Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3261 al 3280 
AsuntoAutor
Tu personalidad es Juan Ang
Agenda de Octubre Juan Ang
El efecto de las c Juan Ang
El Don de la Alegr Juan Ang
Dios Me Hablo 6 -B Juan Ang
ADIÓS A SHIVA Juan Ang
El peso del rencor Juan Ang
Dios Me Hablo 7 -B Juan Ang
La Gran Invocación Red Gidg
Shamballa 1-Boleti Juan Ang
ADIÓS A SHIVA -Pre Juan Ang
Dios Me Hablo 8 -B Juan Ang
Shamballa 2 -Bolet Juan Ang
Dios Me Hablo 9 -B Juan Ang
CÓMO FUNCIONA -Kry Juan Ang
Reunión Mensual Gl Juan Ang
Brasil - Encontro Juan Ang
Shamballa 3 -Bolet Juan Ang
Shamballa 4-Final Juan Ang
SALTO CUÁNTICO 1-2 Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3884     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Shamballa 4-Final -Boletin Claridad
Fecha:Sabado, 1 de Octubre, 2005  11:27:16 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

CENTRO ESCUELA CLARIDAD

CENTRO ESCUELA CLARIDAD
Centro de Educación para el Crecimiento, Desarrollo e Integración Global del Ser Humano
Director: Juan Angel Moliterni

 

   

SHAMBALLA, LA RESPLANDECIENTE

Por Nicolás K. Roerich

Parte 4 Final

 

-Lama, sabemos que sólo a través del conocimiento del espíritu podemos percibir lo que es auténtico.

 

-“Nuevamente demostráis vuestro conocimiento de las grandes cosas. Nuevamente habláis como si lo hicierais desde nuestra poderosa Kalachakra. ¿Pero cómo desarrollaremos nuestro gran entendimiento? Es verdad, somos sabios de espíritu; sabemos todo, pero ¿cómo evocaremos este conocimiento de las profundidades de nuestra conciencia y lo transmitiremos a nuestras mentes? ¿Cómo reconoceremos las fronteras necesarias entre la vida ascética y la vida común? ¿Cómo sabremos cuánto tiempo podemos ser ermitaños y cuánto tiempo debemos trabajar entre los hombres? ¿Cómo sabremos qué conocimiento puede revelarse sin causar daño y cuál -quizás el más elevado- puede ser divulgado sólo a unos pocos? En esto consiste el conocimiento de la Kalachakra”.

 

-Lama, la Gran Kalachakra es prácticamente desconocida, pues se confunde su Enseñanza con la enseñanza inferior Tántrica. Así como tenéis verdaderos budistas, y sus opuestos, los Bon-Po, también tenéis un Tantra más bajo, de hechicería y nigromancia. ¿Y acaso el Santo no denunció la hechicería? Dime con franqueza si un lama podría ser un hechicero.

 

-“Tienes razón. Nuestros Grandes Maestros no sólo prohibieron la hechicería, sino un despliegue indebido de fuerzas superiores a lo normal. Pero si el espíritu de alguien está tan avanzado que puede llevar a cabo muchas cosas y utilizar cualquiera de sus energías de manera natural y para el Bien Común, entonces, ya no se trata de hechicería, sino de un gran logro, una gran labor para la humanidad.

 

A través de nuestros símbolos, a través de nuestras imágenes y thankas, podéis ver cómo actuaban los Grandes Maestros; entre los muchos Grandes Maestros, veis pocos en absoluta meditación. Por lo general, llevan a cabo una parte activa en la gran labor. O bien enseñan a las personas o dominan las fuerzas oscuras más poderosas y aliarse a ellas, aunque más bien sea por el Bienestar Común. A veces podéis ver a los Maestros en verdadero conflicto, dispersando las fuerzas malignas del espíritu. La guerra terrenal no está sancionada por nosotros, pero los budistas, a lo largo de la historia, han sido atacados, y ellos jamás han sido los agresores. Hemos oído que durante vuestra reciente Gran Guerra, los sacerdotes cristianos de ambos lados decían que Issa y Dios estaban con ellos. Si Dios es uno, debemos comprender con ello que estaba en conflicto consigo mismo. ¿Cómo podéis explicar una contradicción que resultaba tan inexplicable para todos los budistas?”.

