Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3159 al 3178 
AsuntoAutor
El Mago 1 -Boletin Juan Ang
La Puerta del León Juan Ang
Preguntas y respue Juan Ang
VIAJE A LA CONFERE Juan Ang
El Libro Blanco 16 Juan Ang
El Mago 2 -Boletin Juan Ang
NUEVAS PERSPECTIVA Juan Ang
Reflexiones -Bolti Juan Ang
Reunión Mensual Gl Juan Ang
El Mago 3 Final -B Juan Ang
Regresemos a lo Bá Juan Ang
MENSAJE ESPECIAL P Juan Ang
El Don de la CLARI Juan Ang
TIERRA UNIDA Juan Ang
LAS ENERGÍAS DE AG Juan Ang
El Decimo Planeta Juan Ang
Secretos del Mar.. Juan Ang
El Libro Blanco 17 Juan Ang
Geometria Sagrada Juan Ang
EL DON DE LA CLARI Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3764     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] El Mago 1 -Boletin Claridad
Fecha:Sabado, 30 de Julio, 2005  16:54:16 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

CENTRO ESCUELA CLARIDAD

CENTRO ESCUELA CLARIDAD
Centro de Educación para el Crecimiento, Desarrollo e Integración Global del Ser Humano

 

   

EL MAGO Y SU PROGRESO CON EL REINO DEVICO 

Por Vicente Beltran Anglada

Magia Organizada Planetaria

 

Conferencia de Vicente Beltrán Anglada

Barcelona, 12 de Diciembre de 1987

 

Magia Organizada Planetaria

El Mago y su Progreso con el Reino Dévico

 

Digitalizada por el Grupo de Trascripción de Conferencias (GTC), el 23 de Julio de 2005

Difundida por Daniel Barrantes (bvr@ciudad.com.ar)

 

 

La verdad ha de presentarse de tal manera, que convenza sin atar y que atraiga aún sin convencer. Esto solo puede realizarlo el Lenguaje del Corazón”.

 


 

En nuestra reunión del pasado mes, observábamos la manera como se distribuían las energías dévicas en nuestro universo, así pudimos cualificar una serie de entidades angélicas, que partiendo de los altos lugares del esquema y del sistema solar, convergían en los humildes elementales o fuerzas materiales que constituyen, la tierra, el agua, el fuego, el aire y el éter; viendo que había una serie indescriptible de jerarquías trabajando al unísono para complementar, la voluntad del Señor. Ahora, quizás sería necesario orientar nuestras investigaciones hacia el mago, aquel que utiliza las fuerzas de la naturaleza para crear, para crear en forma consciente y constructiva, tal como es la ley y el orden en la Magia Organizada Planetaria.

 

No se puede ser mago, realmente mago, sin ser un Iniciado. Un Iniciado en los misterios de la naturaleza, que en forma de secreto se le comunican al Iniciado en cada nueva iniciación. Así las pequeñas iniciaciones establecen contacto a través del Iniciado, con los Devas constructores y con los espíritus de la naturaleza. En otro orden de cosas, cuando se van realizando las sucesivas iniciaciones, el mago establece contacto con los Ángeles, con mayúscula, porque de Ángeles hay una indescriptible cantidad dividida en muchas huestes y jerarquías, y finalmente se llega a aquella etapa en la cual el mago se ha convertido en un Adepto de la buena ley o en un Maestro de Compasión y de Sabiduría, el cual tiene la facultad y la oportunidad de establecer contacto con los propios Arcángeles que guían cada uno de los planos del sistema solar y cada una de las esferas de nuestro esquema planetario. Pero en cada iniciación, se le comunica al Iniciado una serie de mantrams o de sonidos creadores, cuya virtualidad tiene por objeto ejercer control sobre ciertas huestes definidas de Devas. Por ejemplo, en la 1ª Iniciación Jerárquica, se le comunica al Iniciado el nombre del Deva que ha construido su cuerpo físico, y merced a la pronunciación de este nombre, puede ejercer un control estricto sobre este Deva Constructor, el que ha construido este aspecto material, esta forma que nosotros confundimos con el “yo”.

