Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2821 al 2840 
AsuntoAutor
COMPARTIENDO COMPR Juan Ang
Revelaciones 3 -Bo Juan Ang
Revolución de la c Juan Ang
Revelaciones 4 -Bo Juan Ang
Kuthumi acerca de Juan Ang
Revelaciones 5 -Bo Juan Ang
Revelaciones 6 -Bo Juan Ang
Oración Esenia pro Juan Ang
Aprender sin ruedi Juan Ang
La Crisis de los 4 Juan Ang
Revelaciones 7 -Bo Juan Ang
Actividades de Mar Juan Ang
LA Conexion Siria Juan Ang
MENSAJERO DE SIRIO Juan Ang
Sanador Sánate a t Juan Ang
EL DESPERTAR CUÁNT Juan Ang
Revelaciones 8 -Bo Juan Ang
Invitacion -Boleti Juan Ang
Camino de la Sinte Juan Ang
Eres un proceso en Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3432     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Revelaciones 6 -Boletin Claridad
Fecha:Domingo, 27 de Febrero, 2005  12:53:27 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

CENTRO ESCUELA CLARIDAD

CENTRO ESCUELA CLARIDAD
Centro de Educación para el Crecimiento, Desarrollo e Integración Global del Ser Humano

 

   

REVELACIONES

Parte 6

 

Capítulo 2

 

¿Qué es lo que ha Consumado Jesús?

 

Jesucristo ha introducido la fuerza del amor y el soporte divino en los cuatro elementos divinos de las almas caídas y cargadas. Con ello de nuevo le fue dado al hombre la fuerza de subordinar todo con amor.

 

¿Qué significa la fuerza del amor y el soporte divino?

 

Para poder comprender mejor este gran acontecimiento espiritual, tengo que dar un rodeo en mis explicaciones y volver a empezar con la visión de Cristo.

 

Cuando Jesús se encontró con Moisés y Elías su cuerpo estaba trans­figurado. El Hijo de Dios en Jesús de Nazaret, el Co-regente del Reino de los Cielos habló con el primer ángel de la ley del orden, que encarnado había sido Moisés y con el segundo Ángel de la ley de la voluntad llamado Elías cuando estaba encarnado.

 

Elías le enseñó al Co-regente de la Creación, encarnado en Jesús de Nazaret, los tiempos futuros.

 

Jesús reconoció, que sobre todo la gran cantidad de almas que ya no podían volver al Reino de Dios, por la carga continua y las muchas encarnaciones, iban a disolverse y a unirse de nuevo a las eternas corrientes etéreas. Lo mismo ocurriría con la madre Tierra, la alimentadora de la humanidad, de modo que la Tierra, los hombres y las almas tendrían que disolverse y ser llevadas a través de turbu­lencias a las corrientes etéreas (las corrientes etéreas son la luz espiritual de vibración máxima, de la que surgieron las formas etéreas. Las turbulencias son los pasos previos a esta unidad de luz absoluta de vibración máxima).

 

El ángel de la ley, el portador de la voluntad divina, que es tam­bién el que realiza el “hágase” de Dios que en aquel entonces sacó a los hijos de la Caída del Paraíso, porque no acataban la ley de irradiación divina y por ello ya no podían subsistir en los mundos celestiales, dijo a Jesús:

 

El “hágase” de Dios es la vida legítima. La voluntad del Señor desea volver a ver la Creación en una unidad de eterna estructura de ma­teria fina, y por eso recomponerla por vía Su ángel de la ley.

 

Era y es tu misión, dijo el portador de la voluntad a Jesús, el llevar la promisión del Reino de los Cielos a todas las almas y el ordenar los elementos del alma a través de Tu Co-regencia como Hijo, pues la luz legítima existente del Sol central primario al­canza todos los planos de purificación del orden partiendo desde la Tierra, para renovarlo todo. El elemento arrastrante, la voluntad de Dios, expulsó en aquel entonces a los espíritus contrarios de los Cielos puros, del Paraíso. Ahora es mi deber, dijo el ángel de la volun­tad, conducir a los hijos de Dios al Paraíso después del tiempo de misericordia que el Señor les regaló para que se purificasen y se amoldasen. Este plazo legítimo de Dios se está acabando. El elemen­to arrastrante (la Era de Acuario) lo cambiará todo, para que,

como dijo entonces el portador del orden Moisés, todo pueda ir poco a poco hacia la perfección.

