Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 66 al 85 
AsuntoAutor
El Miedo y la Culp Juan Ang
Con Acuario viene Juan Ang
Meditación Mundial Buena Vo
Con Acuario viene Juan Ang
Plenilunio de Leo Juan Ang
Con Acuario viene Juan Ang
Pensamientos Juan Ang
El Pesar Juan Ang
Con Acuario viene Juan Ang
El Valor Juan Ang
Con Acuario viene Juan Ang
Lista en Yahoogrou Juan Ang
ALGO PARA COMPARTI Erick Ca
Llega a Lima el Dr Juan Ang
Con Acuario viene Juan Ang
Convergencia Armon Juan Ang
Con acuario viene Juan Ang
La Confianza Juan Ang
Con Acuario viene Juan Ang
Convocatoria PLane Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 679     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[UNION_GLOBAL_DE_LUZ] Con Acuario viene lo mejor (17)
Fecha:Martes, 14 de Agosto, 2001  13:35:31 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <claridad @.........ar>

Con Acuario viene lo Mejor

 
Este es un Servicio del Centro Escuela CLARIDAD hacia la UNIÓN GLOBAL DE LUZ ˇ El AMOR y la UNIDAD es la MOTIVACIÓN, El SERVICIO es el MEDIO, La DICHA y la LIBERACIÓN son la META.

BOLETIN CENTRO ESCUELA CLARIDAD
República Argentina

Con Acuario viene lo Mejor




NUESTRA META INMEDIATA... LA FUNDACION DEL REINO

Para ACUARIO, lo real es Uno. La unidad global es total. Muchos dicen que el hombre se ha engañado a sí mismo. Por su cultura sobre todo, que divide la vida en sujetos y objetos, observadores y observados. Así nos convertimos en seres aislados, incapaces de comprender la unidad de la naturaleza y del orden del universo. Ése es el dilema: creamos en nosotros una separación que no existe en realidad. Nuestra concepción del tiempo resulta por ello limitativa y lineal. Percibimos este enigma como una sucesión de momentos: pasado, presente y futuro.

Con ACUARIO nos sentimos como barridos por el soplo del Gran Misterio. Cada ser, un misterio dentro del misterio global, un cuerpo dentro de un alma comunitaria, una conciencia en comunión con la del grupo. Ésta es una época maravillosa, una de esas épocas que reúnen a todos los seres en una profunda comunión. ACUARIO es donde formamos un alma espiritual única. Albert Einstein decía: “El ser humano se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos, como algo separado del resto. Una especie de ilusión óptica de nuestra conciencia. Esta ilusión es como una cárcel que nos restringe a nuestros deseos personales y al afecto por las pocas personas próximas a nosotros. Nuestra tarea debe consistir en liberarnos de esta cárcel, ensanchando nuestro círculo, para abrazar a todas las criaturas vivientes y la totalidad de la naturaleza en su belleza”.

No somos conscientes de que las pequeñas luces que brillan en nuestro interior pueden mostrarnos la inmensidad del universo. Liberado de todo estímulo externo ordinario, el individuo se encuentra en condiciones de experimentar lo extra-ordinario, estados de conciencia muy variados, prueba de que el cerebro no está limitado por los cinco sentidos, y de que puede alcanzar la creatividad, la trascendencia y la revelación. El ser comprende que, al disminuir los estímulos externos por la meditación o por cualquier otro medio (la música, en especial), puede proyectar su cerebro o su conciencia a estados de extraordinaria lucidez, de meditación profunda, de concentración y de contemplación.

El desarrollo espiritual es una capacidad de evolución inherente a todos los seres humanos. Es un movimiento hacia la globalidad, el descubrimiento y la utilización de su propio potencial. Para algunos, el desarrollo espiritual, el proceso de transformación, el viaje del héroe se convierten en una “urgencia espiritual”. Durante esas crisis, los cambios internos son tan rápidos que a esos seres se les hace difícil seguir funcionando normalmente en lo cotidiano (ya nada puede continuar igual). Esta es una crisis que acompaña a la transformación, de donde emerge la oportunidad de evolución personal en la materia, así como la aparición y el desarrollo de nuevos niveles de comprensión.

Comenzamos apenas a comprender que la realidad no necesita de teorías, cartografías y abstracciones. El comienzo del tercer milenio se abre a otras realidades que no se basan en certezas, ni siquiera en probabilidades, sino en vacíos, intemporalidades, conceptos de antimateria. En definitiva, una sorpresa de carácter iluminatorio, en el sentido místico de la palabra, aguarda a todos los investigadores: los cinco sentidos no existen y no funcionan como tales! El mundo se dirige hacia un estado alternativo, un estado de expansión de conciencia, un estado que los seres humanos poseen desde siempre pero que han olvidado. Así, la montaña de saber racional accede poco a poco a lo real reduciéndose cada vez más. Cuando no sea más que un pequeño montón, encontrará, ya instalado en la playa, el conocimiento intuitivo.
 

“En cualquier momento dado de la vida debe elegirse entre dos dioses, psicológicamente incompatibles. Por una parte, la paz del ermitaño, el silencio del bosque, la exaltación del sacrificio, la grandeza de la simplificación y la unidad, el goce del propio abandono, la calma de la absoluta contemplación, la visión de Dios. Por otra, la diversidad y tensión de la vida, el acicate de los fines comunes, el dominio de los medios, la gloria de la continua actividad, el orgullo de la creatividad y la autoposesión. El mundo moderno, en general ha hecho su mejor elección; es decir, elegir a ambos dioses. La vida de cada uno consiste en que se pierda a sí misma de vez en cuando en la vida del otro. Y esto, que es evidente en las cosas parciales, es verdad –y realmente cierto- en las cosas totales” (The Meaning of God in Human Experience por W.E. Hocking)

Todos estamos dispuestos a ser amados. Todos ansiamos ser amados porque nos damos cuenta, inconsciente o conscientemente, que amor significa servicio, y nos gusta ser servidos. Ha llegado el momento de cambiar esta actitud egoísta de la vida y de aprender a dar amor y no a pedirlo, a darnos en servicio a todos aquellos con quienes entramos en contacto día a día, y a no separar ni exigir nada para el yo separado.

La comprensión del amor y su expresión son asuntos estrictamente personales. El amor puede quedar indefinidamente como teoría o como experiencia emocional. Puede convertirse en un factor motivador de la vida, algo que contribuya a la formación del todo. Es una verdad eterna el que “...la bondad, la cultura, el arte y el amor que los crea, sólo devienen reales a expensas del tiempo y del espacio: por el latir del corazón, el sudor de la frente, la tarea de las manos y de los pies y por el servicio espontáneo –solamente por esto se convierten en posesión nuestra: ningún hombre puede otorgarlo a otros, cada uno debe ganarlo por sí mismo”. Si cada cual reflexionara de por sí para llegar al significado del amor en su vida, y si todos decidieran dar amor y comprensión (no reacciones emocionales, sino un amor firme, comprensivo), entonces la maraña de este agitado mundo nuestro se devanaría y seria un mejor lugar para vivir. El caos y el torbellino de hoy desaparecerían con mayor rapidez. El amor es en esencia la comprensión de la hermandad. Es el reconocimiento de que todos somos hijos del Padre Uno. Es conmiseración, compasión, comprensión y paciencia. Es la verdadera expresión de la vida de Dios. El poeta Samuel Taylor Colaridge  así lo sintió y expresó su pensamiento en las siguientes palabras:

“Oh, la vida una, interna y externa,
que enfrenta todo movimiento y se convierte en su alma,
una luz en sonido y un poder análogo al sonido en luz,
es ritmo en todo pensamiento y júbilo doquiera
-creo que hubiera sido imposible
no amar todas las cosas en un mundo tan pleno;
donde la brisa arrulla y el mudo y silencioso aire
es música, soñando en su instrumento...
Y qué sería si toda la naturaleza animada
No fuera sino arpas orgánica de formas diversas,
que tiemblan al pensar, cuando sobre ellas pasa
plástica y vasta, la intelectual brisa,
el Alma de cada una y el Dios de todas?”
 

Los miembros del venidero reino pensarán en toda la humanidad y mientras sean separatistas o nacionalistas, religiosamente fanáticos o comercialmente egoístas no tendrán ubicación en ese reino. La palabra espiritual tendrá un significado más amplio que el dado en la Era anterior, que afortunadamente ha terminado. Todas las formas de vida serán observadas desde el punto de vista de los fenómenos espirituales y no consideraremos como espiritual a una actividad y a otra no.

El móvil, el propósito y la utilidad grupal, determinarán la naturaleza espiritual de cualquier actividad. Trabajar para el todo, ocuparse en ayudar al grupo, conocer que la Vida una palpita en todas las formas y trabajar siendo consciente de que todos los hombres son hermanos, constituyen cualidades iniciales que debe ostentar un ciudadano del reino. La familia humana es individualmente autoconsciente. Esta etapa de la conciencia separadora ha sido necesaria y útil pero ha llegado el momento de ser ya conscientes de contactos mayores, de implicancias más amplias y de una inclusividad más general.

