Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2821 al 2840 
AsuntoAutor
COMPARTIENDO COMPR Juan Ang
Revelaciones 3 -Bo Juan Ang
Revolución de la c Juan Ang
Revelaciones 4 -Bo Juan Ang
Kuthumi acerca de Juan Ang
Revelaciones 5 -Bo Juan Ang
Revelaciones 6 -Bo Juan Ang
Oración Esenia pro Juan Ang
Aprender sin ruedi Juan Ang
La Crisis de los 4 Juan Ang
Revelaciones 7 -Bo Juan Ang
Actividades de Mar Juan Ang
LA Conexion Siria Juan Ang
MENSAJERO DE SIRIO Juan Ang
Sanador Sánate a t Juan Ang
EL DESPERTAR CUÁNT Juan Ang
Revelaciones 8 -Bo Juan Ang
Invitacion -Boleti Juan Ang
Camino de la Sinte Juan Ang
Eres un proceso en Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3442     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Revelaciones 8 -Boletin Claridad
Fecha:Miercoles, 2 de Marzo, 2005  21:54:44 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

CENTRO ESCUELA CLARIDAD

CENTRO ESCUELA CLARIDAD
Centro de Educación para el Crecimiento, Desarrollo e Integración Global del Ser Humano

 

   

REVELACIONES

Parte 8

 

Al lenguaje divino se le llama palabra interna, es el lenguaje del alma, que un alma purificada en su mayor parte y un hombre orien­tado hacia Dios, pueden percibir. Un hombre que busca sinceramente puede ser conducido a semejante profeta justo, en tanto que ruegue sin prejuicios.

 

Pero si el hombre va en busca de la verdad cargado de prejuicios, éstos le guiarán y a menudo pasará al lado de un profeta de Dios, yendo a parar a las redes de aquellos que beben de otros ámbitos y no del directo destello divino.

 

Vuelvo a resumir una vez más:

 

Igual que cambian muchas casas en las almas de los hombres y en los planos de purificación también cambian las constelaciones de los planetas. Por la ley de la voluntad de Dios, el “hágase”, que anhela la estructura fina de la creación de la Caída, se producen así mismo discrepancias incrementadas en y alrededor de los plane­tas, las cuales, como dijimos, repercutirán sobre las constelaciones planetarias. Pues la luz primaria anhela la relajación y la asimi­lación a la vida verdadera y perfecta. Esta no sólo ocurre en las almas, sino en todos los ámbitos condensados y materiales de la Creación.

 

La humanidad recibió fuerzas espirituales creativas por la Reden­ción de Jesucristo. Provista de estas facultades habría podido esforzarse por conseguir el refinamiento de las almas y de la estructura terrestre. Por la conciencia unida con y en Dios no sólo se habría distensionado la Tierra, sino también todos los planetas del sistema solar, incluido el Sol. Se habrían refinado y orientado hacia la irradiación divina y legítima. Así no se habrían producido los grandes campos de tensión y el sistema solar habría podido experimentar una transformación tranquila.

 

Pero como esto no ha sucedido, cambian las órbitas planetarias a causa de los campos de tensión que se han producido. De esto resulta, como dijimos, un efecto contrario que no sólo traerá grandes trastornos y sufrimientos para el hombre sino también para la Tierra.

 

La Era de la Redención se acaba, y por ello estamos ante la segunda venida del Señor. Pero ante este hermoso acontecimiento tienen que ser sacadas todas las tensiones en la atmósfera. Con ello se pro­ducirá lo siguiente:

 

La luz primaria, la fuerza espiritual, penetra cada vez más profun­damente en la Tierra y en las almas de los hombres. Esta sagrada luz de Dios no actúa destruyendo, sino fortificando. Todos los ámbitos divinos la aceptan; también los hijos puros, pues todo el universo de la Creación se forma y se extiende por la luz primaria. Sólo la humanidad continúa creando discrepancias.

 

El Reino eterno está formado por siete Cielos base. Estos son acti­vados por la luz primaria. En cada uno de estos Cielos base giran planetas de los otros seis Cielos como regiones subordinadas, ya que todo debe estar contenido en todo. Los siete Cielos base con sus regiones subordinadas van en órbitas elípticas en el ciclo de Eras alrededor del Sol central primario. Los sistemas solares, que se encuentran en cada Cielo, son aprovisionados de energía del Sol central primario a través de los correspondientes soles cualita­tivos.

 

La administración divina, la energía fluyente, que lo hace surgir todo, que lo lleva y mantiene, está organizada por el Creador del universo de tal manera, que ninguna energía puede perderse.

 

Cuando los campos de tensión se descarguen en todos los ámbitos condensados, ocurrirá (dicho con otras palabras) en la Tierra "muchos cambios". En este tiempo y después de él, actuará sobre todo la es­trella de Belén, llamada Urano, con sus planetas ayudantes, sobre las almas de los hombres y los seres astrales. Como ya dije, muchos hombres consideran Urano un planeta guerrero. En realidad es el planeta de la paz y la tranquilidad, es el planeta regente de la Era de Acuario.