 

El Elemental Constructor del cuerpo físico, resume el código genético de todas las vidas físicas de todos los tiempos, y a través del átomo permanente aglutina a su alrededor todos aquellos elementos dévicos y fuerzas de la naturaleza, que tienden a cristalizar en una estructura definida que corresponde al arquetipo de su propia evolución, la evolución del Yo, por lo que se puede suponer, lógicamente, que la calidad del Constructor del cuerpo físico, como de los demás cuerpos que utiliza el ser humano, están de acuerdo con la calidad de la vida espiritual del Yo encarnado en aquel vehículo, conoce, mediante el nombre que pronuncia, las características íntimas de este Yo Constructor, pues el Elemental Constructor o Deva Constructor, tiene una conciencia, la conciencia integral de todos los átomos y todas las células que constituyen aquel cuerpo o vehículo, y por  tanto, a través de cada una de las fuerzas que desarrolla cada uno de estos elementos que constituyen el cuerpo, se puede poner en contacto con una increíble cantidad de fuerzas dévicas que están en sintonía con aquella vibración del Elemental Constructor. Así, controlar el cuerpo físico, aparentemente sin importancia, presupone sin embargo, merced a la fuerza Iniciática, el poder de controlar a todas aquellas fuerzas de la naturaleza que están en sintonía con el Yo Creador de la forma. Entonces, la magia, desde el punto de vista de construcción, es mucho más compleja y mucho más dilatada de lo que podamos suponer.

 

Tenemos también otro código genético, que es el código genético mediante el cual fue construido el cuerpo astral que poseemos en la actualidad, es el resultado en el presente de todo cuanto fuimos astralmente en el pasado, es el resumen, la síntesis de todo aquello que deseamos, de todo aquello que sentimos, de todo aquello que hicimos utilizando el cuerpo astral, y a igual que el cuerpo físico, el Elemental Constructor del cuerpo astral, es una fuerza coherente que arranca de un Yo, un Yo Angélico, indescriptible quizá para muchos, pero que tiene el poder de aglutinar mediante la fuerza que destila de sí mismo a la increíble cantidad de átomos astrales y células astrales que constituyen la estructura del cuerpo emocional, y también, en la 2ª Iniciación, se le revela al Iniciado el nombre oculto de este Deva Constructor del cuerpo astral, y a través de la pronunciación de este nombre, puede ejercer control sobre todo su cuerpo astral, más, a todas aquellas fuerzas que estén en sintonía con los átomos y moléculas que constituyen el cuerpo astral. Dense cuenta que el trabajo del mago, es un trabajo de sinterización de todas las fuerzas que componen la expresión física, astral, mental, búdica o átmica de nuestra propia naturaleza, solamente conocemos tres cuerpos definidos, el físico del cual somos auto-conscientes, el astral del cual somos hasta cierto punto conscientes y el cuerpo mental que difícilmente tenemos control, porque casi que no tenemos todavía conciencia del cuerpo mental. Pero, en la 3ª Iniciación se produce lo que llamamos la triple integración de los tres Constructores de los vehículos. Al Iniciado se le confía el nombre del Deva Constructor del cuerpo mental, y a través de la pronunciación correcta de este nombre o de este mantram o de este sonido, puede ejercer control sobre una infinita cantidad de salamandras, que constituyen en su totalidad el cuerpo mental del Iniciado, y por analogía, con todas aquellas fuerzas dévicas surgidas del fuego, que constituyen la mente y estén en sintonía con el Elemental Constructor de la mente o del cuerpo mental.

 

Nos encontramos pues en la 3ª Iniciación; primero, que el Iniciado controla a través del sonido del mantram o del nombre, a tres Elementales Constructores, el Yo Dévico constructor del cuerpo físico, el Yo Dévico constructor del cuerpo astral y el Yo Dévico constructor del cuerpo mental, más, la pronunciación correcta de su propio Ángel Solar. Por lo tanto, cuando en el Misterio de la Transfiguración, se contempla al Iniciado, como Jesús, Elías y Moisés, se demuestra que el Iniciado ha establecido contacto con su Tríada Espiritual, lo cual significa que es consciente de su Yo Superior y al propio tiempo tiene la facilidad o la facultad de poder integrarse voluntariamente y conscientemente, con solo pronunciar el nombre de su Ángel Solar.

