Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3361 al 3380 
AsuntoAutor
Encuentro en Boliv Juan Ang
El efecto del Cuar Juan Ang
Luz de Estrellas d Juan Ang
Sanación Celular - Juan Ang
SEMILLAS DEL MESÍA Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
La Esperanza Juan Ang
El Regalo de La Tr Juan Ang
No Rendirse -LA VA Juan Ang
Sesiones de RA*C - Juan Ang
Dios Me Hablo 21 - Juan Ang
Seminario Reiki Ka Juan Ang
EL PROTECTOR Juan Ang
La mariposa Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
Secretos del Mar.. Juan Ang
Invitacion -Boleti Juan Ang
El edificio más gr Juan Ang
La influencia del Juan Ang
Experiencia Indigo Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3967     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] El efecto del Cuarto Rayo en las Naciones -Maestro DK
Fecha:Viernes, 11 de Noviembre, 2005  17:29:02 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

El efecto del Rayo de Armonía a través del Conflicto

en el mundo moderno de Naciones

Maestro Djwhal Khul

(Los Rayos y las Iniciaciones)

 

 

Algunas naciones necesariamente responden más a la energía del Cuarto Rayo de Armonía a través del Conflicto que otras, porque es la energía que condiciona las actividades de su personalidad o la que condiciona la expresión de su alma. No olviden que las naciones como los individuos expresan el alma y el cuerpo. Las naciones que responden a este rayo de energía son:

 

España tiene alma de sexto rayo y personalidad de séptimo –invirtiendo así las fuerzas que se expresan en el espíritu ruso. España también actúa como vínculo en el reajuste mundial, pero esta vez el vínculo es entre Europa y África. En esa función España ya ha servido anteriormente. Resultará evidente cuán inevitable ha sido la relación entre España y Rusia y cómo la ideología de esta última ha influido en el gobierno nacional y también porqué el campo de batalla de las dos grandes ideologías –el fascismo y el comunismo— se encuentra inevitablemente en España. El triunfo del partido fascista fue igualmente inevitable desde el comienzo, a causa de la relación egoica existente entre España e Italia, así como por la proximidad de ambos países, que ha permitido plasmar fácilmente la impresión telepática del idealismo fascista en la sensible y preparada conciencia española. En cuanto al fanatismo, la crueldad natural, el ferviente idealismo, el arrogante orgullo y la cualidad religiosa y mística del carácter hispano, tienen obviamente su origen en el sexto rayo y están grandemente cristalizados. El intenso individualismo del pueblo puede observarse además como parte definida del equipo de su persona­lidad de séptimo rayo. Su lema espiritual: "Disperso las nubes", indica la tarea mágica de la que será responsable España oportunamente, quizás antes de lo que se espera, equilibrándose así en ese país individualista y altamente inteligente, el campo de la magia científica y el trabajo mágico de la Iglesia del futuro. Esta profecía está muy lejos de poder cumplirse para ser verificada por esta generación o la siguiente, pero está arraigada en las características nacionales y en la ley de probabilidades.

 

El rayo que rige la expresión del alma de la raza germana es el de Armonía a través del Conflicto, pero su personalidad materialista, enfocada en la naturaleza emocional, aún no controlada por el alma, está condicionada por el primer Rayo de Poder. Alemania como nación es demasiado joven, inmadura y negativa para comprender el verdadero uso del poder; carece de sabiduría para utilizarlo, y su sentido de inferioridad (por su juventud) conduce a abusar de él cuando lo posee. La raza germana es muy antigua y, durante los últimos cien años, los conductores germanos han confundido las cuestiones raciales y las ambiciones nacionales. Las razas son básicamente subjetivas y las naciones fundamentalmente objetivas. Sus líderes permitieron que el ideal de poder (una gran responsabilidad espiritual) los llevara a sincronizar la raza germana con la nación germana. Esta falta de madurez, ambición desviada y casi infantil, pusieron en violenta actividad el Principio de Conflicto por medio de la guerra mundial (1914‑1945) para poner fin al creciente nacionalismo en Alemania y en todas las naciones.

 

Gran Bretaña se halla en una etapa de surgimiento en que está saliendo de la forma mental nacionalista; los Estados Unidos y Rusia están llegando -una, al punto de tensión en lo que concierne al concepto y la otra, al punto de crisis. El punto de crisis y de tensión de Alemania condujo a la explosión de la guerra mundial; no obstante, después del debido proceso de sufrimiento, de reeducación y entrenamiento en las rectas relaciones humanas, el pueblo alemán descubrirá su alma; entonces, el pueblo alemán, con su personalidad fusionada con el alma, demostrará, en forma excepcional, la significación de la armonía. La síntesis fundamental y subjetiva de la raza germana no debe ser confundida con la nación separatista del pueblo alemán, y la unidad emocional y sentimental subyacente (empleando la palabra "sentimental" en su correcto sentido) no debe ser confundida con la unidad territorial. Existe unidad racial y subjetiva entre la Comunidad Británica de Naciones y los Estados Unidos de América, pero ésta a su vez no debe ser confundida con las agrupaciones y objetivos nacionales externos.