 

Urano con sus planetas ayudantes convertirá a la atmósfera aún existente, en luz y fuerza con la fuerza de la luz primaria, y preparará a muchos hombres y almas astrales para la sagrada fuerza del Redentor, para Su aparición. Durante este tiempo, en la que los hombres y las almas vivirán la distensión de la Tierra, también se pondrá orden en todos los ámbitos astrales del orden.

 

Así como aumenta el número de profetas de Dios encarnados aquí en la Tierra, que quieren orientar a la humanidad hacia el destello divino, también actúan ángeles-maestros de los mundos celestiales puros en los planos de purificación, así como semi-ángeles de los tres planos de preparación (estos son almas evolucionadas que han pasado los cuatro planos de purificación), para despertar y orien­tar hacia Dios a las almas despolarizadas y espiritualmente dor­midas.

 

Los mil años de los que habla la Biblia, no deben ser traducidos al cálculo del tiempo terrestre. El reloj cósmico va completamente distinto. En este gran tiempo de transformación también van incluidos todos los ámbitos del orden en los que viven las almas astrales. Estas esferas, distintas en su estructura, no tienen el mismo número de años que la humanidad. Allí se cuenta en el tiempo de Eras, que se orienta por las órbitas elípticas de los planos espirituales alrededor del Sol central primario.

 

Además habrá condi­ciones de luz completamente contrarias. Esto significa que las fuer­zas luminosas del Sol, de la Luna y de los restantes planetas irradiarán a la Tierra desde una perspectiva completamente diferente y a menudo contraria, por lo que resultarán otras formas y condi­ciones de vida.

 

Antes de que aparezca el Señor, en la atmósfera aparecerán espectros de luz (tonos de color) nunca vistos. Al mismo tiempo aparecerán los cuatro primeros ángeles de la ley sobre los cuatro rayos de cualidad, que traspasan toda la Creación junto con los tres rayos de virtud. Estos serán los portadores de la ley del orden, de la voluntad, sabiduría y seriedad. Con potentes voces estruendosas, que sonarán como trombones, anunciarán la llegada del Señor.

 

Durante este tiempo de irradiación incrementada, en el que vibra­ciones elevadas alcanzarán a todos los sistemas condensados, los hombres y las almas astrales volverán a ser preparadas para la aparición del Señor.

 

Muchos hombres, cuyas almas puedan ser alcanzadas por estas eleva­das vibraciones de luz, ya que cambiaron su forma de vivir y se orientaron hacia Dios, el Espíritu del amor, recibirán la visión cercana y lejana, es decir que verán a sus difuntos amigos, cono­cidos y familiares.

 

A tales hombres y almas preparadas también les será dada una visión de la gran acción de recogida y rescates que sobre todo será activa en este tiempo de la disolución de la materia: Las llamadas naves espaciales o platillos volantes en parte aterrizarán sobre esta Tierra, otros permanecerán en el espacio. Los seres parecidos a los hombres, los hermanos de otras sistemas solares parcialmente mate­riales, que se encuentran en las diversas galaxias, actuarán en esta Tierra, envueltos en un campo de fuerza no traspasable por el hombre, para rescatar las diversas formas de vida, como los hombres o los animales, o para orientarlos hacia su fuerza telepática. Los hermanos, que en nombre del Señor colaboran en Su gran obra de redención, sólo serán vistos y bienvenidos por aquellos hombres, que hayan orientado su alma cósmica hacia Dios, el Espíritu etéreo del amor. 

Suscribirte gratuitamente

 

El formato de este boletin ha sido modificado para que sea facilmente imprimible.

Red Global de Meditadores: *Enlace de Luces*

 

 

Centro Escuela CLARIDAD

 

Ravignani 1332, Depto *B*, Capital Federal

Buenos Aires, Argentina

 

Tel. 4774-1773

(Celular: 15-5660-8732)

 

e-mail: claridad@argentina.com     Website: http://escuelaclaridad.turincon.com/

 

Ayúdanos a distribuir información de Vanguardia, reenvia este correo a todas las personas potencialmente interesadas.

Boletín Digital - Editado y Distribuido por el Centro Escuela Claridad

 





Algunos de los cientos de artículos en venta o subasta en eGrupos.net
 
  • México -Impnente Katana Samurai funcional ( 2100 MXN) 
     
  • Exclusiva Espada Narsil Fragmentada para verdaderos coleccionistas! ( 12950 MXN) 
     
  • Set en plata y oro ( 120 USD) 
     ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? ¿Quieres ver tu anuncio aquí, gratis? 
    ¡ Visita hoy mismo EGRUPOS.NET !