Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4301 al 4320 
AsuntoAutor
Meditacion del dia Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
Importante Juan Ang
El Concilio de los Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
SEGUNDA FACETA DE Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
DESPERTARES . Las Susana P
Meditacion Luna Nu Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
Cómo trabaja Dios Susana P
Meditacion del dia Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
Recibiendo Prosper Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
LA SEXTA PROFECÍA Juan Ang
Nuevo Libro -Bolet Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4917     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Cómo trabaja Dios con la Humanidad - Kryon por Lee Carroll 10.3.07
Fecha:Martes, 12 de Junio, 2007  01:11:05 (-0300)
Autor:Susana Peralta <sp10ar @.........ar>

CÓMO TRABAJA DIOS CON LA HUMANIDAD
KRYON EN MANHATTAN – 2007
Ciudad de Nueva York – 10 de marzo de 2007 
Canalizado en vivo por Lee Carroll para Kryon

Para ayudar al lector, Lee volvió a canalizar a Kryon, quien efectuó adiciones
para que
los conceptos adquieran mayor claridad. Muchas veces, cuando la canalización se
realiza
en vivo, tiene una energía implícita que conlleva un tipo de comunicación que no
está
presente en la página impresa. Así que disfruten este mensaje mejorado que se
trasmitió
en el centro de Manhattan a principios de marzo de 2007

Saludos, queridos, yo soy Kryon del Servicio Magnético.

¡Imposible! Algunos dirán que no puede ocurrir algo así, que se reúnan en un
lugar como
éste y que un Ser Humano se siente en una silla y lleguen energías desde el otro
lado
del velo. Bueno, no espero que lo crean. En lugar de creer, ¿por qué no hacen la
prueba? ¿Por qué mejor no sienten el amor que se está derramando en este dulce,
dulcísimo lugar? En lugar de palabras, ¿por qué no honran sencillamente que Dios
esté
aquí? Y entonces, durante estos breves momentos de enseñanza y explicación, si
sólo
escuchan la música (el compositor Robert Coxon está acompañando la canalización)
y al
zángano de Ser Humano que se sienta aquí (Lee Carroll), quizá de veras se colmen
del
Espíritu y sepan que esto es verdad. ¿Dejarán que suceda? ¿Pueden suspender la
creencia
a un grado tal que permitan que un hermano, una hermana, le hable hoy a su
corazón? ¿Lo
harán?  

En un lugar muy agradable y seguro, pueden tener los pensamientos que deseen y
abandonar sus temores, dejen que se desprendan, se  limpien y desvanezcan. Es el
propósito de este lugar, incluso para los que no creen que algo así como una
canalización pueda ocurrir. De modo que, escéptico, ¿te parece bien que llegue
el amor
de Dios a este sitio? ¿Y que tal vez toque tu corazón? Sabemos quiénes están
aquí.
Esperábamos que aquellos que están aquí se presentaran, incluso los que dijeron:
“No
sabía que iba a venir”, o “Vine con alguien más”. Les diré, no es accidental que
estés
sentado en la silla, querido Ser Humano, no es accidental. De veras. Porque Dios
sabe
lo que traes contigo- tus carencias, tus deseos, tus frustraciones.

Lo que los Seres Humanos no comprenden es que el bagaje espiritual que traen
está listo
para irse. Ustedes nacieron con una dualidad, tal como les dijo mi socio hoy. 
Fueron
traídos al planeta dentro de una energía oscura, una energía que en realidad
está
predispuesta en su contra. No los ayudará encontrar a Dios o a descubrir su
divinidad
interior.  No los ayudará ver la interdimensionalidad de ello. Por ese motivo,
muchos
dirán: “Bueno, no sé qué hacer. ¿Cómo puedo lograr que algo suceda en mi vida?
En
realidad no lo entiendo. ¿Dónde está Dios?” Así que te diré esto, querido Ser
Humano. 
Lo diré tantas veces como mi socio pueda repetirlo. Existe un paso a la
ascensión, y es
el primero. El Ser Humano debe sentarse con intención pura, dirigiéndose
únicamente a
su propio Yo Superior, y decirle: “Querido Dios, dime qué es lo que necesito
saber.
Estoy listo para comenzar el proceso.” ¡Y ni siquiera tiene que saber cuál es el
proceso! Es la intención para que comience algo complejo, sin tener que saber
nada
acerca del cómo. No traten de analizar exhaustivamente lo que deben hacer a
continuación. ¿Qué tal si tan sólo se sientan ahí y se aman a sí mismos? ¿Qué
tal eso?
¡Amense a sí mismos! ¿Tienen el valor de creer que tal vez son criaturas
celestiales?
¿Qué siempre lo fueron y siempre lo serán? ¿Tienen la valentía? ¿Tanto les
cuesta creer
que son eternos?

No estás aquí por un corto tiempo, Ser Humano, ¡estás aquí para siempre! Y en
este
planeta, das vueltas hasta que se acaba. Ese es un hecho oculto, querido…
completamente
oculto. Vas a necesitar de toda tu comprensión para aceptar que se requiere fe
pura,
crear una energía de convicción tan poderosa que un día llegues a preguntarte
cómo lo
lograste. Todo lo que tienes que hacer es empujar la puerta y todas esas capas
de ADN
de las que habla mi socio comenzarán a activarse para ti en el orden y la
secuencia que
deberían. Tal vez el viaje no sea sencillo, pero la puerta para comenzar lo es.
Repaso de la Oscuridad y la Luz.

Una vez más, vamos a hablar de la luz y la oscuridad. Se trata de un poco de lo
que
dijimos en lo que ustedes llaman las Naciones Unidas (Lee estuvo en las Naciones
Unidas
la semana anterior y canalizó a Kryon). Comenzaré con este repaso, luego
cambiaré de
velocidad y pasaré a otra cosa. Pero quiero que escuchen esto: existe mucha
confusión
respecto a quién es Dios y cómo trabaja el Espíritu con la humanidad… es una
confusión
muy grande.

La mitología los lleva a creer que Dios se sienta en una plataforma, los
observa, y
maneja los hilos de su existencia. Se tiene la idea de que Dios es poderosísimo.
Puede
hacer cualquier cosa en la Tierra, y muchas veces lo hace. Después de todo, ¿no
fue eso
lo que les enseñaron?

Por lo tanto, hay quienes alzarán la voz y dirán: “Dios, ¿por qué no sanas este
planeta? Mira el conflicto, la aflicción, la muerte, la desdicha y la pena
increíble;
las madres, los padres, los niños…  ¿por qué no bajas y arreglas este lío?”
También
están los que dicen: “El hecho de que las cosas estén tan trastocadas es la
prueba de
que Dios no existe. Si existiese un Dios, nunca permitiría que  sucediese algo
así”,
dicen.  Pero ustedes no saben cómo trabaja Dios con la humanidad, y si lo
supiesen, su
vida cambiaría. Si realmente lo supiesen, comprenderían cómo encajan en la
imagen de
Dios. Así que se lo diré una vez más, y quizá los sorprenda con algo nuevo.

Aquí está la hipótesis de esta prueba: Dios solamente puede funcionar con
aquellas
partes de la humanidad que permiten el libre albedrío de la luz. La puerta que
atraviesa Dios se encuentra en el Yo Superior de los Seres Humanos, que es el
que la
abre. Eso es lo que cambia el equilibrio entre la oscuridad y la luz del
planeta, y el
Espíritu sólo puede trabajar los puntos de luz a través del Ser Humano que vibra
en un
nivel más elevado.  

Por lo tanto, el libre albedrío es sagrado. Esas son las reglas y si el planeta
elige
apagar la luz y entrar en la oscuridad, Dios se retirará. Así son las cosas, y
ustedes
lo han sabido y han trabajado con eso durante eones. Es su dualidad. Es lo que
han
llegado a saber al nivel intuitivo de su alma. Por lo tanto,  la forma de abrile
la
puerta a Dios es dejando que entre la luz, y hablaremos de esto en unos
instantes,
porque sé que hablo en círculos.

Permítanme que les diga esto. Dios únicamente puede trabajar con la luz que
tienen
ustedes, pero durante estos últimos 20 años ocurrió algo extraordinario, y es
que la
propia luz ha cambiado. Ahora es más intensa y brillante que antes. De modo que
aunque 
la misma cantidad de Seres Humanos irradie su luz, la luz es más intensa. Llega
más
lejos y afecta más cosas. Y ésa, mis amigos, es la definición de esta nueva era,
y
ustedes la están sintiendo, ¿no es así?  

¿Qué creyeron que sucedió cuando el Armagedón no se presentó? ¿Qué les pareció
la
información de los mayas acerca del 2012? ¿No ven venir los cambios? ¿No sienten
que la
energía cambia por debajo de ustedes? ¿Acaso no notaron que un Mercurio
retrógrado
tiene muchísima más intensidad ahora que la última vez que pasó? ¿Cuántos de
ustedes
sintieron éste? (Acaba de ocurrir). Ustedes están mucho más susceptibles ahora
que
antes a los cambios vibratorios ocasionados por lo que hacen los planetas que
los
rodean, porque este planeta está más en sincronía que nunca con el propio
sistema solar
y ustedes forman parte de él. Les hablamos del magnetismo. Les hablamos del
clima.
Desde 1989 les hablamos del cambio de conciencia. Les hablamos de los niños. Y
todo eso
está ante ustedes… sucediendo. 

La luz es más brillante que nunca en el planeta- Lo que ven hoy en lo que llaman
el
Medio Oriente se debe a que la luz es más brillante.  Y tal vez digan: “No
parece haber
ninguna luz ahí. ¿Cómo puede haber luz en lo que vemos –toda la muerte… el
odio?”
Permítanme decirles algo una vez más: Cuando la luz comienza a brillar con gran
magnitud, ilumina cosas que siempre estuvieron en la oscuridad. Y de esa forma
la
Tierra comienza a verlas claramente. Y el propio atributo de ver esas cosas,
hace que
ellas cambien. Ciertamente, ahora el planeta está trabado, no sólo en la
controversia,
sino en el interrogante de cómo resolver algo que ni siquiera sabía que existía
cinco o
seis años atrás. La luz es intensa. Muestra las cosas que hay que trabajar, ¿no
es
cierto? Y ciertas cosas pueden ser desagradables de ver y observar –humanos con
humanos, eligiendo consecuentemente la oscuridad y la luz. Esas zonas que están
siendo
iluminadas ahora nunca hubiesen cambiado de no ser por la luz. Podrían haber
pasado
otros mil años y nada hubiese cambiado.

Ustedes no cuentan con ese tiempo, Trabajador de la Luz. Porque este planeta se
dirige
hacia otra oleada, hacia otro resurgimiento de energía que literalmente hará
vibrar la
Rejilla Cristalina como no se vio en 1.000 años o más. Cuando la luz ilumina las
zonas
oscuras, los que deseaban permanecer en la oscuridad reaccionan mal… Se
revuelcan y
hacen lo que sea para intentar retener la oscuridad. Así es la dualidad de la
humanidad.
Hay ciertos atributos que se planean en generaciones por venir y que sólo los
lemurianos conocían. Ustedes están en transición, y lo saben. De modo que
permítannos
decirles una vez más, de la manera más sencilla que podamos, la metáfora del
faro… en
qué forma están involucrados y qué pueden hacer.

Volviendo a la Metáfora del Faro

Imagínense el faro. Está afirmado en la costa y está haciendo brillar la luz
para
ayudar a guiar a puerto seguro a los barcos en el mar. Advierte los peligros de
las
mareas, las rocas ocultas, y ahí está, brillando. Hay tres tipos de humanidad,
básicamente, que ven esta luz o no la ven. Y hablaremos aún de esto y diremos lo
que
dijimos la última vez que lo mencionamos (en la ONU), modificándolo ligeramente.


Un tipo de Ser Humano está en su barco, pero la cabina de mando no tiene
escotillas. En
realidad, están cerradas. No ve al faro. No piensa que lo necesita, porque cree
que lo
sabe todo sobre la luz. Tiene los libros que hablan de ella. Tiene sus cartas de
navegación. Tiene todas las herramientas. No necesita esa nueva luz que brilla
de un
modo tan distinto. Así que cerró sus escotillas y va a orientarse por la
mitología y el
conocimiento de la historia que tiene y que utilizó antes. Es todo lo que
necesita…
sólo pregúntenle.

El segundo tipo de Humano dice; “Bueno, tengo la mitología y tengo mis mapas y
tengo mi
brújula y voy a hacer lo mismo que el primer barco, pero quizá me meta en
problemas,
así que tengo persianas que puedo levantar rápidamente de ser necesario.
Entonces,
observaré la nueva luz. Así tendré cubiertas todas las eventualidades.

Luego está el tercer tipo que dice: “¡Realmente necesito esa luz! Incluso voy a
quitar
los vidrios de las escotillas del puente de mando. Necesito sentir esa luz.
Quiero
aspirarla. Voy a seguir a esa luz.”

Ahora volvamos atrás un momento y analicemos algunas de esas cosas y lo que
significan.
Algunos de ustedes notaron que cambió la forma en que funcionan las cosas. Se
sienten
distintas, como nadar contra la corriente, como dijeron algunos. La meditación
parece
distinta, y las cosas no están saliendo tal como solían. Intentar obtener
abundancia en
su vida es como tratar de asir lo inasible, dicen algunos. La realidad
espiritual no
está funcionando como solía. Es difícil encontrar paz. 

No es como solía ser porque ustedes cambiaron la realidad del planeta allá por
1987. La
realidad no va a concordar con los mapas que solían tener, ¿ven? Este es un
lugar
seguro, así que podemos hablar de eso. El Ser Humano que cubre las escotillas de
su
cabina de mando y dice: “Tengo los mapas, tengo las tradiciones, tengo la
mitología”,
no cree que algo cambió. Es decir, no lo cree hasta que termina estrellándose
contra
las rocas y ya no está para hablar de ello. Se queda pasmado cuando los mapas ya
no
sirven. 

Los que sólo utilizan la luz cuando están en problemas, también se quedan
conmocionados, porque cuando se dan cuenta que están en problemas, ya están en
las
rocas. Ni siquiera comprenden lo que es una tormenta espiritual. Las olas son
distintas, las rocas se movieron e incluso la luz cambió… ¡hasta el puerto está
en otro
lugar!

Esto es lo que quiero decirles al respecto: Todos los Humanos que intentan
navegar
estos tres atributos son igualmente amados. Son familia, respetada por Dios. Sin
embargo, la mayoría actuará torpemente. Eso no significa que morirán en las
rocas. Sólo
significa que las rocas de la vida están ante ellos, como siempre lo estuvieron,
y les
resultará más difícil abrir sus cabinas de mando y ver por fin dónde está la
luz. Y lo
hemos dicho antes: El noventa por ciento de la Tierra entra en las dos primeras
categorías. Pueden verlos y observar las dificultades y pueden ver la aflicción
y el
dolor y el dramatismo de sus vidas.

¿Y qué hay de ustedes? No estarían aquí ni estarían leyendo esto a menos que
tuviesen
una visión de qué es la luz, ¿no es cierto? ¿Estarían sentados en estas sillas y
escuchando o leyendo esto si no fuese así? Oyente que no está presente, lector,
permíteme preguntarte esto: ¿Por qué estás escuchando o leyendo esto? ¿Qué hay
de tu
elección? ¿Crees que Dios no te ve ahí? No está en el marco de tiempo,  como
aquellos a
los que parezco estarles hablando en este momento. Hay miles de ustedes que no
están
aquí en 3D en este instante, sin embargo yo sé quiénes son ustedes, en este
instante.
Es su ahora, ¿no es verdad?

¿Cuál de los tres barcos eres tú? ¿Has descubierto ya en tu vida personal qué se
experimenta al empujar esa puerta y dejar que entre Dios? ¿O la has tapiado y le
vas a
hablar a Dios en tus propios términos… en los términos de la vieja energía? Si
ése es
tu caso, es una vida complicada, ¿no? ¿Te preguntaste por qué es tan
problemática? ¿No
sería lindo dejar caer esas cargas?  Esta es enseñanza básica, y la hemos
repasado en
mis mensajes de muchas, pero muchas formas durante muchísimo tiempo. Sin
embargo, una
vez más te digo que una de las cosas que ocurren cuando sigues esa luz es que
las cosas
se vuelven acordes con tu alma. Recibes paz donde no la podías tener… comienzas
a dejar
de emitir juicios. Empiezas a tener compasión por aquellos que ni siquiera te
importaban antes. Incluso los temas políticos que nunca hubieses creído o
escuchado
siquiera repentinamente son sopesados en tu mente… porque estás más equilibrado
y eres
capaz de escuchar a ambos bandos. Ya no tomas partido. Ahora, al menos escuchas
y
comprendes a los que solías criticar.

Queridos Seres Humanos, les estoy diciendo que la luz en este planeta es creada
por los
que quitan las persianas. Les hablaré más al respecto en un momento. ¿Qué hay de
su
vida personal? ¿Les gustaría aprender a partir de este instante… en este lugar
seguro?
¿Les gustaría llevarse a casa parte de esta energía, de esta dulzura angelical?
Quiero
decirles algo que quizá no hayan notado. Ustedes trajeron esta misma energía
cuando
llegaron, pero sencillamente no la activaron. Esta energía especial no es Kryon.
Es la
energía de la hermana o el hermano que son. El que sienten ahora es el Yo
Superior, no 
Kryon. Cada uno de ustedes lo tiene. Es muy profundo, es… lo que es realmente el
Ser
Humano.

¿Y qué hay de los que vienen a sanarse? Permitan que les hable de eso sólo por
un
momento. Sanadores en la sala, ahora saben que no sanan más. En lugar de eso,
equilibran a las personas. Y del Ser Humano depende ver ese equilibrio y hacer
lo que
quiera. Algunos serán sanados y otros no, y algunos tendrán milagros y otros no.
Todos
ustedes saben eso. ¿Y en qué difiere el que se irá sanado y el que no? Les diré:
El que
decida abordar la cabina de mando y decir: “Bueno, sencillamente iré con lo que
conozco”, nunca recibirá una verdadera sanación. Sin embargo, el que dice
abiertamente:
“Quiero experimentar la luz dentro de mí”, es el que comprende que las cosas
cambiaron
y que la relación del hombre con Dios cambió. Es el Humano que dice: “Quiero una
luz
que aún no haya experimentado. No quiero preocuparme más, quiero ser capaz de
irme de
aquí y que no me consuma la ansiedad. No quiero preocuparme por el dinero, las
relaciones o el trabajo. Quiero darles a los que me rodean la abundancia del
Universo.
Quiero que me vean y digan: ‘Hay algo diferente en ti…’”

Quizá eso sea lo que están diciendo ustedes hoy. Si es así, ¡vinieron al lugar
correcto! Oyente y lector, vinieron al lugar correcto. Esto es para ustedes.
¿Por qué
no se sientan un minuto ahí y realmente captan lo que estoy diciendo. En su
interior
existe la divinidad. Es como un frasco con su libre albedrío esperando que
ustedes lo
abran, y si no lo abren, no hay soluciones. Oh, no les va a ocurrir nada malo.
Sólo que
ese frasco será sacudido por las olas tal como lo ha sido toda su vida. Pero
cuando
abren ese frasco, de él sale la divinidad que son ustedes, y ustedes comienzan
el
proceso de la verdadera comunicación con el Espíritu y la sabiduría para
controlar las
olas. 

El Poder del Espíritu depende totalmente de los Humanos

Permitan que les diga una vez más: Ustedes están a cargo de las olas de esta
nueva
energía, y hay una gran diferencia con lo que ha sido hasta ahora. Ustedes están
a
cargo de su propio destino, de su propio dramatismo o falta de dramatismo, si lo
eligen… de su propia aflicción o sanación. La revelación es clara y es ésta:
Dios no
puede hacer nada si los Humanos no abren la puerta para exponer la luz. Más que
sólo
libre albedrío, les decimos que a medida que empujan la puerta para poder
ayudarse a sí
mismos en este planeta,  del otro lado del velo la empujan en sentido contrario.
Y la
luz pasa por esa grieta del velo y se vuelve la luz de la Tierra… la parte por
la que
Dios se muestra y mediante la cual opera.

Si les interesa saber quién es Dios en el planeta Tierra, es una compilación de
los
Trabajadores de la Luz que están sentados aquí y escuchando y leyendo esto,
dejando que
la luz brille desde esa puerta hacia este planeta. ¿Cómo los hace sentir? De
modo que
Dios no se sienta en un trono y juega con los Seres Humanos, removiendo la luz y
la
oscuridad. En vez de eso, Dios espera el libre albedrío de los puntos de luz,
espera
que los Trabajadores de la Luz de la Tierra abran sus puertas de libre albedrío.
Cuando abren esa puerta de intención pura, fluye la luz… y ésa es la luz de la
Tierra,
la única luz que puede utilizar Dios. Menos de la mitad del uno por ciento de
ustedes
tienen que hacer esta elección para que la paz en la Tierra se vuelva realidad.
Se los
digo nuevamente, la luz que llevan ustedes es más poderosa que cualquier
tiniebla del
planeta. Es activa. No hay oscuridad posible cuando hay una luz allí. ¿Lo
notaron? El
concepto mismo de oscuridad se va cuando se enciende un fósforo. Ese es el poder
que
dejar entrar a Dios en la Tierra. 

Ahora bien, hablemos de lo obvio. El mensaje canalizado está ante ustedes. ¿Qué
le da
al Espíritu la capacidad de venir aquí y hablarles libremente y tocarlos a
ustedes y a
su corazón? Es porque ustedes, al estar sentados aquí en este lugar llamado
Manhattan,
han abierto una puerta. Es un pequeño portal, pero con su permiso, con su libre
albedrío de escuchar las palabras del Espíritu, dejan que la luz se derrame en
el
planeta. Mientras la puerta está abierta, la luz brilla intensamente. Y si
desean dejar
la puerta abierta, es sencillo.  No cierren el corazón. No dejen que el miedo
controle
lo que hacen… no le teman al amor de Dios. 

Ahora le hablaré a los que se sientan frente a mí. Oh, hermanos y hermanas, una
vez
más, sé quiénes son. Sé por lo que han pasado y sé por lo que están pasando
ahora.
Represento a Kryon, un grupo que han conocido por diversos nombres a través de
las eras
en muchos idiomas. Soy el  ayudante del planeta. Estoy junto a la puerta de su
nacimiento y de su muerte. Se me conoce por muchos nombres, sin embargo, amo a
la
humanidad. ¿No sería éste un buen momento para cambiar sus propias creencias?
¿Puede
ser cierto esto? ¿Es posible que esté sucediendo? ¿Vale la pena investigarlo
dentro de
su propio corazón?

Hoy, han venido en busca de sanación personas que ni siquiera lo saben. Y cuento
a
cuatro de ustedes que se irán distintos de como llegaron y ustedes saben quiénes
son.
Por eso vinieron. Ahora son cinco.

Así que, Trabajador de la Luz, ¿puedes celebrar a los que han sido sanados hoy?
¿Puedes
decirte suavemente a ti mismo, silenciosamente en tu propia mente: “Gracias,
Espíritu,
por amarnos de esta forma.”  Lo que yo digo es esto: “Gracias, Seres Humanos,
por tener
la compasión de permitir que los que están entre ustedes encuentren la sabiduría
que
vinieron a buscar. Cinco sanaciones, y no todas son físicas. Algunos recibieron
la
curación del corazón. También sucedió una “curación del pasado” . Tú sabes quién
eres,
querido. Y te diré, no tienes que despertarte con ansiedad nunca más, porque
Dios está
contigo. Los seres que amaron y perdieron caminan aquí por los pasillos, sin
embargo,
muchos de ustedes ni siquiera lo saben. La mecánica es espectacular y sin
embargo
ustedes ni lo saben. Tienen una visión limitada, pero no se aplica a lo que
pueden
sentir, o a la sabiduría que tienen en su interior.

Y así es que esta noche vine una vez más con esta información acerca de la
oscuridad y
la luz. De modo que nuevamente vengo a revelarles cómo trabaja Dios con la
humanidad. Y
así es, he regresado nuevamente a lavar sus pies y a decirles que los veré de
nuevo. Y
cuando lo haga, hablaremos de este día y entremezclaremos nuestras energías como
lo
hemos hecho tantas veces antes, lemuriano.

Y así es.

   Kryon

©Lee Carroll  www.kryon.org
Esta información es gratuita y está disponible para que la impriman, copien y
distribuyan a gusto. Sin embargo, sus Derechos de Autor impiden su venta por
cualquier
medio, excepto la que haga el editor.
Traducción Dora Susana Peralta
Edición Enita Zirnis Z
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll  www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm



      __________________________________________________ 
Preguntá. Respondé. Descubrí. 
Todo lo que querías saber, y lo que ni imaginabas,
está en Yahoo! Respuestas (Beta). 
¡Probalo ya! 
http://www.yahoo.com.ar/respuestas 


-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-