Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 403 al 422 
AsuntoAutor
La Esperanza Juan Ang
Los Doce Portales Juan Ang
Origen de la Herma Juan Ang
02-02-02 - Activac Juan Ang
Los Doce Portales Juan Ang
El Disco Solar de Juan Ang
Recibiendo Prosper Juan Ang
Los Doce Portales Juan Ang
La Raza de los May Juan Ang
Los Doce Portales Juan Ang
El Foco de Ilumina Juan Ang
La Antigua Orden d Juan Ang
Oracion de un Padr Juan Ang
Somos el Mundo Cel Juan Ang
La Abadia: Princip Juan Ang
13 de Febrero del Juan Ang
21 Conferencias d Daniel B
Los Doce Portales Juan Ang
La Rosa Juan Ang
La Rosa, una Histo Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1017     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] La Abadia: Principal Retiro Exterior del Señor Muru
Fecha:Jueves, 7 de Febrero, 2002  11:28:29 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

Cono Sur Faro de Luz en el Mundo

 
Meditemos en Aquel como el Principio que produce el despertar de nuestra Voluntad Creadora, para que nos abrace con Su Luz · OM BHUR BHUVAH SUVAHA OM TAT SAVITUR VARENYAM BHARGO DEVASYA DHIMAHI DHIYO YO NAH PRACHODAYAT

BOLETIN CENTRO ESCUELA CLARIDAD
República Argentina


*AMERICA DEL SUR*
EL FOCO DE ILUMINACION DEL MUNDO



LA ABADIA: PRINCIPAL RETIRO EXTERIOR DEL SEÑOR MURU

El Maha Chohan se refirió al Lago Titicaca, como también a Shamballa, Luxor, Darjeeling y las Ciudades de San Juan diciendo que eran los Retiros y Santuarios de la Gran Hermandad Blanca. Claro está, hay muchos más a todo lo largo y ancho del mundo.

Sanat Kumara manifestó que todos los Retiros y Santuarios de la Gran Hermandad Blanca habían sido elevados a una vibración espiritual más alta junto con la Hueste Celestial de la Jerarquía. Esto se refiere al Monasterio de la Hermandad de los Siete Rayos en el Lago Titicaca. Después de muchos años de servicio consagrado a la elevación de la humanidad, este Retiro Interior de Aramu-Muru había alcanzado el Día de la Graduación Espiritual. El Maestro Kuthumi fue nombrado con el cargo de portavoz para todos los Retiros. La acción de elevar los Santuarios mediante la autoridad de los Veinticuatro Mayores de nuestro Sistema Solar permite ahora una mayor expansión del trabajo entre la Jerarquía y los Retiros que actúan en el papel de agentes espirituales intermediarios entre el hombre del mundo Exterior y los más altos Mentores. Esta es la etapa final para preparar la llegada de Aquel que ha de venir.

