Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4701 al 4720 
AsuntoAutor
Meditacion del dia Juan Ang
Canalizado el 5 de Juan Ang
Respeto por el Via Juan Ang
Las 7 Leyes Cosmic Juan Ang
El Despertar Cuant Susana P
LAS ENERGÍAS DE MA Juan Ang
Astrologia Esoetic Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
Un mundo en expans Susana P
CANALIZACION -KRYO Juan Ang
Astrologia On-Line Juan Ang
Los Ocho Cambios d Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
KRYON - Santiago d Juan Ang
Astrologia On-Line Juan Ang
KRYON - Santiago d Juan Ang
Meditacion del dia Juan Ang
Individualidad - P Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5309     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Respeto por el Viaje y el viajero, P.Lewis - GAIA
Fecha:Sabado, 1 de Marzo, 2008  08:57:16 (-0200)
Autor:Juan Angel Moliterni <juan-angel @............ar>

Respect for the Journey and the Journeyman

RESPETO POR EL VIAJE Y EL VIAJERO

Madre Tierra/GAIA a través de Pepper Lewis –  2007

info@thepeacefulplanet.com

Traducción: Anita Manasse – estrellam@sion.com

26 de febrero, 2008

          

 

A la edad de 72 años, he estado en el sendero del auto-mejoramiento durante más tiempo del que usted ha estado canalizando. Durante los años he leído muchos libros, participé en seminarios, talleres, retiros, búsqueda de visiones y búsquedas que no contenían ninguna visión. Sin embargo, siempre he estado inspirada y asombrada por el Espíritu y el sendero espiritual. A pesar de los rigurosos desafíos de este sendero, estoy dispuesta a reconocer que mi vida hubiera parecido menos valedera si hubiese elegido algo diferente, pero ¿a dónde se ha ido el respeto por el Espíritu? ¿De dónde viene la osadía de discutir con Maestros Espirituales en los seminarios? Puedo pertenecer a una generación anterior, pero nunca he visto tanto interacción de argumentos en los seminarios como lo veo hoy en día. ¿Por qué las constantes interrupciones? ¿Por qué el movimiento nervioso, el pararse, sentarse, comer, ir al baño, tejer, etc.?  ¿Por qué? Aún a riesgo de envejecerme y pertenecer al siglo pasado, tengo que decir que en mis días era un privilegio ser invitada a un evento en donde se hallaban presentes Maestros Espirituales que canalizaban, para asistir y guiar. A los individuos fastidiosos se les pedía cortésmente de portarse en forma civilizada o que se vayan. Hoy en día se les da el mando del micrófono o del escenario. Por favor gratifique a mi edad y mi viaje que aún se está desarrollando, con una rápida respuesta.

Tal como usted sabrá, yo no tengo prejuicios, así que su edad es todo menos impresionante en lo que a mi respecta. Yo estoy mucho más interesada en el viaje que ha emprendido y los descubrimientos que ha hecho a lo largo del camino. También estoy interesada en lo que la confunde y desconcierta, y parece que usted lo ha compartido bastante bien. Ahora dejando de lado sus años señora, y entréguese a la chispa juvenil de creatividad a la que me dirijo ahora.

           Hace un tiempo atrás, en el siglo pasado, la humanidad entró a la Época del Descontento. Cada era tiene uno, así que no hubo sorpresa por mi parte cuando este apareció en su propio momento divino. Las características de esa temporada incluyen un inquieto deseo de algo mejor, la inconformidad con el status quo, y una falta de satisfacción con casi todo. Falta de respeto, aunque fuera de lugar en lo que concierne al Espíritu, es un compañero menos amigable o útil de la temporada.

El descontento es un motivador muy útil, especialmente durante épocas en las que las posibilidades para el crecimiento evolutivo se hallan presentes. Si un adolescente no llega a estar descontento con sus padres, quizás no buscaría su propia aventura. Si los científicos y exploradores estuviesen satisfechos con lo conocido, quizás ellos no estudiarían otros planetas o construirían naves para viajar en ellas. El descontento frente a una verdad menor, abren la puerta a una verdad mayor, por supuesto salvo que uno esté contento de estar descontento. Por lo menos en parte, esto es lo que es cansador para usted y para otros también.

Su viaje con y para el Espíritu comenzó hace mucho tiempo atrás, de hecho antes de la vida que está atravesando ahora. Lo mismo es cierto para muchos de sus compañeros, incluso aquellos a los que considera fastidiosos hoy en día. Esta es la única comparación que voy a establecer entre ustedes. No se aparte con demasiada rapidez para que su apuro no la ciegue frente a una verdad mayor! Ciertamente el espejo es uno dimensional, y es importante que esté dispuesta a ver reflejada su imagen en el, tal como aparece en lugar de como le gustaría que aparezca. En otras palabras, tenemos que encarar el tema sin reproches, ¿lo ves?

           La Época del Descontento se manifiesta en forma diferente en cada reino. Por ejemplo, el descontento dentro de una especie podría producir una mutación, un descontento mayor incluso podría significar la extinción de una especie. Actualmente la humanidad se halla polarizada hacia el descontento. En forma literal, su eje se está inclinando hacia el polo negativo. ¿Por qué? Porque es ahí donde residen sus mayores fuerzas. La humanidad solamente tiene que reconocer esto y comenzar a utilizar las herramientas de disposición que están fácilmente disponibles. ¿Por qué no lo ha hecho aún? ¡Una pregunta excelente!

           Para comenzar, hay una diferencia entre estar descontentos con su vida y estar en una época de Descontento Divino. Una vida descontenta es una a la que le falta madurez e imaginación. Es una vida que se vive para una realidad externa o una verdad menor. Tarde o temprano una verdad menor los va a decepcionar. Tal como un producto inferior, su longevidad no puede mantener su propia densidad. No se le puede culpar por lo que es, y ciertamente cuando con el tiempo tambalea, e incluso antes de esto también, la verdad más elevada ya se halla presente. Estos momentos alguna vez difíciles, o las fisuras entre la realidad y la ilusión, siempre son bendiciones disfrazadas, pero nunca en ese momento, siempre más adelante, viéndolo en retrospectiva, hmmm?

           El descontento Divino es el sendero del viajero, el mártir de vidas pasadas que rechaza sucumbir al martirio esta vez. Es el sendero del ciego que ansía ver y del sordo que escucha solo en forma continua el constante llamado de un eco distante pero incesante. El efecto del Espíritu con respecto al descontento se puede sentir como un toque gentil o un cálido abrazo, pero también se puede sentir como la picadura de una abeja! Ello despierta un anhelo que casi es demasiado fuerte para soportarlo, sin embargo tiene que ser soportado. Muchos son capaces de hacerlo graciosamente, pero es igualmente común que se manifieste la torpeza de un adolescente, y que permanezca ahí. Las caras del descontento divino son muchas. Ofreceré algunas descripciones breves aquí para informar como así también entretener, porque nunca nos debemos tomar demasiado en serio, sin importar lo que somos o donde estamos parados.

           PROBLEMA: Índigos, su nombre es tan atemporal como son tenaces ellos, y la historia ha puesto una señal en las páginas que enumera su regreso. Los Índigos permanecerán en la tierra durante los próximos cien años aproximadamente. Recién ahora se está comenzando a sentir su marca. Ellos son los agentes libres del universo. Ellos recorrerán la distancia y es seguro que ustedes se cansarán antes que ellos. Ellos son representados por un color que es profundo y potente, y tal como un tintero antiguo, el efecto de estos individuos es resistente al desteñido, e indeleble. Estos individuos saben como provocarlos. Celebrados en los libros y como quebradores de sistemas, la mayoría de los participantes de seminarios exhalan un suspiro de alivio cuando un Índigo elige sentarse en otro lado. La luz índigo es como la materia oscura del universo; es espesa con creatividad caótica y sin especificar. No acostumbrados a los límites, estos tienen poco efecto en ellos. Típicamente un Índigo tiene todo menos maneras gentiles y su pobre comportamiento frecuentemente les antecede.

           SOLUCIÓN: Reprócheles si quieren, pero esto cambiará poco nada. Miradas de costado y desdén de parte de ustedes solamente reflejará la propia incapacidad de aceptar lo que es. Ustedes dicen que están listos para que ellos traigan un cambio, pero ¿qué es lo que pasa si lo traen y lo dejan caer en su regazo? Los Índigos participan en seminarios porque necesitan alguna divinidad para agregar a su descontento. Ellos necesitan calmar el fuego que arde en su interior. Sin saberlo, muchos participantes de seminarios avientan y lubrican el fuego Índigo. Un índigo les brindará la oportunidad de practicar lo que pregonan. Tómenla. Estén en paz incluso cuando haya rodeándoles una energía destructiva. Honren a aquellos cuya causa y propósito es diversamente diferente que el suyo propio. Sus secuencias genéticas son más avanzadas que las de ustedes. ¿Pueden aprender de ello? ¿Pueden ustedes trabajar con su propia energía (no la de ellos) mientras comparten el mismo medio ambiente? ¿Pueden abstenerse de darles su tarjeta comercial y decirles que les pueden ayudar? Hagan una inspiración profunda y véanse reflejados a si mismos en sus formas caóticas. ¿Cuán laboriosamente están tratando de reorganizar su vida y de mantener todo junto antes de que se caiga en partes? Ustedes están tratando de encontrarle sentido al caos y de reorganizarlo. Ellos están tratando de mostrarles que el orden actual no tiene sentido y que el caos es una elección mejor. Ellos están aquí porque ustedes los invitaron a venir. Ofrézcanles una sonrisa y un abrazo. Los efectos serán duraderos para ambos.

           DESAFÍO: ¿Sienten que estos individuos los irritan? ¿Les molesta su falta de respeto? Podría valer la pena tomar nota de cuando y por qué ustedes está más preocupados en ser amables que en decir la verdad. ¿Qué haría falta para que ustedes se paren como un defensor del cambio? ¿Tendría que tocar su propia vida o la de su familia? ¿Su bolsillo?

           PROBLEMA: Los Expertos que Saben Todo, han estado aquí por mucho tiempo. Es por eso que saben todo, y también han estado lo suficiente como para leer todo. Estos individuos se sienten solitarios. Ellos han visto que sus amigos vienen y se van muchas veces. Muchos de sus compañeros ya han avanzado hacia otras dimensiones y planos, aunque si ustedes le preguntan a un Sabelotodo, ellos les dirían que no estaban listos aún, o que sus cualidades eran menos que perfectas. Ellos han estado buscando la perfección durante tanto tiempo que simplemente se han conformado con la búsqueda o en la ayuda de otros en su búsqueda. Ellos no quieren resaltar cuánto mayor conocimiento piensan que tiene, o cuan fallado es el suyo, pero no pueden evitarlo.

           Tampoco pueden evitar decirles cuánto tiempo ellos han estado ‘en el sendero’, con cuantos instructores maestros ellos han estudiado, cuantos certificados tienen, cuantos libros han leído, etc., etc. Estos individuos son los que serían eventualmente maestros, y cuando hablan en conferencias o en disertaciones, frecuentemente comienzan con, “No es verdad que. . .‘, o ‘No ha sido también su experiencia que. . .’, o incluso ‘Mis maestros me han enseñado que. . .’ El problema con este grupo es que no han puesto a prueba su conocimiento. Solamente en la vida propia la sabiduría puede confirmar el conocimiento adquirido. No es teoría, pero la aplicación práctica de principios hace que uno avance en cuerpo, mente y espíritu. Ahí donde el fracaso se asoma, el éxito ilumina con su linterna.

           SOLUCIÓN: Estos individuos menos que perfectos viven con el miedo de que no llegarán a conseguir la perfección, así que tienen que perdonarlos desde el principio mientras ellos se comparan silenciosamente con ustedes, o también en voz alta. Con una sonrisa, pero no una mueca, permítanles ejecutar sus medidas espirituales, e incluso que señalen uno o dos de las fallas de ustedes. Lo más probable es que les dirán qué libros tendrían que haber leído y que seminarios importantes se han perdido. Agradézcanles. Algún día ellos les agradecerán a ustedes por permitirles la oportunidad de compartir sus inseguridades con ustedes. Háganles un cumplido en cuanto a todo lo que saben e invítenlos a ponerlo en uso de inmediato. Cuando les digan que algún día lo harán, aliéntenlos a hacerlo más bien antes que después. Recuérdenlos que están ansiosos de escuchar la presentación que ambos están participando  y de poner en uso de inmediato su información. Díganles cuánto han aprendido para valorar el arte de escuchar.

           DESAFÍO: ¿Pueden imaginarse solamente cuánta información estos individuos han acumulado? ¿Pueden permitirles continuar pensando que son expertos sin rebatir su conocimiento o compararlo con el suyo propio? ¿Pueden ver más allá de su arrogancia? ¿Pueden celebrar cuán imperfectos perfectos ustedes son?

           PROBLEMA: El número de individuos de “Yo Necesito Atención” sigue creciendo constantemente. ¿Por qué? Porque la humanidad comprende mal su valor como una raza de seres colectivos, también comprende mal las necesidades que valora el individuo. La humanidad aún no ha aprendido a amarse a si misma. La falta de amor está bien representada en cualquier otra forma de falta. Incluyendo la falta de respeto. Los individuos que no se respetan a si mismos tendrán dificultades en cuanto a respetar a otros. Esto incluye a los líderes y participantes de seminarios. Frecuentemente la falta de respeto enmascara una necesidad de amor que no está siendo cubierta por otro lado, y cuanto más grande es la carencia, tanto mayor es la demanda de un sustituto en forma de placebo. En situaciones de seminario la necesidad de atención frecuentemente se traduce en la necesidad de compartir algo o cualquier cosa, apropiada o inapropiada, relacionada o no. Mientras que no hay una relación inmediata entre la madurez y la necesidad de atención, la necesidad emerge desde un lugar juvenil, y los requerimientos de un niño siempre son genuinos, aún cuando se expresan insinceramente. El requerimiento constante de aquellos que requieren atención, incluyen frecuentemente el ser escuchados o atendidos, siendo críticos en cuanto a su entorno inmediato, a las sillas, comodidades, etc., moverse nerviosamente, ordenando las pertenencias personales, como así también la incapacidad de controlar el propio cuerpo, incluyendo la necesidad de ir al baño con mayor frecuencia que en otras ocasiones, toser, estornudar e incluso dormirse.

           SOLUCIÓN: El problema constante no es algo fácil de arreglar, dado que estos individuos requieren de mayor paciencia y compasión que la mayoría. Habiendo dicho esto, cualquier ayuda que ellos reciban tiene que incluir un recordatorio de que se hallan en un entorno adulto, diseñado para servir a las necesidades de los muchos que son el Uno. Compartan un momento inocente con ellos declarando ambos que las sillas de los salones de seminarios se hallan entre las más incómodas en el planeta, pero aliéntenlos de sacar el mayor provecho posible de las oportunidades presentadas. Aquellos que requieren atención tienen agujeros y fisuras en su campo que han permanecido sin rellenar, lo que fomenta su sentimiento de insatisfacción. Consciente o inconscientemente ellos participan en seminarios, talleres y retiros para estar con aquellos que son similares de espíritu. Su celo excesivo es un intento para sanarse a si mismos aún cuando ello parece destructivo para otros. ¿Pueden ustedes ser tanto compasivos como osados? Si es así, ustedes le pueden decir a estos individuos que mientras ustedes siguen disfrutando de sus preguntas inteligentes y todo lo que han compartido, también están profundamente interesados en las preguntas y comentarios de los miembros de la audiencia más silenciosos y tímidos. Nuevamente, si pueden hacerlo con compasión, recuerden a su compañero seminarista que ustedes esperan que el conductor del seminario tenga tiempo para presentar información u orientación nueva o espontánea, lo que requiere un momento tranquilo aquí y allí.

           DESAFÍO: ¡Juicio! ¿Puede participar en un seminario sin etiquetar a algunos individuos que ustedes ya han colocado en la caja de esta categoría? ¿Pueden hablar directamente con alguien que requiere atención sin hablar indirectamente de él a otros?

           Las categorías que anteceden han sido ofrecidas para su consideración. Miren hacia atrás ahora y noten solamente cuántas veces la palabra individuo ha sido empleada. Las categorías no contienen individuos; en cambio son los individuos los que contienen las categorías, porque un individuo es mucho más grande que una categoría o una caja. Yo los insto a que miren más allá de las opiniones para guiar a sus pensamientos inconscientes y automáticos en este sentido. Si llegan a hacerlo, hay una promesa de que verán algo mucho más hermoso. El sendero hacia una conciencia mayor es uno variado e interesante, y su experiencia individual atraerá hacia ustedes lo que su progreso demanda, basados en su percepción de cuál es el punto en el que se quedan cortos.

           La medida de un hombre (un grupo, una raza, una civilización, o una especie) algunas veces reside dentro de esta habilidad de sobrevivir en condiciones extremas. La supervivencia requiere de la tolerancia de una desviación de un estándar o norma, pero ¿cuál es el límite dentro del cual a algo o alguien se le permite desviarse de la norma? ¿Cuál es su límite personal? ¿Es su concesión frente a otros la misma que desean para si mismos? La tolerancia requiere de interacción, concesión e incluso aceptación de puntos de vista diferentes y la ecuanimidad frente a la gente que sostienen estos puntos de vista diferentes. La tolerancia pide que ustedes reconozcan los derechos de otros a tener pensamientos, creencias y prácticas que son diferentes a las suyas propias, sin intentar suprimirlas. ¿No es esto lo que le trajo a los temas mismos que considera hoy en día? ¿Reconoce una falta de tolerancia en el entorno familiar actual, en el lugar de trabajo, centro espiritual y relaciones? ¿Puede usted ver que cada persona, célula y átomo es una parte del problema, la solución y el desafío?

           Aquí hay otra pregunta para que usted la considere: ¿Quién es responsables de las experiencias que se generan como resultado de los seminarios en los que participa? ¿El conductor del seminario que ha preparado una presentación? ¿El canalizador que ofrece su disposición y su cuerpo? ¿La entidad, percepción grupal o la conciencia que emplea el cuerpo del canalizador (y el cuerpo del seminario) decididamente? ¿El anfitrión que ha contratado el lugar y hecho los otros arreglos relacionados? ¿Aquellos que han recibido su dinero a cambio de su experiencia? ¿Los guías, ángeles o maestros que la guiaron hacia allí? ¿Usted? Y nuevamente: ¿Quién es responsable por lo que usted trae y lo que lleva de la experiencia misma? No se permita a si misma el pensar que Gaia dejaría caer toda la responsabilidad en su regazo con un simple, ‘tenga el coraje, usted crea su propia experiencia, lo sabe’. Y sin embargo yo le voy a pedir que me acompañe en todo el sendero a través de su experiencia en lugar de simplemente hacia ella.

           El cuerpo del seminario es responsable de las experiencias generadas antes, durante y después del evento. El cuerpo del seminario incluye a todos los que se presentan para la experiencia, incluyendo a aquellos que lo respaldan energéticamente, financieramente y simbólicamente. Todas las experiencias son co-creadas e interrelacionadas. Su experiencia individual depende del bienestar de la totalidad. Lo mismo es cierto en cuanto a su experiencia individual aquí en la tierra. En cada ocasión, traiga lo mejor que tiene para ofrecer a la Totalidad; aún si es algo intangible tal como un deseo o potencial. Siempre que sea posible, deje sus expectativas atrás, porque rara vez quedan satisfechas y frecuentemente son demasiado críticas. Siempre que sea posible, traiga consigo una remembranza que incluye amor a si misma, respeto a si misma y respeto hacia otros, sin considerar la capacidad que tienen de ganarlo o merecerlo.

           Sean respetuosos en lo que se refiere al Espíritu y guiados por una frecuencia de reverencia o profundo respeto. El Espíritu se presenta al ser invitado en lugar de la insistencia de aquellos que se reúnen. El Espíritu no es una entidad o un Maestro. Es la esencia de lo que es íntegro y completo. Aunque el Espíritu se halla presente en todas las cosas y en todos los momentos, se hace real cuando ustedes reconocen su potente compañerismo en palabra y obra. El Espíritu es la causa y su experiencia es el efecto. ¿No lo quieren dar, y dar todo que el momento se merece? Como un verdadero buscador del Espíritu, la silla que los mantiene erectos y que apoya su columna espinal parecerá tener menos significado. Demanden que su cuerpo les obedezca y reconozcan que no están esclavizados por sus necesidades. Contengan su vejiga y sus intestinos y entrénenlos para no infringir en un momento que puede ser significativo para la totalidad, de la que ustedes son parte. No dejen de notar que ahí donde se ponen en primer lugar, otros harán lo mismo, y por su venia. Sean prudentes en pensamiento, obra y acción, compasivo en palabras y verdaderos hacia Todo Lo Que Es, por cuya invitación ustedes Son.

Claridad y Coraje para el Día de Hoy, Orientación y Sabiduría para Mañana.

© The Peaceful Planet. 2007.

Todos los derechos reservados. Este artículo es presentado para su lectura y deleite. Puede compartirse con otros que puedan encontrarlo de valor siempre que sea para uso personal.

Todas las demás reimpresiones, incluyendo las transmisiones electrónicas diseñadas para uso comercial deben recibir el permiso de la autora.

Para recibir más mensajes y/o ser añadidos a nuestra lista de distribución en inglés, por favor envíen un email a info@thepeacefulplanet.com