 

-Lama, esta guerra ha acabado. El error más desastroso puede suceder, pero ahora todas las naciones están pensando cómo abolir no sólo la idea sino el material e instrumentos verdaderos de la guerra.

 

-“¿Y creéis que deberían abolirse todas las armas y buques de guerra? Es mejor que se los transforme en instrumentos de paz y de una Enseñanza más Elevada. Me gustaría ver los grandes buques de guerra convertirse en escuelas viajeras de Alta Enseñanza. ¿Es ello posible? Durante mi viaje a la China, vi tantas armas y buques de guerra que pensé que si sólo estas espantosas creaciones pudieran ser símbolos de una Enseñanza Elevada, antes que símbolos de matanzas ¡qué tremendo flujo de energía Cósmica para el Mundo!”.

 

-Lama, la serpiente pica, sin embargo está considerada el símbolo de la sabiduría.

 

-“Probablemente habéis oído la antigua parábola de cómo se advirtió a la víbora que no mordiera, sino que sólo silbara. Cada uno debe ser poderoso, ¿qué protección consideráis la más poderosa?”.

 

-Lama, ciertamente, sólo el poder del espíritu proporciona la protección, pues sólo en el espíritu somos fortalecidos mental y físicamente. Un hombre, concentrado espiritualmente, es tan fuerte como una docena de los atletas más musculosos. El hombre que sabe cómo usar sus poderes mentales es más fuerte que la muchedumbre.

 

-“Ah, nuevamente nos aproximamos a nuestra Gran Kalachakra: ¿quién puede existir sin alimento?, ¿quién puede existir sin dormir?, ¿quién es inmune al calor y al frío?, ¿quién puede curar heridas? En realidad, sólo aquel que estudia la Kalachakra.

 

Los Grandes Azaras que han tenido acceso a las Enseñanzas de la India, conocen el origen de la Kalachakra. Saben muchas cosas que, cuando se revelen para ayudar a la humanidad, regenerarán la vida por completo. Inadvertidamente, muchas de las Enseñanzas de la Kalachakra se usan, tanto en Oriente como en Occidente, y aun teniendo en cuenta esta utilización inconsciente, los resultados son muchas veces maravillosos. Por lo tanto, es comprensible cuán incomparablemente grandes serían las posibilidades manifestadas por un logro consciente y cuán sabiamente podría usarse la gran energía eterna, esta materia sublime e imponderable que se encuentra dispersa por todas partes y que está a nuestro alcance en todo momento. Esta Enseñanza de la Kalachakra, esta utilización de la energía primaria, ha sido llamada: Enseñanza del Fuego. El pueblo hindú sabe que el Gran Agni, aunque sea una Enseñanza antigua, será la nueva Enseñanza para el Nuevo Mundo. Debemos pensar en el futuro; y sabemos que en la Enseñanza de le Kalachakra yace todo el material que puede aplicarse para el mayor de los usos. Ahora hay muchos maestros, tan diferentes como hostiles unos con otros. Y sin embargo, muchos de ellos hablan de una única cosa y esta cosa está expresada en la Kalachakra. Uno de vuestros sacerdotes una vez me preguntó: «¿Acaso la cábala y Shamballa no son parte de esa única enseñanza?». Preguntó: «¿Acaso el gran Moisés no es un iniciado de la misma Enseñanza y un seguidor de sus leyes?». Podemos afirmar sólo una cosa: cada Enseñanza de la Verdad, cada Enseñanza del Alto principio de la Vida, proviene de una única Fuente. Muchos antiguos Stupas budistas han sido convertidos en templos Linga y muchas mezquitas tienen paredes y los cimientos de antiguos viharas budistas. ¿Pero qué daño se puede hallar en ello, si esas construcciones han sido dedicadas al único principio Elevado de la Vida? Muchas imágenes budistas sobre las rocas encuentran sus orígenes en Enseñanzas muy anteriores al Santo. Sin embargo, también simbolizan la misma esencia elevada.