 

Italia también está influida por el Rayo de Armonía a través del Conflicto, debido a que su personalidad o expresión materialista, está condicionada por este rayo. Durante la guerra mundial Italia tuvo un rey, un dictador y un papa, y esto produjo un vórtice de conflicto en el pueblo italiano altamente inteligente. El dictador ha desaparecido, la monarquía también y sólo queda la constante Voz del Vaticano, pero -en forma curiosa- recibe menos atención de Italia que de otros países católicos. Los conflictos durante siglos han hecho mucho para el pueblo italiano, y su psicología altamente extrovertida producirá en él un equilibrio muy promisorio en el futuro. El conflicto mental por el que han pasado durante los últimos cien años ha sido bueno para ellos. Desmembrados por la política partidista, en rebeldía contra el clericalismo y carente de conducción, no obstante están bien encaminados en la solución de su problema.

 

Si el cuarto Rayo de Armonía a través del Conflicto es la energía que se expresa por medio del alma, indica que el país involucrado se está acercando al sendero del discipulado o al de probación. Austria y Alemania se están acercando al sendero del discipulado; Brasil está en el sendero de probación y avanzará rápidamente; Austria está más cerca del verdadero discipulado que Alemania y, espiritualmente, Austria tiene mucho que dar. No faltará conducción espiritual cuando haya obtenido cierta medida de seguridad y de mejores condiciones de vida. Alemania debe pagar un precio elevado por su inmadurez e interpretación infantil de los asuntos mundiales; su carencia de capacidad mental y su curiosa crueldad innata permitió a las Fuerzas del Mal (temporariamente) actuar por intermedio de Alemania y precipitar el conflicto mundial. Pero Alemania se recobrará, siempre que no se le permita convertirse nuevamente en un campo de batalla, debido a su posición estratégica en Europa Central. Para esta recuperación todos los hombres de buena voluntad deben trabajar.

 

Quizás sea apropiado señalar aquí que las fuerzas espirituales del planeta no temen mayormente un nuevo estallido de la guerra en el plano físico. Hay muchas probabilidades de que pueda ser evitada, debido a la creciente rebeldía de las masas contra la guerra en el plano físico, a la fatiga general de las naciones y a que pueden llegar a ser eficaces los concilios de las Naciones Unidas para ventilar dificultades y problemas.

 

Cada una de las tres Grandes Potencias tiene su propio conflicto interno, condicionado por su tradición histórica, su énfasis nacional y sus desarrollados hábitos mentales o -según el caso- sentimentales.

 

El conflicto principal de Gran Bretaña, en la actualidad, es entre los pensadores reaccionarios y los trabajadores inexpertos en el campo político, que favorecen la ideología socialista. Este conflicto es muy profundo, está minando y destruyendo las antiguas formas y produciendo una intensa fricción nacional en todos los grupos y partidos. Un grupo lucha para conservar el antiguo orden; el otro lucha ferozmente para abolir los antiguos métodos en el menor tiempo posible; aún otros grupos luchan por sus diferentes ideologías, complicando el problema. Lo interesante es que el conflicto se libra mayormente entre los líderes de partido, y sus convencidos e inmediatos seguidores contra las masas que dudan de la sabiduría, la capacidad y las actividades de ambos grupos y lentamente deciden que no les agrada ni desean a ninguno de ellos, pero (por carecer de un real liderazgo) no saben qué hacer. La característica predisponente del británico es un sentido de justicia y esto es lo que el pueblo busca. Sin embargo encuentra que ningún partido tiene un plan o programa efectivo, que ambos están animados por la política de partido y que los intereses de todo el pueblo, que podrían ser servidos por una sabia coalición, no son de mayor importancia para los actuales líderes de partido. Por consiguiente, este conflicto interno va produciendo lentamente una armonía de propósito y de intención en la mente de la población; esto será mayormente el resultado del creciente poder que ejercen las mujeres en el país, y su acrecentada penetración en la política municipal y nacional. La cualidad de la retrospección histórica británica ha sido predominantemente masculina. Actualmente, el factor equilibrador de la interpretación femenina y su punto de vista, son necesarios y serán provistos. Gran Bretaña, desde el ángulo de su personalidad o problema material, está regida por la energía o el Rayo de Voluntad o Poder, mientras que el alma del país está condicionada por al Rayo de Amor‑Sabiduría. Tenemos aquí la presentación de una energía positiva y una negativa y, cuando se fusionen y mezclen, se tendrá un equilibrio y una sabiduría que falta en la actualidad.

