Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4741 al 4760 
AsuntoAutor
Meditación Diaria Juan Ang
Agenda de Abril -B Juan Ang
Meditación Diaria Juan Ang
SANACION CUANTICA Juan Ang
Meditación Diaria Juan Ang
IMPORTANTE Juan Ang
Meditación Diaria Juan Ang
Meditacion Diaria Juan Ang
OM -Boletin Clarid Juan Ang
LAS ENERGÍAS DE AB Juan Ang
OM -Boletin Clarid Juan Ang
Seminario presenci Juan Ang
Sinergia -Faros de Juan Ang
LOS OCHO CAMBIOS D Juan Ang
OM -Boletin Clarid Juan Ang
OM -Boletin Clarid Juan Ang
OM -Boletin Clarid Juan Ang
OM -Boletin Clarid Juan Ang
OM -Boletin Clarid Juan Ang
Esperanza de una E Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5357     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] OM -Boletin Claridad
Fecha:Jueves, 3 de Abril, 2008  09:54:57 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <juan-angel @............ar>

Boletin Claridad 2008

 

Usted está recibiendo este e-mail porque su dirección de e-mail se encuentra suscripta a nuestra Lista pública de Correos. Visite nuestro website.

Boletín Digital Claridad

Una Propuesta para la Síntesis planetaria: una cultura del alma

Centro Escuela Claridad

Educación - Meditación - Servicio

Centro de educación, transformación y desarrollo integral del ser humano.

Suscripción anual

Si deseas suscribirte a nuestra Lista de Correos como Socio Activo y recibir información y educación de vanguardia, envíanos un mail a: SocioActivo Si deseas informarte más sobre nuestra publicación electrónica semanal, visita nuestro sitio: Claridad-Luz-Solar

 

Novedades !

El Centro Escuela Claridad tiene el gozo de presentarles la primera Edición de activación (volumen 1): Portadores del Nuevo Amanecer (Música y Arte Multidimensional). Se trata del primer CD+DVD de música en Argentina que contiene las frecuencias de la Ascensión. Este CD+DVD elaborado por Juan Ángel Moliterni y Rony Keselman contiene las frecuencias y códigos que fueron canalizados de los Maestros del Triángulo Sagrado. Te encontrarás por ejemplo, con las Frecuencias Pleyadianas, Arcturianas, Lemurianas, de los Maestros Ascendidos Nativos y de Shamballa. Se trata de una activación vibracional a través del sonido sagrado que comparten los Maestros de la 5ta dimensión. Este CD cuenta con la participación especial de David Miller (USA). Si quieres interiorizarte más visita el sitio:
Arteosofía

 

 

Meditación Diaria - Aquí y Ahora

Para desarrollarse de forma armónica, hay que vivir la vida en sus diferentes niveles. La forma más efectiva de alcanzar la auto-realización es a través de la Síntesis.



Continuando con los textos del Jardinero Celestial y las Semillas Estelares en nuetras meditaciones diarias... Había una vez un hombre que había llegado a la mitad de su vida. Decidió que era hora de considerar su valía y evaluar su dirección. Así que dejó atrás sus amigos, su familia y la mayor parte de sus posesiones terrenas, y se encaminó hacia los bosques donde podría pensar sin ser molestado.

Cuando entró en el bosque, no sabía si estaba haciendo lo correcto, pero sabía que tenía que hacerlo. Al principio, la belleza de su nuevo entorno le llenó de miedo y asombro. Pronto tuvo tendencia a escuchar los sonidos de la naturaleza, y a medida que las semanas se convertían en meses se encontró cambiando lentamente. De vez en cuando echaba de menos a la gente que había dejado atrás, pero la magnífica belleza de su nuevo entorno le alejaron del misterio que estaba buscando y ya no pudo volverse atrás.

A la vez, aprendió a escuchar sus propios pensamientos. Podía ver su mente en los árboles y sentir sus emociones en los arbustos. El perfecto equilibrio de la naturaleza que le rodeaba empezaba a convertirse en él. La lucha que solía sostener consigo mismo comenzaba a desaparecer lentamente. Al principio estaba asustado ya que, aunque no se daba cuenta, los desórdenes a los que su mente estaba acostumbrada le habían hecho compañía. Ahora se habían ido, y en su lugar sólo había la inmensa quietud de la naturaleza.

Transcurrió el tiempo, y empezó a darse cuenta de que ya no podía clasificar a la gente sobre la que solía opinar.

Empezó a ver el poco sentido que tenía clasificar todas las pequeñeces que solían molestarle. Ahora tenía un problema distinto. Con una mente clara, libre de pesadas preocupaciones que siempre habían perturbado su espíritu, ¿qué tenía que hacer? En el pasado, las voces de los demás, con sus firmes opiniones, le habían guiado de algún modo. Los efectos sobre la vida de otras personas le había afectado tanto que nunca tuvo que preocuparse por el rumbo que debería tomar su vida.

Después de dos años en el bosque, empezó a preguntarse si el mundo exterior habría cambiado mucho. Pensó en la gente que había conocido, imaginando cómo serían ahora. Entonces, descubrió algo sorprendente sobre el cambio que se había producido en su interior. Todo lo que tenía que hacer era pensar en una persona y de algún modo, mediante un extraño milagro, sabría instantáneamente cómo era esa persona. Al principio, le resultó difícil de creer, pero un rato después descubrió lo que los bosques le habían hecho. Podía tocar una hoja y saber cuándo iba a llover. Incluso podía sentir de algún modo la presencia del más pequeño de los animales a cientos de kilómetros de distancia. Y siempre estaría en lo cierto. Algo le había sintonizado con la perfecta armonía de la naturaleza. El más ligero contratiempo en el balance ecológico le había acostumbrado a atraer instantáneamente su atención.

Por primera vez en su vida se daba cuenta de que era parte de la creación de Dios. Había leído acerca de este estado de ser en los libros. Había soñado en secreto con ello, pero esto era diferente. En verdad estaba participando de la realidad.

Se sentó y se apoyó contra el tronco de una secuoya para contemplar. De algún modo, por vías que no podía entender, se había sometido a sí mismo a años de tortura emocional. De este modo había puesto a prueba su habilidad y su deseo de sobrevivir entre elementos naturales que no le eran familiares. Y, para su asombro, aquí estaba, intacto, después de todo. ¿Pasaría el resto de su vida en el bosque o en algún momento saldría al encuentro de la gente como hizo en el pasado? Esa cuestión le dejaba perplejo porque sabía que nunca podría contar a nadie lo que había encontrado. En cierto sentido le asustaba que la fuerza del deseo de otras personas le devolviera todo lo que había descartado. Sin embargo, después de dos años en los bosques, había crecido en solitario. No era el mismo tipo de soledad que había conocido antes de su viaje. Anhelaba los sonidos de la naturaleza en la gente. Tantos meses solo le habían vuelto mudo. Quería compartir con los demás lo que había encontrado, pero también sabía que debía guardarlo para sí.

Recordaba lo importante que una vez le pareció tratar de reformar el mundo, o quizá redimirlo de una vaga e inminente condena. Ahora, no tenía ese mismo sentimiento. Había encontrado su identidad entre los árboles y las flores. Había sido testigo de cómo la naturaleza se satisface a sí misma en cada estación. También aquí se sentía lleno de los abundantes placeres de la naturaleza. Durante meses comparó todo lo que sentía en los bosques con lo que sabía que sentiría de la gente.

Aquí, en el bosque, veía cada momento renovándose a sí mismo a través de la intensidad del ahora que siempre ocurre. Existía una gran paz en su interior sin importarle el tiempo que hiciese ni el paso de los días. Tomó una delicada flor y la miró fijamente. De algún modo, sabía que la flor sería capaz de responderle. Sin palabras, la flor le llenó de alegría. Comprobó que lo hacía sin perder su propia belleza. Pero había tomado la flor y sabía que ya no crecería. Eso le entristeció. Si hubiese sido capaz de obtener su respuesta mirando a la flor sin arrancarla de su hábitat natural... Entonces se iluminó.

Si dejase que el bosque iluminase a los demás, se podría marchar de su fuente natural. ¿Cuánto podría durar? Al igual que la flor, él sólo podría florecer durante un tiempo y marchitarse. Decidió que sería más sabio permanecer en su fuente. Después de todo, el ahora no era algo para vanagloriarse, ni siquiera para enseñar a los demás, sino más bien algo para experimentar uno mismo. Sonrió mientras pensaba: “Dejemos que todos los que deseen conocer se aventuren en el bosque, donde sentirán el viento y probarán la lluvia en lo profundo de los huecos de su mente y su corazón, y dejarán que la dulce sabiduría de la ley natural guíe su camino”.

 

La humanidad, mediante la impresión y expresión de ciertas grandes ideas, debe ser conducida a la comprensión de los ideales fundamentales que regirán la Nueva Era de Acuario. Tal es la tarea primordial del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo:

¡Que las Energías de la Síntesis y la Paz, se derramen en la humanidad!

Namaskarams Juan Ángel Moliterni

 

Solicitud: ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas. Se autoriza la copia y redistribución de esta información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto. Cualquier otro propósito de uso debe ser previamente autorizado por el autor.

La publicidad al pie es agregada por la empresa distribuidora del mailing y no representa una recomendación de la Escuela Claridad.