Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3378 al 3397 
AsuntoAutor
El edificio más gr Juan Ang
La influencia del Juan Ang
Experiencia Indigo Juan Ang
El ratón y el león Juan Ang
Las Dimensiones de Juan Ang
2006: VIENDO LA LL Juan Ang
El Despertar Cuant Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
Seminario Feng Shu Juan Ang
Dios Me Hablo 22 - Juan Ang
La Activación 12 1 Juan Ang
Nuestra ética sexu Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
EL VALOR DE UNA VI Juan Ang
RELACIONES -Kryon Juan Ang
Invitacion -Boleti Juan Ang
La Trampa de los P Juan Ang
FAMILIAS DEL CORAZ Juan Ang
Dios Me Hablo 23 - Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3987     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Las Dimensiones de la Conciencia
Fecha:Sabado, 19 de Noviembre, 2005  12:19:09 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

Jeshua Habla Acerca De

Las Dimensiones de la Conciencia

Judith Coates: 28 de septiembre de 2005

Traducción: Xitlallis Contreras - Edición: Anita Manasse – estrellam@sion.com

 

 

Queridos míos, han escuchado que en la casa de mi Padre hay muchas mansiones, muchas realidades, muchas dimensiones. Y dentro de cada realidad hay dones que ustedes pusieron ahí para ustedes mismos. Esta realidad es una de las más desafiantes, porque la han predicado sobre la creencia de separación: los cuerpos están separados, las mentes están separadas – no lo están, pero esto es lo que dice el sistema de creencia. Y con esa creencia de separación viene la posibilidad de juzgar todo y con bastante frecuencia el ego separado encuentra cualquier cosa que se esté juzgando para ser menos que perfecto. Y no obstante el Niño santo es el que ha creado esa experiencia, así que tiene que ser perfecta.

Cuando nos movimos de una a otra de las constelaciones estelares, cuando movimos nuestra conciencia, nuestro punto de enfoque, a una encarnación sobre este planeta, este plano, esta realidad, creamos el sol, el que conocen ustedes ahora, y los planetas que rodean al sol, para vivir, movernos, jugar en el firmamento.

Creamos los vastos océanos, las montañas, todo lo que se mueve y habita sobre y dentro del planeta. Y siendo los aventureros que somos, quisimos saber qué se siente ser Uno con mi creación. Ahora, hemos hecho esto en otros sistemas solares. Todos nosotros somos semillas estelares, viniendo de otras constelaciones, trayendo culturas diferentes y creencias de otros sistemas estelares. Es por esto que tienen en esta realidad una variedad de lo más maravillosa de culturas, sistemas de creencias, personalidades, formas de ver las cosas.

El crisol de la sagrada Madre Tierra es un proceso por demás maravilloso. Ustedes – nosotros – quisimos saber cómo se sentiría traer lo que había venido de una línea de tiempo a lo que sería visto conceptualmente como varias semillas estelares y varias culturas y varias formas de vida; cómo sería si trajeras un poquito de este sistema solar y un poquito de ese sistema solar, etc., y ponerlo todo en un planeta para que viva junto.

Ustedes tienen eso en su agrupación geo-política aquí, en su país. Tienen a los que han venido de muchas partes diferentes de nuestra sagrada Madre la Tierra con varias tradiciones, varias culturas, varias creencias. Y muchas veces, primero, al menos, las tradiciones parecen ser un poco extrañas. Y como han estado evolucionando en su conciencia individual, se han estado preguntando acerca del tesoro de las varias culturas.

Nosotros residimos como la creación

Cuando quisimos primero conocer íntimamente la creación, vinimos y existimos como la creación: como la montaña; como la gota de agua en el mar, el océano; como el árbol alto; como la pequeña babosa que encontrarían debajo de las piedras; como el mosquito – para ver cómo se sentiría. ¿Cómo se siente expresar la divinidad como una pequeña luciérnaga o una libélula? ¿Cómo se siente expresar la divinidad como uno de los árboles más pequeños que vive cientos de años y observa a las civilizaciones evolucionar y cambiar?

En la 1ra dimensión – ustedes llaman así a donde están ahora su 3ra dimensión – la 1ra fue con los minerales y las montañas, solamente para conocer el Estado del Ser.

Después hubo un deseo de entender la 2nda dimensión, el movimiento, ser capaces de usar las vibraciones en forma fluida en lugar de sólida y establecida. Inteligencia, sí, siempre, pero de forma diferente.

Ahora en la tercera dimensión, ustedes dicen, “Ok, tengo un cuerpo. Soy humano. Tengo inteligencia, tengo mi mente, uso mi mente para hacer elecciones”. Y han existido en la realidad de la 3ra dimensión por mucho, mucho tiempo. Han jugado con muchas sutilidades de la 3ra dimensión hasta el lugar en donde están ahora, en donde dicen, “Debe haber algo más. ¡Quiero saber que más hay!”.

Así que leen sus libros, van a sus agrupaciones, escuchan sus cintas magnéticas, meditan y se mueven a través de la 4ta dimensión, la cual es la meditación, ese lugar en el que permiten una expansión del ser hacia la 5ta dimensión. En eso es en lo que están ahora en el proceso de hacer, sagrado Hijo. Se están moviendo de la constricción de la realidad de la 3ra dimensión, de espacio y tiempo con la constricción y la limitación, a través de la 4ta dimensión, que es la forma meditativa, la paz, la expansión, hacia la 5ta dimensión, que es el observador de Todo Lo Que Es; ese ser que está en asombro del Ser – “S” mayúscula – en asombro de todo lo que el Niño sagrado produce: crear, jugar, experimentar y expresar.