Durante un Cónclave de la Gran Hermandad Blanca, en cuyo curso se desplegaron los estandartes de todos los Retiros Interiores, se resolvió que esos Retiros establecerían inmediatamente Retiros Exteriores como nueva expresión de su servicio a la humanidad. Los individuos elegidos que viajarían como peregrinos a los Retiros Exteriores no serán los “escogidos de entre ellos” para salvar su forma física. Serán reunidos para una misión divina pero no en un lugar seguro, porque el poder del Espíritu Santo sustentará a Sus sirvientes en tiempo de purificación. Anteriormente, los Retiros Exteriores constituían varios grupos en el mundo Exterior que daban a conocer las palabras de los Maestros de la Jerarquía por intermedio de reuniones, conferencias, publicaciones y todo lo demás. Pero ahora se deseaba tener Retiros que no fueran tan secretos como los Retiros Interiores, y sin embargo no tan identificados con el mundo del materialismo como el que existía entonces en los Retiros Exteriores. Se solucionó este problema con el establecimiento de Retiros Exteriores autorizados por cada Retiro Interior de la Gran Hermandad Blanca, a los que se situaría cerca de sus respectivos cuerpos gobernantes (Retiro). En estos Santuarios Exteriores los Estudiantes de Vida seguirían un modo de vida monástico similar al de los Retiros Interiores. Se alejarían del mundo para vivir en lugares de paz y soledad, empero su alejamiento no sería completo porque enviarían informes y realizarían viajes periódicos a otras tierras. Estarían más próximos a los Retiros Interiores y a los Mentores de lo que nunca lo estuvieron antes. Era necesario tomar esta decisión para estar preparados para la inminente purificación y el eventual aterrizaje de los Maestros del espacio. Muchos años antes, el hombre había puesto el mundo al corriente de la existencia de los Maestros y de las Escuelas de Misterio estableciendo ciertas sociedades metafísicas y grupos. Gradualmente, se hizo necesaria una asociación más estrecha a medida que las Verdades empezaron a penetrar más profundamente en la conciencia nacional de cada país de la Tierra. Los Estudiantes de la Verdad se aproximaban cada vez más a los diversos Retiros Interiores, con los cuales estaban en relación mediante un Rayo, un Maestro. Ahora que se iban a establecer los Retiros Exteriores muy próximos a los Interiores, tuvo lugar otra etapa en el desarrollo. La próxima será el viaje final que realizarán quienes están calificados en cuestiones del Espíritu para ir desde los Retiros Exteriores al Santuario Interior. Esto es un indicio de que los sucesos en la Tierra están llegando rápidamente a su culminación. Cuando los hermanos de las tierras del espacio interestelar aterricen, se verán frente al Remanente que ha quedado, y dicho Remanente será reunido en las diversas ubicaciones donde se hallan los Retiros Interiores de la Gran Hermandad Blanca en la superficie del planeta.

La Jerarquía Espiritual tomó tres decisiones:

1.    Los secretos y Verdades de la más remota antigüedad serán revelados por primera vez al mundo exterior de los profanos.
2.    Los Retiros Exteriores ubicados cerca de los Santuarios Interiores recibieron la autorización, y se hizo el llamamiento para que “vinieran de entre ellos”.
3.    Se resolvió que todos los Retiros Interiores serían elevados a una nueva vibración en contacto más estrecho con la Jerarquía.


Aramu-Muru (Dios Meru) anunció a aquellos estudiantes del Mundo Exterior que eran miembros de la Hermandad de los Siete Rayos que había autorizado el establecimiento de un Retiro Exterior en un valle oculto del Perú, y que dicho Santuario estaría situado al norte del Monasterio, su cuerpo gobernante, en el Lago Titicaca. La Hermandad tendría en adelante tres salidas para su servicio:

1.    El Monasterio, Lago Titicaca (Retiro Interior).
2.    La Abadía, el Valle Oculto, Perú (Primer Retiro Exterior conocido con el nombre de Santuario Intermedio).
3.    Prioratos (Varios grupos no “traídos entre ellos” debido a que se los necesitaba en el mundo del materialismo como agentes de distribución para las palabras de la Gran Hermandad Blanca. Servirían en la calidad de Retiros Exteriores secundarios).


Como la hemos mencionado antes, unos pocos miembros de la Raza Ciclópea no abandonaron la Tierra cuando el resto de sus semejantes lograron el Universo Theta, permaneciendo en nuestro planeta debido a ciertas condiciones kármicas que era preciso vencer; actuarían en el papel de Mentores para los humanos que habrían de venir.

El día en que Sanat Kumara informó que todos los Retiros Interiores y los Santuarios de la Gran Hermandad Blanca habían sido llevados a un nivel superior de vibración espiritual, los Cíclopes que habían permanecido en la Tierra estuvieron por fin libres de unirse a su Raza, la Raza de los Mayores o Eles. Por consiguiente, Aramu-Muru pudo dejar su posición de Superior Espiritual (Abad) del Monasterio. Seguiría siendo Maestro Instructor de la Hermandad desde una posición más alta. Un tal Hermano Juan (Maestro Juan) fue nombrado para llenar el cargo vacante de Abad del Monasterio. Así, ya no había más Cíclopes en la Tierra en forma física. Todos ellos habían, por último, logrado y aprendido el gran secreto del Grado Noventa de Cambio de Fase y pasaron al Universo de la Atemporalidad.

