Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3400 al 3419 
AsuntoAutor
Reunión Mensual Gl Juan Ang
Diez Secretos de t Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
La rabia Juan Ang
Seminario Feng Shu Juan Ang
Festival do Novo G Juan Ang
QUITANDOLE LAS DEF Juan Ang
Invitacion -Boleti Juan Ang
DIEZ SECRETOS DE Juan Ang
EL PODER DE ELEGI Juan Ang
Las piedras Juan Ang
Claridad - QUÉ TE Juan Ang
ACTIVACIÓN DEL 6 D Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
Claridad - QUÉ TE Juan Ang
Seminario Feng Shu Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
Maria descubre a J Juan Ang
Maria descubre a J Juan Ang
El establecimiento Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4008     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] La rabia
Fecha:Jueves, 1 de Diciembre, 2005  10:53:22 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

La rabia
 
 
Era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos como un hombre justo y comprensivo. Al terminar la clase, ese día de verano, mientras el maestro organizaba unos papeles encima de su mesa, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo:
- Profesor, lo que me alegra de haber terminado la clase es que no tendré que escuchar mas sus tonterías y podré descansar de verle esa cara aburridora.

El alumno estaba erguido, con semblante arrogante, en espera de que el maestro reaccionara ofendido y descontrolado. El profesor miró al alumno por un instante y en forma muy tranquila le preguntó:
- Cuando alguien te ofrece algo que no quieres, lo recibes?

El alumno quedo desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta.
- Por supuesto que no - con testo de nuevo en tono despectivo el muchacho.
- Bueno, - prosiguió el profesor -, cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable, me esta ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar.
- No entiendo a que se refiere. - dijo el alumno, confundido.
- Muy sencillo, - replico el profesor -, tu me estás ofreciendo rabia y desprecio y si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaría aceptando tu regalo, y yo, mi amigo, en verdad, prefiero obsequiarme mi propia serenidad.
- Muchacho, - concluyó el profesor en tono gentil -, tu rabia pasará pero no trates de dejarla conmigo, porque no me interesa. Yo no puedo controlar lo que tu llevas en tu corazón pero de mi depende lo que yo cargo en el mío.
 
Cuantas veces somos presa fácil de la rabia de otros incluso, en oportunidades, sin siquiera ser el motivo de la misma. Y, sin embargo, si somos dueños de la reacción que tengamos ante las agresiones proferidas, en muchas oportunidades, por el simple hecho de "desahogar con alguien la rabia contenida". Debemos cambiar nuestra actitud ante las ofensas de personas que..... normalmente, son personas que nos quieren y nos respetan por lo que representamos en sus vidas.