Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3061 al 3080 
AsuntoAutor
Ceremonias de unif Juan Ang
El Angel Diestro 1 Juan Ang
Los niños cambiará Juan Ang
Cómo lo haría la n Juan Ang
El Libro Blanco 6 Juan Ang
El Angel Diestro 2 Juan Ang
La Sexta Etapa de Juan Ang
Nuevo Seminario RA Juan Ang
Marte se aproxima! Juan Ang
RADIANCIA por Dani Juan Ang
El Angel Diestro 3 Juan Ang
Agenda de Julio -B Juan Ang
CIRCULO DE FUEGO Bea Mill
LA MAGIA DE MERLÍN Juan Ang
El Libro Blanco 7 Juan Ang
1000 ONGs contra l Sabidurí
Decide tu camino - Juan Ang
Un Encuentro Espec Juan Ang
Brincando a través Juan Ang
La Gran Estación C Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3668     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Los niños cambiarán el mundo
Fecha:Jueves, 16 de Junio, 2005  18:33:31 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

El Comercio / Economia / Martes, 14 de Junio de 2005

 
 
 
 
 
 
Martes, 14 de Junio de 2005
"Los niños cambiarán el mundo"
Entrevista4 ZINKA SARIC
No tiene necesidad económica alguna. Ha vendido más de 10.000 ejemplares de un libro con el que  pretende forjar un ejército de salvación. tiene un sueño (asegura no ser ilusa)

Oírla puede resultar insoportable (en estos tiempos, ¿a quién se le ocurre tener esperanza?). La vida de esta diseñadora que pasaba el tiempo pintando en casa transcurría ausente de problemas, hasta que decidió comprarse uno. Uno que suena manido e inocente al extremo: buscar  cambiar el mundo... gracias al amor.

A Zinka Saric le importan poco o nada las voces contrarias. Defiende su empresa con convicción, pues además tiene una superaliada: Ainhoa. Una alienígena que Zinka creó y que ha cautivado a miles de niños.

Su esperanza, precisamente, está puesta en ellos. Por eso escribe libros para niños: para comprometerlos, para que amen y den forma a un mundo mejor (por más iluso que parezca).

¿Por qué escribe?
Porque la única manera de que el mundo cambie es a través de los niños, ¡ellos son el cambio! Además, porque si tengo la suerte de ser abuela, quiero que mis nietos vivan en un mundo diferente.

Su primer libro de autoayuda lo publicó en 1983; el siguiente, en el 2002. ¿Por qué tardó tanto?
En ese lapso el país vivió una época difícil, por el terrorismo. Mis hijas estaban muy chicas, así que decidí quedarme en casa... y empecé a pintar.

Entonces, no fue que su primer libro no funcionase.
No. Funcionó, y funcionó muy bien. "La esencia de la vida" fue escrito antes que "Sopa de pollo para el alma" (alimento yanqui, uno de los forjadores de la industria del libro de autoayuda) y se convirtió en el libro de cabecera para mucha gente. ¿Tú no lo tienes?

No.
Te lo voy a dar, es un libro pequeño que hice porque me resultaba difícil entender a los literatos. Entonces decidí escribir un libro para personas como yo, y fue un éxito. ¡Todos lo podían entender! No era una novela, más bien una colección de breves artículos que daban respuesta a las preguntas que se hace la gente. Incluso lo vamos a reeditar.

¿Cómo llega Ainhoa a su vida?
A través de la pintura. Una mañana le dije a mi hija: "Vamos al Regatas porque tengo que encontrar algo...".

'Algo'. No tenía idea qué.
No sabía qué, y encontré una piedrita que me pareció linda. Llegué a mi casa, agarré la piedra y comencé a pintar, y salió este ser que salió de mi imaginación. Yo no entendía (Zinka le pide a uno de sus empleados que busque el cuadro... lo pone al frente de nosotros). Pinté a Ainhoa, pero la pinté llorando; con una rama seca y una rosa que florecía. "Esto es extraño", dije, y le pregunté: "¿Por qué lloras"; y comenzó una comunicación... Me dijo que el hombre estaba dejando que se secara el mundo, y que solamente el amor haría que retoñase... Un día que estaba escribiendo otro libro para adultos -uno que recién voy a editar-, dije: me voy a relajar, voy a escribir un libro para niños y seguro que va a ser entretenidísimo; y voy a escribir sobre este ser, porque por algo llora.

¿Cuándo fue eso?
Yo la pinté en 1991, pero el 2000 fue que la miré y dije: "Tiene que hablar". Pero un ser de esta naturaleza no les podía hablar a los grandes, y como de amor se trataba, tenía que empezar por ahí. Entonces, Ainhoa es eso: amor, y los niños lo han recibido.