Después que el Señor Muru hubiese regresado del cónclave, puso inmediatamente en obra aquellos planes que resultarían en la organización del Principal Retiro Exterior (Intermedio) tan pronto como fuera posible. Los miembros de la Hermandad que estaban en el mundo exterior vendieron sus posesiones materiales, abandonaron sus amigos y lugares de trabajo, y se pusieron en viaje para Lima. Desde allí visitaron a la mayoría de las ciudades del Perú y realizaron investigaciones en muchas zonas montañosas poco conocidas con la esperanza de encontrar el valle oculto, la futura sede del Principal Retiro Exterior del Señor Muru. Los Mentores los guiaron bien, pero algunos de los que habían venido se dieron cuenta de su incompatibilidad con el Llamamiento y la Misión y regresaron. Otros descubrieron el valle oculto y dieron comienzo al Trabajo que había sido decretado por la Gran Hermandad Blanca.

A los peregrinos les fueron dadas varias señales para que pudieran reconocer su Retiro. En suma, éstas eran las señales:

Una zona de magnífica belleza natural; un lugar de paz y tranquilidad donde nunca se había derramado sangre; una ubicación con abundante agua, clara, pura; una corriente o río cercano; un lugar donde las legumbres y los frutos pudieran crecer en un suelo no contaminado con fertilizantes químicos; una tierra de gente feliz, contenta, alejada del mundo exterior, y empero en él.

Sus Mentores les dijeron que un hombre iba a ponerse en contacto con ellos para llevarlos al valle oculto. Unos pocos días después, apareció el hombre y viajaron con él muchos kilómetros hacia el este cruzando los grandes pasos de los Andes llenos de nieve, donde aullantes vientos barrían la desierta tierra.

Para ir al valle era preciso seguir estrechas sendas montañosas donde los derrumbes son frecuentes. ¿No se asemeja acaso a la Senda Espiritual individual que es como el filo de una navaja, lleno de azares mientras se viaja a través de la vida?

Era, en verdad, Shan-Gri-La, el valle escondido que estaba más allá de las preocupaciones de este caótico planeta. Empero, era un lugar donde se podía realizar un gran trabajo en una atmósfera pacífica, donde la sangre nunca había sido derramada, y donde los quichuas, los descendientes del gran Imperio Inca del Sol, vivían tranquilamente en su paraíso semitropical. Donde la siembra se puede hacer todo el año y no se usan ni fertilizantes ni pesticidas químicos; todo crece orgánica y naturalmente. Allí, los amistosos quichuas esperan la aparición de sus reencarnados antepasados incas, cuando serán llevados otra vez al nuevo Imperio Inca del Sol en un Amanecer de Oro sobre la Tierra. Esas gentes, aunque aisladas en el valle escondido, saben lo que ocurre hoy en el mundo, y esperan pacientemente el retorno de Viracocha, el Gran Hermano Blanco.

Los Estudiantes de Vida ya han entrado en el valle y hay un hermoso edificio que alberga la Abadía junto con el Scriptorium (Biblioteca) y el Templo de Vida. Todos los Estudiantes siguen un Modo de Vida Monástico tal como la dirige la Gran Hermandad Blanca. La Abadía opera bajo la autoridad y la guía directa del Monasterio. Todos los miembros pertenecen a la Orden de Amatista, una Orden Iluminista de los Esenios. Sirven bajo el Séptimo Rayo o Rayo Violeta (Púrpura). El nombre de la Abadía en el antiguo idioma quichua de los Incas es Intihuasi, la Casa del Sol.

