Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3241 al 3260 
AsuntoAutor
Sincronicidad 5 -B Juan Ang
EL DESPERTAR CUÁNT Juan Ang
Sincronicidad 6 -B Juan Ang
Sincronicidad 7-Fi Juan Ang
La Quinta Ola de l Juan Ang
El Trabajo Espirit Sabidurí
Los Diarios Delfín Juan Ang
TIEMPO DE RECUENTO Juan Ang
Sesiones de RA*C - Juan Ang
Dios Me Hablo 1 -B Juan Ang
El Sonido alrededo Juan Ang
Dios Me Hablo 2 -B Juan Ang
La Creación de Esp Juan Ang
Dios Me Hablo 3 -B Juan Ang
Seminario -Boletin Juan Ang
Dios Me Hablo 4 -B Juan Ang
Y yo, qué puedo ha Juan Ang
Novedades -Boletin Juan Ang
COMPARTIENDO COMPR Juan Ang
Dios Me Hablo 5 -B Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3862     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Y yo, qué puedo hacer
Fecha:Miercoles, 21 de Septiembre, 2005  13:22:42 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

¿Y yo, qué puedo hacer?

 


¿Cuantas veces te has sentido impotente ante la crisis mundial? ¿Cuántas veces te has preguntado, casi con un tono de fracaso... y yo, qué puedo hacer?

 

Los metafísicos estamos entrenados a pensar en positivo, a buscar soluciones y hacer propuestas. Sí; es verdad que el mundo está en peligro, es verdad que si seguimos por el mismo camino no tenemos futuro porque el sistema que gobierna el mundo no contempla su conservación. En un mundo en el que de cada 10 personas, 3 comen y 7 no comen lo suficiente, en el que el sistema de vida propuesto como modelo no es sustentable y se necesitan como 10 planetas más porque los recursos del planeta no alcanzan para cubrir la materia prima requerida para dicho estilo de vida, está indiscutiblemente en peligro...

 

La pregunta es ¿qué puedo hacer? Si nuestro estilo de vida forma parte del problema, ¿qué puedo hacer desde mi pequeña vida cotidiana, desde mis esfuerzos, desde mi ser? Te presento mi respuesta como una propuesta de acción inmediata.

 

Observando la situación mundial llego a la conclusión de que estamos en guerra. Pero la guerra es en el plano mental. Es una guerra de ideas, de caminos, de propuestas. La violencia externa es el resultado de esta guerra interna. La Jerarquía Espiritual está muy activa debido a esta situación y su trabajo requiere un acercamiento a la humanidad. Los Maestros están más cerca que nunca. Necesitan discípulos encarnados que estén dispuestos a colaborar con ellos.

 

¿Cómo?

 

Los Maestros pueden incursionar en los asuntos humanos si, a través de la mente de sus discípulos, pueden poner en el plano intelectual de la raza las ideas necesarias para implementar los cambios políticos, económicos, sociales, culturales, etc., que son la base del nuevo tiempo. Y desde esa unidad de conciencia, reforzar y proteger a todos los que trabajan en los planos externos, en la construcción de un nuevo modelo.

 

Entonces, ¿cuál es el trabajo?

 

La creación de espacios consagrados a través de los cuales la Jerarquía pueda introducir su fuerza salvadora y traer la ayuda necesaria para reforzar el bien dondequiera que se encuentre. Permanecer aún en el caos, como columnas de conciencia que permitan la entrada a nuestro mundo de las ideas simientes y la energía necesaria para impulsar el Plan de Dios en nuestra Tierra. La Luz así introducida es una fuerza que va despertando las almas de los seres humanos a la realidad interna, sacándolos del largo sueño del materialismo y el consumismo y haciéndolos reaccionar.

 

Los Maestros tienen la voluntad de salvar y el amor para llevar a cabo la tarea. Necesitan de nosotros la ayuda activa de quienes conocen la verdad. Por eso te invito a que consagres un espacio que requiere no sólo de un espacio externo sino, más importante aún, del espacio interno en tu conciencia.

 

Si reconoces la urgencia de los tiempos convendrás que los asuntos de la pequeña personalidad palidecen ante la situación mundial. Hay que priorizar. En el pasado se han perdido humanidades, hoy podemos perder el planeta. Necesitamos el espíritu de colaboración para unirnos todos en este esfuerzo grupal. Seamos columnas de conciencia que sostienen el templo sagrado de la vida en la Tierra.

 

Todos los días consagra tu espacio interno y tu espacio externo. Erígete como una columna del Templo e invoca la Fuerza Salvadora. Visualiza el gran triángulo de poder sobre la Tierra –Shamballa, La Jerarquía y la Humanidad-  y ve la energía divina circulando libremente por él. Recita la Gran Invocación en sus tres partes y reconócete como colaborador de esa Fuerza. Reconócete como el alma que despierta y se manifiesta a través de la personalidad, tomando posesión de su instrumento.

 

Es la hora de la acción interna, inteligente y organizada. Cuando la vida diaria intente romper tu equilibrio, reconoce que el servicio más grande que estás prestando es mantenerte como una columna de equilibrio. De ahí sacarás la fuerza y la inspiración para lograrlo.

 

Hagamos la diferencia. Practiquemos todo lo aprendido, es el tiempo del esfuerzo grupal, de demostrar en obras lo aprendido, de cooperar con las Fuerzas de la Luz. Es lo que se espera de todos nosotros.

 

Unidos en el Alma Una

Carmen Santiago