 

Tenemos entonces la 3ª Iniciación, tres nombres, tres sonidos, tres mantrams en poder del Iniciado, más, el nombre ultra secreto que confiere el poder de invocar directamente al Ángel Solar o Yo Superior, aquí existe ya por primera vez la integración total de los tres cuerpos con la vida espiritual, y es por tal motivo, por esta pureza, por esta radiación, que el Iniciado puede soportar sin peligro la presencia del Señor del Mundo, la presencia del Único Iniciador, la presencia del Dios de nuestro planeta.

 

Yo no pasaría de aquí, en el aspecto de explicar el Misterio de la Iniciación, porque para muchos es difícil todavía, poder controlar en cierta manera y hasta cierto punto el cuerpo físico, con sus tendencias instintivas hacia la materia, o al cuerpo emocional, hacia el depósito de materia emocional o materia emocional elemental, del cual surgen todas las formas elementales astrales de todos los seres vivientes; y el mundo de la mente es lo mismo, de la mente conocemos aquello que podemos percibir mediante el equilibrio de los demás cuerpos, del físico y del astral, hay una escapada hacia arriba y entonces, muchos podemos empezar a pensar por nosotros mismos, lo cual significa que hemos tenido cierta autoridad sobre el Elemental Constructor del cuerpo mental, estas tremendas transformaciones internas que le hacen consciente de ciertos planos de la naturaleza, ocultos a la mayoría de los seres humanos, que le permiten estabilizarse, de crear un carácter, de robustecer su voluntad, no podemos hablar de magia sin hablar de la voluntad del mago, del poder, de la intención del mago, para poder conquistar, paso a paso, pulso a pulso, toda las Esferas que constituyen los planos del Universo, y convertirse progresivamente en un creador, pues, aunque sea furtivamente, podríamos decir, que en la 4ª Iniciación, el Iniciado aprende aquella fórmula mágica mediante la cual le será revelado el nombre de su propia Mónada Espiritual, tiene la intuición, un interés profundo por descubrir su esencia, su raíz, y esto se culmina en la 5ª Iniciación, cuando el Hierofante, el Iniciador, le comunica al Iniciado el nombre de su propia Mónada Espiritual. Entonces se ha llegado a la culminación de lo que podríamos llamar la existencia humana, domina todos los planos de la naturaleza, los tres cuerpos, conoce el nombre de su Espíritu Inmortal y al propio tiempo se le abren las grandes avenidas de la Magia Organizada, tal como es realizada en los elevados niveles del sistema.

 

¿Qué podríamos entresacar de estas conclusiones acerca de los nombres? Dense cuenta que todo en la naturaleza obedece a un sonido, a un nombre, se nos dice que nuestro Universo es la expresión objetiva de la repetición incesante del nombre de nuestro Logos Solar por todas las Jerarquías Dévicas Superiores del Universo, y que la pronunciación conjunta del sonido que corresponde a aquel nombre, el Universo surgió a la existencia, con sus planetas, sus esquemas, sus asteroides, con cuanto constituye el sistema solar, y a partir de aquí se nos ofrece la gran visión de perspectiva cósmica, dentro de la cual vemos que nuestro Logos Solar, es solamente, fíjense Uds., el Elemental Constructor, con toda humildad y reverencia, de un Logos Superior, el Logos Cósmico, porque todo va ascendiendo de esta manera, los Arcángeles sin distinción de Jerarquías, están creando los Universos, están creando las Constelaciones, están creando las Galaxias y están creando todo cuanto ES dentro un Sistema, o de un Sistema Universal o de un Sistema de Galaxias. La Ley siempre es la misma y siempre se basa en tres aspectos definidos que son: el sonido, el nombre, que es el color, que este sonido hace surgir de los éteres, y cuando este color se ha condensado, se convierte en una forma geométrica, y nosotros, que somos creadores, cuando estamos hablando, cuando estamos pronunciando nombres, estamos creando colores en el éter, estos colores se convierten en invocativos, hacen una especie de vacío en el éter,  y este vacío es ocupado por fuerzas dévicas que responden a la intención de la palabra o del sonido y a la cualidad que se desarrolla de este sonido, y por un sistema incomprensible y maravilloso de manifestación objetiva o de condensación del éter, se crean todas las formas de la naturaleza, desde las más sutiles a las más densas, siendo el trabajo del mago, como Uds. se darán cuenta, de construir mediante sonidos, que engendrarán colores adecuados, las formas geométricas apetecidas para cualquier tipo de trabajo mágico. La responsabilidad del Discípulo, la responsabilidad del Iniciado es conocer cada vez más nombres, más sonidos, en la Iniciación se comunican los nombres de los sonidos.