Las así llamadas reglas y reglamentos son seguidos para que todos los Estudiantes de Vida puedan participar en el gran desenvolvimiento y experiencia espirituales. La Hermandad no cree que seguir esta manera de vivir sea necesario para la salvación, ni que tal rutina convenga a toda la gente. La rutina fue desarrollada para otorgar cierta Iluminación Espiritual a los Estudiantes adelantados en la senda de la Comprensión Cósmica. Las siguientes demandas se piden a los Novicios que están a punto de entrar en el Principal Retiro Exterior del Señor Muru, la Abadía de la Hermandad.

El Estudiante de Vida que pide entrar en la Abadía debe, ante todo, buscar y servir la Verdad, y llevar una vida limpia y recta. Ha de tener una comprensión de la Gran Senda. No hay restricción alguna cuanto a la edad, el sexo, el estado marital, la raza, afiliación religiosa, ni tampoco la Hermandad se interesa por el pasado de persona alguna. Lo importante es que el Estudiante individual, en el momento de su petición, desee la Verdad sobre cualquier otra cosa. ¡No hay religión más elevada que la Verdad!

El Estudiante debe percibir y aceptar al Cristo Cósmico y creer que dicho Cristo vino en persona como Dios para enseñar en la tierra y que el mismo Cristo retornará pronto (en el corazón de cada ser).


“Simplificad simplemente”

La manera de vivir en la Abadía está muy bien definida por las famosas palabras de David Thoreau. Esto tiene la mayor importancia en la vida cotidiana. Mientras que, en realidad, no hay grados que puedan colocar a un Estudiante por encima de otro, en la Abadía hay una clasificación designada para el Trabajo: Aspirante; Novicio; Fraile; Monje; Prior (Prioresa); Abad (Abadesa).

El modo de vida esenio es seguido por todos los Estudiantes. Hay períodos regulares de ayuno, de meditación y de contemplación. La Sagrada Comida Comunal o Cena de los Esenios se toma diariamente, y el Novicio recibe un Bautismo de Agua con inmersión completa antes de llegar a ser Fraile, y el Fraile es ungido con óleos Sagrados antes de llegar a ser Monje de la Orden.

Los Estudiantes se levantan con el alba y regresan a sus cuarteles a la caída del sol después de meditar en el Templo de la Vida.

Ningún narcótico (tabaco, medicinas, etc.), ni estimulantes, como el café, el té o el chocolate son usados. Se toman ciertos tés de hierbas benéficas, empero. Ningún intoxicante, ni en medicina o alimentos o bebidas es empleado. No se comen productos animales. Todos los Estudiantes adhieren a un estricto vegetarianismo y los alimentos se consumen en su mayoría crudos, y se comen en escudillas individuales de madera. Se usa la miel pura. No se comen alimentos procesados, ni alimentos envasados, ni alimentos químicos o blanqueados. Sólo se consumen los alimentos que crecen orgánicamente, los alimentos naturales y éstos están libres de veneno. La mayoría de los Estudiantes prefieren una dieta de frutos naturales y de nueces (“semillas y frutos”). Nuestro cuerpo es el Templo de Dios. “No matarás” y “Vivir y dejar vivir” son los principios en que se basa la vida en el Templo.

Los hábitos monásticos, si bien se llevan en la Abadía, no son obligatorios. La ropa blanca o sin teñir es llevada por los Estudiantes. No se permite el uso de ropa fantasiosa. Sin embargo, los Estudiantes que van en misión pueden llevarla. No se permiten ni las joyas ni los cosméticos. Esto incluye a los anillos de esponsales y de matrimonio, pero no incluye relojes de pulsera, hebillas, anteojos, etc.

Los niños, sea cual fuere su edad, son bien recibidos en la Abadía. Tienen un hermoso programa de estudios, de recreo y meditación. Se espera que todos los Estudiantes sean capaces de sostenerse financieramente.

Las personas pueden ponerse al servicio de la Luz de Cristo en el lugar en donde están y guiar a las ovejas del Maestro hacia el amanecer de la Nueva Edad.

