Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3221 al 3240 
AsuntoAutor
Reunión Mensual Gl Juan Ang
LA ACTIVACIÓN DE L Juan Ang
¡Todos los planeta Juan Ang
Los Cristales y la Juan Ang
Introduccion a Kri Juan Ang
Asociarnos a Nuest Juan Ang
Introduccion a Kri Juan Ang
La Cuarta Ola de l Juan Ang
Carta a los hijos Juan Ang
Introduccion a Kri Juan Ang
Seminarios del mes Juan Ang
Sincronicidad 1 -B Juan Ang
Mensaje Urgente de Juan Ang
Sincronicidad 2 -B Juan Ang
Sincronicidad 3 -B Juan Ang
UN GRITO ANTIGUO p Juan Ang
Domingo 11 Sep. a Juan Ang
Informe Naciones U Juan Ang
Sincronicidad 4 -B Juan Ang
El Dalai Lama visi Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3840     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Sincronicidad 3 -Boletin Claridad
Fecha:Jueves, 8 de Septiembre, 2005  17:52:59 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

CENTRO ESCUELA CLARIDAD

CENTRO ESCUELA CLARIDAD
Centro de Educación para el Crecimiento, Desarrollo e Integración Global del Ser Humano
Director: Juan Angel Moliterni

 

   

SINCRONICIDAD Puente entre Mente y Materia

por David Peat

Edición Juan Angel Moliterni

 

Sincronicidad

 

Consideremos la siguiente cadena de circunstancias... Una joven está de visita con unos amigos cuando, de repente, todos los que están en la casa notan el olor de una vela apagada. A pesar de una búsqueda minuciosa por todas las habitaciones, no se encuentra el origen de este olor y es seguro que no se ha encendido ninguna vela en la casa ese día. Todos se encuentran especialmente perplejos por el suceso y especulan sobre lo que puede significar. Más tarde, esa misma noche, la mujer recibe una llamada telefónica transatlántica que le notifica que su padre, inesperadamente, está a punto de someterse a una operación. Pocas semanas después, muere su padre y ella vuelve a la casa paterna. La mañana del funeral, la joven ve como un gran cuadro, que sus padres habían recibido como regalo de boda, cae de su sitio en la pared.

 

Es claramente absurdo que tales sucesos puedan tener alguna importancia dentro de un universo mecanicista, porque todo lo que sucede en dicho mundo ocurre como respuesta a fuerzas conocidas, actuando según las leyes deterministas que se desarrollan en un tiempo lineal y que son insensibles a los asuntos humanos. Los sucesos casuales solamente producen patrones que son fortuitos, y ver significados en dichos patrones es tan inútil como buscar mensajes en esa interferencia llamada «nieve» que a veces aparece en una pantalla de televisión. Creer que determinados sucesos casuales sean una manifestación de algún patrón fundamental de la naturaleza, o que sean el resultado de un «principio conector acausal», sería un puro disparate.

 

Pero ¿cómo se pueden explicar los sucesos de la vela apagada y el cuadro caído, ya que fueron presenciados por varias personas? Es como si la joven se hubiese convertido en un nexo en el que fluyesen sucesos del mundo externo, pasados y futuros, y del que emergiesen los fenómenos sincrónicos. La enfermedad de su padre y su muerte final, la reacción afligida de su familia y sus propios sentimientos parecen haberse envuelto dentro de ella y emergido con el fenómeno de la vela apagada -antes de que recibiese la llamada telefónica. Los sucesos que ocurrieron en aquella habitación, centrándose en el fenómeno de una vela apagada, representan en el microcosmos el desarrollo del drama de la muerte del padre y el regreso de la joven a casa de sus padres.

 

Uno de los ejemplos «clásicos» de la sincronicidad, relatado por el mismo Carl Jung, trata de una crisis que ocurrió durante la psicoterapia. La paciente de Jung era una mujer cuyo planteamiento sumamente racional de la vida dificultaba cualquier forma de tratamiento. En una ocasión, la mujer relató un sueño en que apareció un escarabajo dorado. Jung sabía que dicho escarabajo tenía gran significado para los antiguos egipcios, pues lo consideraban un símbolo del renacimiento. Mientras hablaba la mujer, el psiquiatra, en su oficina oscura, oyó un golpe en la ventana situada detrás de él. Descorrió las cortinas, abrió la ventana, y entró un escarabajo de color verde-dorado, un Cetonia Aureate. Jung le enseñó «su» escarabajo a la mujer y, desde aquel momento, la racionalidad excesiva de su paciente quedó atravesada y las sesiones se volvieron más provechosas.

 

A pesar de nuestro interés en una visión «científica» de la naturaleza, tales sucesos ocurren, y mientras es verdad que cualquiera de ellos se puede tratar como una «coincidencia», esta clase de explicación tiene poco sentido para la persona que haya experimentado tal sincronicidad. En efecto, el sentido de estos sucesos es que son significativos y desempeñan un papel importante en la vida de una persona. Las sincronicidades son los comodines en la baraja de cartas de la naturaleza, ya que se niegan a jugar según las reglas y ofrecen un indicio de que, en nuestra búsqueda de certidumbre con respecto al universo, es posible que hayamos ignorado algunas pistas vitales. Las sincronicidades nos retan a construir un puente con un fundamento apoyado sobre la objetividad de la dura ciencia y el otro, sobre la subjetividad de los valores personales.

Suscribirte gratuitamente

"La enseñanza que perdura
no se transfiere de cabeza a cabeza,
sino de corazón a corazón"

-Howard G. Hendricks

El formato de este boletin ha sido modificado para que sea facilmente imprimible.

Red Global de Meditadores: *Enlace de Luces*

“El verdadero servicio es la emanación espontánea de un corazón amoroso y de una mente inteligente, el resultado de hallarse en un lugar correspondiente y permanecer en él; el producto de la inevitable afluencia de la fuerza espiritual y no de la intensa actividad en el plano físico, es el efecto del hombre cuando expresa lo que en realidad es, un divino Hijo de Dios, y no el efecto estudiado de sus palabras o actos” -Maestro Djwhal Khul.

 

Centro Escuela CLARIDAD

 

Ravignani 1332, Depto *B*, Capital Federal

Buenos Aires, Argentina

 

Tel. 4774-1773

(Celular: 15-5660-8732)

 

e-mail: claridad@argentina.com     Website: www.escuelaclaridad.com.ar

Website alternativo: http://escuelaclaridad.turincon.com/

Ayúdanos a distribuir información de Vanguardia, reenvia este correo a todas las personas potencialmente interesadas.

Boletín Digital - Editado y Distribuido por el Centro Escuela Claridad