Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3121 al 3140 
AsuntoAutor
Prospera Vida 1 -B Juan Ang
MOMENTOS CULMINANT Juan Ang
Prospera Vida 2 -B Juan Ang
El Libro Tibetano Juan Ang
El Libro Blanco 13 Juan Ang
Invitacion -Boleti Juan Ang
Prospera Vida 3 -B Juan Ang
EL DESPERTAR CUÁNT Juan Ang
LA MÚSICA DE LA NO Juan Ang
Prospera Vida 4 -B Juan Ang
Dia del Amigo!!! Juan Ang
Prospera Vida 5 -B Juan Ang
La eliminación de Juan Ang
Dia fuera del Tiem Juan Ang
24 de julio - Buen Juan Ang
Celebracion Mundia Juan Ang
El Libro Blanco 14 Juan Ang
LA GOMA VOLADORA P Juan Ang
INICIACIÓN DE MARÍ Juan Ang
Prospera Vida 6 -B Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3737     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Prospera Vida 5 -Boletin Claridad
Fecha:Martes, 19 de Julio, 2005  11:24:30 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

CENTRO ESCUELA CLARIDAD

CENTRO ESCUELA CLARIDAD
Centro de Educación para el Crecimiento, Desarrollo e Integración Global del Ser Humano

 

   

PROSPERA VIDA CON FENG SHUI

Por Joana L. Pons

Programa Basico

 

Programa para crear Abundancia y Prosperidad en tu vida

 

La abundancia es universal, a mano para todos. Disponer de ella puede ser tan fácil como se desee. Todo depende de cómo ha sido nuestra llegada al mundo, cómo ha transcurrido nuestra infancia, y qué mensajes se nos transmitieron en nuestros primeros años.

 

 

Capítulo 5: El río de la prosperidad

 

Cinco son las corrientes que crean el Río de la Prosperidad. Cada una se asemeja a una serie de frecuencias con las que puedes sintonizar por medio de tus pensamientos, tus sensaciones físicas y tu actividad y experiencias, como si se tratara de una energía que fluye en el interior de un río profundo.

 

Las cinco corrientes que forman el Río de la Prosperidad son:

 

  1. La Corriente del Feng Shui
  2. La Corriente Sensorial
  3. La Corriente Emocional
  4. La Corriente Creativa
  5. La Corriente Racional

 

 

Estas cinco corrientes siempre circulan por tu vida, y cuando permi­tes que fluyan sin obstáculos y suavemente, crean el Río del Oro. Cada una de ellas se asemeja a una serie de frecuencias que puedes sintoni­zar, una corriente o un ancho de banda de energía que fluye. Imagina que estás sintonizando una emisora en la radio. Lo que haces es sintonizar la frecuencia con la que se difunde, el ancho de banda de las ondas de soni­do de la radio de manera tal que puedes detectar la diferencia cuando te desvías mínimamente de esa determinada sintonía. De la misma manera, también puedes sintonizar cada una de las corrientes y detectar cuándo estás fuera de su cauce.

 

Cada una de las corrientes puede cambiar su posición respecto a las otras, sea aflorando a la superficie, sea, moviéndose en el fondo del Río del Oro, según si se le da el sitio que merece o no. La mayoría de las per­sonas se concentra exclusivamente en una de las corrientes e ignora las restantes. Imagínate que tratas de vivir con una mano que sólo tiene un dedo. Es posible, pero la vida es mucho más fácil y enriquecedora si los cinco dedos operan y se mueven con libertad.

 

La Corriente del Feng Shui guía el camino. El arte chino de la ubi­cación es un sistema que existe desde hace 3.500 años y exalta los aspectos tangibles e intangibles de un lugar físico, la configuración del flujo del “viento y del agua” (significado de la palabra “Feng Shui”) de tu entorno. El viento representa lo in­tangible: los pensamientos cognitivos, las intenciones y las emociones. Guarda la misma importancia que el agua, que representa todo aquello que podemos ver, tocar, gustar, oler y oír, así como los movimientos de nuestro propio cuerpo. El Feng Shui es el arte y la ciencia de crear ar­monía, paz, fluidez y abundancia con y para las personas dentro de su en­torno físico.

 

El Feng Shui es importante por derecho propio, dado que proporcio­na las indicaciones necesarias para saber en qué lugar has ubicado las po­sesiones materiales, el trazado del entorno que te rodea y, dentro de ese entorno, el lugar donde se sitúa tu sector de la riqueza. También repre­senta la energía de las otras cuatro corrientes materializadas en forma física. Tus posesiones materiales y su ubicación son manifestaciones exter­nas de tus energías mentales, emocionales y creativas. Todo lo que piensas y sientes acerca de cada uno de los objetos presentes en el espa­cio que habitas, así como el sentido que tienen en tu vida, se pone de ma­nifiesto en tu entorno.

 

Para el Feng Shui, los objetos materiales y su ubicación también simbolizan las líneas maestras de tu vida y lo que está sucediendo en y con ella. Todo es energía.

 

Tu Corriente Sensorial funciona tal como cuando te tomas el pulso; percibes todo lo que tus sentidos detectan: la tensión en tus hombros, el cosquilleo en la garganta, la comezón que no te rascas, los dedos que jue­gan con el cabello, el malestar de estómago y el nudo en el pecho.

 

Esta corriente se centra en el conjunto de las sensaciones táctiles y de los ac­tos de cualquier parte de tu cuerpo que se conecte contigo o con otro.