La unidad familiar es conservada en la Abadía puesto que las familias viven separadas del edificio principal en viviendas privadas. Por lo tanto, la vida familiar es conservada, mientras que, al mismo tiempo, todos los Estudiantes llegan a formar parte de la Comunidad de la Hermandad.

La experiencia entera, de un Estudiante de Vida en la Abadía, el Principal Retiro Exterior del Señor Muru, radica en la iniciación hacia la iluminación física, mental y espiritual. Dicha iniciación consta de:

·    Dedicación
·    Purificación
·    Disciplina
·    Instrucción
·    Servicio


Ninguno será salvado por haberse unido a la Abadía o por seguir la vida monástica de la Hermandad. Sin embargo, son grandes las recompensas otorgadas al estudiante individual en la forma de lecciones universales.


Simbología

El Símbolo o Sello del Monasterio es el de la Rosa Encarnada cuyo color representa la Llama de la Iluminación. Las Rosas encarnadas siempre simbolizan a los Mensajeros de Aramu-Muru. Esta hermosa Rosa está superimpuesta en el Disco de Oro, porque el oro representa los otros colores de la Llama de Iluminación y, asimismo, el Disco Solar de Oro de Mu.

El Símbolo o Sello de la Abadía es el Disco Solar de Oro de Mu, con Doce Rayos que se proyectan y que representan los Doce Planetas Interiores y los Doce Planetas Exteriores de nuestro Sistema Solar. Los Rayos simbolizan también a los Doce Señores. Seis de estos Rayos son más cortos que los otros, porque seis es el número representativo del servicio mundial. El antiguo ankh o crux ansata está superimpuesto al Disco Solar. Esta era la Cruz de Vida en el Antiguo Egipto y toma el lugar de la Vida Eterna. Se emplea este símbolo porque el Principal Retiro Exterior se ocupa activamente en demostrar al hombre que en realidad nada muere. Por encima del ankh está el Ojo que Ve todo del Uno Infinito que es la Divina Luz guiadora de todos los Retiros.

El Lábaro o Estandarte de la Abadía contiene un campo de púrpura que representa la Orden de Amatista. Encima está situado el Disco Solar de Oro, del cual se proyectan Siete Rayos que terminan, cada uno en una Llama. El Disco, claro está, representa al Disco Solar original de Mu que está ahora en el Templo subterráneo del Retiro Interior, y también porque el nombre quichua de la Abadía e Intihuasi, Casa del Sol. Los Siete Rayos representan la Hermandad de los Siete Rayos y de las Siete Razas Raíces (Siete Subrazas de cada Raza Raíz), pertenecientes a la evolución de la Tierra. Las llamas representan la Llama de Iluminación en el Templo de la Iluminación. Este Templo, cobija también el Disco Solar de Oro de Mu, y está ubicado en una cámara semejante a un sótano o vestíbulo subterráneo cerca del Monasterio. Cada Jerarquía, cada Ser Ascendido y cada Retiro Interior o Exterior o Santuario posee su propio símbolo o estandarte.

Como lo hemos dicho antes, los Estudiantes individuales de todas las razas y credos van a reunirse juntos en los Retiros Exteriores de la Gran Hermandad Blanca, donde celebrarán un gran Congreso espiritual y filosófico. En la Abadía se investigan temas como:

·    Radiónica, incluso un nuevo método que da la fecha exacta del pasado y de los objetos del pasado, un verdadero Verificador de Tiempo.
·    La nutrición y la jardinería orgánica
·    La metafísica
·    La lingüística
·    La antropología y la arqueología
·    La investigación histórica
·    La investigación en el dominio de los OVNIS y acerca de establecer contacto con los visitantes del espacio que pertenecen a la Confederación que, al presente, está ayudando activamente a la Gran Hermandad Blanca
·    El Sol y la Energía Lumínica, el trabajo con los hijos de todas las edades
·    Los mejores métodos de Meditación y Contemplación
·    Las investigaciones en botánica para descubrir nuevas plantas y hierbas milagrosas.