 

En Francia, donde los rayos contribuyentes corresponden a la línea del intelecto, tenemos necesaria y naturalmente una fuerte influencia materialista y allí el conflicto es difícil de resolver. El aspecto mente produce siempre todas las separaciones, las brechas y las diferencias, en la palestra humana de Francia, convirtiéndola en el campo de juego de incontables ideas antagónicas, de diversidad de grupos y personalidades que chocan y conducen a una intensa preocupación por Francia y su bienestar; demuestran poco interés por otras cosas o por cualquier otra nación o grupo, excepto en lo que afecta a Francia o a su pueblo. Los franceses no están, de ninguna manera, preparados para equilibrar el conflicto con la armonía, ni aún internamente. Las cualidades de la mente -orgullo, autocentrismo, una actitud separatista, una planificación egoísta y un materialismo que penetra profundamente en la conciencia de las masas- predominan en su actividad y están centradas en el bienestar material de Francia. Ninguna ideología predomina, por eso el conflicto no se ha elevado al nivel ideológico, y mientras un idealismo reconocido no empiece a influir la mentalidad francesa y la conciencia de la masa, Francia no puede crecer; no existe allí un sentido básico religioso o espiritual en gran escala, porque la mente, que en forma tan inspiradora puede iluminar el plano del espíritu, está enfocada principalmente en los tres mundos de la vida material. Esta pronunciada actividad del intelecto, de la cual los franceses se sienten tan orgullosos, es en gran parte responsable de la situación imperante en los campos político y económico de Francia, más las dificultades que ellos comparten con todas las naciones implicadas en la guerra. Cualquier perspectiva de armonía interna está aún muy lejos, pero llegará. Recuerden lo que he escrito muy anteriormente en uno de mis libros, de que Francia revelará oportunamente la verdadera naturaleza del alma o de la psiquis, e inaugurará la era de la verdadera psicología esotérica. Para hacerlo, debe inevitablemente descubrir su propia alma y al hallarla -por medio de la mente iluminada- traerá luz a la humanidad. El conflicto que ahora se libra en Francia se resolverá eventualmente en armonía y ella despertará a los valores espirituales superiores. Una vez que el rayo de conocimiento puro de su alma esté activo, dominará a su personalidad o el material Rayo de Inteligencia Activa, que en un tiempo fue el más poderoso de todos los rayos. La tarea del Rayo de Armonía a través del Conflicto es llevar esto a cabo, liberando a Francia para su entrada en la luz.

 

En los Estados Unidos, la energía del cuarto rayo se halla particularmente activa, a causa del conflicto de razas, naciones, ideas, teorías políticas, desarrollo inmaduro, política corrupta y egoísmo infantil; esto prevalece más entre los líderes de los municipios y de la política, que entre la masa de la gente común de cada estado, básicamente sana, aunque fácilmente desviada por los así llamados líderes; los estados sureños, sin embargo, están increíblemente de­generados y engañados. Recuerden siempre, cuando consideramos desapasionadamente a estas diferentes naciones, que nos ocupamos de las mismas tendencias e ideas que existen en cada aspirante individual -el conflicto entre los hábitos, pensamientos y fallas arraigadas de la personalidad y una constante y creciente presión del alma. Los Estados Unidos, siendo una de las naciones más jóvenes -debido a los muchos tipos raciales representados-, es una de las más antiguas; este curioso equilibrio debe conducir inevitablemente a un rápido desarrollo con la consiguiente asunción al poder, con un creciente incentivo de amor y un mayor sentido de la responsabilidad.

 

El conflicto en los Estados Unidos es entre el amor a la libertad, llegando casi a la irresponsabilidad y al libertinaje, y una creciente ideología humanitaria que traerá como resultado servicio mundial y la no separatividad. Los rayos de energía que rigen a los Estados Unidos son el sexto Rayo de Idealismo, la energía de la personalidad del país, y el segundo Rayo de Amor‑Sabiduría, que rige al alma del país. Quisiera señalar aquí que el rayo del alma de los Estados Unidos lo relaciona con Gran Bretaña. La energía de sexto rayo de la personalidad (en la actual etapa de desenvolvimiento) produce un idealismo y requiere que la intensa preocupación por mantener un elevado nivel de vida y bienestar físico, sea trasmutada y cambiada por una apreciación idealista de los verdaderos valores espirituales; están velados y ocultos hoy en la filosofía materialista del país. La interpretación juvenil de este idealismo puede observarse en la plena convicción del pueblo norteamericano de que todo lo que existe allí es mejor que lo de cualquier otro país, en su anhelo de decir a todo el mundo lo que debe o no debería hacerse, en su rebeldía contra todo control y en su irreflexiva aceptación de cualquier información acorde con sus ideas y prejuicios preconcebidos; el aspecto madurez del idealismo norteamericano conduce a su pueblo a una rápida respuesta al bien, a la belleza y a la verdad, a la expresión de un activo humanismo y a un acercamiento invocador espiritual a la realidad.