“Dondequiera el descontento divino impele al hombre a buscar lo mejor, lo verdadero y lo bello, se afirma y se reconoce lo divino la perfección ideal infinita es una eterna sinfonía en la que todos somos ejecutantes, emitiendo notas ansiosas, vacilantes, desordenadas. En la creciente armonía, que siempre se alcanza, todas nuestras notas encuentran su verdadero tono y significado y no se pierde una sola cuanto más espiritualidad exija el hombre, la que constituye su vida y destino, mayor será el logro de su libertad, de su personalidad, que irradia a través del cascarón concreto, y más profundo el sentimiento religioso de la realidad de Dios, el sentido de ser compañero de armas con Dios y la realización con El y en El. Si el corazón palpita entonces en adoración, con orgullosa humildad como Padre y Señor, aunque no pueda encerrarlo en una fórmula, puede saber, sin embargo, que lo que trata de lograr no va en dirección contraria al curso de su verdadero esfuerzo. No es una búsqueda irracional, sino el vértigo extremo de la razón. Su culto está en el resplandor de una mirada penetrante, en el sentido radiante del eterno infinito, y siempre presente más allá”.

Tenemos el privilegio de estar presentes en un momento de gran crisis para la raza. Estamos presenciando el nacimiento de una nueva e imperecedera raza, donde el germen de la inmortalidad florecerá y la divinidad podrá expresarse por la trasfiguración del género humano. Lo que tiene valor está surgiendo a la superficie. Siempre ha estado allí, pero hoy puede vérselo anunciando la consumación del trabajo de Cristo y llevando Su visión a una realización.

Hacer el bien es nuestra misión de cada día. Un deber pero también un acto que ennoblece y alimenta el alma. En esta actitud no sólo podemos encontrar el cumplimiento de una obligación sino, y fundamentalmente, el placer de reconocernos más justos y más buenos. Tal vez allí resida uno de los secretos más preciados de la vida: entender no sólo que debemos dar para recibir después sino que, al hacer el bien a los demás, ya estamos recibiendo un soplo tibio que inunda nuestro espíritu y nos hace sentir mejor.

Hay quienes, engañosamente, sólo transitan por la vida tratando de sacar provecho de los demás. Y se sienten satisfechos al lograrlo. Tanto cuando buscan una palabra de aliento como cuando persiguen un fin material, creen haber sido los más beneficiados en el intercambio: han logrado sacar una ventaja.

Nosotros sabemos –y lo sabemos porque lo hemos aprendido- que a la felicidad se accede por el camino de lo espiritual, y que una constante de ese andar es saber brindarnos al prójimo. Porque en él encontramos, siempre, una fuente de amor y bienestar.

Aunque a veces nos parezca que nos hemos equivocado, estaremos aprendiendo y creciendo. Y no se trata de resignación. Simplemente, de entender que cada experiencia, cada dolor y cada sonrisa, nos dejan una enseñanza, intentan transmitirnos un mensaje que debemos incorporar a nuestra vida. Si lo logramos, habremos subido un peldaño más en nuestro crecimiento espiritual.

Por eso, hasta de las vivencias más difíciles podemos sacar una enseñanza: debemos hacer el bien, aunque todo parezca indicarnos que la persona que está a nuestro lado no lo merece. Porque la Fuerza Cósmica nos pide que seamos buenos, y porque los sentimientos de rencor, envidia y maldad no hacen más que lastimarnos a nosotros mismos. Tratemos de sobreponernos a esos momentos. Elevemos nuestros ojos y nuestra alma y pensemos que las piedras y las espinas que se interponen en nuestro camino son pruebas esenciales, que han sido colocadas allí, precisamente, para que aprendamos a superarlas.
 

Material extraido de la Biblioteca de CLARIDAD
En Unidad, Orden, Luz y Amor...
¡Bendiciones Multiplicadas para todos en la Infinita escala de la Creación!
Juan Angel Moliterni & María del Carmen Prantera
e-mail: claridad@arnet.com.ar

URL: http://ar.geocities.com/claridad_ar/Index.htm
 


 

EXHORTAMOS A REDISTRIBUIR SIN FINES COMERCIALES POR VÍA ELECTRÓNICA, SIEMPRE Y CUANDO SE RESPETEN LOS CRÉDITOS DEL SERVICIO, LOS AUTORES Y SE MENCIONEN LA FUENTE Y ENLACES (e-mail y URL).


Saludos Fraternales de Corazón a toda la RED:

Queridos Trabajadores de la Luz ¡seguimos creciendo! Para poder organizar y difundir de la forma más óptima posible el Despertar de Argentina (2002), la Unificación de toda América y la Sanación Planetaria invitamos a todos los VOLUNTARIOS a suscribirse enviando un correo en blanco a: tri_unidad-alta@eListas.net, donde recibirán boletines en relación a este tema. El propósito es simplemente para llevar adelante un ORDEN y COORDINAR los esfuerzos.

TRI_UNIDAD: http://www.eListas.net/lista/tri_unidad

Seamos Uno en Meditación Global
Todos los Miércoles

GRACIAS POR PASAR ESTA INFORMACION A OTROS