 

Los magos inexpertos aprenden a pronunciar sonidos que luego se convierten en dagas contra ellos, porque no pueden controlar a los Devas invocados por aquellos sonidos; el Deva, singularmente el Deva inferior, al cual estamos siempre nosotros invocando, tienen un poder tremendo en los éteres, están creando situaciones definidas en los ambientes sociales del mundo; las palabras que las personas emitimos sin darnos cuenta, están creando una serie de colores en el éter que atraen la atención de los Devas, los Devas se bañan por decirlo de alguna manera en estos colores y después les dan una forma geométrica, que lo puede percibir el Iniciado que tenga clarividencia, y es realmente importante darse cuenta, que estamos creando constantemente formas, porque estamos hablando, pensar es una forma de hablar, sentir o desear es una forma de hablar, es un sonido, un mantram, de ahí la importancia que se le asigna en los Ashramas de la Jerarquía al poder de la palabra, y el recién ingresado en un Ashrama tiene que pasar por la prueba de siete años de silencio, para que aprenda a controlar el impulso de la palabra, para que sea circunspecto al emitir sus ideas, para que controle sus emociones, para que controle sus deseos, porque todo esto es un sonido que va al éter, crea un color adecuado al sonido y entonces vienen los Devas de acuerdo con la calidad del sonido y con la fuerza de la voz, que crean muchas cosas que no vemos, pero que constituyen la civilización, la cultura de nuestro mundo. Somos los creadores, y como somos creadores, igual creamos el mal que el bien, igual creamos al diablo que al ángel, todo se realiza dentro del corazón del hombre, hasta aquí se había considerado todo cuanto no vemos como una creación de la naturaleza, y es así, pero ¿quién promueve la fuerza de la naturaleza? Madame Besant decía y con mucha razón: “El día que el hombre se controle a sí mismo, controlará a la naturaleza”.

 

El viento, el agua, el fuego, el aire, todo esto está en manos del hombre y no se da cuenta, las devastaciones, los huracanes, los torbellinos, los volcanes, ¿de dónde surgen? ¿de una cosa inerte? ¿de una cosa que no tiene conciencia? Surge de la conciencia de los hombres de nuestra propia conciencia, las plagas, las enfermedades, que son sino formas mentales o formas psíquicas que hemos creado y vamos creando constantemente, por nuestras formas erróneas de vivir, de pensar, de comportarnos, y así apliquen Uds. todo esto a cuanto les rodea.

 

La naturaleza es sabia, pero es una sabia inconsciente que puede ser modulada a través del recto ejercicio de la ética en el hombre, y esto es la primera lección que se aprende en el Ashrama, y como decía el otro día, la Jerarquía Espiritual del Planeta, la Gran Fraternidad Blanca, tiene un especial cuidado en el servicio creador de la raza, más que en un simple ejercicio de crear un cuerpo más o menos puro, porque, ¿de qué nos sirve un cuerpo puro si no hay una intención divina que pueda promulgar en el tiempo las Leyes de la fuerza viva de lo que constituye el espacio? Y así vamos avanzando raudamente por el éter, transportándonos a aspectos de nuestra vida desconocidos, poniéndonos en contacto con fuerzas que realmente están interesadas en ser descubiertas, porque el descubrimiento de estas fuerzas es lo que mueve la evolución de esas fuerzas, y todo está latente en el corazón del hombre, el hombre es el creador de todas las situaciones, no busquemos nada aparte del hombre, me refiero al ser humano naturalmente, porque todo está dentro de la Ley del 4º Reino.