 

La civilización norteamericana, con toda su vociferación sobre la precocidad juvenil, es, en realidad, la heredera de la saliente civilización de sexto rayo, la pisceana; por lo tanto he aquí la razón de la tendencia del pueblo norteamericano de adoptar violentamente idealismos e ideologías condicionantes. La tendencia idealista, en conflicto con las pronunciadas inclinaciones materialistas de esta particular era moderna, evocará finalmente la armonía que liberará el espíritu de Norteamérica, revelará a su pueblo que constituye un solo mundo y le permitirá armonizarse con el resto del mundo y evocar la respuesta amorosa de otras naciones. Para esto deben trabajar los hombres de buena voluntad.

 

Rusia es actualmente, si sólo pudieran comprenderlo, un campo de batalla dentro de sus propios muros cerrados. La cortina de hierro es para Rusia lo que la doctrina Monroe fue para los pueblos americanos. En conexión con las tres Grandes Potencias -la U.R.S.S., los EE.UU. de Norte América y el Reino Unido- se están precipitando específicamente ciertos conflictos mayores que afectarán fundamentalmente el destino de la humanidad. Estas tres naciones constituyen los tres puntos de un triángulo de energía mundial muy potente, y cuando se haya establecido entre ellos una libre circulación y verdadera comprensión, entonces la paz mundial quedará asegurada y Cristo podrá venir. Esta libre comprensión y armonía (si puedo emplear tal término) se obtendrá por la llegada de una verdadera medida de armonía interna para las tres naciones, como resultado de su propio conflicto particular, para luego ir adelante en un esfuerzo por armonizarse mutuamente y con el resto del mundo.

 

Rusia tiene el mismo rayo de la personalidad que los Estados Unidos, y su alma, que es de séptimo rayo (condicionada por el Rayo de Orden ), está estrechamente relacionada con el rayo de la personalidad de Gran Bretaña, el primer Rayo de Voluntad o Poder; el aspecto voluntad de la divinidad actúa en el plano físico como el séptimo Rayo de Orden, o de conformidad con la voluntad divina interna.

 

El problema interno de la U.R.S.S es el conflicto librado entre la arrogante e impuesta voluntad de un puñado de poderosos dictadores y la reacción fluida, inestable e ignorante de un pueblo al cual se le niega constantemente la verdad; por lo tanto debe luchar ciegamente por su libertad, y hacerlo instintivamente y sin conocimiento de los hechos. Aún no libra una lucha exitosa.

 

La similitud de los problemas consiste en que la naturaleza de cada una de las naciones está esencialmente compuesta y formada por una amalgama de muchas naciones, numerosos pueblos que hablan distintos idiomas y, en consecuencia, llevan a cabo un gran experimento fusionador.

 

¿Qué puedo profetizar y qué puedo predecir en relación con los asuntos humanos y el futuro de la raza?

 

Quisiera recordarles que ni siquiera la Jerarquía de almas espirituales y liberadas, la Iglesia de Dios invisible, sabe el camino que la humanidad elegirá. Las tendencias generales son vigiladas y las posibilidades consideradas, las energías que afluyen a la familia humana son dirigidas y manipuladas y las condiciones pueden ser frecuentemente reajustadas, pero los hombres deciden por sí mismo la acción directa, hacen su propia elección y ejercen sin impedimento el libre albedrío que pueden poseer en un momento dado. No profetizo, porque no sé. Sin embargo, puedo decir que las cuestiones en juego van siendo ahora tan claras que la correcta decisión es más posible que en cualquier otro momento de la historia humana. Por lo tanto, a menos que las tensiones emocionales sean demasiado agudas, la humanidad decidirá eventualmente la correcta acción a emprender. Sin embargo, las emociones son muy intensas y las personas espirituales del mundo no están lo suficientemente despiertas como para manejarlas. La activación y el despertar de la naturaleza crítica de la época y de los problemas mundiales son una necesidad inmediata, y todos los hombres de buena voluntad deben considerarlos como su primordial deber.