 

¿Qué es lo que se revela en la Kalachakra? ¿Hay muchas prohibiciones? No, la excelsa Enseñanza expone sólo lo constructivo. Así es. Se proponen las mismas fuerzas elevadas para la humanidad. Y se revela, con fundamento científico, cómo la humanidad puede usar las fuerzas naturales de los elementos. Cuando os dicen que la ruta más corta es a través de Shamballa, a través de la Kalachakra, significa que el logro no es un ideal imposible, sino que es algo que puede alcanzarse a través de una aspiración sincera y afanosa aquí, en esta tierra y en esta encarnación. Esta es la Enseñanza de Shamballa. Es verdad, cualquiera puede lograrla. Realmente, cada uno puede oír la pronunciación de la palabra Kalagiya.

 

Pero para alcanzar este estado, un hombre debe dedicarse enteramente a la labor creativa. Aquellos que trabajan con Shamballa, los iniciados y los mensajeros de Shamballa, no se sienten recluidos, viajan por todas partes. Con mucha frecuencia, la gente no los reconoce y a veces ellos no se reconocen entre sí. Pero llevan a cabo su trabajo, no para su propio provecho, sino para la Gran Shamballa. Todos ellos conocen el gran símbolo del carácter anónimo. A veces parecen ricos, y sin embargo, carecen de posesiones. Todo es para ellos, pero no toman nada para sí. De esta manera, cuando os dedicáis a Shamballa, todo os es quitado y todo os es dado. Si os arrepentís, vosotros mismos sois los perdedores; si dais alegremente, os enriquecéis. En esencia, la Enseñanza de Shamballa se asienta sobre lo siguiente: no hablamos de algo distante y secreto. En consecuencia, si sabéis que Shamballa está aquí, en la tierra, si sabéis que todo puede lograrse aquí, en la tierra, entonces todo debe recompensarse aquí, en la tierra. Habéis oído que la recompensa de Shamballa verdaderamente está aquí y que sus ganancias se multiplican. Lo dicho no es porque la Enseñanza de Shamballa sea única, sino porque la Enseñanza de Shamballa es vital, porque se entrega para que sea útil en el plano de las encarnaciones terrenales y pueda ser aplicada a las condiciones humanas, cualesquiera que estas sean. ¿De qué manera podemos estudiar la acción? ¿Cómo estar preparados para cualquier forma de conquista, cómo estar abiertos a todo? Sólo con el estudio práctico de Shamballa. Cuando leáis libros que tratan de Shamballa, en parte traducidos a otros idiomas y en parte velados, no os sintáis confundidos con los grandes símbolos. Incluso en Occidente, cuando habláis de grandes descubrimientos, usáis un lenguaje técnico y el lego no lo comprende y toma las expresiones literalmente, juzgando sólo en la superficie. En este sentido, lo mismo puede decirse de las Grandes Escrituras como de los documentos científicos. Algunos toman los grandes Puranas en su sentido literal. ¿Qué conclusión pueden sacar? Sólo la que puede obtenerse desde la superficie del lenguaje, de su filosofía, pero no de la importancia de los signos que se usan. La armonía del exterior y del interior puede lograrse sólo a través del estudio de la Kalachakra. Probablemente habréis visto los Signos de la Kalachakra en las rocas, en sitios completamente desiertos.

