Inicio > Mis eListas > union_global_de_luz > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7445 al 7464 
AsuntoAutor
El Angel de la Cla Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
Meditacion Asisten Juan Ang
Mensaje del Maestr Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
El Reino de las Pl Juan Ang
El Reino de las Pl Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
Celebracion de Ros Juan Ang
Septiembre - Bolet Juan Ang
Feliz Dia del Maes Juan Ang
El Milagroso Plan Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
Mensaje de Hilario Juan Ang
Tu propia maquina Juan Ang
El Angel de la Cla Juan Ang
¿Donde esta Dios? Juan Ang
El mes de Libra Juan Ang
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Red Planetaria
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8062     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[Red_Planetaria_de_Luz] El Reino de las Plantas -parte 2
Fecha:Miercoles, 9 de Septiembre, 2015  09:34:44 (-0300)
Autor:Juan Angel Moliterni <an.ra.maitri @.....com>

[Red Planetaria de Luz] El Reino de las Plantas -parte 2

Red Planetaria de Luz

Servicio Newsletter Claridad - Hacia una Unión Global de Luz

La Naturaleza Divina del Reino de las Plantas (parte 2)

Pregunta de J. Tyberonn a Metatrón: Cuando Ana y yo estábamos en Arkansas pocos años atrás, encontramos una pradera abierta, cubierta de narcisos y flores silvestres de primavera, cerca de los campos de cristales de cuarzo de Hot Springs, que parecía estar comunicándose con nosotros. Era un valle exuberante y hermoso que parecía invitarnos. Los pájaros cantaban y se sentía como si las flores también estuvieran cantando. Nos sentamos entre las flores por casi una hora, y de pronto percibimos un cambio muy fuerte, y sentimos de repente como si las flores estuvieran llorando. Esta experiencia siempre nos causó curiosidad. ¿Podrías explicar lo que oímos y sentimos? ¿Qué fue ese cambio de vibración que percibimos? ¿Las flores estaban llorando?

El Arcángel Metatrón responde: Es una pregunta muy interesante, y te diré que las flores ciertamente cantan en su tono vibratorio sumamente agradable, es muy tranquilizador, sanador y agradable, y ustedes estaban entre ellas en el momento de la floración primaveral con sus efectos vibrantes. En cuanto a los sentimientos de Ana respecto a que las vibraciones de las flores cambiaron de repente, sí, ése fue el caso. Como ya has reconocido en tu vida actual y en otras, a través de tus estudios y viajes, existe una fuerza de vida, una consciencia, en todas las cosas, visible o invisible para ti. Cada átomo y fragmento del cosmos, del Omniverso y de la Omni Tierra tiene una consciencia que le es propia. También es parte de un entramado de consciencia más grande. Todo está vivo; la fuerza de vida fluye en todas las cosas, incluso aquello que llamas el vacío está lleno de vida, y tú lo sabes.

Ahora bien; ese valle florecido que tú y tu esposa Ana visitaron en el vórtice cristalino de Arkansas era un lugar muy especial, un exuberante jardín de hadas encantado, dispuesto no sólo con pájaros cantores y flores primaverales, sino absolutamente lleno de hadas y espíritus. Pero lo que percibieron no era dolor ni llanto de las flores; más bien era la percepción de un potente cambio frecuencial que puso a las flores, plantas y pájaros en un silencio cauteloso natural, un silencio que es una alarma instintiva. Las flores y las plantas tienen una conciencia muy aguda de todas las energías y ondas terrestres. Están muy sintonizadas para percibir aun los más pequeños temblores de tierra, terremotos, cambios barométricos y de temperatura. En este caso, las flores y las plantas percibieron un pulso piezoeléctrico cristalino.

Explicamos más: recordarás en que enero de 2011, miles y miles de pájaros cayeron inesperadamente del cielo en Arkansas. Por cierto fue un suceso que desorientó a los científicos y recibió mucha atención. El evento tuvo lugar cuando una enorme bandada de mirlos, decenas de miles, que anidan en la zona, voló a través de un pulso piezoeléctrico de energía cristalina en ese lugar del vórtice cristalino de Arkansas. Las aves volaron dentro de una emisión vorticial crístalo-eléctrica que los desorientó temporariamente, y aproximadamente un tercio de la bandada de miles de aves experimentó una pérdida de equilibrio y cayó a tierra. Murieron como resultado del brutal trauma al impactar contra el suelo.

Ahora bien; esas ondas piezoeléctricas no son raras en el vórtice cristalino de Arkansas, y las emisiones de ondas cristalinas son de hecho benéficas para la vida y embellecen la energía de la zona. Esas ondas amplifican el prana, pero en este caso la onda desorientó temporariamente a las aves, que tienen una aguda hipersensibilidad a las ondas terrestres. Este tipo particular de pájaro de bandada es migratorio; estas aves son excepcionalmente sensibles a los pulsos gravitacionales y crístalo-electromagnéticos de la Tierra, y esta sensibilidad es el atributo que les permite migrar a regiones específicas. Estas aves operan en un patrón de pensamiento grupal, algo similar a un cardumen de peces. Este tipo de forma de vida es en realidad un ser concéntrico unificado, y su patrón de mente única regula su conciencia. Así es como se las arreglan para hacer esas hermosas acrobacias y giros, realizando danzas aéreas que parecen coreografías precisas. Por así decirlo, estas bandadas son una entidad de muchas unidades que componen una sola conciencia. No son seres individuales de por sí, en el sentido usual. Como tales, su ser compuesto todavía está vivo.

Agregaremos ahora que lo sucedido en Arkansas no fue resultado del HAARP ni de ninguna actividad militar secreta encubierta del gobierno, a pesar de los miedos y especulaciones conspirativas; fue un suceso natural ya ocurrido en esta zona antes, solo que desde una fuente de tensión distinta. Todo el cuarzo es piezoeléctrico; es una propiedad mineralógica del cuarzo bien conocida por tu ciencia. El cuarzo es capaz, bajo ciertas condiciones de presión, de emitir una carga crístalo-eléctrica. La mayoría de de tales emisiones en el vórtice cristalino de Arkansas son debidas a la actividad tectónica natural a partir de la línea de falla que entra en Arkansas. Sin embargo, en este caso la carga provino de los pulsos acelerados de los enormes cristales del templo atlante en Arkansas que, como ya sabes, se están reactivando. Las activaciones pulsantes de los cristales del templo crearon una carga superficial en los depósitos masivos de cuarzo de Arkansas y esto liberó una carga crístalo-eléctrica; el choque piezoeléctrico habría ocurrido brevemente en las elevaciones mayores de la superficie terrestre hasta de 300 metros sobre el suelo. Los pájaros que cayeron a tierra estaban a una elevación inferior en el pulso, y fueron incapaces de adaptarse a tiempo. La mayoría de los pájaros que estaban más altos no se recuperaron. Te decimos que las aves y los animales de esta zona se han adaptado rápidamente a estos pulsos, porque son de naturaleza distinta a los pulsos piezoeléctricos generados tectónicamente.

Te diremos que han estado ocurriendo otras incidencias inusuales de las propiedades del cuarzo, como resultado de la activación de los cristales, y estos sucesos seguirán manifestándose.

Las energías del cuarzo tienen múltiples propiedades cuando se combinan con el magnetismo, que todavía los científicos no conocen. La magnetita es abundante y está distribuida por toda la tierra, pero los minerales magnéticos con propiedades que exhiben polaridad intrínseca son bastante raros. Una de las concentraciones más potentes de imanes naturales de polaridad intrínseca está en el centro lleno de cuarzos del vórtice cristalino de Magnet Cove, en Arkansas, cerca de Hot Springs. El cristal de cuarzo, cuando se combina con ciertas propiedades magnéticas, es capaz de aperturas dimensionales que crean lo que tú llamas portales estelares y agujeros de gusano en el espacio. Estos ocurren actualmente en forma intermitente, apareciendo y desapareciendo, en aperturas al azar por encima de la superficie terrestre en el vórtice cristalino de Arkansas.

Entre los fenómenos cristalinos que se han notado recientemente en Arkansas confundiendo a tus científicos, están las incidencias de la niebla verde magnética, una línea verde iridiscente como niebla difusa que aparece ocasionalmente, como la que cubrió la zona del Monte Magazine en 2009 y 2010, e hizo un breve corto circuito en la red eléctrica. La misteriosa e infrecuente niebla verde fue filmada por la televisión y tomada en los medios locales de Arkansas como vapor de agua sin explicar su coloración. Te decimos que la niebla verde fue una emisión iónica de naturaleza similar a las auroras boreales. Esta energía iónica ocurrió en las emisiones crístalo-eléctricas combinándose con el magnetismo en el campo vorticial emergente, y te decimos que fue visible por un breve períodos en tus registros satelitales, dejando totalmente perplejos a los científicos. Fue un resultado de la activación del Cristal Esmeralda, abriendo corredores multidimensionales y activando frecuencias hiperdimensionales, y en apertura en el campo magnético del planeta Tierra.

En 2010 y en 2012 hubo terremotos en zonas de Arkansas, en regiones que no se conoce que presenten temblores ni figuren zonas de fallas geológicas en los mapas. Estos terremotos fueron muy inusuales también en otros sentidos. No fueron precedidos por el típico cambio frecuencial de la resonancia Schumann, con los sonidos de muy alta frecuencia que alertan a los pájaros y animales de un terremoto inminente. El terremoto no fue un resultado de presión tectónica en una línea de falla, como sería usual. Más bien fue un resultado directo del pulso cristalino surgiendo, creando una expansión dimensional integracional y una breve apertura en las membranas que definen los parámetros dimensionales. ¿No es interesante?

Entonces, volviendo: el cambio vibracional que percibiste en las plantas y flores no provocó dolor, más bien fue de alarma, causada por las oleadas de los cristales atlantes en el área de Arkansas, como te he dicho en mensajes previos. Arkansas fue una colonia atlante de cristales de los sacerdotes científicos Atla-Ra, y ahora están despertando cristales atlantes masivos, despertando según un plan en la nueva Tierra para el cambio cristalino planetario, de modo que aunque la energía que sentiste en el valle no era de dolor de las flores, queremos aclarar que todos los miembros del reino de las plantas tienen lo que se podría llamar expresiones de dolor y de alegría. Hablando en sentido amplio, el dolor y la alegría están entre los aspectos más fuertes de toda consciencia, según experimentamos astronómicamente en cada fragmento del cosmos, desde el nivel subatómico a los niveles más altos de materia física y no física. Entonces, cada uno experimentará y expresará el dolor y el placer de modo discernible según su nivel de consciencia, pero por favor permítenos hacer una aclaración aquí. Conciencia y consciencia son diferentes. Un cardumen de peces tiene una conciencia grupal, en tanto un delfín tiene una consciencia individual. La misma regla se aplica al reino de las plantas, de modo que ten en cuenta que hay una enorme diferencia, y es a través de la medida cualitativa de esta diferencia que la conciencia se eleva a niveles de consciencia más elevados.

Entonces, teniendo en cuenta esto, te decimos que todos los miembros del reino de las plantas usan intensamente lo que llamaríamos enfoque o concentración interna. Permítenos explicar que lo que existe dentro de todas las plantas y árboles es una dirección natural de su energía hacia su interior. La vitalidad y capacidad de la consciencia de un árbol está dirigida en su enfoque principal a su crecimiento y sustento. Así, por ejemplo, en un escenario de un bosque remoto, la mayoría de las plantas y árboles estarían disociados de los eventos externos, a menos que dichos eventos fueran aviso de cambios de clima o amenaza externa o cambio en la energía terrestre. Con "disociados" queremos decir que su fuerza de vida disponible está enfocada plenamente en su ser como planta o árbol. En este contexto, su consciencia exterior se mantiene al mínimo. Sin embargo, en este aspecto las experiencias del árbol son sumamente profundas. El árbol concentra todos sus sentidos internos en su "arboreidad", en ser un árbol; los sentidos internos de una planta o árbol tienen fuerte afinidad con las propiedades de la tierra misma. Ellos sienten su crecimiento, escuchan su crecimiento como tú escucharías los latidos de tu corazón; experimentan la unidad con propósito de su propio crecimiento, y como mencionamos, también experimentan una equivalencia singular de la alegría y el dolor.

El dolor, sin embargo, aunque es definido, desagradable y algunas veces agónico, no es - y repetimos NO ES - de naturaleza emocional similar a como los humanos experimentan dolor. Más bien es un desencadenante de una alerta que les dice que su fuerza de vida está en riesgo, y la alarma se activa, y esta alarma en ciertas formas es aún más profunda en su reacción fisiológica que lo que ocurriría en un humano. Como analogía, sería comparable a cómo reacciona tu cuerpo físico humano en forma espontánea si de pronto te cortaran un pedazo, sólo que la reacción del árbol no implicaría miedo emocional. El árbol reaccionará, absolutamente, pero la reacción y la alarma en el árbol son una reacción puramente botánica, aunque seria, que activará alarmas que impulsen a la planta a tratar de resolver el problema.

El árbol hace ajustes ante los obstáculos, así como los hacen ustedes los humanos. El árbol escucha su crecimiento desde la tierra, y también escucha el murmullo de sus raíces creciendo debajo. Ajusta cada raíz y cada rama de acuerdo a los impedimentos que pueda encontrar en el camino. Así los árboles, sin lo que tú considerarías un cerebro, hacen ajustes sumamente inteligentes. El árbol retiene una profunda conciencia interior de todas sus partes por encima y por debajo del suelo y las ajusta constantemente. El árbol está interiormente consciente de su entorno a un grado asombroso; mantiene una aguda conciencia de contacto con una capacidad para maniobrar en dos entornos distintos, dos mundos completamente diferentes, uno por encima del suelo en el aire y la luz, y otro bajo el suelo en la mineralogía de la tierra. En el aire y la luz, vuelve sus hojas hacia el sol, creciendo hacia arriba; por debajo del suelo vence agresivamente la resistencia por el poder de su voluntad, empujando a través del suelo, buscando el agua, evitando rocas y otros obstáculos en un incansable esfuerzo coordinado para estabilizarse y crecer hacia abajo. Por lo tanto, el árbol tiene movimiento en este sentido; movimiento en dos entornos precisos que le presentan desafíos completamente diferentes, como dos mundos, dos dimensiones separadas, que son muy, muy distintas, y requieren una forma de conciencia multidimensional en los árboles.

En este sentido, la vida de una planta, desde la perspectiva de la planta, es ciertamente de movilidad necesaria. El árbol se mueve hacia arriba, hacia la luz, y hacia abajo dentro de la tierra sólida. Ambos movimientos en una velocidad que ustedes los humanos no pueden notar fácilmente, pero en este sentido es un poco incorrecto decir que el árbol no puede transportarse, ya que lo hace constantemente en un grado asombroso.

Los árboles operan realmente en dos aspectos diferentes del tiempo, dos dimensiones distintas, una arriba y otra debajo, y su consciencia se equilibra simbióticamente y se regula brillantemente para dos mundos en dos tiempos distintos. Por supuesto ambos están en una cronología aparentemente más lenta que la del humano, pero dentro de sus marcos de tiempo el árbol está bien consciente. La consciencia del árbol está en su cronología de tiempo en lo que se podría considerar un estado más profundo, parecido a lo que un humano consideraría un horizonte onírico o un trance en theta, y como bien sabes, en un trance ligero los humanos son capaces de mantenerse conscientes de sí mismos, del entorno y de su lugar en él. De hecho, haces esto cada vez que canalizas y meditas. Parte de ti está en una dimensión y otra parte en la otra. Así sucede con el reino de las plantas. Comprende entonces que así como los humanos tienen diferentes estados de ondas cerebrales, incluyendo el estado beta de alerta, el estado onírico theta, así también los árboles lo tienen en esta analogía. Los árboles suelen estar más en lo que tú puedes considerar estado theta, pero en sus comunicaciones singulares con los humanos ciertamente tienen un aspecto más exterior que podría compararse con tu estado beta.

Ten en cuenta que, por acuerdo, y te lo dijimos al comienzo de este mensaje, el reino de las plantas está en la tierra de dualidad en un amoroso servicio a la evolución de la humanidad. Con esa comprensión, entonces, es lógico que las plantas, las flores y los árboles tengan absoluta capacidad para comunicarse con la humanidad. Los árboles viven a través de sus sentidos internos, experimentando muchas sensaciones y reaccionando a muchos estímulos de los que ustedes los humanos no se enteran. Los árboles perciben todos los temblores de tierra, incluso reconocen y experimentan el movimiento de pequeños insectos en su tronco y de pájaros anidando entre su follaje de hojas, con su consciencia de árboles. Tales cosas invisibles como la humedad, el viento, la temperatura, la radiactividad, la gravedad, los niveles de radiación solar y todos los valores eléctricos terrestres los árboles las sienten como cosas muy reales, y las reconocen claramente como separadas de ellos mismos. Los árboles usan su nivel de conciencia externo y su consciencia en relación con los humanos y con el reino animal. El árbol sabe de su relación y servicio a los seres humanos y puede reconocerte como individuo. Un árbol reconoce cuando un niño está trepando a sus ramas más bajas, y cuando un ave está anidando, y comprende y discierne plenamente las identidades separadas de ambos, no solo en su tamaño físico y su peso, sino también por la signatura individual de cada vibración, y la percepción sensoria del árbol va más allá de sus parámetros físicos.

Un árbol puede percibir con exactitud a humanos y animales cuando pasan a diversas distancias. Puede incluso reconocer a los humanos por su risa y sus voces. De este modo, los árboles perciben y reconocen a los seres humanos como diferentes de un pájaro, un perro o un caballo. Y aunque el árbol no ve al ser humano en tus términos, tiene un conciencia experiencial de los sentidos que le permiten algo equivalente a la visión. El árbol no ve una imagen del hombre, no obstante el árbol recibe una clara sensación compuesta que representa la identidad del humano individual. El árbol recibe e interpreta correctamente la información que le permite saber incluso el género del humano, varón o mujer, y reconoce la identidad individual de la misma mujer, el niño o el hombre que pasa a su lado o ingresa dentro de su campo energético cada día.

Los árboles, así como otros miembros del reino de las plantas, tienen una conciencia social de las otras plantas en su cercanía; un roble reconoce a otro roble que crece cerca y se comunica energéticamente con él. Percibe si una hiedra o enredadera intenta crecer sobre su tronco, y en algunos casos podrá realizar acciones bioquímicas para disuadir a una enredadera que impediría o dificultaría su crecimiento.

Las plantas están conscientes de su necesidad de reproducirse y dedican un extraordinario nivel de atención consciente concentrada para lograr la polinización necesaria o activar el proceso de producir semillas; además de los sentidos internos y externos reconocidos, muchos de los cuales la humanidad apenas empieza a conocer, hay distintos conjuntos de sentidos internos y externos en los árboles que tú no eres capaz de entender porque involucran una combinación de parámetros completamente diferentes, y de leyes naturales que se aplican y que solo rigen para los atributos sensorios de la vida en el reino de las plantas. Involucran un calibre muy diferente y percepciones formales con distinciones características finales que ustedes los humanos usan o perciben en 3D, pero que operan en una matriz contenida en un reino vibratorio normalmente no percibido por los humanos.

Los humanos tienen un cerebro; un organismo colocado específicamente en el cuerpo. Las plantas tienen una inteligencia no física, no centrada, que funciona en una matriz diferente. Como analogía, sería comparable a tu uso de los chakras, y comparable de otro modo con la capacidad de tu cuerpo para sutilmente percibir el estado emocional de otra persona, como ira, alegría o agresión, así como tu cuerpo humano puede a nivel sutil percibir pequeños cambios de temperatura relacionados con el campo emocional, la intención o estado mental de otra persona y desencadenar una actividad cerebral activando neuronas. Así puede un árbol percibir la frecuencia e intención mental de una carga psíquica determinada y un propósito de seres biológicos, incluyendo seres humanos y animales. El árbol o planta podrá saber si los humanos están intentando talarlo o cosecharlo y reconocerá la diferencia entre una interacción que lo dañará seriamente y una que no lo hará.

Recuerda que los árboles y las plantas proveen gustosamente sus frutos y hasta cierto punto sus hojas y sus cuerpos en acuerdo consciente para apoyar otras formas de vida. La planta o el árbol con esta capacidad de percepción sabrá claramente si un animal o un ave está allí para consumir sus hojas o alimentarse con sus semillas o frutos, y siente la vibración frecuencial de otras plantas y materia vegetal.

Las plantas tienen una conciencia social del reino de las plantas, los árboles comprenden el propósito y el cociente de conciencia de otras plantas y árboles. Un árbol rechazará activamente y se defenderá de otra planta o insecto. Una planta y algunos árboles que dan flores segregan conscientemente néctares y aromas que atraen a las abejas melíferas y en algunos casos a las aves que ayudan en la distribución de semillas o en la polinización. Los árboles son extraordinariamente capaces, en un grado asombroso, de formar una combinación inteligente y exacta de las sensaciones de este tipo percibiendo no solo las dimensiones físicas de un objeto material o un ser biológico sino también la formación psíquica vital dentro de él y a su alrededor; el tamaño también es comprendido y percibido por un árbol, en razón de su impulso inherente por lograr una altura específica deseada, y así como los humanos tienen un campo áurico, también lo tienen las plantas. Un humano conocedor puede observar estos campos frecuenciales; en los árboles se los observa más fácilmente en horas del amanecer, del crepúsculo o en noches claras de luna. En términos generales, el campo energético de un árbol se expande hacia afuera entre dos y tres veces su mayor diámetro físico, aunque en algunas condiciones puede ser mucho mayor, y deseamos repetir y enfatizar que el aura, el campo frecuencial, de árboles y ciertas plantas y flores reacciona individualmente ante cada humano con benevolencia personalizada.

Extenderemos esta explicación, por favor toma nota. Por favor presta atención a lo que compartiremos aquí. Hablaremos de los árboles y las flores en términos de cómo sanan y benefician a los humanos, algunos de formas que ustedes conocen, y otros en formas que pueden no darse cuenta. Edgar Cayce habló en muchas ocasiones de los atributos sanadores de las flores; las sociedades antiguas comprendían esto y traían flores al lugar donde había un humano enfermo; las flores levantan la vibración de los humanos y por esta razón se han cultivado flores en los hogares, las iglesias, los jardines y los parques. Se traían flores a las bodas, los nacimientos y celebraciones, no solo por su belleza visual sino por las vibraciones de alegría que brindan. El aroma, el perfume de ciertas flores realmente abre los sentidos psíquicos, ayuda a abrir la pineal en lo que se llama en tercer ojo, en meditación. El perfume de la gardenia, la rosa, el jazmín y la madreselva y de muchas otras flores realmente actúa de la misma forma que el incienso y su combinación abre los centros chákricos. Los budistas e hinduistas están entre las muchas religiones que siempre han sabido esto y han utilizado ciertas flores en sus ceremonias espirituales por esta razón.

Ahora bien, el campo áurico de los árboles altamente conscientes como las secoyas, los pinos rojos y algunas variedades de robles antiguos proveen una resonancia coherente de la luz y del agua de la geoestructura. Hemos hablado antes de esto y lo mencionaremos de nuevo en este mensaje, pero deseamos abundar sobre este atributo. Ambos atributos tienen sus máximos y sus mínimos, sus crecientes y bajantes. El tiempo óptimo para estos atributos es durante la luna creciente y la fase de crecimiento primaveral del año. La vitalidad es emitida por estos árboles siempre verdes en sincronicidad con el flujo natural de la tierra y los equinoccios, solsticios y ciclos lunares, pero para ser claros, la euforia energética está siempre presente, aunque hay distinciones más finas dentro de esta energía que fluye en ciclos rítmicos. Los empáticos entre ustedes conocerán intuitivamente a los árboles altamente conscientes. Te decimos que al sentarse bajo un árbol de este calibre frecuencial, existen vibraciones, así como emisiones de oxígeno enriquecido, que son de gran beneficio para el bienestar y la vitalidad. Al sentarte al pie de un árbol con tu columna vertebral descansando cómodamente contra el tronco, puedes recibir flujos y patrones de energía que re-energizarán el cuerpo y equilibrarán los chakras. En muchos casos puedes comunicarte con el árbol, incluso fundir benévolamente tus energías.

J. Tyberonn pregunta a Metatrón: ¿Estás diciendo que un humano puede incorporar, fundir un campo de consciencia con los árboles de la misma forma que se puede hacer con los gatos y los perros?

Metatrón responde: Como te dijimos antes, el piggin y el hombre verde y muchos espíritus naturales y de diosas celtas son fusiones de consciencia de humanos con árboles, especialmente en las tierras de los celtas escoceses e irlandeses. De modo que sí, exactamente del mismo modo, pero con resultados diferentes. Los humanos que interactúan con el reino de las plantas, los campesinos, los jardineros, los botánicos, etc., lo hacen constantemente, pueden fundir su energía con una planta o árbol, pero para ser claros, los potenciales de respuesta son muy diferentes a una fusión con una consciencia animal. Diferentes porque, por supuesto, no puedes enseñarle a los árboles o plantas a echarse o a buscar algo, ni llevarlos a pasear con una correa, pero los árboles y las plantas pueden ser llevados de muchas maneras, pueden ser influenciados para producir más alimentos o verduras, para crecer más rápido, para soportar sequías, y los jardineros y campesinos lo hacen naturalmente; los árboles pueden ser atraídos a formar una barrera protectora alrededor de tu casa, vecindario o comunidad. Están activamente ocupados y muy dispuestos a interactuar contigo en una alianza específica de fusión de consciencia. Tienen personalidades, no en el grado en que la tienen los animales, y de una naturaleza completamente distinta. Pero los árboles evolucionados pueden tener atributos de personalidad, especialmente los robles, acebos y tejos, y reaccionan a tu presencia. Son capaces de proyecciones dévicas como hadas y ciertamente de un movimiento etérico, no físico, en un rango limitado en el que su campo de consciencia puede formar un campo de plasma concentrado y conectarse contigo. Semejante interacción ocurre mucho más a menudo de lo que los humanos se dan cuenta, sin embargo los humanos se sienten atraídos incuestionablemente a tales árboles y descubren que les producen una sensación de serenidad y bienestar. Ahora bien, como antes mencionamos, hay algunas excepciones importantes que deben ser comprendidas.

Hay ciertos escenarios en que la energía de los árboles puede estar afectada adversamente por ser áreas de desequilibrio eléctrico e influencia energética de la tierra. En tales zonas el desequilibrio eléctrico frecuencial puede superar y de algún modo disminuir los esfuerzos benévolos de los árboles. Hay lugares en la tierra donde la influencia de tragedias ocurridas ha quedado impregnada, sitios de masacres y de campos de batalla. Esos lugares de dolor no despejado y de gran desesperación tienen una cubierta pesada, poderosamente densa de energía vibracional inestable e incluso trágica.

Hay otras que han tomado un tono de desequilibrio frecuencial de una fuente telúrica natural, que contiene vibraciones incompatibles que crean poderosas faltas de armonía erráticas. Estas energías proyectan frecuencias que son inmediatamente desagradables e indeseables. Los indígenas las consideraban malévolas y podían sentirlas como premoniciones, y en algunos casos incluso conducían a una disrupción del aura humana insegura. Semejante disrupción tendría un efecto similar a algunas microondas que pueden crear fisuras en el aura, excepto que la percepción de la energía es más tangible y desagradable. Ciertamente hay elementales dévicos de campo negativo que suelen habitar en esas zonas. Esto puede ocurrir en zonas forestadas, cañones y páramos y en diversos grados neutralizan y disminuyen el campo de las plantas y los árboles. Su efecto positivo puede quedar neutralizado en tales anomalías frecuenciales inconvenientes, como velas en el viento. Sin embargo, tales áreas se distinguen fácilmente y hemos discutido esto con más detalle en nuestros mensajes sobre los reinos elementales.

Los árboles de tu patio, (hablando a Tyberonn) son especialmente amistosos, fuertes, positivos y protectores; no sólo brindan un cerco energético sino que ayudan a recargar tus energías. Tú programaste y luego enterraste un linde de pequeños cristales de cuarzo y piedras en el perímetro de tu patio y tu casa; éstos han interactuado con los árboles, los canteros de flores y canales a lo largo de los límites y son parte muy activa en esta rejilla protectora. El pequeño acebo en tu jardín trasero está sumamente conectado con el reino de las hadas y junto con las flores de estación es muy proactivo para formar un campo de atracción y comunicación no solo con las hadas benévolas y el reino dévico, sino con los pájaros cantores. Estas aves, de hecho, son de vibración muy similar al reino de las hadas, especialmente los colibríes, azulejos y cardenales, y ofrecen una energía muy positiva de expresión alegre que se agrega considerablemente a la energía. Los dos robles justo detrás de la línea de tu propiedad también son significativos en la energía interactiva, y atraen conejos y ardillas que añaden una aspecto positivo juguetón y de serenidad armónica. Tus gatos y perros están muy concientes de ese campo positivo y agregan su propia alegría y protección que renuevan con los alegres juegos en el patio. Tu gato macho, Yoda, camina cuidadosamente por el perímetro y emite un campo que refuerza la resonancia de protección. De hecho está proyectando una energía que desvía y disuelve la negatividad.

Pregunta de J. Tyberonn a Metatrón: ¿Cuáles árboles son los más potentes en términos de consciencia en la zona de nuestro hogar?

Metatrón responde: para el hábitat específico de tu casa, los robles. En tu comunidad, los bosques de pinos, el bosque nacional en el límite de tu comunidad, principalmente de pinos, que ofrecen una energía colectiva increíble. Pero ten en cuenta: los pinos tienden a ser un campo de conciencia de frecuencia grupal, más bien que campos individuales de consciencia elevada. Los robles son más individuales y pueden lograr un nivel más alto de consciencia sintiente. En todo el planeta hay árboles sagrados de muchas variedades que son seres sagrados y sostén de la energía. Hay árboles reconocidos como sagrados en cada porción de la Tierra, que tienen más de 3.000 años de antigüedad. Hay arboledas clonadas en las que el grupo del organismo fuente de la clonación ha estado vivo durante millones de años. Ciertamente existen árboles que abarcan la sacralidad de lo que se puede llamar fuerza divina, como el muy reverenciado árbol Bodhi de la India y los olivos sagrados de Getsemaní en Israel. También los hay en Europa, particularmente en Gran Bretaña, robles, espinos y tejos, que contienen y proyectan energías conscientes y energías animadas, como sostén de un lugar relacionado con el culto druida y céltico. Recuerda que todos ellos son construcciones singulares y la energía en ellos es singular para un propósito y energía específicos y no es un atributo común de una especie arbórea, sino de un árbol viviente en términos de especie. Las secoyas gigantes y los pinos rojos portan los campos de energía más elevados.


Guardianes de Registros

Entre los árboles conscientes hay guardianes de registros. Estos incluyen especialmente a todos los árboles de más de 250 años de edad y ciertamente en tu planeta hay árboles mucho más antiguos. Estos árboles tienen roles específicos y vibraciones singulares; puede decirse que son guardianes de sabiduría. Algunos de ellos se comunican absolutamente con aquellos humanos particularmente empáticos que llegan a su presencia. Entre los guardianes de la sabiduría y del tiempo, las secoyas gigantes son una energía que no tiene otra igual en el planeta. Estas entidades vivientes antiguas proyectan un campo laminado o aura en capas, similar a la de la humanidad en su estructura estratificada. Son conscientes de sí mismos y proyectan una consciencia tanto individual como colectiva que es sumamente singular y benévola. Estos seres majestuosos se agrupan en escasos lugares; ahora crecen naturalmente en la región occidental de Norteamérica.

Tus geólogos han determinado correctamente que la secoya gigante ha estado en el planeta durante más de 144 millones de años. Son espíritus muy antiguos. Dominaban por encima de los dinosaurios, mientras la superficie del planeta se elevaba y se hundía, girando en su lenta danza geológica sin tiempo. En un patético fragmento de tiempo, menos de dos siglos, la humanidad desdichadamente destruyó casi todos, sólo quedan 77 arboledas antiguas. La importancia de estos que quedan es vital para las generaciones futuras, porque te decimos que la energía preponderante en estos singulares campos de energía viviente es sumamente sanadora. La secoya gigante y su pariente el pino rojo están entre las formas más conscientes de árboles dentro del reino de las plantas. La energía que generan en pulsos es cristalina, y arrastra a su entorno a una frecuencia superior. Puede decirse que la secoya y el pino rojo son guardianes de registros del reino vegetal y en cierto sentido son simbióticos con los miembros cristalinos del reino mineral de la Tierra.

La secoya gigante, el pino rojo y ciertos robles están entre los escasos miembros del reino de las plantas que tienen una consciencia más allá del flujo lineal del tiempo presente. Ciertamente están conscientes del pasado, del presente y en cierto grado del futuro de la humanidad y también de la Tierra. Esto distingue a la secoya y algunos otros, ya que la gran mayoría de los árboles y las plantas tienen conocimiento y conciencia grupal colectiva solamente del ahora en el tiempo presente. Son seres antiguos, espíritus iluminados que gustosamente ayudan al buscador y son muy apropiados. Brindan vigor y calma; estimulan la visión de la merkana y tranquilizan los campos físico y emocional del aura en una armonía sinfónica de doce octavas dentro del cuerpo de luz cristalino. Las secoyas son los cristales del reino vegetal, los embajadores majestuosos que conectan con lo angélico.

Tal vez estés familiarizado con el trabajo del Dr. Emoto de Japón, que ha notado la cristalización del agua con música y con intención armónica. Su trabajo se inspiró y fue antecedido por los descubrimientos del Dr. Marcel Vogel, el maestro de cristales que creó los cristales Vogel de talla phi. El Dr. Marcel Vogel notó la transición del agua hacia formas cristalinas por medio de la armonía y la intención elevada. Notó que el agua formaba cristales líquidos en patrones centrales de las formas de la geometría sagrada, de los sólidos platónicos y de los siete patrones de la cristalografía geométrica por arrastre. Al agregarle ciertas formas de música clásica, relajante y en sinfonías altamente sofisticadas, el agua puede ser estructurada armónicamente con ciertas gemas, cristales phi, luz coherente y también por medio de meditaciones. Descubrió que el agua cambia por medio de las intenciones humanas en una meditación concentrada.

Te decimos que el agua recibida por las secoyas y otros ciertos árboles, especialmente antiguos robles, se transforma así. Las aguas y vapores de agua emitidos por la secoya y el pino rojo también están estructurados en una resonancia geométrica sagrada y esta energía es de gran valor para los humanos. Por tanto, estos árboles son cristales vivientes que arrastran a su entorno hacia adentro de su campo. Las arboledas de secoyas son generadores cristalinos masivos que buscan equilibrar al planeta. De este modo, las secoyas son vallas hacia las dimensiones más altas, son lugares sagrados botánicos vivientes. Las secoyas y pinos rojos eran honrados por civilizaciones del pasado más avanzadas, incluyendo los Atlantes de la Ley del Uno y los lemurianos; se trasplantaban a los templos de Poseida en Atlántida, creando comunicación sagrada con los árboles y el reino de las plantas.

Queridos, es apropiado bendecir y honrar ceremonialmente a los árboles y las plantas. Hay diversas maneras de ofrecer bendición y honor; las sociedades visionarias ofrecían sahumerios con salvia, hierba santa, maíz y otras ofrendas a los árboles. Los druidas colocaban cintas en sus ramas, cairns (montículos de piedra) en su base, y cantaban y danzaban alegremente a su alrededor para honrarlos. Los budistas tienen otros árboles sagrados y hacen ceremonias colocando fajas y guirnaldas alrededor de sus troncos con ofrendas de oraciones y altares de piedra cuidadosamente colocados en su base con incienso y flores. Los incas y los mayas colocaban agua sagrada, bendiciendo ceremonialmente el agua entre sus raíces. También enterraban preciosos trozos de jade en la base de sus troncos y colocaban pequeños atados dorados en sus ramas. Estas ceremonias de honor son adecuadas, y te decimos que cuando se ofrecen tales bendiciones, los árboles responden multiplicado por diez. Todos esos honores, todas esas bendiciones, son recibidas conscientemente y por cierto son devueltas graciosamente. El formato de una ceremonia de honor, cualquiera de las mencionadas, o una que elijas personalmente, una que sea tu propia creación sincera, será apropiado, pertinente y adecuado. Lo importante es la intención.

Ya sea que elijas colocar bendiciones e intenciones de honor enterrando cristales de cuarzo programados en un círculo alrededor del árbol, cantes y bailes a su alrededor, traces un círculo de piedras alrededor, o simplemente los toques y les ofrezcas agua y amor, toda esa interacción traerá recompensas grandes y mayores, y establecerá absolutamente una relación de cariño mutuo y de protección mutua con el árbol. También puedes elegir plantar árboles y cuidarlos. Los árboles y las plantas te ofrecen tanto, querido humano, que cuando dedicas tiempo y haces un esfuerzo sincero y coordinado para reconocer amorosamente, graciosamente y con agradecimiento tal servicio de amor desinteresado que ofrece el reino de las plantas, también estableces una frecuencia de comunicación tangible con ellos que se amplifica. Al hacerlo, te unes y fundes con ellos, formando esa tercera fusión, el lazo sagrado de tus energías con la consciencia del árbol, y esto es verdaderamente una de las comunicaciones más importantes que puedas tener con el sagrado reino de las plantas, especialmente con los árboles. ¿Lo comprendes? Entonces por favor actúa de acuerdo, haz ceremonias y demuestra y ofréceles activamente tu amor y gratitud, y nosotros en el reino angélico te honramos por ese reconocimiento significativo, amoroso y respetuoso no solo del reino de las plantas sino de todos los reinos de la Tierra.


Sabiduría de las Plantas

Así, antes de cerrar este mensaje muy interesante y expansivo sobre la consciencia y naturaleza del reino divino de las plantas, debemos hablar brevemente del importante tema de las plantas como maestros sagrados, de aliados psicoactivos, porque es un aspecto cualitativo sumamente importante del reino de las plantas, y por favor toma nota de que hemos hablado del tema de las plantas psicoactivas y de las plantas medicinales sagradas con mucho mayor detalle, en un mensaje previo titulado Plantas Medicinales Sagradas - Las Puertas de la Percepción.

Interviene Tyberonn: Ese mensaje está disponible en el libro "Metatron Speaks" (Metatrón habla).

Así continuamos: Mencionamos brevemente en este mensaje que el reino de las plantas tiene una capacidad singular, sucinta, muy especializada; una capacidad totalmente asombrosa para interactuar con la humanidad en formas extraordinarias muy especializadas, porque las plantas no solo pueden sostener el cuerpo físico siendo fuente saludable de alimento, sino también son maestras; maestras que habilitan ventanas de auto reflexión, espejos de tu mente superior; esto se habilita porque ciertas hierbas tienen la rara capacidad de trabajar directamente dentro y a través del campo humano mental y emocional, por la vía de planos psíquicos y reinos de dimensiones más altas y niveles elevados de consciencia y subconsciencia, y por esta capacidad las plantas pueden trabajar con los humanos en formas extraordinarias, siendo así aliados y maestros altamente inteligentes y especializados para los humanos de maneras muy distintas de los reinos mineral y animal.

Esto es precisamente porque ciertos miembros del reino de las plantas comestibles tienen la capacidad no solo de entrar en el cuerpo físico sino también de entrar en conexión con los campos humanos emocional y mental en formas extraordinarias que animales y minerales no pueden.

El reino de las plantas ofrece cualidades medicinales que ningún otro reino terrestre brinda; del mismo modo las hierbas pueden afectar la presión de tu corriente sanguínea hacia arriba o hacia abajo. Ciertas hierbas pueden elevar tus emociones y humores. Algunas altamente conscientes e inteligentes, hierbas altamente especializadas y hongos, son singularmente psicoactivos y pueden permitir al humano preparado experimentar profundos sueños lúcidos en reinos multidimensionales extraordinarios que habilitan visiones transicionales que cambian la vida. Estos miembros psicoactivos del reino de las plantas, especialmente la ayahuasca, pueden alterar temporariamente la regulación de los hemisferios del cerebro humano y revelarte cómo te relacionas con tu esencia mayor, revelando los aspectos inconscientes de la multidimensionalidad y el ser divino, revelándote un campo que requiere trabajo profundo, un trabajo profundo para mejorar el yo, mostrándote claramente los errores de tu pasado para que puedas ver los obstáculos, enfrentarlos y corregirlos. Esto es trabajo profundo sobre el yo, y ciertamente no tiene propósito recreativo. Repito que esto se ha discutido cuidadosamente y revisado en mucho mayor detalle en nuestro mensaje previo; agregaremos que esta experiencia no es para todos, y significa un emprendimiento muy serio. Se incluye aquí porque es una clasificación importante del reino de las plantas, con gran propósito, consciencia e inteligencia.


Cierre

El reino de la plantas tiene el designio colectivo de apoyar a la Tierra y a todas las formas de vida sobre y dentro de ella; este propósito es entendido con alegría y buena voluntad por la vida vegetal, en la provisión de oxígeno y nutrientes, incluyendo alimentos, verduras, semillas y nueces. Las plantas brindan una aplicación medicinal sanadora de las hierbas, raíces, brotes y esencias que de ellas derivan. Las maderas y fibras se ofrecen gustosamente como recurso renovable en ciertas especies, pero ese uso debe ser administrado moderadamente; ciertas plantas tienen patrones vibratorios muy favorables que pueden elevar y ayudar a la humanidad. Las secoyas, robles y tejos están entre los árboles conscientes que brindan esos atributos sanadores. Los bosques de secoyas sirven como espíritu consejero y tranquilizador, porque en su resonancia hay una energía sagrada profunda. Todos los que caminan en ellos perciben una profunda presencia de lo divino. Los árboles del planeta, en su mente colectiva más elevada, siguen ofreciéndose en servicio completamente incondicional a la humanidad y al planeta, trascendiendo la 3ª dimensión que podría de otro modo destruirlos.

Maestros, es hora de proteger al reino de las plantas, los bosques y los árboles. Son formas de vida y seres verdaderamente extraordinarios que tan bien los apoyan y sostienen amorosamente.

Yo soy Metatrón, y comparto con ustedes estas verdades. Ustedes son amados.

Y así es, y es así.


Nota. Canalización del Arcángel Metatrón a través de James Tyberonn (video: The Divine Nature of the Plant Kingdom). Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro (www.traduccionesparaaelcamino.blogspot.com.ar). Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar).

Solicitud: se autoriza la copia y redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Suscribete a Newsletter

Honrando la Unidad y la Diversidad