 

Moisés y Elías, los guardianes de la ley del orden y de la voluntad del Señor, abrieron la crónica atmosférica. Esto es una capa etérea en la atmósfera en la cual se encuentra almacenado todo lo ocurrido en la creación de la “Caída”. Por eso Jesús de Nazaret pudo reconocer al mismo tiempo la futura vida o muerte de la creación de la “Caída” y también de la existencia pura.

 

El vio y reconoció, que en muchas almas los elementos divinos ya no giraban en el sentido de las manecillas del reloj, sino que habían adquirido un movimiento inverso. El vio y reconoció en seguida el peligro. Este era el siguiente: Cuando los elementos se dirigen hacia la rotación inversa, los hombres y las almas se degeneran cada vez más y después de pasar poco a poco por el reino animal, vegetal y mineral acaban por disolverse. La fuerza espiri­tual todavía existente se uniría a las corrientes etéreas. Al mismo tiempo vio y reconoció, que esta involución también significaría el fin de todas las formas dadas en la Creación pura existente ahora.

 

Al mismo tiempo vio y reconoció, que la Tierra y todo el sistema solar, incluidas todas las galaxias (en las que se encuen­tran los planos de purificación -entonces se llamaban jerarquías satánicas) no sólo se fundirían en bolas de fuego, sino que se disolverían en turbulencias uniéndose finalmente a las corrientes etéreas. El vio y reconoció, que ya no podría existir el equilibrio entre la luz eternamente pura y las formas creadas, los seres espi­rituales y las almas. La existencia eterna, de la que también surgió el cómo Hijo, involucionaría y se disolvería en el estado previo, en el éter fluyente.

 

El vio la patria espiritual, la luz y las formas creadas, las for­mas espirituales primarias y los seres espirituales. Los vio pasear en jardines sobre planetas de materia finas sin peso, crea­dos espiritualmente puros y que son traspasados por el Sol primario. Vio los edificios creados con la materia espiritual primaria por los seres espirituales y supo al mismo tiempo: Si las almas caídas se quedan sin suministro de fuerza y si se produce esta rotación contraria de los elementos del alma entonces la disolución legíti­ma tampoco se parará ante la Patria puramente espiritual, pues sin equilibrio no puede subsistir ni la unidad ni la continuidad de forma en la fuerza de luz legítima. Mientras la crónica etérea era abierta por los dos ángeles de la ley para Jesús de Nazaret, este reconoció que el Espíritu Etéreo (Dios), la fuerza de vida altamen­te potencializada, inhalaría todas las formas primarias y las disolvería.

 

Aclaración: Ya que estos detalles de la Redención, es decir la orientación y estabilización de los elementos del alma por el Co-regente, el Hijo de Dios, no son conocidos, algunas religiones todavía enseñan acerca de la disolución de la forma espiritual en el espíritu etéreo, llamado también “Nirvana”. Estas declaraciones proceden de manifestaciones, que llegaron a este mundo por diversos canales del más allá antes de los tiempos de Jesús de Nazaret. Hubo videntes que según su estado del alma veían en parte esta disolu­ción de las almas y escribieron sobre ello. Esta idea en algunos países todavía es un hecho seguro y es considerado como lo más elevado y perfecto. También después del Sacrificio del Hijo de Dios estos países conservaron sus reconocimientos e ideas.

 

Continuando... Moisés y Elías seguían hablando a Jesús: Tu Espíritu, oh Hijo de Dios, está en la omnipresencia de Dios. Se extiende desde la cualidad del orden hasta la de la seriedad. Es decir que el actuar conjunto de Dios-Padre y Su Hijo se realiza en estas cuatro cualidades. Son las cuatro leyes de Dios: orden, voluntad, sabidu­ría y seriedad.

 

Reconoce, oh Hijo del Señor -siguieron diciendo Moisés y Elías: Estas cuatro legitimidades son también los elementos divinos de toda la Creación. Cada alma ha salido de la totalidad y por eso posee estos cuatro elementos divinos. Tu misión divina, oh Hijo del Todopoderoso, que has aceptado, es: Como Co-regente de la Creación y en las cuatro cualidades como espíritu etéreo omni­presente, Tú debes encargarte de la orientación legítima de los elementos divinos en las almas cargadas y caídas, y del soporte de los mismos por el incremento de la luz primaria.