 

Algunas manos desconocidas han hecho un dibujo en las piedras o han grabado las letras de la Kalachakra sobre las rocas. Es verdad, es verdad, sólo a través de Shamballa, sólo a través de la Enseñanza de la Kalachakra, se puede lograr la perfección de la ruta más corta.

 

Kalagiya, Kalagiya, Kalagiya. ¡Venid a Shamballa!”.

 

Luego nuestra conversación se volvió aún más bella y sagrada. De allí en adelante penetró esa nota que exalta todos los esfuerzos humanos. Hablamos de la montaña Kailash, de los ermitaños que hasta hoy viven en las cuevas de esta maravillosa montaña, colmando el espacio con sus llamadas que evocan la justicia.

 

Y luego hablamos de Aquel Sitio que yace al norte del Kailash...

 

Cayó el crepúsculo y toda la habitación pareció cobrar un nuevo significado. La imagen de Chenrezi, soberbiamente bordada sobre la seda brillante que colgaba por encima de la cabeza del Lama, parecía observarnos de un modo atrayente. Estas imágenes ya no se encuentran en el Tíbet.

 

A cada lado de esta imagen había otras, también de un extraño brillo. Una de ellas era Amitayus; la otra, el Señor Buda, siempre inmutable con el signo inconquistable del rayo -el dorje- en la mano. Desde el santuario en la habitación, Dolma, la Tara Blanca, sonreía benignamente.

 

De un ramo de fucsias frescas y dalias violetas emanaba una refrescante vitalidad. También desde allí brillaba la Imagen del Poderoso, el Invencible Rigden Gyeppo y Su Presencia nuevamente nos recordó el sitio misterioso al norte del Kailash. En las esquinas de este estandarte había cuatro imágenes muy significativas. Debajo estaba el sucesor de Rigden Gyeppo con un pandit hindú, uno de los primeros exponentes de la Kalachakra. En las esquinas superiores había dos imágenes del Tashi Lama, el de la izquierda era el Tercer Tashi Lama, Pan-chen Palden ye-she, que dio noticias acerca de Shamballa. Y a la derecha había una figura correspondiente al actual Tashi Lama, Pan-chen Chö-kyi nyi-ma ge-leg nam-jyal pal-zang-po, que ha enviado recientemente otra plegaria a Shamballa la Resplandeciente. En el centro del estandarte está el propio Rigden Gyeppo y desde la base de Su trono irradiaba la Ak-ojir-Ak-dorje cruzada, la Cruz de la Vida.

 

Una legión de hombres estaba reunida delante del trono de Rigden: ¡quién no estaba entre ellos! Había un habitante de Ladak, con su alto sombrero negro; chinos con sus sombreros redondos con una bola roja encima; aquí, con sus vestimentas blancas, había un hindú; allí, un musulmán, con un turbante blanco. Aquí, kirguizes, buriatos, kalmukos; y allí, mongoles con sus trajes característicos.

 

Cada uno ofrecía al Soberano los mejores presentes de sus tierras: frutos y granos; tejidos y armaduras y piedras preciosas. Nadie obligaba a estas naciones; venían voluntariamente de todas partes del Asia, a rodear al Gran Guerrero. ¿Quizás estaban conquistados? No, no había humildad cuando se acercaban a El. Las naciones se le aproximaban como a su propio y único Soberano. Su mano apuntaba hacia la tierra como en el majestuoso gesto del gran León Sangre; sobre la fuerza de la tierra hizo su juramento de construir constantemente.

 

Del aromático incienso delante de la Imagen, ascendían vahos azulados que flotaban ante ella inscribiendo numerosos signos en la misteriosa lengua Senzar. Luego, por temor a que aquellos que no conocen la Gran Verdad la profanaran, los signos fragantes flotaban juntos y se desvanecían en el espacio.