 

El 4º Reino es el centro de la evolución de todo cuanto existe, y el propio Logos tiene que pasar por el 4º Reino para llegar a los reinos inferiores, y no puede existir una evolución en los tres mundos del esfuerzo humano, si el hombre no cumple perfectamente su misión, de ser un transmisor de la energía o de la intención divina, y esto es magia. Es por esto que la Jerarquía ha tenido un especial cuidado durante los últimos 50 años, en que las personas más o menos inteligentes, pero de buena voluntad, podían establecer contacto, no siempre consciente con las fuerzas dévicas de la naturaleza, y alcanzar un punto en que estas fuerzas pudiesen doblegarse a su voluntad, no para ejercitar una voluntad de espectacularidad, sino una voluntad de servicio. Yo creo que todos estamos interesados en descubrir el porqué hemos nacido, hemos nacido al 4º Reino para servir, y el sacrificio del Alma al encarnarse en un cuerpo viene motivado por el servicio a la raza, y esto lo están diciendo los Maestros desde hace cientos de años, y nosotros que estamos en la actualidad viviendo al amparo de un gran despliegue de medios técnicos y de grandes descubrimientos científicos, debemos aprender ahora aquella fuerza latente en nuestro interior que hará que nosotros podamos convertirnos en realmente creadores, en magos perfectos que podamos crear un ambiente a nuestra voluntad.

 

Las escuelas esotéricas del mundo enseñan las prácticas  de la visualización, lo que no pueden enseñar todavía es el poder de los mantrams. Para que una visualización sea perfecta, tiene que haber la fuerza del mantram, así que siempre será algo inconcreto el que una persona pueda visualizar un mundo mejor, a menos que tenga un poder de la palabra o que el pensamiento sea tan potente, que pueda poner en incandescencia los éteres del espacio, convirtiendo en fuego y en luz todo cuanto existe allí, aparentemente oculto a las miradas de los profanos, pero tal es la Ley, y últimamente se han dado grandes secretos a la humanidad, secretos técnicos de alto valor científico, pero a juicio de los propios Maestros todos estos inventos y descubrimientos últimos, solamente son la pequeña esperanza de algo que está mucho más allá, y mucho más potente, mucho más dinámico, que sin tantos medios técnicos, llegará a irrumpir en la conciencia de la raza, creando las nuevas fórmulas de vida, los nuevos estamentos sociales, la nueva forma de vivir y de comportarse, la fraternidad en suma.

Suscribirte gratuitamente

"La enseñanza que perdura
no se transfiere de cabeza a cabeza,
sino de corazón a corazón"

-Howard G. Hendricks

El formato de este boletin ha sido modificado para que sea facilmente imprimible.

Red Global de Meditadores: *Enlace de Luces*

“El verdadero servicio es la emanación espontánea de un corazón amoroso y de una mente inteligente, el resultado de hallarse en un lugar correspondiente y permanecer en él; el producto de la inevitable afluencia de la fuerza espiritual y no de la intensa actividad en el plano físico, es el efecto del hombre cuando expresa lo que en realidad es, un divino Hijo de Dios, y no el efecto estudiado de sus palabras o actos” -Maestro Djwhal Khul.

 

Centro Escuela CLARIDAD

 

Ravignani 1332, Depto *B*, Capital Federal

Buenos Aires, Argentina

 

Tel. 4774-1773

(Celular: 15-5660-8732)

 

e-mail: claridad@argentina.com     Website: www.escuelaclaridad.com.ar

Website alternativo: http://escuelaclaridad.turincon.com/

Ayúdanos a distribuir información de Vanguardia, reenvia este correo a todas las personas potencialmente interesadas.

Boletín Digital - Editado y Distribuido por el Centro Escuela Claridad