 

El hecho de tomar conciencia de que tu respiración ha cambiado o de que has iniciado cualquier movimiento está relacionado con esta corrien­te. Prestar debi­da atención a las sensaciones de tu cuerpo implica que utilices tu Co­rriente Racional, lo que se traduce en una forma excelente de serenarse y calmar el agitado pensamiento de la mente analítica. Sintonizarse con la corriente sensorial de modo tal que sigas en movimiento y respirando, aun un poco, es también una forma de prevenir muchos de los dolores y molestias comunes que solemos sufrir, en especial los dolores de cabeza debidos a las tensiones y la rigidez muscular.

 

La Corriente Emocional fluye con libertad de una emoción a otra, lle­gando al extremo de inhibirse completamente según la cantidad de inter­acción que tú permitas. Esta corriente energética es como el océano; es decir, que cada pocos minutos, las nuevas olas emocionales surgen inclu­so si la anterior todavía no ha desaparecido del todo. Es muy sensible, y si le das espacio, se asocia espontáneamente con las otras cuatro corrien­tes y con los estímulos visuales y táctiles que recibas.

 

Por lo general, los occidentales pensamos que el hecho de inhibir una de las emociones no tiene impacto alguno en las otras (pensamiento lineal).

 

Esta creencia de­muestra falta de sentido común. Todas tus emociones se conectan con la misma fuente: tú.

 

Como todo está conectado, al obstruir la manifestación de una de las corrientes o cerrar la llave de paso para disminuir el cau­dal de salida, reduces la de las demás, creando con el tiempo o bien una acumulación que algún día deberá aflorar, o bien un estancamiento que en un momento dado obstruye al resto.

 

Tal como las olas, las emociones tienen un principio, una cresta y un final. Detener su ciclo es dejarlo incompleto en tu interior. La consecu­ción de un ciclo es tan simple como el hecho de permitirte vivir plena­mente la ola de una emoción.

 

¿Alguna vez has pensado en la razón por la que una persona se ve más joven que otra, cuando ambas tienen la misma edad? Averigua si obstruyen o detienen sus emociones o si viven plenamente su ciclo completo.

 

La Corriente Creativa es la expresión de la mente imaginativa y vi­sionaria que considera perfectamente posible un mundo irreal no lineal bajo un cielo lleno de conmovedoras imágenes. De la mano de esta co­rriente creativa, pensamos con nuestros corazones, oímos con nuestros ojos, y vemos con nuestro sentido del tacto. Éste es el lugar de la imagi­nación de los poetas, artistas, escritores y soñadores, y es también aquél donde los empresarios intuitivos ven sus posibilidades.

 

Internet existe porque la Corriente Creativa se unió con la Corriente Racional a fin de crear e imaginar un flujo mayor. Decir “Hmmm, me pregunto si...”, visitar una galería de arte o disfrutar de un paisaje, abre la llave que obstruye el paso de este flujo de energía. Ésta es la corriente que se estimula cuando te relajas. Es una corriente mental que puede aso­ciarse con la Corriente Racional, dejándola que descanse un poco. Imagi­na dos bueyes enyugados, labrando el campo. Dos cabezas y cuatro hom­bros fuertes hacen mucho más trabajo que un buey solitario.

 

La Corriente Racional es la clásica óptica cognitiva mental que utili­za la lógica intelectual. Pregunta el cómo y el porqué, analiza, hace lista­dos, se propone objetivos que realizar paso a paso, piensa, critica y deci­de si algo o alguien es bueno o malo. Las personas que se consideran a sí mismas “cerebrales” suelen inclinarse por esta corriente. Se debe a la Co­rriente Racional la creación de la mayoría de los aspectos lógicos y de los puntos centrales para el proceso de seguimiento en el terreno de la conta­bilidad, los negocios, la economía, las leyes y la ciencia. Las expresiones tales como “Puedo pensar” o “Seamos racionales” indican el flujo de esta corriente. Decir “No puedo pensar” indica que esta corriente se ha de­tenido, o bien que está alojada en un lugar subterráneo de nuestra con­ciencia.

 

Tu Corriente Racional puede fluir en círculos con mayor rapidez que cualquiera de las otras, creando lo que se llama una “parálisis del análi­sis”. Cuando alguien dice que no puede dormir, o que se está volviendo loco, es con frecuencia señal de un nivel de hiperactividad de la Corriente Racional. El hecho de conectar o sintonizar con las otras cuatro co­rrientes ayuda a esta primera a serenarse. Este enfoque indirecto logra mi­lagros a la hora de tranquilizar la mente.

Suscribirte gratuitamente

"La enseñanza que perdura
no se transfiere de cabeza a cabeza,
sino de corazón a corazón"

-Howard G. Hendricks

El formato de este boletin ha sido modificado para que sea facilmente imprimible.

Red Global de Meditadores: *Enlace de Luces*

“El verdadero servicio es la emanación espontánea de un corazón amoroso y de una mente inteligente, el resultado de hallarse en un lugar correspondiente y permanecer en él; el producto de la inevitable afluencia de la fuerza espiritual y no de la intensa actividad en el plano físico, es el efecto del hombre cuando expresa lo que en realidad es, un divino Hijo de Dios, y no el efecto estudiado de sus palabras o actos” -Maestro Djwhal Khul.

 

Centro Escuela CLARIDAD

 

Ravignani 1332, Depto *B*, Capital Federal

Buenos Aires, Argentina

 

Tel. 4774-1773

(Celular: 15-5660-8732)

 

e-mail: claridad@argentina.com     Website: www.escuelaclaridad.com.ar

Website alternativo: http://escuelaclaridad.turincon.com/

Ayúdanos a distribuir información de Vanguardia, reenvia este correo a todas las personas potencialmente interesadas.

Boletín Digital - Editado y Distribuido por el Centro Escuela Claridad