente creo, al igual que esas almas grandes que contribuyen con su conocimiento y visión de este tema, que cuando nuestros corazones y nuestras cabezas se conecten, daremos el próximo gran paso en la evolución humana. Esta conexión del corazón creará una Luz que disipe para siempre la oscuridad de la venganza, la guerra y el dolor.

 

Deben saber que la perspectiva que encontrarán en estas páginas está notoriamente ausente de la CNN, la CBS y los demás medios de comunicación de masas. Pero esta perspectiva es la que va a hacer la diferencia. Puede cambiar la matrix del dilema humano a otra de coexistencia pacífica. Es nuestro turno -suyo y mío- de empezar a ver a través de los ojos de esos que llamamos enemigos y de descubrir porqué nos odian (a los americanos). E, incluso, de perdonarles sin saber por qué. Porque el futuro de nuestro mundo no tiene por qué ser determinado por esas almas caóticas que todavía se rezagan debido a su deseo de recompensa.

 

Nosotros -ustedes y yo- tenemos el poder de cambiar ese futuro. Como el Dr. John Hagelin explica, el futuro realmente será de aquellos que entiendan el poder del corazón. La evidencia científica ya existe: sólo se necesitará un número relativamente pequeño de nosotros, trabajando juntos, para cambiar el Campo Unificado de la conciencia humana a uno de Amor y Luz. En amor y servicio,

 

Drunvalo

http://www.spiritofmaat.com/archive

 

(enviado por Ricardo B.)