 

* * *

 

De nuevo Le abrieron Moisés y Elías otro ámbito de la crónica atmosférica, por lo que pudo reconocer el estado de ésta y de las almas y de los hombres. El vio que con el soporte espiritual de los elementos divinos, que El podría dar a la humanidad, ésta tendría la posibilidad de llevarse a sí misma y a la estructura de la Tierra a una vibración cada vez más elevada con la correspondiente vida legítima, y de convertir el estado de materia densa de ambos en uno de materia fina. El vio y reconoció, que por Su acción podía hacer que las fuerzas luminosas de Dios también pudiesen extenderse a los diversos ámbitos condensados de los cuatro planos de purificación, y que todo se fundiría en armo­nía con la existencia eterna.

 

Sin embargo también vio en la crónica atmosférica abierta, llamada también crónica etérea, lo contrario: Que, si las almas y los hom­bres, a pesar de Su Sacrificio, no se acordaban de las leyes del Señor y no llevaban una vida en la voluntad de Dios, originando todavía causas de guerras, crímenes, catástrofes de la Tierra, odio, envidia, enemistad, vicio etc., entonces aunque los elementos del alma ya no pudiesen desordenarse, sí podrían hacerlo los átomos y elementos de esta Tierra, que entonces adoptarían una rotación con­traria. La consecuencia de estas acciones contrarias sería de nuevo grandes torturas, sufrimientos enfermedades y agonías. Vio como, con los enormes cambios de los polos, producidos sobre todo por una rotación contraria de los átomos y elementos terrestres, los mares se desbordaban, vio grandes inundaciones, que originan inimaginables catástrofes y llevan al final seguro de esta materia.

 

El Señor transfigurado vio cómo las capas de sedimento de la Tierra se despegaban como la corteza de un árbol y cómo el sistema solar se fundía. Sin embargo reconoció al mismo tiempo, cómo éste se unía a otros sistemas, para hacer surgir una nueva Tierra y un nuevo Cielo. Además reconoció cómo muchas almas fuera del cuerpo, a pesar de haberse disuelto la materia, seguían colgadas a sus restos, cómo se torturaban por las ideas, que habían tenido en la Tierra, ya que sus cuerpos espirituales no podían disolverse porque en los elementos de sus almas actuaba Su Sacrificio como soporte, que es la luz de la redención y resurrección, pero que tiene que ser verificada, para que el alma sea liberada de todos los pecados e ideas terrenales -karma.

 

Jesús de Nazaret dijo a Moisés y Elías: Mi amor es el amor de la luz primaria, de la que Yo he salido, Cumpliré Mi misión de acuerdo con la voluntad de Mi Padre. El Señor transfigurado se despidió de los príncipes de la luz del orden y de la voluntad y volvió con sus discípulos excitados y cegados por la luz.

 

Señor, Señor, ¿qué ha ocurrido? -dijeron todos a la vez. El Señor les respondió según su facultad de comprensión lo siguiente: Podría deciros muchas cosas, pero hoy todavía no podríais compren­derlo. Sólo cuando el Espíritu de Mi Padre penetre aún con más fuerza en vuestras almas y en vuestros corazones comprenderéis esta visión. Cuando todo esté consumado os enviaré de nuevo al Con­solador, al Espíritu Santo. El será de nuevo la luz de manifesta­ción para muchas almas. Este espíritu de la iluminación vendrá a vosotros, los hombres, y se introducirá en vosotros como luz y fuerza. Entonces El se manifestará de nuevo y os explicará todas las demás verdades.

Suscribirte gratuitamente

 

El formato de este boletin ha sido modificado para que sea facilmente imprimible.

Red Global de Meditadores: *Enlace de Luces*

 

 

Centro Escuela CLARIDAD

 

Ravignani 1332, Depto *B*, Capital Federal

Buenos Aires, Argentina

 

Tel. 4774-1773

(Celular: 15-5660-8732)

 

e-mail: claridad@argentina.com     Website: http://escuelaclaridad.turincon.com/

 

Ayúdanos a distribuir información de Vanguardia, reenvia este correo a todas las personas potencialmente interesadas.

Boletín Digital - Editado y Distribuido por el Centro Escuela Claridad






Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • Libro: Alquimia del Humano Divino ( 19.95 USD) 
     
  • Wolfsvagen Bora TDI ( 11500 EUR) 
     
  • LIBRO: LA GUERRA AERONAVAL EN EL ATLANTICO Y EN EL ARTICO (Puja a 45 EUR) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !