Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3420 al 3439 
AsuntoAutor
Nombre Sagrado -Bo Juan Ang
Maria descubre a J Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
COMO LOS GERENTES, Juan Ang
Simbologia Navideñ Juan Ang
PREDICCIONES 2006 Juan Ang
Un mendigo en la c Juan Ang
Lo importante es l Juan Ang
La cualidad de dar Juan Ang
Maria descubre a J Juan Ang
Maria descubre a J Juan Ang
Invitacion -Boleti Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
Proponerse un Plan Juan Ang
La Segunda Luna de Juan Ang
LA CASA DE LA LUNA Bea Mill
Maria descubre a J Juan Ang
Los Misterios de S Juan Ang
Maria descubre a J Juan Ang
LAS FINANZAS DE LA Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4029     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Simbologia Navideña -Boletin Claridad
Fecha:Sabado, 10 de Diciembre, 2005  21:40:00 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

CENTRO ESCUELA CLARIDAD

 
CENTRO ESCUELA CLARIDAD
Centro de Educación para el Crecimiento, Desarrollo e Integración Global del Ser Humano

 

   

SIMBOLOGIA NAVIDEÑA

Por Juan Angel Moliterni

Astrología Espiritual

 

Boletín Digital - Editado y Distribuido por el Centro Escuela Claridad

Ayúdanos a distribuir información de Vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas.

 

Vamos a abordar aquí parte de la simbología Navideña... “Todos los compuestos naturales se desintegran”, dijo el Buda. Hasta la sustancia más bella y deleitante pierde su energía potencial mediante una continua actualización, y el principio de integración y forma desaparece, quedando el Vacío –“la tumba abierta”, que pone fin a toda unión. El Vacío es el gran reto: ¿Y después , qué? Uno debe comenzar de nuevo, y si es posible, a un nivel “más alto”, es decir, más inclusivo y universal, menos egocéntrico.

 

Esta época abre la puerta a la auto-renovación. Más allá de la unión personal se eleva la posibilidad de participar en una esfera grande de existencia. Esta posibilidad raramente se manifiesta, excepto cuando uno está preparado para “dejar atrás el pasado”.

 

Capricornio es el mes del despertar del espíritu del abrazo de la materia. Celebramos esto como el nacimiento del Salvador, que ocurre en nosotros como el nacimiento de la conciencia de alma. Es así que Capricornio nos enseña la necesidad del despertar interior. La materia densa se vuelve más sutil.

 

En los países nórdicos o montañosos, donde el símbolo del árbol de Navidad tomó forma, encontramos un contraste entre el árbol fuera –desnudo y normalmente cubierto de nieve- y el árbol dentro del hogar –cargado de decoraciones y regalos para la familia. Si seguimos el significado del símbolo, vemos que la nieve se ha venido fuera; pero el Grupo preparado y estrechamente Unido ha creado abundancia, belleza y felicidad dentro, salvando la fría desolación del mundo exterior. El símbolo de Cristo está también incluido en el fondo –es decir, la vívida Fe en un futuro transformado. El árbol representa el camino en espiral hacia la estrella Crística de cinco puntas en su cúspide.

 

Esta etapa del año sugiere la posibilidad, siempre abierta al hombre, de transfigurar la oscuridad y la privación del punto bajo de un ciclo vital al encarnar en él una respuesta antifónica, celebrando aquellos momentos altos de la vida siempre recordados y esperados. Evoca la Fe imperecedera del hombre en la renovación Cíclica.

 

Los Tres Sabios del Oriente, representantes de las Tres Grandes Escuelas Iniciáticas (es preciso recordar que con el nacimiento de Jesús nos encontramos en el cruzamiento de 3 Continentes: Asia- Europa - África) vieron el descenso de la estrella de cinco puntas sobre Belén. Se dieron cuenta de que la estrella se encarnó allí en carne y hueso, y anunciaron el nacimiento del Salvador. Los tres Sabios son los representantes de las tres grandes energías: Luz, Amor y Voluntad.

 

Los Tres Magos ofrecen sus presentes simbólicos: oro, incienso y mirra; sabiduría que caracteriza la Alquimia, Astrología y la Magia.

 

La alegoría popular de Santa Claus llenando furtivamente los calcetines que cuelgan delante del hogar (fuego), se refiere a las bendiciones espirituales que alcanzan al “puro de corazón”, cuya conciencia se asemeja a la de un niño pequeño. Polarizada por la ansiosa espera y fe en la existencia de Poderes celestiales, la conciencia pura, todavía no solidificada por el ego y los argumentos racionalistas, experimenta la manifestación concreta de lo que había imaginado. En este símbolo, Santa Claus actúa “furtivamente”. Los dones procedentes de un mundo espiritual imaginado e intensamente creído no deben ser examinados de cerca ni de lejos por el intelecto racional. Por ejemplo, al que va a ser clarividente se le recomienda no mirar directa e intensamente a aquello que comienza a “ver”; por el contrario, debe lanzarle miradas de reojo, puesto que la mente atentamente enfocada haría desvanecerse a la aparición.

 

Tenemos, una vez más, un símbolo interesente, arquetípico. Con el fin de descubrir las maravillas de las normalmente inconscientes profundidades de la psique colectiva, el individuo ha de construir su propio tipo de vehículo (una mente consciente traslúcida); pero la recepción de nuevas bendiciones procedentes del reino superior espiritual (el superconsciente) requiere, sobre todo, fe y pureza de corazón, y un tipo común de entendimiento (calcetines) -de ahí un estado de INOCENCIA.

 

Luego tenemos el Acebo y el Muérdago como símbolos de Navidad. Significa que el intelecto regido por el ego ha tomado todo lo que la mente traslúcida ha visto, y le ha dado una forma lógica y racional (el muérdago era sagrado para los Gruidas). El acebo, con su brillante contraste de rojo y verde, recuerda un sentido del color más primitivo y mágico, como el ejemplificado en el arte tibetano. Una nostalgia por valores más naturales.

 

Anuncia el resurgimiento de valores y aspiraciones más profundos, que habían quedado enterrados en el inconsciente colectivo. Lo que aquí se acentúa es el valor de los arquetipos de base tradicional durante el proceso de “descubrimiento”, un RETORNO A LA FUENTE.

 

Cada año celebramos el nacimiento del Salvador al inicio de Capricornio, y conforme a la Ley de Correspondencias. El nacimiento del Salvador en nosotros tiene lugar cuando, mediante una transformación interna, la materia de nuestro cuerpo se hace más sutil y transparente, hasta que finalmente se desarrolla un cuerpo liviano. La Navidad es hoy por todas partes un festival de los hombres de negocios y de comidas suntuosas, no obstante significa un festival para el alma. En muchas culturas hay rituales de regalo, especialmente en días astrológicamente significativos. Cuando damos presentes en el momento adecuado, en el lugar apropiado, a las personas debidas y con la actitud interna correcta, esto nos da alegría y tiene una influencia armonizadora importante en nosotros. “Con la persona a quien le ofreces no debes tener un motivo remunerador. Los ecuánimes practican esto” dice el Bhagavad Gita. El distribuir tiempo, energía y dinero de manera sabia y para apoyar a otros, es un método eficaz para disolver cristalizaciones y bloqueos en nosotros, de modo que las energías puedan fluir más libremente. En consecuencia, en nuestras vidas debemos ser más dadores que receptores.

Recibe todos nuestros artículos

Suscribirte gratuitamente aquí

"La enseñanza que perdura
no se transfiere de cabeza a cabeza,
sino de corazón a corazón"

-Howard G. Hendricks

El formato de este boletín ha sido modificado para que sea fácilmente imprimible.

Participa de nuestra Red Global de Meditadores:

Suscríbete a:

*Enlace de Luces*

“El verdadero servicio es la emanación espontánea de un corazón amoroso y de una mente inteligente, el resultado de hallarse en un lugar correspondiente y permanecer en él; el producto de la inevitable afluencia de la fuerza espiritual y no de la intensa actividad en el plano físico, es el efecto del hombre cuando expresa lo que en realidad es, un divino Hijo de Dios, y no el efecto estudiado de sus palabras o actos” -Maestro Djwhal Khul.

 

Centro Escuela CLARIDAD

Filosofía - Arte - Ciencia de Vida

 

Ravignani 1332, Depto *B*, Palermo Hollywood

Capital Federal, Buenos Aires, Argentina

Director: Juan Ángel Moliterni

Tel. 4774-1773

(Celular: 15-5660-8732)

 

e-mail: claridad@argentina.com     Website: www.escuelaclaridad.com.ar