 

Nicolás K. Roerich vino al mundo en la vieja ciudad de San Petersburgo, Rusia, el 9 de octubre de 1874. Fue un gran pintor ruso, escritor, arqueólogo, filósofo, viajero y hombre público. Durante la estancia de los Grandes Maestros en Londres en 1920 (se encontró con los Grandes Maestros, el Mahatma Morya y el Mahatma Koot Hoomi, quienes visitaron Londres en persona, formando parte de una delegación india), el 24 de marzo de 1920, fueron escritas las primeras líneas de la Gran Enseñanza, que tiene un significado excepcional para el destino de nuestro planeta y para toda la humanidad. Esta Enseñanza se llama Agni Yoga (Enseñanza del Fuego) o Ética Viviente. Se puede decir que el 24 de marzo es el cumpleaños del Agni Yoga. Se fue al Mundo Superior el 30 de enero del año 1993 en Bangalor (India).

 


¿Qué es Shamballa?

 

Shamballa es el lugar donde se halla el propósito, propó­sito que no puede ser comprendido hasta seguir el Plan. Aquí hay un indicio. Shamballa no es un Camino, sino un centro mayor de estados relacionados y una energía relativamente estática -energía que la intención enfocada del Gran Concilio, ac­tuando bajo el ojo directriz del Señor del Mundo- man­tiene preparada para propósitos creadores.

 

Shamballa es el punto de mayor tensión en el planeta, tensión que expresa voluntad amorosa inteligente, libre de toda auto-volición o prejuicios mentales. Es el principal agente receptor del planeta, des­de el ángulo de la afluencia solar, pero al mismo tiempo es el principal punto distribuidor de energía, desde el án­gulo de los reinos de la naturaleza, incluyendo al quinto. Desde el punto de tensión se incorporan y finalmente ma­duran, mediante los procesos de la evolución, el canon de la vida y la Voluntad del Logos planetario.

 

Shamballa recibe energía de distintas Entidades solares y extra-solares, centros de vida concentrada y energética; es decir, de Venus, del Sol Central espiritual, de la actual constelación condicionante por la que puede estar transi­tando nuestro sol, de la Osa Mayor y otros centros cósmi­cos. Sirio, que es el factor tan importante en la vida espi­ritual del planeta, hace que sus energías influyan direc­tamente sobre la Jerarquía, y la energía de Sirio no entra normalmente en nuestra vida planetaria por intermedio de Shamballa.

 

Shamballa es el centro coronario, simbólicamente hablan­do, de nuestra Vida planetaria, enfocando su voluntad, su amor y su inteligencia en una gran y fundamental Inten­ción y manteniendo ese punto enfocado durante todo el ciclo de vida de un planeta. Esta gran Intención personi­fica el propósito actual y se expresa por medio del Plan.

Suscribirte gratuitamente

"La enseñanza que perdura
no se transfiere de cabeza a cabeza,
sino de corazón a corazón"

-Howard G. Hendricks

El formato de este boletin ha sido modificado para que sea facilmente imprimible.

Red Global de Meditadores: *Enlace de Luces*

“El verdadero servicio es la emanación espontánea de un corazón amoroso y de una mente inteligente, el resultado de hallarse en un lugar correspondiente y permanecer en él; el producto de la inevitable afluencia de la fuerza espiritual y no de la intensa actividad en el plano físico, es el efecto del hombre cuando expresa lo que en realidad es, un divino Hijo de Dios, y no el efecto estudiado de sus palabras o actos” -Maestro Djwhal Khul.

 

Centro Escuela CLARIDAD

 

Ravignani 1332, Depto *B*, Capital Federal

Buenos Aires, Argentina

 

Tel. 4774-1773

(Celular: 15-5660-8732)

 

e-mail: claridad@argentina.com     Website: www.escuelaclaridad.com.ar

Website alternativo: http://escuelaclaridad.turincon.com/

Ayúdanos a distribuir información de Vanguardia, reenvia este correo a todas las personas potencialmente interesadas.

Boletín Digital - Editado y Distribuido por el Centro Escuela Claridad