Del primer libro sobre Ainhoa ya ha vendido unos 10.000 ejemplares, una empresa de golosinas del norte del país está a punto de lanzar al mercado las galletas Ainhoa. ¿Cómo se explica esto?
El éxito de Ainhoa son los niños. Son ellos los que han escogido el libro, los que lo leen y los que lo están viviendo. Y yo siento que sí quieren cambiar el mundo, ¡sí quieren un mundo diferente! Cuando converso con ellos (Zinka suele visitar colegios y conversar con sus lectores), yo les digo: "Ustedes son los líderes del mañana, si hay algo que nosotros hayamos hecho que no les gusta, los únicos que lo pueden cambiar son ustedes, y tienen que empezar hoy. Desde hoy van a dejar de establecer tantas diferencias, desde hoy van a empezar a ser más compañeros, ¡ustedes van a darle al mundo más equidad!". Ellos están comprometidos, ¡ellos son los mensajeros de la estrella! Tú lo puedes ver, ellos le escriben a Ainhoa, le dicen que es uno de los pocos libros que en realidad les ha interesado.

Está en constante comunicación con ellos a través de su página web.
Exactamente. Me escriben y me dicen lo que sienten, incluso hay partes del libro sobre las que quieren saber más. Hay una que dice: "Si le pido a Dios algo con todas las fuerzas de mi ser, ¿me lo va a conceder? ¿Es cierto?".           " Si es bueno para ti, te lo va a conceder", les contesto. Lo que pasa es que no entendemos qué es lo bueno para nosotros.

¿Qué siente cuando ingresa a la computadora y ve que tiene nuevos mensajes de sus lectores?
Siento que he logrado mi objetivo: llegar a ellos. Siento una satisfacción tremenda al pensar que de acá a diez años esos niños van a ser personas diferentes, y que he contribuido -aunque sea con un granito de arena- a que este mundo sea diferente. Porque no hay que hacer grandes cosas para cambiar al mundo, bastan las pequeñas, pero tenemos que hacerlas todos juntos.

Usted es 'fan' de Paulo Coelho.
Soy 'fan' de Paulo Coelho, sí. Es un hombre que ha logrado atraer a las personas a la lectura. Gracias a él las personas, aun en medio del desastre, han aprendido a alimentar su alma; y es así que te vas dando cuenta de que hay cosas que tienen más valor que otras.

Él es quizás el autor menos respetado por la crítica literaria.
Te voy a decir una cosa: a ti te pueden criticar, pero los números son los números. Los que te leen son quienes compran tu libro, y si la gran masa compra tu libro no va a ser porque la crítica literaria lo promovió, sino porque definitivamente encontró algo que en él vale la pena ser leído.

Imagino que esa es la misma respuesta que usted les da a los literatos que deben detestarla por vender miles de libros en un país donde vender 500 ya es bastante.
Podrán sentir fastidio hacia mí, pero eso no me afecta, porque a uno le afecta lo que otros le dan, y 'eso' yo no lo recibo. Pueden decir o pensar lo que sea, a mí no me afecta. Yo estoy decidida a hacer lo que tengo que hacer.

Y lo que usted quiere hacer es cambiar el mundo.
Yo no, quiero que los niños cambien el mundo. Yo lo que les estoy dando es una guía y una responsabilidad, porque por lo general las personas se la pasan dando cátedras y charlas sobre las cosas que se pueden hacer. Yo no, yo les doy a los chicos una guía para que ellos sean responsables de lo que en este mundo tienen que hacer. Yo, Zinka,  soy un medio, y les estoy entregando un manual para que salgan adelante, un manual en el que encontrarán un mensaje para cada uno de ellos.

¿No se siente ilusa?
Si fuese ilusa, los niños no me responderían como me responden. No me dirían: "¡Tu libro es mágico! ¡He descubierto cuál es mi don y estoy ayudando a mi amigo a que descubra el suyo!".

Pero los niños cada vez pierden la inocencia más pronto, y al final -como todos- se corrompen.
Entiendo: los niños pierden la inocencia, los niños se corrompen; pero siempre hay algo que te queda, y yo siempre digo: "Así como las palabras vienen con el viento, con el viento se van, pero con el viento también regresan"; y yo aspiro a que más adelante, en algún momento de sus vidas, algo de lo que leyeron regrese a ellos. Yo siempre les digo a los chicos: "Cuando estén en un apuro, tengan un pensamiento feliz", y yo he visto los resultados, he visto cómo los chiquitos le piden a Ainhoa que regrese. Entonces, no es que yo sea ilusa, porque para mí la regalía más grande no proviene de la venta de los libros, sino de la respuesta de los niños. Yo voy a los colegios y los niños me preguntan cuándo regreso, ¡eso es lo más lindo que puede existir!

Eso es lo más grande que le ha dado Ainhoa.
Sí, me ha dado la felicidad de poder llegar y compartir con los chicos, de poder ser parte del día a día de ellos.

¿Pero con el lanzamiento de las galletas no está mercantilizando a su personaje?
No, porque a través de las galletas más chicos van a saber de Ainhoa y van a querer conocer su historia, se van a pasar los libros. Nosotros, además, vamos a entregar libros a los colegios, porque nuestro interés es que su mensaje llegue a todos.

Y todo por una piedrita que recogió en la playa.
Todo por una piedrita que recogí en la playa, ¡exacto! Y así nació un personaje que está lleno de amor. Ese es precisamente el mensaje del libro: si logras el amor, lo lograrás todo.



Antonio Orjeda
4 La ficha


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa