Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6901 al 6920 
AsuntoAutor
El Angel de la Cla Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
Agenda de Junio -B Juan Ang
LA DEMISTIFICACIÓN Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
Mensaje del Maestr Juan Ang
LA COMUNICACIÓN DE Juan Ang
Dominando las Emoc Juan Ang
El arte de constru Juan Ang
Inicio Clases de C Juan Ang
Hacer vuestras pro Juan Ang
Medtacion Semillas Juan Ang
Paraíso en la Tier Juan Ang
El Impulso para Ju Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
Mensaje del Maestr Juan Ang
Una reunión multid Juan Ang
Meditacion Luna Ll Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 7522     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[Red_Planetaria_de_Luz] Hacer vuestras propias elecciones
Fecha:Miercoles, 4 de Junio, 2014  10:55:35 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <an.ra.maitri @.....com>

Ver este email online si no es mostrado correctamente.
Red Planetaria de Luz
Newsletter Claridad

Mensaje: Hacer vuestras propias elecciones - Jeshua canalizado por Pamela Kribbe (http://www.jeshua.net/), Junio 2014, Traducción del inglés por Sandra Gusella. Este es un Boletín editado y distribuido por Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar).

Queridos amigos, los saludo a todos desde el corazón. Sientan mi corazón, porque estoy conectado con ustedes. Respírenme. Hay una hermandad entre nosotros, una afinidad mental entre ustedes y yo y un grupo más grande de almas amigas, de trabajadores de la luz. A algunos los conocen, a otros no, al menos no en el sentido terrenal, pero hay una conexión, una unión mayor de la cual ustedes forman parte. Sientan esa unión dentro de ustedes.

Todos ustedes están tratando de encontrar un equilibrio entre vuestro ser terrenal y vuestro ser álmico. Por un lado ustedes son un humano terrenal, nacido en un cuerpo con una predisposición hacia una cierta personalidad, y son criados en las culturas y tradiciones de la Tierra. Por otro lado, hay una realidad mayor de vuestra alma, vuestra herencia cósmica. Vuestra alma es mucho más vieja que esta simple vida y ha acumulado un montón de experiencias en varias encarnaciones. Además de eso, como un alma, ustedes son parte de una familia espiritual mayor la cual, además de vuestra familia terrenal, mora parcialmente en la Tierra y parcialmente en otros mundos.

La fusión de vuestra alma con vuestro ser terrenal es a menudo confuso para ustedes. ¿Cómo integran ambos? Muchos de ustedes sienten la realidad de vuestra alma. Sienten algo fluyendo a través de ustedes que “no es de esta Tierra”, algo que no puede ser atribuido a vuestra crianza, genes o antecedentes culturales. Hay algo único e insondable que hace que ustedes sean “ustedes”. Las personas sensitivas pueden captar vislumbres de su alma, porque están conectados intuitivamente con un mundo interior que está más allá del tiempo y del espacio, y a menudo quieren estar totalmente en ese mundo. Sienten que su Hogar, su Fuente, está ahí, y están en lo cierto. Sin embargo, debido a que están viviendo como un ser humano, aquí y ahora, es necesario darle a la conexión con vuestra alma una encarnación – “manos y pies”. No deberían romper la conexión entre vuestra alma y la Tierra, más bien lo opuesto: pónganse más firmemente dentro de esa conexión, y háganlo con entusiasmo y pasión. Entonces realmente habrán integrado vuestro ser terrenal con vuestro ser álmico.

La razón por la que esto suele ser difícil para ustedes es que muchos de ustedes trabajadores de la luz le dan prioridad a vuestra alma sobre vuestra personalidad terrenal. Asumen que vuestra alma sabe más qué hacer. Sin embargo, aunque ustedes como un humano terrenal deberían dejarse inspirar por vuestra alma, ustedes son, y deberían ser, el que determina las elecciones y toma las decisiones. Ustedes son el que finalmente crea vuestra vida, y permítanme explicarlo.

Con frecuencia se preguntan: “¿Qué debería hacer ahora? ¿Cómo manejo esta situación? ¿Qué significa esto para mí?” Están inclinados a buscar las respuestas fuera de ustedes mismos y con esto quiero decir, fuera de vuestra personalidad terrenal. Si ustedes aún no están tan adelantados en el camino del desarrollo interior, buscan una persona fuera de ustedes para que les de la respuesta; alguien que admiran, alguien que piensan que tiene la experiencia necesaria en la materia. Entonces vuestra pregunta tiende a ser: “¿Puedes decirme qué es lo que tengo que hacer?” Cuando ustedes hacen esto, se empequeñecen – en cuanto a perspicacia y conocimiento se refiere – al poner a la otra persona por encima de ustedes mismos. Sin embargo, cuando se vuelven espiritualmente maduros se hacen responsables por ustedes mismos y por vuestras elecciones. Aún pueden consultar a otra persona, alguien a quien estiman mucho, a quien respetan, y pueden evaluar el consejo de esta persona desde todos los ángulos, pero ustedes mismos deciden qué hacen con ese consejo. Ésa es la forma de un alma madura, de una persona adulta.

Ahora, todos ustedes saben que no deberían apoyarse en otra persona para tomar sus decisiones, pero aún lo hacen mucho en vuestras relaciones con vuestros guías espirituales y con vuestra alma. Por ejemplo, ustedes se preguntan: “¿Qué debería hacer en esta situación? ¿Cuál es la mejor elección para mí?” Desde vuestro deseo de seguridad, se vuelcan hacia una fuente espiritual para recibir consejos: hacia vuestros guías, maestros o ángeles en el otro lado, o hacia vuestro propio ser superior. O consultan a un médium espiritual para que les provea la información “elevada”, o intentan establecer contacto con vuestra alma, vuestro ser superior o vuestros guías por ustedes mismos. Pero miren un poco más de cerca lo que esto significa. Ustedes, de hecho, están haciendo lo mismo que cuando se vuelcan hacia otra persona para pedirle su consejo: están buscando las respuestas fuera de ustedes mismos.

Por supuesto, ustedes pueden decir: “Sí, pero esas fuentes espirituales realmente saben mejor que yo qué hacer; ellos tienen una mejor visión de conjunto o perspectiva; mis guías son más evolucionados que yo; mi alma se mueve en una dimensión superior, así que está bien volcarse a ellos para conseguir un consejo.” Pero, otra vez, cuando hacen esto están despreciando vuestra “pequeña” personalidad terrenal. A menudo ustedes consideran que vuestra personalidad terrenal no es la parte más sabia y más elevada de ustedes mismos, y que tienen que volcarse a alguna “autoridad” que entiende mejor la situación y lo que deberían hacer con vuestra vida. Esto es un error, y ése es mi mensaje de hoy.

Antes que nada, el alma no es perfecta – también está evolucionando. Es una realidad dinámica que continuamente es enriquecida por las experiencias. Sin duda, el alma tiene una perspectiva que trasciende la perspectiva de un ser humano y a menudo tiene una visión más amplia. El alma también comprende más profundamente y tiene una visión mayor de todo el rompecabezas, mientras que ustedes en la Tierra tienen unas pocas piezas en vuestras manos y no ven la imagen más grande. Pero el punto importante es que, sí, es bueno sentir vuestra alma, conectarse con ella, consultarla y obtener información de esa fuente dinámica, multidimensional y en desarrollo. Pero de última son ustedes, el ser terrenal que lleva vuestro nombre terrenal – ese ser único que ustedes son ahora mismo – ¡quien debe hacer la elección! Hay un momento de elección en cada cosa que hacen, que es, y siempre lo será, completamente vuestro. Ni vuestra alma, ni vuestro guía, ni el maestro más sabio de la Tierra – ni siquiera Dios – pueden hacer esto por ustedes. De hecho, un verdadero maestro espiritual no quiere hacerse cargo de ustedes.

La necesidad de hacer vuestras propias elecciones en realidad se dirige a vuestro propio poder único: que ustedes crean vuestra vida terrenal a vuestro propio modo. Y además de eso, ustedes aún pueden recurrir a todo tipo de fuentes de conocimiento y de sabiduría, tanto terrenales como cósmicas. Pero el desafío para ustedes es relacionar estas fuentes externas a vuestra verdad interior y sentir qué es lo correcto para ustedes y qué no lo es. No hay tal cosa como un conocimiento absoluto – todo es relativo. Lo que es verdadero en vuestra vida se revela en la relación entre ustedes y el mundo, y esa relación es única y diferente para cada persona. No importa cuánta información reciben desde afuera de ustedes mismos, lo que es importante para ustedes es evaluar esta información y relacionarla con vuestra situación – vuestra realidad cotidiana y vuestro ser terrenal – para ver si es aplicable.

Sientan vuestra personalidad terrenal, con todas sus facetas: su miedo, dolor, esperanza, alegría, y todas esas emociones que tan profunda y tangiblemente forman la vida humana, terrenal. Estas emociones a menudo son confusas, incluso abrumadoras, y ustedes están buscando algo a lo que agarrarse que esté por encima o fuera de ustedes. Pero quisiera recalcar que la respuesta y el fundamento yacen dentro de ustedes y no en vuestra alma o en vuestro ser superior, sino dentro de ustedes. En realidad ustedes son su ser superior y su alma, pero son una parte y no la totalidad. Ustedes son una parte de vuestro Ser total; ustedes son el aspecto que ha encarnado aquí y ahora y quien está recopilando experiencia y es por eso que ustedes saben más lo que es bueno para ustedes.

Desciendan dentro de vuestro cuerpo, que está tan cercanamente conectado a vuestro ser terrenal. Permitan que vuestra conciencia descienda dentro de vuestro cuerpo de un modo confortable y relajado. Imaginen que vuestra conciencia es una luz, y esa luz es quienes ustedes son y quien hace la elección. Ella elige estar completamente aquí y ahora, y descender a vuestro pecho, a vuestro abdomen, a vuestros muslos y rodillas, y todo el trayecto hacia abajo hacia vuestras pantorrillas y pies. Sientan la luz penetrando completamente en vuestro cuerpo y sientan el poder y la vitalidad de vuestro cuerpo. Sientan cómo vuestro cuerpo es mucho más que una combinación de células físicas: es un ser vivo, sabio e inspirado. ¿Y quiénes son ustedes? Ustedes son quienes se han conectado con este cuerpo para esta vida. Ustedes son hermosos y vastos, y se han conectado con este ser que ahora lleva vuestro nombre. Sientan el coraje y la valentía que ha requerido hacer eso.

Ustedes vinieron aquí como un haz de luz de vuestra alma y encarnaron en este cuerpo y personalidad que son completamente nuevos. Ustedes son parte de vuestra alma, pero también le agregan algo esencial a vuestra alma, algo nuevo y único, y eso son ustedes. Ustedes son un todo autosuficiente; no son dependientes de fuerzas mayores que ustedes. Son una creación en sí misma – mejor dicho: un creador en sí mismo. Sientan el valor, el poder y la belleza de ser eso. Mi deseo más profundo es que ustedes reconozcan vuestro propio valor y que no hablen más acerca de un ser superior o inferior, sino que reconozcan vuestro ser terrenal como el ancla de vuestra existencia, aquí y ahora. Desde ese ser, ustedes pueden consultar otras fuentes terrenales, guías, maestros, terapeutas, consejeros, doctores, o vuestra propia alma por medio de la meditación o la contemplación interior, y tomen toda esa información pero luego hagan vuestras propias elecciones consideradas.

¿Y cómo lo hacen? Ésa probablemente se la próxima pregunta. Inténtenlo. Imaginen que ahora ustedes tienen un asunto en vuestra vida que los hace sentir desesperados, del cual piensan: “Yo realmente no sé qué hacer”. Ahora desciendan completamente dentro de vuestro ser terrenal, pronuncien vuestro propio nombre, sientan la luz de la conciencia en vuestro abdomen, en vuestro chakra raíz. Entonces nuevamente háganse la pregunta y sientan la respuesta viniendo a ustedes desde adentro: desde vuestros cimientos, vuestro núcleo. Ustedes tan solo lo saben. Tienen el conocimiento interior y los recursos que son necesarios para responder a las preguntas de vuestra vida.

Está en ustedes, ustedes son el ancla, el punto de acumulación de conocimiento, de experiencia, de luz. Y desde todo lo que han construido en esta vida ustedes hacen elecciones, basadas en vuestro poder de discernimiento. Aduéñense de ese poder, de esa libertad. Eso es lo que los hace “grandes” y permite que crezca vuestra conciencia de sí mismo, entonces comiencen por confiar en vuestro propio discernimiento y en vuestras propias elecciones, en vuestro sentido de lo que es lo mejor para ustedes. No se trata de saber las cosas con certeza; tiene que ver con atreverse a confiar en quienes son y en lo que sienten en lo profundo de ustedes. Están aquí, no para hacer elecciones “perfectas”, sino para experimentar vuestro propio poder creativo al aprender y crecer con las elecciones que hacen.

Es por eso que yo ahora simbólicamente quiero darles una antorcha de luz a ustedes para expresarles que no tienen que mirarme a mí para ver la luz. Está en ustedes y quiero que sean conscientes de eso; quiero devolvérsela a ustedes. En el pasado muy frecuentemente han buscado fuera de ustedes mismos. Vean si pueden aceptar la antorcha que les ofrezco e internalizarla como algo que es vuestro. Observen dónde va la antorcha en vuestro cuerpo, dónde tiene su lugar natural de descanso. Es ahí donde reside vuestro conocimiento más profundo acerca de cuál es vuestro camino. Ustedes hacen las elecciones y aprenden de las elecciones que hacen, y así es exactamente como debería ser en esta vida humana.

No subestimen vuestro verdadero poder, el ustedes terrenal encarnado. Es la fuente más íntima de sabiduría que jamás tendrán. Ustedes son los creadores de vuestra vida.

Solicitud: ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas. Se autoriza la copia y redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes, gracias. [Red Planetaria de Luz] "Todo hombre o mujer de cada pais que trabaja para eliminar las separaciones en el orden individual, social, nacional y mundial, intentando evocar el sentido de hermandad y fomentando el sentido de interrelación e interdependencia mutua, sin establecer barreras raciales, nacionales o religiosas, forma parte del NUEVO GRUPO DE SERVIDORES DEL MUNDO aunque nunca haya oído nombrarlo... Descubramos a los miembros del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y fortalezcamos sus manos. Este es un Boletín editado y distribuido por Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar).
Like Twitter Pinterest GooglePlus LinkedIn Forward
 
Ayuda a transformar más vidas... AQUI
©1994-2013 Centro Escuela Claridad, Ravignani 1332, departamento B
Tel. 4774-1773 (54-11 desde el exterior), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
.
.
open




DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!