Si oís el Llamamiento, si renunciáis a todo y venís al valle escondido, en verdad, un valle encantado por los antiguos moradores de la tierra con el nombre de Lugar de las Flores donde viven las Pequeñas Gentes de la leyenda, venid, trayendo únicamente vuestra alma (también podéis ir al valle a través de los sueños).


Material extraido de la Biblioteca de CLARIDAD

En Gratitud, Unidad, Orden, Luz y Amor...
¡Bendiciones Multiplicadas para todos en la Infinita escala de la Creación!

Juan Angel Moliterni & María del Carmen Prantera
e-mails:
claridad@arnet.com.ar

CENTRO ESCUELA CLARIDAD
República Argentina
Website: http://ar.geocities.com/claridad_ar/Index.htm

Lista Unión Global de Luz
union_global_de_luz-alta@eListas.net
Lista TRI_UNIDAD
tri_unidad-alta@eListas.net

Copyright © 2002 EDICIONES CLARIDAD


La Astrología Esotérica como camino de autoconocimiento y autotransformación, es el estudio de las relaciones cósmicas, universales con el hombre, el misterio de la “interioridad” del propio ser humano; y cuando a través de la astrología, se empieza a revelar, el ser comienza a tomar conciencia. Dentro de las Ciencias Herméticas la Astrología es la que corresponde a esta etapa, es el conocimiento recíproco, continuo y eterno que existe entre el ser y quien lo contiene, es decir, el Cosmos; entre la Conciencia Individual y la Conciencia Universal. Tiene un papel esencial en el análisis de las causas y significado de frustraciones psicológicas, tensiones y bloqueos, nos ayuda a establecer un mapa de la vida psíquica-kármica del individuo. Es un lenguaje simbólico, que a través de su lectura, nos permite descubrir dónde la persona individual cabe en el esquema universal de la vida , el significado de su vida y su función en nuestro universo. Nos enseña a vivir el entendimiento y la sabiduría. Nos ayuda a vivir armoniosamente y además a descubrir los potenciales del ser. Todos venimos a esta Tierra para cumplir determinada tarea -misión- y efectuar cierta contribución práctica a la comunidad y a la vida en su totalidad.

Cartas Natales Karmicas y Dharmicas - Revoluciones Solares - Sinastrias

realizadas por

Juan Angel Moliterni
Filósofo y Astrólogo Kármico
Cosmobioterapeuta Holístico

EXHORTAMOS A REDISTRIBUIR SIN FINES COMERCIALES POR VÍA ELECTRÓNICA, SIEMPRE Y CUANDO SE RESPETEN LOS CRÉDITOS DEL SERVICIO, LOS AUTORES Y SE MENCIONEN LA FUENTE Y ENLACES (e-mail y web).


TODOS TRABAJANDO UNIDOS POR UNA ARGENTINA DESPIERTA Y PROSPERA,
Y POR LA UNIFICACION DE AMERICA
MEDITACION GLOBAL TODOS LOS MIERCOLES 19:00 hs.

"Que nuestra oración sea en común. Que nuestra meta sea en común. Que nuestro propósito sea en común. En común sea nuestra liberación. Que nuestros deseos sean en común. Que sus corazones estén en concordancia. Que sus intenciones estén en concordancia. Que la unión entre ustedes sea perfecta (Rig Veda).



Este mensaje se envía con la complacencia de la nueva legislación sobre correo electrónico: Sección 301, párrafo (a), (2), (C) del Decreto S. 1618 título 3º, aprobado por el 105 Congreso de las Normativas Internacionales sobre SPAM. Este e-mail no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Si desea ser removido de nuestra base de datos responda a este e-mail reenviándolo haciendo click con el mouse en  "Remover ".  If you want to be removed from our e-mail list reply this mail, with click in " Remove ". Gracias y disculpe las molestias.  Thanks and sorry for the inconvenience.