Y se quedan en la 5ta dimensión por un tiempo, largo o corto. Van de aquí para allá. Con frecuencia hemos hablado de que son los puentes. Tienen un pie en la realidad de la 3ra dimensión para que entiendan la realidad de la 3ra dimensión, pero como quieren saber qué más hay, tienen otro pie en la 5ta dimensión en donde tienen una perspectiva diferente; son capaces de pararse detrás de lo que esté sucediendo sin juicios acerca de lo que sucede y solamente para observar, comprender, ver. “Ah, así es como las cosas se acomodan una con la otra. . Es por eso que esto y esto ha sucedido. Es por eso que yo soy”.

El lugar más asombroso para estar

Es el lugar más asombroso para estar, y ustedes lo visitan de vez en cuando. Es un lugar de amor, un lugar de asombro en donde ustedes contemplan. Y comienzan a darse cuenta del Cristo, ese Ser divino de ustedes, el Cual crea.

Cuando ustedes se mueven a una participación más fija de la 5ta dimensión y viven en ese espacio todo el tiempo, hay un movimiento hacia la 6xta dimensión, porque el santo Niño está por siempre en marcha, por siempre creando. Ustedes hacen eso en sus vidas individuales; no están satisfechos solamente con una cosa. Quieren saber, “¿Cómo es este país?” Quieren hacer un viaje; toman una de sus grandes aves y vuelan a algún lado. Siempre están, por siempre en marcha.

Cuando permanecen en la 5ta dimensión, es un lugar de más conocimiento, y no obstante aún es del ser – con “s” minúscula. Puesto que aún contemplan individualmente lo que hacen.

Pero cuando permanecen por un tiempo a la 5ta dimensión, lo que sucede es una expansión tal como lo serían las anteojeras para el caballo. Están más abiertas para que haya más para ver, más para sentir, más para entender. Y se mueven, entonces, hacia lo que es llamada  la 6xta dimensión, la cual es una disminución del ser – con “s” minúscula, y los mueve, una vez que se han agarrado de la 6xta dimensión, muy rápidamente hacia la 7ma, y en la 7ma es donde encuentran todos los otros aspectos de lo Único de ustedes mismos.

Es por esto que tienen el dicho en su mundo acerca de estar en el 7mo cielo; es en donde encuentran todo el resto de ustedes mismos, y se encuentran como Uno. Yo estoy en el 7mo cielo. Sé que soy individual, como la gota de agua en el océano, pero sé que soy ustedes, y ustedes son yo. Conozco esa Unidad. Y hay un sentimiento de compleción, de totalidad que viene con esto.

Y de nuevo, este es un proceso que, cuando entienden el tiempo, puede vivirse en esta realidad o fuera del tiempo en otras realidades. Y en la 7ma dimensión hay un gran sentimiento de unidad, de alegría tal como lo encuentran en un grupo de amigos, uno que quizá no han visto desde hace mucho tiempo, y se juntan y hay tal alegría de reunión que están en el 7mo cielo con ellos. Y hay un sentimiento de Unidad que nuevamente se expande, el mismo de la 6xta dimensión, hasta un lugar que ustedes quieren conocer, “¿Qué podemos hacer como Uno, exponencialmente, con la energía; qué somos? ¿De aquí a donde vamos?”.

No es un pensamiento que sea contemplado concientemente. Es un instante de realización que los mueve hacia la 9na dimensión. Y tienen un dicho en su mundo de estar en la Novena Nube (muy feliz); ¿alguna vez la han oído? Nuevamente, un movimiento, un proceso hacia la Novena Nube, en donde están, en forma de concepto, mirando todo desde arriba, desde el punto de vista más elevado.

Y así sucesivamente, a través de todos los niveles de dimensión, tan lejos como quieren llevarlo. Puesto que con la Novena Nube nuevamente están juntándose, sintiéndose y expandiéndose inmediatamente como la energía de la Inteligencia misma que los mueve hacia los niveles más elevados de alegría.

Cuando traen a su propia realidad el entendimiento y remembranza de lo Único, hay un sentimiento de alegría que no puede contenerse, de querer estar en servicio. Y ahí es donde los maestros residen, la 10ma dimensión y más. Y es por esto que ustedes como un maestro – cada uno de ustedes – han conocido todas las dimensiones y niveles diferentes; los atravesaron muy rápidamente, o no tan rápidamente si querían quedarse en una por un tiempo, hasta el lugar a donde quieren estar en servicio.

Y entonces ustedes regresan, ya que lo entienden, encarnando nuevamente en forma física para jugar en la caja de arena y para caminar con los hermanos y las hermanas que todavía tienen que empezar a buscar; y no obstante dentro de ellos está la chispa divina de querer recordar. Entonces llegan como maestros, lo cual son, para caminar temporalmente con la capa del olvido – y no obstante no olvidan, porque la pequeña, tranquila voz sigue codeándolos: “Recuerden quienes son. Recuerden quiénes son”.

Ahora, en verdad, lo que he descrito como los niveles solamente son conceptos; procesos, si los quieren llamar procesos. A la mente humana le gusta jugar con niveles, grados. Pero ustedes se mueven a través de las dimensiones muy rápidamente, incluso en un día, incluso en un momento; se mueven muy, muy rápidamente de una dimensión a otra.

En donde sea que se encuentren, en cualquier dimensión, nivel, realidad, siempre están en Casa. Cada dimensión, cada nivel contiene la esencia del Hogar – porque están ustedes.

Así sea.

Jeshua ben Joseph (Jesús)

en expresión a través de Judith

http://www.oakbridge.org/viewpoint_september_05.html